Translate

martes, 7 de julio de 2015

"NOTICIAS DE LA GUERRA, que aun continúa"...Cámara de Diputados de la Nación PROYECTO DE LEY Texto facilitado por los firmantes del proyecto..."LA LISTA INCOMPLETA de GINZBURG, NORA RAQUEL "...Nº de Expediente 0413-D-2008...Trámite Parlamentario 005 (07/03/2008)...ESTO INTENTO SER UN 07/03/2008...ACASO NO ES UN RECONOCIMIENTO POLÍTICO ?...ACASO NO MERECE SER REACTIVADO ?...ACASO NO MERECE SER RASTREADO E INVESTIGADO ?...SACADO A LA LUZ EN LOS MEDIOS ?...ACASO NO DEJAREMOS DE GIMOTEAR SIEMPRE DETRÁS DE LAS PAREDES ? ...ACASO NO ES HORA DE HACER TRONAR EL ESCARMIENTO¡¡¡¡¡

 
H.Cámara de Diputados de la Nación
PROYECTO DE LEY
Texto facilitado por los firmantes del proyecto.
Nº de Expediente
0413-D-2008
Trámite Parlamentario
005 (07/03/2008)
Firmantes
GINZBURG, NORA RAQUEL.
Giro a Comisiones
LEGISLACION GENERAL; DERECHOS HUMANOS Y GARANTIAS; PRESUPUESTO Y HACIENDA.
El Senado y Cámara de Diputados,...
ARTICULO 1.- Los causahabientes de las personas que hubieran fallecido en el territorio de la República Argentina, como consecuencia del accionar de las organizaciones: Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP), Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), Organización Montoneros, Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Fuerzas Armadas de Liberación (FAL), Movimiento Todos por la Patria (MTP) u otros grupos terroristas subversivos de similar carácter, en el lapso comprendido entre 1960 y 1989, tendrán derecho a percibir un beneficio extraordinario equivalente a la remuneración de los agentes del Nivel A del escalafón para el Personal Civil de la Administración Pública Nacional aprobado por el Decreto 993/ 91, por el coeficiente 100.
ARTICULO 2.- Tendrán también derecho a percibir el beneficio establecidos en el artículo 1 las personas que hubieran sufrido lesiones graves o gravísimas, en proporción al porcentaje de incapacidad que se determine.
ARTICULO 3.-Los causahabientes de las personas fallecidas indicadas en el Anexo adjunto, que no es excluyente ni taxativo tendrán derecho a percibir la indemnización establecida en esta ley. Cualquier otro supuesto que cumpla los requisitos establecidos en los Artículos 1 y 2 será acreedor al beneficio cuando cumplimenten las exigencias del Artículo 5.
ARTICULO 4.- La indemnización establecida por la presente ley tiene el carácter de bien propio del fallecido o lesionado.
ARTICULO 5.- Para la acreditación de las situaciones enunciadas precedentemente, y a los efectos exclusivos de esta ley, se procederá de la siguiente manera:
1.- En el artículo 1, el fallecimiento se acreditará, además que por la correspondiente partida de defunción, por las actuaciones penales que se hubieran labrado oportunamente. Si debido al tiempo transcurrido las mismas hubieran sido incineradas o no fueran halladas por cualquier motivo, el hecho delictivo podrá acreditarse por cualquier medio de prueba. Las declaraciones testimoniales serán consideradas sólo si se encuentran corroboradas por prueba documental fehaciente que justifique el fallecimiento en la forma que se denuncia. 2.- En el artículo 2, por los medios enunciados en el inciso anterior, además del examen médico y psicológico que llevará a cabo el Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional o de las justicias provinciales, según donde esté ubicado e domicilio de la víctima, a fin de determinar el porcentaje de incapacidad que ha sufrido.
ARTICULO 6 .- Para la percepción del beneficio no será necesario haber activado, proseguido o desistido la causa penal que se hubiera iniciado, exceptuándose expresamente en este caso la aplicación de los artículos 1096 a 1106 del Capítulo IV "Del ejercicio de las acciones para la indemnización de los daños causados por los delitos", Título VIII, Sección Segunda, Libro Segundo del Código Civil. La amnistía o indulto que hubieran podido favorecer a los autores de los delitos motivo de la indemnización requerida no afectará de manera alguna a la misma.
ARTICULO 7.- En caso de fallecimiento los efectos y beneficios de esta ley se aplicarán también a las uniones matrimoniales de hecho que tuviesen una antigüedad de por lo menos dos años anteriores al fallecimiento, y cuando esto se probara fehacientemente.
Se presumirá, salvo prueba en contrario, que existió unión de hecho cuando hubiera descendencia reconocida por el fallecido, o la filiación del descendiente hubiera sido establecida judicialmente. La persona que hubiese estado unida de hecho concurrirá en la proporción que hubiere correspondido al cónyuge. Si hubiera concurrencia de cónyuge y de quien hubiera probado unión de hecho durante al menos los dos años inmediatamente anteriores al fallecimiento, la parte que correspondiese al cónyuge será distribuida entre ambos en partes iguales.
ARTICULO 8.- El pago de la indemnización a los herederos o causahabientes del fallecido que hubiesen acreditado tal carácter mediante declaración judicial, incluyendo la resolución que correspondiere a las uniones de hecho, liberará al Estado de la responsabilidad que le compete por esta ley. Quienes hubieran percibido la reparación pecuniaria en legal forma, quedarán subrogando al Estado si con posterioridad solicitasen igual beneficio otros causahabientes o herederos con igual o mejor derecho.
ARTICULO 9.- La solicitud del beneficio se hará ante el Ministerio del Interior, quien comprobará en forma sumarísima el cumplimiento de los recaudos exigidos para su obtención, y remitirá la misma al Cuerpo Médico Forense que correspondiera en el supuesto de los lesionados, a fin de que en el plazo de diez (10) días determinen el grado de incapacidad. Este plazo podrá ser prorrogado por diez (10) días más cuando sea menester practicar exámenes de complejidad, lo que deberá ser notificado a las partes.
En caso de duda sobre el otorgamiento de la indemnización prevista por esta ley, deberá estarse a los que sea más favorable al beneficiario o sus causahabientes o herederos, conforme al principio de la buena fe.
La resolución que deniegue en forma total o parcial el beneficio, será recurrible dentro de los diez (10) días de notificada ante la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal. El recurso se presentará fundado, y el Ministerio del Interior lo elevará a la Cámara con su opinión dentro de quinto (5) día.
La Cámara decidirá sin más trámite dentro del plazo de veinte (20) días de recibidas las actuaciones.
ARTICULO 10.- La solicitud del beneficio deberá efectuarse, bajo apercibimiento de caducidad, dentro de los ciento ochenta (180) días de la fecha de entrada en vigencia de la presente.
ARTICULO 11.- El Ministerio del Interior será la autoridad de aplicación de la presente ley y tendrá a su cargo el pago del beneficio que ella establece mediante depósito en bancos oficiales dentro de los jurisdicción que corresponda al domicilio de el/los beneficiarios, a su orden.
El importe del beneficio previsto en la presente ley podrá hacerse efectivo de conformidad a los términos de la Ley 23.982.
Vencido el plazo establecido para hacer efectivo el pago del beneficio sin que este se hubiera cumplimentado, el/los beneficiarios podrán exigirlo judicialmente, sin necesidad de intimación, trámite o reclamo previo, aplicándose para ello las normas que reglan la ejecución de sentencia.
ARTICULO 12.- En los casos en que se haya reconocido indemnización por daños y perjuicios por resolución y la misma haya sido percibido, los beneficiarios sólo podrán percibir la diferencia entre lo establecido por esta ley y los importes efectivamente cobrados por la otra normativa indicada.
Si la percepción hubiera sido igual o mayor no tendrán derecho a la nueva reparación pecuniaria.
ARTICULO 13.- Los gastos que demande el cumplimiento de la presente ley se atenderán con cargo a "Rentas generales".
ARTICULO 14.- La indemnización que estipula esta ley estará exenta de gravámenes como así también estarán exentas de tasas las tramitaciones judiciales o administrativas que tuvieren por finalidad la acreditación de las circunstancias o de vínculo, en jurisdicción nacional.
