Translate

viernes, 4 de mayo de 2012

"UNA ASESINA TERRORISTA"...Ana María Gonzalez: Símbolo de la Traición y el Crimen...


foto

Ana María Gonzalez: Símbolo de la Traición y el Crimen

ANA MARIA GONZÁLEZ.
SÍMBOLO DE LA TRAICIÓN Y EL CRIMEN.
Esta joven de apariencia inocente fue una brutal asesina.
La organización montoneros (si, los hijos de las Madres de Plaza de Mayo, los Firmenich, y que fueron los padres de algunos jóvenes revoltosos que se hacen llamar HIJOS), le dio la misión de asesinar al Jefe de la Policía Federal, general Cardozo.
Ana Maria González, se hizo muy amiga de la hija del general, que confiada, le brindó el acceso a su hogar.
Así, ellas estudiaban juntas y charlarían los temas típicos de las adolescentes.
Pero Ana María González, tenía en mente preparar el atentado. Y lo Hizo. Luego, publicó cómo lo hizo. Realmente terrible. Una tarde que estaba sola con la la hija del general, le dijo que iba al baño, y se metió en la habitación del general Cardozo. Debajo del colchón puso la bomba. Más tarde -relató luego la asesina-, volvió a esa habitación para cambiarla de lugar, y ponerla más cerca de la cabecera de la cama.
Era una bomba que se activaría con un resorte cuando el general Cardozo se acostara.
Y esa noche, el general Cardozo, perdería la vida.
Ningún organismo de Derechos Humanos, se preocupa por este asesinato del terrorismo.
Mas en: La Historia Argentina Completa: lahistoriaargentinacompleta.blogspot.com/