La publicación de edictos en el Boletín Oficial será gratuita.
ARTICULO 15.- Invítase a los Estados Provinciales a sancionar las leyes pertinentes para eximir del pago de la tasa de justicia y tasa administrativa a los trámites judiciales y/o administrativos y publicaciones de rigor, necesarios para la percepción del beneficio.
ARTICULO 16.- De forma.


FUNDAMENTOS
Señor presidente:
Conforme se tiene resuelto internacionalmente, los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles. También, en Argentina, se han declarado retroactivos de acuerdo a la interpretación forzada y extravagante que improvisara la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la finalidad de juzgar al terrorismo de Estado ocurrido en nuestro país en la década del 70.
Tal como lo prescribe el Estatuto de Roma en el Artículo 7, apartado 1, en la referencia a los Crímenes de Lesa Humanidad se entenderá por estos a "cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque"..., agregando el apartado 2 que, "A los efectos del párrafo 1: a) Por ataque a una población civil se entenderá una línea de conducta que implique la comisión múltiple de actos mencionados ... contra una población civil de conformidad con la política de un Estado o de una organización de cometer esos actos o para promover esa política".
Cabe aclarar que el Estatuto se refiere claramente a "organizaciones" sin aditarle, como algunos, con intenciones meramente ideológicas lo han pretendido, "organizaciones cuasi gubernamentales". Por el contrario, se han considerado crímenes de lesa humanidad, sujetos a persecución como tales y a indemnización, los delitos cometidos por la organización vasca ETA, que nada tiene de "cuasi gubernamental".
Así es como el 8 de octubre de 1999 se aprobaba en España la Ley N° 32/1999, de Solidaridad con las Víctimas de terrorismo, que tiene como objetivo "rendir testimonio de horror y reconocimiento a quienes han sufrido actos terroristas y, en consideración a ello, asumir el pago de las indemnizaciones que le son debidas por los autores y demás responsables de tales actos". Dos meses después, el 23 de diciembre, se dictaba otro Real Decreto, el Nº 1974/1999, en el que se aprobaba el Reglamento de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las víctimas del terrorismo.
En el articulo 2º, punto 1., expresa: "Las víctimas del terrorismo o de personas integradas en bandas o grupos armados o que actuaran con la finalidad de alterar gravemente la paz y seguridad ciudadana tendrán derecho a ser resarcidas por el Estado, que asumirá con carácter extraordinario el abono de las correspondientes indemnizaciones, en concepto de responsabilidad y de acuerdo con las previsiones de la presente Ley".
A su vez (www.elmundo.es/papel/2005/10/23/españa/1878021.html) en el diario español "El Mundo" se consigna que "Sólo un miembro del ETA ha indemnizado a sus víctimas desde que el Estado adelantó el pago", que el Estado ha pagado 12 millones de euros en concepto de indemnizaciones, y que el único etarra que ha indemnizado a sus víctimas mediante unas participaciones cooperativas que le pudieron encontrar es José María Gotilla Uzurrunzaga, quien fue extraditado del Uruguay y condenado, entre otros casos, por el asesinato del artificiero Juan Díaz Romano, que había intentado desactivar una bomba colocada en un edificio en construcción.
Queda claro, entonces, que la ETA no actúa con la autorización, apoyo o aquiescencia del Estado español y, aún así, se la considera terrorista.
En Francia, por ley del 9 de septiembre de 1986, se creó un Fondo de Garantía encargado de la indemnización integral de las víctimas del terrorismo y se estableció el Estatuto de la Víctima Civil de Guerra para todas las víctimas del terrorismo (art. 26 de la ley francesa del 23 de enero de 1990). Francia ha sufrido los ataques no sólo de ETA sino también de los nacionalistas independentistas de Córcega. Tampoco aquí puede hablarse de ninguna colaboración de algún tipo estatal, pero se lo considera delito de lesa humanidad y se lo indemniza.
El hecho de que en el punto 2 del Art. 7 del Estatuto de Roma, al considerar la responsabilidad de personas o grupo de personas que actúan bajo la autorización, apoyo o aquiescencia del Estado, es decir cuando el Estado no sería el agente directo y en donde se presume que tuvo responsabilidad de permitir o no impedir el hecho (esta norma se refiere a la desaparición forzada de personas) no significa en modo alguno que se excluya a otras organizaciones políticas que se encuentran expresamente diferenciadas en el texto, como se ha intentado caprichosamente sostener. Ello es claro si se advierte que se consigna "secuestro de personas por un Estado o una organización política, o con su autorización, apoyo o aquiescencia". Precisamente, esta última extensión se refiere tanto al accionar cómplice del Estado de igual forma que el que pudieran desplegar las organizaciones políticas. La forma en que está redactado no deja lugar a dudas.
Resta agregar que en el fallo dictado en la causa "Simón, Julio Héctor y otros s/privación ilegítima de libertad, etc.", nuestra Corte postuló la inconstitucionalidad de las leyes 23.492 y 23.521 -en tanto impidiesen el juzgamiento y (eventual) sanción de los crímenes de lesa humanidad atribuidos al imputado- con sustento en la primacía normativa que ostentaba el Artículo 1.1. de la Convención Americana en el momento en que dichas leyes fueron dictadas. Cabe recordar que, al momento en que el ex presidente Menem indultara a 57 miembros de organizaciones guerrilleras encabezados por los integrantes de la cúpula de Montoneros Mario Firmenich, Fernando Vaca Narvaja y Roberto Perdía, también se encontraba vigente esta norma y, conforme lo señalaremos, correspondería su juzgamiento por la autoría o participación en las organizaciones terroristas que asolaron el país, como la de tantos otros que las integraron, de igual forma a como se dispuso el juzgamiento de los actos terroristas desplegados por el Estado o con su consentimiento.
Debemos agregar que el Art. 29 de la Convención Americana de Derechos Humanos establece que ninguna disposición contenida en su texto puede ser interpretada en el sentido de permitir que algunos de los Estados Parte, grupo o persona, suprima el goce y el ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en la Convención o los limite en mayor o menor medida que la prevista en ella.
La "Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y los Crímenes de Lesa Humanidad", que entró en vigor el 11 de noviembre de 1970, incluye también en tal categoría a "otros actos inhumanos cometidos contra cualquier población civil antes o durante la guerra", según la definición dada en el Estatuto del Tribunal Militar de Nüremberg de agosto de 1945 y confirmada por las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones de 1945 y 1956 que, pese a su amplitud, resulta sumamente precisa a los fines de incluir dentro de ella a un delito abarcado por el derecho de gentes como es el terrorismo.
A su vez, la Asamblea General de las Naciones Unidas definió en 1996 como crímenes de lesa humanidad a "los actos criminales con fines políticos concebidos o planeados para provocar un estado de terror en la población en general, en un grupo se personas o en personas determinadas". Destacó también que esos actos "son injustificables en todas las circunstancias, cualesquiera que sean las consideraciones políticas, filosóficas, ideológicas, raciales, étnicas, religiosas o de cualquier otra índole que se hagan valer para justificarlas".
De esta forma queda clarificado que, dentro de los "otros actos inhumanos" a que se refiere la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de guerra y los Crímenes de Lesa Humanidad, se encuentra incluido el terrorismo.
No sólo la "Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad", sino también la Resolución 51/210-A/RES/517210 de la ONU, comprenden dentro de sí un delito abarcado por el derecho de gentes como el terrorismo, sin que fuera menester que estuviera implicado de alguna forma el Estado. Y había hechos concretos para avalar esta posición, como el caso de Camboya en que se juzgó a Pol Pot quien asesinó al 21% de la población. El Derecho Internacional ha superado, inclusive, la idea de que se afecta la soberanía de los Estados avocándose a conflictos internos como en el caso de Ruanda y la Ex Yugoslavia.
Como lo ha señalado el Fiscal Federal General de Rosario, Dr. Claudio Palacín, en el Expte. 18/07 seguido por el asesinato del Teniente Coronel Argentino del Valle Larrabure "La categoría de los crímenes contra la humanidad, tal como se desarrolla en los procesos subsiguientes a la Segunda Guerra Mundial es, en realidad, una extensión del ius in bello. El término 'crímenes contra la humanidad' está tomado de la 'Cláusula Martens' contenida en la IV Convención de La Haya de 1907 referente a las leyes y costumbres de la guerra terrestre. Dicha cláusula prevé que para lo no tratado en forma expresa en la convención los habitantes y los beligerantes quedarán bajo la protección y sujetos a los principios del Derecho de Gentes tal como resulta de los usos establecidos entre las naciones civilizadas, de las leyes de humanidad y de las exigencias de la conciencia pública".
Por su parte, la Organización de Estados Americanos, desde su informe en 1999 y sucesivos, señaló que condena igualmente el terror sufrido por el pueblo colombiano a manos de los paramilitares como de grupos irregulares como las FARC. Aclara que no puede actuar contra ellas porque los Estados le dieron facultad sólo para hacerlo cuando hubiera una violación a los derechos humanos cometidos por estos, y una actitud distinta, en la opinión de la OEA, la haría involucrarse en su soberanía. Es decir, se trata sólo de una cuestión de competencia y no que considere distintas las violencias ejercidas por el Estado y los grupos guerrilleros.
Hay que tener en cuenta que el Pacto de San José de Costa Rica es de 1969 y que la Asamblea General de la Organización de Estados Interamericanos adoptó el 3 de junio de 2002 la "Convención Interamericana Contra el Terrorismo" AG/RES. 1840 (XXXII-O/02) a consecuencia de las nuevas circunstancias que se produjeron en el continente desde dicha fecha.
En ninguna otra parte del mundo, que no sea Argentina, se conoce que se haya dispuesto expresamente que las convenciones internacionales a las cuales adhirió nuestro país no declaran imprescriptibles los delitos de terrorismo en general, sino sólo a aquellos cometidos con el apoyo del Estado. Esta postura va en contradicción con toda la doctrina internacional, y tenemos la fundada esperanza que no será emulada pues sus consecuencias serían dramáticas para la humanidad.
No ignoramos la existencia de las distintas vertientes de la escuela criminológica sociológica, de la cual la más importante es la Teoría de las Subculturas Criminales que trata de explicar los Actos Terroristas a través de que "La subcultura es entendida como una subsistencia social para el que rigen valores, normas y símbolos propios que pueden coincidir parcialmente con la cultura superior y dominante, pero en parte diferenciada claramente de ella" (Buján, Javier Alejandro, "Elementos de Criminología en la Realidad Social", Ed. Depalma, Buenos Aires, 1998), en virtud de las cuales se terminan creando categorías dogmáticas como el "Autor por Convicción" sosteniéndose que el no obrar conforme a sus parámetros puede ocasionarle severos perjuicios a su salud, donde en función de una decisión ética seria se encuentra forzado a actuar de tal manera sin tener un grave conflicto de conciencia. Al sujeto no podría exigírsele la comprensión de la norma prohibitiva porque pertenece a una subcultura diferenciada, donde ha internalizado valores diferentes o incompatibles.
Claro que un problema, entre otros, consistiría en la dificultad de determinar aquí cuándo una decisión ética es seria. (ver "El terrorismo y sus dos discursos jurídicos: del Derecho Penal del enemigo al autor por convicción" por Carlos Christian Sueiro y Bibiana Birriel, en Suplemento LA LEY, Penal y Procesal Penal, del 29/12/06, pág.1 a 12). Agregamos, por nuestra cuenta, que resulta cómodo utilizar la excusa de formar parte de una "subcultura" para evitar las consecuencias pertinentes de los crímenes más aberrantes que se cometen, e intentar excluirse así de que sean calificados como de "lesa humanidad".
Por lo demás es verdaderamente llamativo cómo estos grupos que responderían a una subcultura expresan posturas similares, tanto se trate de integrismo religioso como de los guerrilleros supuestamente con fines ideológicos como también de Estados terroristas que los apañan. En efecto, si tomamos como ejemplo un problema acuciante para la humanidad toda, como es el tráfico y consumo de drogas, vemos que no hay mayores diferencias. Así lo expone de manera impecable Horacio Vázquez-Rial en "La Izquierda Reaccionaria", Ediciones B, Barcelona 2003, Pág.78 y 82.
Narra este autor, citando la obra de Ahmed Rashid "Los Talibán" (Península, Barcelona, 2001), la autorización de los talibanes para poder cultivar el opio. No obstante que el Corán prohíbe producir y tomar sustancias tóxicas, el jefe de la fuerza antinarcóticos en Kantar explicó claramente que estaba autorizado a prohibir de manera estricta el cultivo del hachìs "porque lo consumen los afganos y musulmanes" pero, con un dejo de sarcasmo dijo: "El opio es permisible porque lo consumen los kafirs (no creyentes) de Occidente y no los afganos o musulmanes". Existen otros imperativos políticos que esgrimen: "Dejamos que la gente cultive adormidera porque los campesinos consiguen buenos precios. No podemos obligarles a cultiva trigo, porque...habría un levantamiento contra los talibanes".
Relata Vázquez-Rial que estos mismos cínicos argumentos los ha escuchado en gente de la izquierda colombiana, con más o menos simpatía por la guerrilla que controla una parte del país: nuestros campesinos viven de la coca, es una exportación como cualquier otra, los cultivos de sustitución no les daría para vivir. Agrega que una persona muy culta que conoció en un postgrado de Barcelona, le dijo que convertía a la droga en un problema moral cuando no lo era, y en última instancia por qué se preocupaba porque al imperialismo se le estuviera "jodiendo" una generación por eso: mejor, así acababan antes.
Continúa Vázquez-Rial sosteniendo que ello no debe llamar la atención porque es lo que se decía en los estamentos del más alto poder cubano, y que la de liquidarle una generación al imperialismo en su propio territorio era frase del comandante en jefe Fidel Castro Rus. Por último, cita una frase del escritor Norberto Fuentes en "Dulces guerreros cubanos" (Seix Barral, Barcelona, 1999) "nadie pasa a la historia por trasegar codificadores, pero sí por matar. Cuando tienes suficiente cultura política te das cuenta de que el crimen no existe. Y participas tranquilamente del mecanismo. Eso no es endurecerte. Es comprender".
Lo expuesto hasta aquí no implica que desconozcamos que el Derecho Penal del Enemigo, que también se da en llamar Derecho Penal de tercera velocidad, que debería ceñirse a lo estrictamente imprescindible para hacer frente a fenómenos de especial gravedad como la criminalidad de Estado, terrorismo o crimen organizado y que, aún siendo un mal y admitiendo que éste pudiera constituir el mal menor, se va incorporando nefastamente en muchos casos como una lógica permanente o perpetua (Silva Sánchez, Jesús Ma., "La Expansión del Derecho Penal", p.163 y sgtes, ED. Civitas, Madrid, 2001).
Pero, una cosa es repudiar la guerra preventiva o el trato inhumano y la falta de garantías de defensa mínimas a supuestos prisioneros de guerra, y otra sostener que los crímenes aberrantes que cometen los grupos terroristas no constituyen delitos de lesa humanidad al igual de los que puede realizar el Estado, o en distinto grado, y deba considerárselos como delincuentes comunes porque, entre otras circunstancias, podrían actuar impelidos por una "neurosis compulsiva". Realmente esto no es otra cosa que la justificación marxista-leninista de que los únicos responsables de los delitos de lesa humanidad son los Estados.
Adelanto que no comparto ninguna de estas posturas por extremas, pero los que participan de alguna de ellas terminan siempre cayendo en el maniqueísmo de sostener que quien no está de acuerdo con lo último admite lo primero, o viceversa. Son lo mismo la derecha fascistoide que la izquierda revolucionaria, supuestamente popular, y además es sorprendente observar cómo, bajo la apariencia de una guerra sin cuartel entre ellos, confluyen no sólo los mismos métodos con algunas premisas que, sino similares son claramente idénticas. Esto se puede advertir en las expresiones del terrorista ya fallecido Enrique Gorriarán Merlo (en su libro que referenciaremos más adelante) atendiendo a la forma en que los describe, cuando se dio alguna ocasión en que se los encontrara, a antiguos conocidos que actuaban en la violenta derecha peronista, efectuando un comprensivo comentario de "aquellos amigos que por esas cosas de la vida se habían volcado para el otro lado".