Montoneros: lápices y pistolas

Para ilus­trar con un ejem­plo para­dig­má­tico la corrup­ción moral que reco­rre la Repú­blica Argen­tina desde que la pro­gre­sía, las dere­chas y las ins­ti­tu­cio­nes esen­cia­les del Estado se rin­die­ron polí­ti­ca­mente a la ofen­siva mediá­tica de una izquierda deci­dida a borrar de la His­to­ria sus crí­me­nes, se podría selec­cio­nar, por su espe­cial carga de cinismo y mani­pu­la­ción, el caso cono­cido como “la noche de los lápices”.
La ver­sión –ridí­cula e inve­ro­sí­mil– de que un Ejér­cito inmerso en una gue­rra con­tra­te­rro­rista eje­cu­tara en 1976 a unos ado­les­cen­tes por recla­mar bille­tes de auto­bús gra­tui­tos para estu­dian­tes, ocul­taba la ver­da­dera causa por la que fue­ron cap­tu­ra­dos. Las movi­li­za­cio­nes estu­dian­ti­les por el billete gra­tuito en la ciu­dad de La Plata, que la leyenda esta­blece como fac­tor deto­nante, suce­die­ron ¡un año antes! de la famosa noche. Esta pue­ril men­tira (bas­taba con­sul­tar las heme­ro­te­cas) estaba diri­gida a silen­ciar una ver­dad que debía mani­pu­larse en fun­ción de la pro­pa­ganda polí­tica: la mili­tan­cia de esos ado­les­cen­tes en Mon­to­ne­ros a tra­vés de la Unión de Estu­dian­tes Secun­da­rios (UES); un “ámbito” de la Juven­tud Pero­nista mon­to­nera, el frente polí­tico de la organización.
Y esta pri­mera acla­ra­ción nos sitúa en lo fun­da­men­tal. Como todo apa­rato de una orga­ni­za­ción político-militar, la UES fun­cio­naba simul­tá­nea­mente en dos nive­les: en el polí­tico de super­fi­cie como grupo estu­dian­til, y en el mili­tar clan­des­tino como mili­cias y/o tro­pas auxi­lia­res del Ejér­cito Mon­to­nero. Los mili­cia­nos cum­plían tareas de reco­gida de datos para Inte­li­gen­cia, tales como hora­rios y tra­yec­tos de futu­ros “obje­ti­vos” a eli­mi­nar; rea­li­za­ban accio­nes de dis­trac­ción en deter­mi­na­das ope­ra­cio­nes mili­ta­res cor­tando rutas con barri­ca­das, escon­diendo armas en sus casas, actuando como correos, etc.
Y si era pre­ciso matar, mata­ban. Como ocu­rrió en el caso del diri­gente sin­di­cal pero­nista Roge­lio Coria; y en el del gene­ral Cesá­reo Car­dozo, Jefe de la Poli­cía Fede­ral, ase­si­nado por la mili­ciana de 17 años, Ana Maria González.
Tam­bién el ERP uti­li­zaba a sus Juven­tu­des Gue­va­ris­tas como fuen­tes de reclu­ta­miento (copa­ron dece­nas de cole­gios para leer pro­cla­mas e izar su ban­dera), y como mili­cias. Entre sus muer­tos en el com­bate de Monte Chin­golo hubo dos ado­les­cen­tes de las JJ. GG. Tener en cuenta el fac­tor de la doble mili­tan­cia es fun­da­men­tal para cual­quier aná­li­sis de las orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas. Es el ABC de sus estruc-turas.
En cuanto a María Clau­dia Fal­cone, prin­ci­pal pro­ta­go­nista de “la noche de los lápi­ces”, ha que­dado defi­ni­ti­va­mente acre­di­tado desde 2002 por su her­mano, el ex mon­to­nero y actual­mente poeta y cineasta Jorge Fal­cone; que era la Res­pon­sa­ble de la UES del Ins­ti­tuto de Bellas Artes, y que en la casa de su tía abuela donde fue cap­tu­rada guar­daba un arse­nal. Aña­diendo, para mayor pre­ci­sión, que en la cis­terna del cuarto de baño el Grupo de Tareas encon­tró “varias armas cor­tas y algu­nas pepas (gra­na­das) envuel­tas en bol­sas de plás­tico”; y que los mili­tan­tes de la UES no eran unos “pere­ji­les”, sino que tenían forma-ción polí­tica y militar
Para el tes­ti­mo­nio de Jorge Fal­cone, ver:
Mon­to­ne­ros sol­da­dos de Menem. ¿Sol­da­dos de Duhalde?
Autora: Viviana Gor­batto. Edi­to­rial Sud­ame­ri­cana. Entrevista.
Y texto que leyó el 25 de abril de 2002 en la Uni­ver­si­dad Popu­lar de las Madres de Plaza de Mayo (Bona­fini) durante la pre­sen­ta­ción de su libro Memo­rial de gue­rra­larga en el marco de acti­vi­da­des de la Feria del Libro.
Es de men­cio­nar que a la pre­sen­ta­ción de su libro asis­tie­ron los siguien­tes ex mon­to­ne­ros: su sue­gra y Pre­si­denta de las Abue­las de Plaza de Mayo, Estela Car­lotto; su madre Nelva Fal­cone –una fun­da­dora de las “Madres”-; Roberto Bas­chetti; Félix Pigna; Gabriel Fer­nán­dez; Ber­nardo Alberte; Gon­zalo Chá­vez; Eduardo Gurru­cha­rri; Mar­tín Gar­cía; Juan Car­los Manou­kian; Lissy Lett­ner; y Jorge Omar Lewin­ger: ex miem­bro del sec­tor 8 del ELN (fun­dado por la Inteligen-cia cubana para exten­der la lucha armada a todo el Cono Sur si el foco boli­viano del Che se con­so­li­daba), y Ofi­cial mon­to­nero. Su her-mano Arturo Mar­cos, era Ofi­cial Supe­rior; y miem­bro de la Con­duc­ción Nacional.