Siguiendo esta línea, debo criticar por carente de fundamentos ciertos el voto de la mayoría de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo "Lariz Iriondo, Jesús M." del 10/05/2005 (LA LEY, 2005-C, 583) en el sentido de sostener que por no haberse arribado a una definición consensuada de terrorismo pese a la unánime condena en el Estatuto de Roma, como que en la Convención Interamericana contra el terrorismo, adoptada en Barbados el 03/06/2002, que nuestro país ratificara mediante ley 26.023, no pudo encontrarse un acuerdo en cuanto a su tipificación ni sobre su consideración como crimen de lesa humanidad, por lo que mal puede considerarse la vigencia de un derecho internacional consuetudinario consagratorio de la tipicidad e imprescriptibilidad de delitos sobre cuya definición no se ha logrado acuerdo en los estados hasta el presente.
Ello en modo alguno es así, ya que la Convención de las Naciones contra el financiamiento del Terrorismo de 1999 define, en su artículo 2.1.a), genéricamente al terrorismo sosteniendo que "acción terrorista es cualquier acto que constituya un delito comprendido en el ámbito de uno de los Tratados enumerados en el anexo, y tal como esté definido en esos Tratados" y, específicamente en su artículo 2.1.b), como "cualquier acto destinado a causar la muerte o lesiones corporales graves a un civil o a cualquier otra persona que no participe directamente en las hostilidades en una situación de conflicto armado, cuando el propósito de dicho acto, por su naturaleza o contexto, sea intimidar a una población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo".
Y así hay otras muchas definiciones de terrorismo que, ante todo, se encuentra comprendido como "todo otro acto inhumano" en la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y los Crímenes de Lesa Humanidad" de 1970 y abarcado por el derecho de gentes, como se sostuviera anteriormente. De igual forma actualmente el Estatuto de Roma en su artículo 7, letra k) sostiene: "Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física". Más allá de que se haya o no consensuado la definición de terrorismo, resulta obvio que está incluido en este apartado y que forma para de los actos inhumanos o atroces. Cabe aclarar que tampoco existe una definición histórica sobre delitos de lesa humanidad, y sin embargo se los sanciona.
Esas afirmaciones del voto mayoritario, a mi criterio, sólo denotan una clara dirección político-ideológica puesto que resultan tan absurdas como lo sería sostener que, como no hay coincidencia entre los distintos juristas sobre la definición de delito, o sobre el monto de pena aplicable, este no debería ser reprimido.
Los seguidores de tal doctrina afirman que la Política Criminal Autoritaria ha sido sostenida en general por el fascismo y el nazismo, incluyendo también en la actualidad a los integristas radicales que se dan en el mundo musulmán pero que, hoy en día, este modelo no se encontraría totalmente agotado sino que existe el interrogante de si, ante formas aparentemente democráticas, no se estará intentando filtrar este viejo modelo, revistiéndolo de nuevos conceptos y nuevas palabras como lo fue el discurso de la Seguridad Nacional años atrás y el de la Seguridad Ciudadana y el Derecho Penal del Enemigo en la actualidad (ver suplemento de LA LEY del 29/12/06 antes citado).
Estas aseveraciones no digo que sean descabelladas, pero sí relativas y no dejan de recordarme, por alguna similitud, a lo que escribiera Pablo Giussani en "Montoneros, La Soberbia Armada", Editorial Sudamericana, 2003, págs. 21 a 29, que seguidamente expondré, aunque deseo fervientemente no tengan consecuencias parecidas.
El extremismo revolucionario no ignoraba que en 1963, tanto Uruguay con su gobierno colegiado, como Argentina con el presidente Illia, Venezuela con Betancourt o Italia con Andreotti eran países que rebosaban de libertades y garantías constitucionales. No obstante, en ese tiempo, Raúl Sendic llamaba a la resistencia contra lo que describía un régimen "fascista". Lo mismo ocurría en Venezuela donde guerrilleros y armamentos eran desembarcados para alimentar una guerra antifascista contra el gobierno constitucional de Betancourt. En Argentina, bajo el manso gobierno de Illia, se vivía una época reluciente de libertades públicas y respeto por los derechos humanos. No obstante, este momento fue elegido por el "Comandante Segundo" para lanzar desde Salta una "guerra de liberación". En Italia, la "Autonomía operaia" efectuaba pintadas en las calles contra el democrático Giulio Andreotti, en la que su nombre aparecía seguido de la cruz gamada, con el signo "igual" interpuesto entre ambos.
Pero estaba a la vista que estos gobiernos no tenían nada de fascismo. Los guerrilleros explicaban que "el detalle de que el fascismo no se vea no significa que no exista. Lo que ocurre es que está enmascarado. Es una de sus malditas astucias. Estas instituciones democráticas no son sino apariencias, un disfraz del que se sirve para confundir a la gente"... "¿Qué hacer pues? El extremismo revolucionario sentenciaba: 'Hay que desenmascarar al fascismo'. Y el primer paso de ese desenmascaramiento era la denuncia, el intento de 'concientizar' a la gente y abrirle los ojos sobre la verdad del enemigo emboscado".
Pero resultaba difícil convencer a un pueblo de que un fascismo invisible existe. Entonces, la fórmula del extremismo fue obligar al régimen a desprenderse de su máscara, llevarle a una situación en la que le resulte imposible mantener en pie sus apariencias democráticas, forzarlo a mostrarse en toda su ferocidad. Y, cuando ello ocurrió, los extremistas se defendieron argumentando que no ha habido cambio alguno, que ellos no han cambiado nada y que el fascismo de hoy es el mismo que había antes, sólo que ahora está a la vista.
La mayor parte de la violencia guerrillera que se extendió por Latinoamérica era encarada como estímulo de una contraviolencia concientizante, "como modo de llevar al plano de la objetividad visible un fascismo que de otro modo no alcanzaba a ser materia de persuasión en un mero intercambio discursivo entre subjetividades"..."Asumido como enemigo en abstracto, el fascismo jamás llegó a serlo en concreto para esta praxis que va anteponiendo inacabablemente a la hora de combatirlo la tarea de provocarlo, convocarlo, preservarlo a la vista de la gente. En esta tarea, el enemigo concreto es identificado siempre entre los moderados, los liberales, los progresistas, responsables de empañar y restar visibilidad al 'sistema'...".
Así, entonces, estos extremistas ensangrentaron a la Argentina y a otras naciones y trajeron por fin, como consecuencia de su descarnada provocación, una respuesta que no por menos defensiva se tornó en por demás excesiva, brutal e injustificable: el terrorismo de Estado. Su profecía se había cumplido: el fascismo estaba a la vista. Por eso, reitero, espero que en esta nueva ocasión no se cumpla tal vaticinio, de que bajo aparentes formas democráticas se esté infiltrando el modelo autoritario y que, en consecuencia, no se termine operando, como antaño, para materializar las hipótesis, concluyendo sus sostenedores que en realidad no se estaba maniobrando para ello, sino que ya existía y que el único cambio es que ahora sólo resulta evidente.
Viene al caso señalar que en la Causa 13/85, donde fueron juzgados los Comandantes que llevaron a cabo la espantosa represión de estado en nuestro país, la Cámara Federal sostuvo: "...está fuera de discusión que partir de la década de 1970 el terrorismo se agudizó en forma gravísima, lo que se manifestó a través de los métodos empleados por los insurgentes; por su cantidad; por su estructura militar; por su capacidad ofensiva; por su poder de fuego; por los recursos económicos con que contaban, provenientes de la comisión de robos, secuestros extorsivos y variada gama de delitos económicos; por su infraestructura operativa y de comunicaciones; la organización celular que adoptaron para lograr su impunidad; por el uso de la sorpresa en los atentados irracionalmente indiscriminados; la capacidad para interceptar medios masivos de comunicación; tomar dependencias policiales y asaltar unidades militares. En suma se tiene por acreditado que la subversión terrorista puso una condición sin la cual los hechos que hoy son objeto de juzgamiento, posiblemente no se hubieran producido".
En sentido similar al análisis efectuado, se manifestó el Ministro de Agricultura del Uruguay José Mugica, que formara parte de la organización Tupamaros (Infobae, 27/5/2007) al señalar "Estoy profundamente arrepentido de haber tomado lar armas y no haberle evitado así una dictadura al Uruguay" en referencia al gobierno de facto que transcurrió entre 1973 a 1985.
También surge llamativo en los sostenedores de la doctrina de los Autores por Convicción la omisión de referencia, entre los regímenes autoritarios, a los gobiernos comunistas, especialmente en las versiones estalinista y maoísta, que cometieron todos los crímenes de lesa humanidad habidos y por haber y produjeron al mundo la mayor cantidad de muertos. De igual forma que hagan referencia a la posible introducción del modelo viejo autoritario en países con apariencia democrática, y sostengan que se encuentra visible en los integristas radicales del mundo musulmán, pero eludan el modelo viejo autoritario introducido por el presidente Fidel Castro en Cuba.
Como sostiene Rosa Montero en "La enfermedad moral totalitaria" (Revista dominical de La Nación del 06/05/2007) "El totalitarismo de izquierdas es una repugnante enfermedad moral. El de derechas también, naturalmente, pero eso es algo mundialmente admitido: nadie discute el carácter patológico del nazismo. Y, sin embargo, ¡cuántos izquierdistas siguen añorando, disculpando o mitificando los infiernos de las dictaduras populares!". Ello sería por que toda esa aberración social "se enmascara bajo un mentiroso manto de bellísimas palabras e intenciones, bajo la excusa de la revolución, el bienestar de los pobres y de la justicia".
Así es como en Cuba, siguiendo a la autora, han llegado a 8.190 las víctimas del actual régimen cubano, que no son ni mucho menos las cifras totales, sino tan sólo aquellas documentadas fehacientemente. De ellas, 5775 fueron ejecutadas, 1231 asesinadas extrajudicialmente, 200 desaparecidos y 984 muertas en prisión por diversas causas. Entre los muertos hay mujeres embarazadas y 54 casos documentados de niños.
Archivo Cuba es una fundación independiente, con asiento en Nueva York y dirigida por María Werlau, experta en relaciones internacionales, cuyo padre fue uno de los muertos del castrismo, e intenta ser la base para una futura Comisión de la Verdad, al estilo de las que se han formado en Chile, Guatemala o Argentina, para poder sacar a la luz las atrocidades cometidas por el terrorismo de estado cubano y poder cerrar esa herida para seguir adelante.
Pero sucede que, si el Estado combate por medios ilegales a quienes quieren imponer una llamada patria socialista comete terrorismo de estado. Pero si hace lo mismo un Estado que se llama a sí mismo socialista, ello pasa desapercibido y no es acusado para nada de llevar a cabo un plan terrorista; todo lo contrario, ya que los grupos que se dan por llamar a sí mismos "defensores de los derechos humanos", terminan justificándolo.
Y, si se trata de organizaciones que despliegan una guerra revolucionaria a fin de establecer esa dudosa patria socialista, tampoco sus hechos son tildados de delitos de lesa humanidad. Es decir que, a esta altura de los tiempos, sólo aquellos que no luchan por la supuesta patria socialista, comprendida y aceptada solamente por algunos, pueden ser autores de crímenes de lesa humanidad. Y digo a esta altura de los tiempos, porque no olvidemos que personajes como Joe Baxter o Rodolfo Walsh en sus inicios combatían al modelo socialista, aunque ello ahora trate de ignorarse. También para algunos, y sólo para algunos, constituirían delitos de lesa humanidad los actos llevados a cabo por el integrismo radical islámico.
Por lo tanto podemos sostener, sin temor a errar, que la noción de terrorismo y delitos de lesa humanidad, y la de defensa de los derechos humanos, como en nuestro país se la quiere presentar, está emparentada sólo con una ideología y no con las planificaciones o métodos que se utilicen para cometer los más aberrantes crímenes, sea quien sea el que los materialice. Su condena depende únicamente de quienes los cometan, es decir, no parecerían ser reprobables en sí mismos, lo que a mi entender resulta bochornoso.
Es común escuchar que los actos del terrorismo de estado constituyen crímenes de lesa humanidad y los de los terroristas revolucionarios delitos comunes. Nada más antojadizo, cómodo y alejado de la realidad. Resulta una paradoja que sus defensores sostengan que eran "jóvenes idealistas", "luchadores sociales" o "combatientes por la libertad" que produjeron un sinnúmero de víctimas dentro de una sociedad a la que pretendían aterrorizar, pero a la hora de su juzgamiento pretendan asumir el rol de delincuentes comunes.
En rigor, crímenes de lesa humanidad y delitos de lesa humanidad son términos que se usan indistintamente. Los delitos comunes no tienen la característica que se exige para considerárselos crímenes de lesa humanidad, esto es generalidad y sistematicidad, lo que tiene por propósito la exclusión de hechos aislados o aleatorios de la noción de crímenes contra la humanidad. Generalidad, significa la existencia de un número de víctimas, mientras que la sistematicidad hace referencia a la existencia de un patrón o plan metódico. Estos requisitos excluyen un hecho inhumano aislado cometido por iniciativa propia y dirigido a una sola víctima. Y todo hecho puede constituir crimen contra la humanidad si alguna de estas dos condiciones está presente, puesto que hay consenso generalizado que no es necesario que se den acumulativamente, sino que cada una de ellas es suficiente.
Esto ha quedado claramente establecido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo del 11-07-2007, D. 1682. XL. Recurso de hecho. "Derecho, René Jesús s/incidente de prescripción de la acción penal -causa N° 24.079-"
Los terroristas subversivos cometieron sus crímenes en forma generalizada y sistemática, no aisladamente. Poseían una estructura militar, denominaciones específicas, bandera y escudo. Tenían un poder de fuego capaz de enfrentar a las Fuerzas Armadas, de Seguridad y Policiales de la Nación. Nada de esto poseen los delincuentes comunes (a los que no debe confundírselos con el terrorismo criminal, cuyos crímenes deben también ser calificados como de lesa humanidad e imprescriptibles), por más que sean bandas que tengan un cierto grado de organización. Los fines también difieren: los delincuentes comunes persiguen objetivos materiales o actúan motivados por pasiones individuales irrefrenables. Los terroristas subversivos o revolucionarios procuran alzarse con el poder para imponer su modelo de sociedad o gobierno o, por lo menos, si no lo consiguen, perturbar al régimen existente, y efectivamente producen, tal como su denominación lo indica, un terror generalizado en la población.
Algunos referencias servirán para ilustrar lo aquí sostenido.
La Revista "ESTRELLA ROJA", Organo del Ejercito Revolucionario del Pueblo, en su edición de enero de 1975 consigna: "AJUSTICIAMIENTO. 4 de diciembre de 1974. Comunicamos que en el día de la fecha, la Escuadra Guillermo Rubén Pérez del Pelotón Rubel-Levit de la COMPAÑÍA HEROES DE TRELEW, del EJERCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO, procedió a ajusticiar al Gerente de Personal de la Cantábrica S.A., Sr. Ramón Samaniego, como respuesta a la política represiva que viene llevando adelante la patronal explotadora, tratando de intimidar a sus obreros por medio de matones que los amenazan o como ocurrió con el compañero Leal, delegado de Sección, que fue victima de un atentado con una bomba, cuyo poder alcanzaba para masacrar a todos los habitantes de su modesta vivienda. El resultado de esta agresión de la patronal, fue que quedara herido de gravedad el padre del compañero. Nuestro ERP, brazo armado del pueblo guiado bajo la dirección político-militar del Partido Revolucionario de los Trabajadores, denuncia ante el pueblo que todo atentado a los trabajadores, por parte de matones y burócratas o las bandas fascistas (militares y policías) están apoyadas y patrocinadas por las patronales explotadoras que en su desesperación de frenar las justas luchas obreras no vacilan en perseguir y atentar contra la vida de los trabajadores, por lo tanto recaerá sobre ellos todo el peso de la justicia revolucionaria. ¡NINGUNA TREGUA A LAS EMPRESAS EXPLOTADORAS! ¡NINGUNA TREGUA AL EJERCITO OPRESOR! ¡A VENCER O MORIR POR LA ARGENTINA! ESTADO MAYOR. COMPAÑIA HEROES DE TRELEW. REGIONAL BUENOS AIRES".
Con similar leyenda, el ESTADO MAYOR de la REGIONAL CORDOBA DEL ERP con fecha 18/2/76 publicaba un "PARTE DE GUERRA" en la que por similares motivos daba cuenta del acto de "justicia revolucionaria" por el cual se había asesinado al "explotador" Héctor Minetti (de Licores Minetti).
Por su parte, "EL COMBATIENTE", órgano del "Partido Revolucionario de los Trabajadores por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista" en sus págs. 8 y 9 explicaba todas las etapas de "la guerra revolucionaria".
En su ejemplar N° 47, la revista "ESTRELLA ROJA" da cuenta que el 13/1/75 se procede a la entrega de grados, nombrándoselo a Mario Roberto Santucho como Comandante Jefe del ERP.
Por su parte, la Organización Montoneros, Conducción Regional de Córdoba, de acuerdo con las distintas conducciones de "Columna", dicta con fecha 3 de septiembre de 1975 una resolución dirigida a Oficiales y Aspirantes de la agrupación, en la que comunica el "JUICIO REVOLUCIONARIO A: FERNANDO HAYMAL (alias Valdez)" por la cual con fecha 26/8/75, mediante juicio sumario y en ausencia del nombrado acusado de los cargos de Traidor y Delator, se dicta sentencia por la que se lo condena a "ser pasado por las armas en el lugar y momento que se lo encuentre". En su "CONCLUSIÓN" se afirma "Este tribunal consciente que se dicta una sentencia de esta responsabilidad y gravedad para sancionar delitos de este tipo, aclara que considera un grave error del liberalismo ideológico el no haberlo hecho en los casos que se presentaron anteriormente". Finaliza la resolución consignando "Córdoba, 2 de setiembre de 1975. En el día de la fecha a las 18:45 horas fue ubicado Fernando Haymal, alias Valdez, el cual fue introducido en un coche y ejecutado en el acto en cumplimiento de la sentencia dictada por el Tribunal Revolucionario con fecha 26 de agosto de 1975 ("Silencio de Mudos", Leandro Viotto Romano, ED. 2007 Talleres Sevagraf S.A.).
El 4 de octubre de 1975, el Consejo Nacional de Montoneros dictaba el CODIGO DE JUSTICIA PENAL REVOLUCIONARIO, que contenía 52 artículos comprendidos en seis capítulos. Se establecía su aplicación a partir del 1 de enero de 1976. No obstante en el Art. 52 se consignaba que "También se aplicarán esta disposiciones a los hechos acaecidos durante el año 1975 cuando no haya oposición del acusado a esa aplicación retroactiva"
El libro "La Voluntad", 5 tomos, Vd. Planeta 2006, escrito por los ex guerrilleros Eduardo Anguita y Martín Caparrós da cuenta de la Resolución N° 001/78 cuyo objeto era la "Implantación y utilización de uniforme e insignias del Ejercito Montonero y de las milicias montonera, disponiéndose en el Anexo I las "Prendas de uniforme", en el Anexo II las "Insignias de grado" y en el Anexo III "Normas de utilización del uniforme".
La revista "EVITA MONTONERA" de enero de 1975 incluye un largo comunicado bajo el título "LA RESISTENCIA PERONISTA ATACA", con párrafos muy esclarecedores, entre los que figura "Característica de la Ofensiva Táctica... Esta campaña es parte de nuestra propuesta de Guerra Integral en la Guerra de Liberación Popular y Prolongada en que estamos empeñados".
Por último, la revista "ESTRELLA ROJA" del 24 de marzo de 1975 expresa en su editorial: "Crece el accionar guerrillero. Después de un corto período de retraimiento producido por el salvaje accionar de la Triple A ... una creciente ola de acciones guerrilleras desatadas en las principales ciudades del país causa alegría y regocijo ... y una rabia y sorda impotencia en las filas del gobierno y de los organismos represivos y pararepresivos. El blanco principal de todas las últimas acciones guerrilleras, realizadas en su mayoría por nuestro ERP y Montoneros, han sido las fuerzas represivas, especialmente la policía ... Como resultado de todas esa operaciones, diez policías fueron abatidos, por balas guerrilleras y 9 resultaron heridos ... El auge guerrillero, el fracaso de los planes contrarrevolucionarios del enemigo en Tucumán ... configuran una muy buena situación que preanuncia los importantes combates que ... se librarán en los próximos meses contra la burguesía proimperialista, su reaccionario gobierno y sus fuerzas armadas".
La dirigencia política acusaba esta terrible situación, siendo muy representativo, en el contexto de opiniones concordantes de ese momento, el discurso que la entonces Diputada Nilda Garré pronunciara en el Congreso de la Nación, el 17/III/76; Diario de Sesiones, Pág. 6510): "...el país contempla azorado el recrudecimiento de una ola de violencia que recuerda por su intensidad y su sadismo, las épocas en que la tristemente cabeza del grupo de terror, José López Rega, ejercía el poder absoluto en la Argentina. Las cotidianas desapariciones en la provincia de Córdoba, el alevoso asesinato de la familia Báez, el secuestro del compañero Ragone, y tantos otros hechos similares vienen formando un rosario siniestro de crímenes miserables que se suceden sin que un solo culpable sea identificado y sin que un solo hecho sea esclarecido. A todo ello ha venido a sumarse, en las últimas horas, un atentado con explosivos contra el Comando General del Ejército que agrega una nueva lista de víctimas de esta guerra boba en la que todos parecemos estar atrapados, impotentes y atados de pies y manos para encontrar una solución al drama que vive la República. Me resisto a creer, en primer término como diputada de la nación, que estas instituciones que tanto queremos preservar, no puedan dar una contribución positiva y eficaz en esta guerra dramática. Yo me resisto a creer que todos estos hombres y mujeres -los legisladores nacionales- que integramos un poder de la República no podamos coadyuvar con los demás poderes del Estado en una acción enérgica, comprometida, responsable y solidaria para terminar con estos enemigos que, por izquierda o por derecha, nos someten a una guerra que no queremos y hemos rechazado reiteradamente...".
En su edición del 19-3-76, el diario "La Opinión" graficaba este dramática situación con el artículo "UN MUERTO CADA CINCO HORAS, UNA BOMBA CADA TRES. Diez cadáveres -siete en la provincia de Buenos Aires, dos en Rosario y uno en Córdoba- fueron el trágico saldo de la violencia, ayer en Argentina. El escenario fue siempre el mismo: un baldío, un descampado, una vía muerta. En conjunto, confirieron al país otro record nefasto, mientras la Nación política debate dramáticamente su futuro institucional. De jueves a jueves -entre el 11 y el 18 de marzo- treinta y ocho personas fueron asesinadas en todo el territorio del país, sin que se produjera ninguna detención ni se diese cuenta de ninguna pista. En el mismo período, cincuenta y una bombas estallaron en diferentes sitios. El balance no puede ser más espantoso: cada cinco horas un asesinato; cada 3 horas, una bomba detona en algún lugar de la República".
La complacencia del gobierno queda clara pues nada hacía, al menos, para intentar alguna solución, y los argentinos, entonces, sufrimos la violación de los derechos humanos, tanto por la izquierda como por la derecha, como dijera la entonces Diputada Garré, debiendo agregar que la escritora Beatriz Sarlo, quien fuera militante de la izquierda revolucionaria por aquel entonces, sostuvo hace un tiempo que "la noción de derechos humanos era extraña para nosotros". Y el terrorismo subversivo, como quedó a la vista, impuso el terror no sólo para afuera, sino también para adentro juzgando a sus integrantes en ausencia, sin derecho a defensa y hasta retroactivamente.
Ernesto Sábato, quien integrara luego la CONADEP, escribió en l981 el artículo titulado "Violencia y derechos humanos", advirtiendo que "no debe confundirse la violencia históricamente legítima como la de l8l0, con la del terrorismo que llega hasta la muerte de niños inocentes ... No hay por desdicha un solo ejemplo para demostrar lo contrario. Innumerables fuimos los que apoyamos la lucha del milenario pueblo vietnamita para liberarse de las potencias imperiales que lo subyugaban; y fuimos también innumerables los que tuvimos que denunciar luego el horrible genocidio cometido, con centenares de miles de muertos en las cárceles o lanzados al mar, entre ellos miles de chiquitos que así murieron por sed, por inanición o por enfermedad. Chiquitos, claro, inocentes de cualquier crimen. Debo confesar que nunca creí que hombres instruidos por Ho Chi Minh pudiesen llegar a semejante espanto. Pero es ya evidente que la izquierda totalitaria termina siempre de la misma manera: en Rusia o en Vietnam, en Camboya o en Cuba". Es decir que a la hora de imponer el terror, ha quedado en evidencia que no hay diferencia alguna entre la extrema derecha y la extrema izquierda.
El 24-10-06, LA LEY publicó un artículo del ex juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Dr. Asdrúbal Aguiar, académico de las Academias Nacionales de Ciencias Morales y Políticas y de Derecho y Ciencias Sociales, algunos de cuyos párrafos transcribiremos textualmente puesto que son de aplicación inexcusable al tema en tratamiento y reafirma lo que expusiéramos respecto de los posturas injustificables adoptadas por la mayoría de los Tribunales Argentinos que hasta el presente debieron dictaminar:
"La jurisprudencia del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia ha declarado 'obsoleta' la reclamada vinculación de los crímenes indicados con acciones bélicas (Asunto Deusto Tadic, 1995), en tesis compartida por la Comisión de Derecho Internacional de la ONU. La mayor parte de los instrumentos internacionales sucesivos no precisa -como lo recuerda Jean Salmon en su célebre diccionario (Droit international public, Bruxelles, 2001)- si el autor del crimen de lesa humanidad ha de haber actuado o no como órgano o funcionario estatal. Aun más, el proyecto de Código de Crímenes contra la Paz y la Seguridad de la Humanidad -codificado de lege data- hizo propio el criterio a cuyo tenor el crimen en cuestión puede ser cometido bajo instigación de un gobierno, de una organización o de un grupo, indistintamente (art. 18). En todo caso, lo que importa destacar es que a la luz de la indicada tendencia los redactores del Estatuto de Roma no hicieron otra cosa, que cristalizar una descripción ya decantada por el Derecho internacional general, a cuyo tenor el crimen de lesa humanidad no hace diferencia para su tipificación en cuanto al carácter o la pertenencia estatal o no del victimario. No sólo eso, sabían también que el crimen de lesa humanidad supone un tipo distinto del terrorismo, y la no inclusión de éste dentro de aquellos que hoy hacen parte de la competencia de la Corte Penal Internacional se explica en los antagonismos "ideológicos" que todavía median entre los Gobiernos para su exacta formulación. Para la Comisión de Derecho Internacional y la propia Asamblea General de las Naciones Unidas (v. Resolución 49/60 de 17 de febrero de 1995 sobre "Medidas para eliminar el terrorismo internacional"), el terrorismo, qué duda cabe, tiene especificidad como crimen internacional. Se dirige contra objetos de interés estratégico o simbólico o contra personas o personalidades, pero cuyo método, a fin de cuentas y es lo que cuenta, busca impresionar, crear un clima de pánico, mediante actos intimidatorios y espectaculares. La "predilección" del terrorismo "es la psiquis colectiva", dijo en 1985 la señalada Comisión de la ONU. La Corte Internacional de Justicia, a propósito de su fallo sobre medidas provisionales en el Asunto Lockerbie (1992) abordó esta materia profusamente, y desde entonces puede afirmarse que no existe confusión en la doctrina internacional en cuanto a que el terrorismo, igual que ocurre con los crímenes de lesa humanidad, puede ser obra tanto de agentes estatales como privados descartando la teoría que es obra posible de agentes estatales y que diseñara Igor Karpets (Delitos de carácter internacional, Moscú, 1979), uno de los más conocidos especialistas rusos sobre derecho internacional penal, para cubrir las acciones terroristas no estatales de los guerrilleros bajo el paraguas del derecho a la "autodeterminación de los pueblos". Como punto digno de ser precisado como el anterior, tenemos que el Derecho internacional humanitario no distingue en la actualidad y para los fines de su aplicación entre el carácter internacional o interno de los conflictos. Aun más, la naturaleza de los crímenes internacionales, como lo ha repetido hasta el cansancio la doctrina y la jurisprudencia internacionales lúcidamente cristalizadas en el Estatuto de Roma y reafirmadas por el Tribunal de la ex Yugoslavia (Asunto Drazen Erdemovic, 1996), no se explica en el carácter internacional de la acción criminal respectiva sino en la "trascendencia internacional" acusada por su gravedad. Los crímenes internacionales son lo que son, en suma, porque conmueven "profundamente la conciencia de la humanidad". Otro problema o cuestión de interés, relativa a los indultos anulados por la justicia argentina, tiene que ver con la alegada falta de vinculación convencional de la República con tratados que le obliguen a aplicar los criterios internacionales enunciados y juzgar por sus crímenes a los ex guerrilleros actuantes durante la dictadura militar. Dos elementos de juicio han de tenerse presentes. Uno, que los principios del Derecho de Nüremberg , adoptados luego de los célebres juicios por la Asamblea General de la ONU (Resolución 95/I, 1946) -y progresivamente desarrollados como parte de los principios constitucionales internacionales- integran el núcleo pétreo de un orden público que no puede ser trastocado por el voluntarismo interestatal. Al respecto es concluyente la jurisprudencia de la propia Corte Interamericana. Otro, que no ha de olvidarse que fue la misma Corte Suprema de Justicia de la Nación la que se apoyó en el derecho internacional general o consuetudinario para fundar, más allá de los tratados formales que vinculan a la Argentina, la debatida imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad (Asunto Arancibia Clavel, entre otros). La Corte Suprema ha dado testimonio de su adhesión sin reservas a la doctrina judicial interamericana, obviando incluso -sin que fuese necesario y sin que implicase asomo de contumacia- cualquier escrutinio crítico mínimo y razonable".
También el Tribunal Penal para la ex Yugoslavia (IT-02-54) en el caso Milósevic al condenar a distintos miembros del KLA (Kosovo Liberation Army) por crímenes contra la humanidad, resolvió que no era necesario participación estatal para constituirlos.
Con referencia al Estatuto de Roma, Arsajani, Mahnosh H. ("The Rome Statute of teh International Criminal Court" en América Journal of International Law, enero de 1999, Vol.93, p.22 y ss.) sostiene que, si bien es cierto que hubo oposición a la inclusión del tráfico de drogas y del terrorismo entre los delitos a investigar por el Tribunal Penal Internacional, tal oposición estuvo centrada en las dificultades operativas que podrían presentarse para la investigación y prueba de tales tipos de delitos, y no a causa de la naturaleza de esos delitos.
Por lo tanto, la visión sesgada de nuestro más alto tribunal de excluir al terrorismo como delito de lesa humanidad carece de todo andamiento jurídico-legal.
Resultan muy clarificadoras las palabras del Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, Gregorio Badeni, que seguidamente se transcriben, expuestas en su comentario a la Comunicación titulada "Prescripción, Legalidad, Amnistía e Indultos. La demolición de los principios constitucionales en la materia", que efectuara el Académico de Número Jorge Vanossi, en la sesión privada del 25 de julio de 2007.
Dijo el Dr. Badeni "...siempre se ha dicho que la Ley, la Constitución es lo que los jueces dicen que es. Y si la Ley y la Constitución es lo que estos jueces de la Corte dicen que es, evidentemente nos encontramos frente a un nuevo ordenamiento jurídico, un nuevo orden jurídico, y ese orden jurídico, en definitiva bajo el pretexto de respetar y de permitir la vigencia del Derecho Internacional, de la Costumbre Internacional del ius cogens con interpretaciones que vulneran principios elementales de nuestro tradicional orden jurídico, lo que está reflejando es fundamentalmente una política sectorial propia de aquella que aplican los vencedores a los vencidos en los regímenes autocráticos. Muchas veces hemos hablado de la judicialización de la política, de la politización de la justicia, pero aquí en este caso estamos advirtiendo claramente que varios jueces de nuestro más alto tribunal modifican los criterios jurídicos que sostuvieron con firmeza desde hace más de 15 años, y que ahora alteran manifestando que existe un orden jurídico internacional que hace veinte años no existía, ni siquiera para ellos. Entonces, o están revelando cierta ineptitud para el cargo debido a que en su momento no conocían el Derecho que ahora sostienen que estaba en vigencia o evidentemente están obrando con una finalidad política. Creo que es esto último lo que acontece; de modo que por más que breguemos por la vigencia de la Ley, por la vigencia de la Constitución, estamos caminando por sendas diferentes. Nosotros con la Ley, ellos con la política. Así se genera un conflicto que deberíamos tratar de encontrarle alguna solución para que se imponga la sensatez".
Lo afirmado por el Dr. Badeni refleja el sentir de muchas personas formadas en al ámbito del Derecho, aún de aquellos que pueden tener una acendrada vocación política, ya que consideran que la política, que debiera ser entendida como servicio hacia los demás, al margen de un orden legal auténtico se convierte en la expresión más espuria de las pasiones particulares y generalmente malsanas consecuentes a una guerra, que bajo la excusa de impartir justicia y con el disfraz de una ley viciada, terminan tristemente transformando a la víctima en un monstruo que supera al propio victimario. Y, como decía Montesquieu, más grave que violar la ley es hacerla a medida.
Viene al caso citar conceptos de la Pastoral Social de la Diócesis de Mar del Plata del 10/8/2004 en el documento "Sólo la verdad nos hará libres": "La Justicia sólo es justicia cuando se ejerce al margen de toda compulsión política, mediática o social. Cuando los jueces están sometidos a fuertes condicionamientos de este tipo se corre el riesgo de poner en entredicho sus mayores virtudes, equidad, rigor e imparcialidad...Sus mejores aliados son el silencio, la reflexión serena y, sobre todo, la plena libertad de conciencia de quien carga con la enorme responsabilidad de juzgar a otro ser humano.
Otra de las cuestiones a tener en consideración a la hora de resolver es si el terrorismo revolucionario tuvo o no apoyo estatal en la Argentina, pues esta sería una exigencia de algunos que pretende exculparlos para hacerlo.
Debemos afirmar que sí, que tuvo apoyo interno del estado argentino y apoyo internacional del estado cubano.
Respecto de lo primero, la Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló que 'La segunda obligación de los Estados Partes es la de garantizar el libre y pleno ejercicio de los derechos reconocidos por la Convención a toda persona sujeta a su jurisdicción. Esta obligación implica el deber de los Estados Partes de organizar todo el aparto gubernamental y, en general, todas las estructuras a través de las cuales se manifiesta el ejercicio del poder público, de manera tal que sean capaces de asegurar jurídicamente el libre y pleno ejercicio de los derechos humanos. Como consecuencia de esta obligación los Estados deben prevenir, investigar y sancionar toda violación de los derechos reconocidos por la Convención y procurar, además, el reestablecimiento, si es posible, del derecho conculcado' (Dictamen del Fiscal General de Rosario, Dr. Claudio Palacín en la causa 'Razzetti, Carlos s/denuncia')
Pero a partir al 25.5.73, en que asumiera la Presidencia de la Nación Héctor J. Cámpora, es posible concluir que ha mediado responsabilidad estatal en los hechos que contribuyeron o facilitaron los crímenes perpetrados por la guerrilla terrorista.
Si bien, reiteramos -conforme lo ya expuesto-, para reputarlo crimen de lesa humanidad basta que lo hubiera ejecutado una organización terrorista, el examen riguroso de nuestra historia reciente demuestra, asimismo, una indudable responsabilidad del Estado.
El Poder Legislativo tuvo una influencia fundamental en esta responsabilidad, determinada por la supresión de la Cámara Federal en lo Penal.
Entre los años l970 y l973 el terrorismo fue combatido, respetando la ley y la vida, por intermedio de la Cámara Federal en lo Penal creada por ley 19.053. Con jurisdicción en todo el país para juzgar las acciones terroristas, dictó aproximadamente 600 sentencias condenatorias, avanzando en la modernización del proceso penal al incorporar el juicio oral para la etapa final del juicio.
El elevado número de terroristas detenidos -no desaparecidos- liberados por la amnistía de l973, revela el grave error de los legisladores que decidieron suprimirla el 26.5.73, error que puso posteriormente de manifiesto la Cámara Federal en lo Penal, creada a los efectos de juzgar a los militares responsables del terrorismo de Estado, al fallar el juicio a las Juntas Militares, y sostener:
"En l973, por razones políticas que no corresponde a esta Cámara juzgar, se dictó la ley de amnistía 20.508, en virtud de la cual obtuvieron su libertad un elevado número de delincuentes subversivos -condenados por una justicia que se mostró eficaz para elucidar gran cantidad de los crímenes por ellos perpetrados-, cuyos efectos, apreciados con perspectiva histórica, lejos estuvieron de ser pacificadores" (La sentencia, T.II, Imprenta del Congreso de la Nación, l987, pág.735).-
Por el contrario, el 26 de mayo de 1973 al mismo tiempo que se dictaba la ley de amnistía y se suprimía la Cámara Federal en lo Penal, se dictó la ley 20.509 modificando el artículo 80 del Código Penal para que en el futuro el asesinato de un juez, fiscal o miembro de las Fuerzas Armadas o de Seguridad en ejercicio de sus funciones, no mereciera reclusión perpetua.
Poco tiempo después, los magistrados y funcionarios que habían integrado la Cámara Federal en lo Penal fueron asesinados, como el ex juez Dr. Jorge Quiroga, o víctimas de una tentativa de asesinato, como el ex juez Dr. Munilla Lacasa, o víctimas de un secuestro como el Secretario de la Cámara, Dr. Bianco, debiendo exiliarse la mayoría de los restantes ex-jueces. En cuanto al personal, se cesanteó sin ninguna indemnización a aquellos con menos de tres años de antigüedad, y al resto se lo degradó hasta dos cargos en el escalafón, distribuyéndoselo en los lugares más inhóspitos del Poder Judicial.
En forma absolutamente distinta, todos los países que lucharon contra la guerrilla con la ley en la mano, como Italia, Alemania, España, etc. nunca desprotegieron a sus jueces; estos siempre se beneficiaron con una protección especial, dada la riesgosa tarea que tenían a su cargo.
La dirigencia política de ese entonces, en muchos casos justificó y apoyó la violencia guerrillera, procediendo a distinguir entre la "violencia injusta" y la "violencia redentora", considerando a esta última la utilizada por Ernesto Guevara contra sus enemigos, lo que presagiaba y fuera causa, como dijera la Cámara Federal, de la guerra revolucionaria. Se implantó así la "pedagogía de la violencia" que, entre otras máximas, dictaminaba "que la violencia de arriba produce la violencia de abajo". Pero ninguno de los gobiernos de facto sucedidos hasta ese entonces, que dicho sea de paso contaron con el apoyo popular aunque ahora se trate de ignorarlo, produjo la cantidad de muertos que causaron al país estos "iluminados" terroristas.
"En la política argentina -recuerda Botana -se votaba y se mataba, como si sobre el telón de fondo de una democracia con explosiones participativas, se recortaran relaciones de poder teñidas de sangre- ... Estos comportamientos echaron por la borda un estilo de hacer política, que, durante mucho tiempo brilló por su ausencia: el estilo de los moderados. Fue un fracaso compartido por muchos ...; en cada uno de los bandos en pugna, a derecha e izquierda, la lógica de los violentos se impuso sobre la lógica de quienes pretendían contemporizar o, sencillamente, apartarse de esa trama diabólica" (Natalio Botana, "El Siglo de la Libertad y el Miedo, Ed. Sudamericana, pág. 262 y sgts.).
El debate de aquella ley de amnistía muestra que muchos políticos querían entonces la "liberación" por