Bien. Pues resulta que la mili­ciana mon­to­nera Fal­cone, que guar­daba un arse­nal en casa y era un cua­dro de las Milicias-UES de La Plata, tiene una calle y varias escue­las a su nom­bre; y la fecha de su cap­tura (que lla­man secues­tro) ha sido ins­ti­tu­cio­na­li­zada por Ley 10671 (15. 09. 1995) del Gobierno de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires como Día de los Dere­chos de los Estu­dian­tes Secun­da­rios. Una broma maca­bra, si tene­mos en cuenta que durante la gue­rra revo­lu­cio­na­ria los cama­ra­das de la Fal­cone ase­si­na­ron en esa pro­vin­cia a dece­nas de civi­les y a 230 poli­cías, es decir, a fun­cio­na­rios de ese Estado pro­vin­cial. Y que La Plata, ciu­dad capi­tal de la pro­vin­cia y sede de su gobierno, fue la más cas­ti­gada por el terrorismo.
Pos­te­rior­mente, la Legis­la­tura de la Ciu­dad Autó­noma de Bue­nos Aires san­cionó lo mismo para su terri­to­rio mediante Decreto 1109, del 12. 06. 1998; y dis­tin­tas pro­vin­cias se fue­ron sumando a esta cru­zada dis­po­niendo que no sólo sea un día fes­tivo, sino que los alum­nos con­cu­rran a los cen­tros esco­la­res para deba­tir sobre “los Dere­chos Huma­nos en la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal y todo lo que se refiera a la con­vi­ven­cia demo­crá­tica”. Valo­res y Dere­chos inob­je­ta­bles de los que no pudie­ron bene­fi­ciarse los sete­cien­tos argen­ti­nos ase­si­na­dos por las orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas. Estos home­na­jes se com­ple­men­tan con la con­sa­bida pro­yec­ción de la pelí­cula “La Noche de los Lápi­ces”, inau­gu­ra­ción de mura­les y “aulas María Clau­dia Fal­cone”, lec­tu­ras de poe­mas a “los chi­cos ase­si­na­dos por el terro­rismo de Estado”, etc.
Todo esto forma parte del con­cepto que arti­cula la pro­pa­ganda mar­xista argen­tina desde que per­dió su gue­rra revo­lu­cio­na­ria: jus­ti­fi­ca­ción y apo­lo­gía del terro­rismo de izquierda; repu­dio moral y cas­tigo penal para el con­tra­te­rro­rismo de Estado.
El relato mítico de “la noche de los lápi­ces” fue for­ma­li­zado en un libro de María Seoane y Héc­tor Ruiz Nuñez, quie­nes, a pesar de las decla­ra­cio­nes de Jorge Fal­cone, siguen sos­te­niendo con dis­ci­plina mili­tante el mito into­xi­ca­dor del boleto. “No eran temi­bles, ni enemi­gos arma­dos, alfa­be­ti­za­ban en barrios pobres”, dice la Seoane con pato­ló­gica obce­ca­ción, silen­ciando la doble mili­tan­cia político-militar a la que no podía sus­traerse nin­gún acti­vista de la UES. En su boca los jóve­nes mili­cia­nos se con­vier­ten en boys-scouts, o en alfa­be­ti­za­do­res de una Igle­sia evangélica.
Más aún. Aun­que parezca increí­ble, hace tan solo dos meses, el his­to­ria­dor (!!) Osvaldo Bayer ha incluido a Pablo Ale­jan­dro Díaz entre el grupo de los des­a­pa­re­ci­dos en 1976 junto con la Fal­cone; omi­tiendo que su cap­tura fue lega­li­zada mediante pri­sión hasta 1980, y que en 1989 par­ti­cipó en el ata­que del ERP-MTP al regi­miento de La Tablada donde fue hecho pri­sio­nero. Cabe seña­lar que entre las per­so­nas dete­ni­das en rela­ción con aque­lla dan­tesca car­ni­ce­ría estaba la ya men­cio­nada Nelva Fal­cone (Nelva Ali­cia Mén­dez de Fal­cone), madre de María Clau­dia y Jorge.
Asi­mismo, un anó­nimo pero espa­bi­lado can­tau­tor cana­rio lla­mado Roge­lio Botanz, com­puso una can­ción ale­gó­rica y, apun­tán­dose al nego­cio de la cul­tura “seten­tista” bien sub­ven­cio­nada, en 1996 el cineasta Héc­tor Oli­vera llevó la leyenda a la pantalla.
Jorge Fal­cone relató en su entre­vista con Gor­batto, que des­pués del estreno, él y Pablo Ale­jan­dro Díaz –el “des­a­pa­re­cido” de Osvaldo Bayer que ahora vive en La Plata– fue­ron lle­va­dos en andas desde el cine hasta el obe­lisco, donde, en un impro­vi­sado acto, dijo que de “pere­ji­les” luchando por un boleto, ni hablar; que su her­mana era una mili­tante mon­to­nera radi­cal­mente com­pro­me­tida. Tras lo cual se pro­dujo un rui­doso silen­cio. Es de ima­gi­nar que desde enton­ces lo con­si­de­ra­rán un “enemigo”.
Tiene suerte. En otros tiem­pos sus “com­pas” lo hubie­ran fusi­lado, como hicie­ron los exi­lia­dos en México con algu­nos disi­den­tes; o como en Rosa­rio en octu­bre de 1976, cuando arro­ja­ron desde un octavo piso a tres com­pa­ñe­ras que habían desertado.
Fuente: Termidorianos
Autor: Jorge Fernández Zicavo
 "UNA ASESINA TERRORISTA"...Ana María Gonzalez: Símbolo de la Traición y el Crimen...Conocela, Por La Verdad Histótica...¿Acaso estoy inventando?....Comentado y publicado por Miguel...
 http://porlamemoria-miguel.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario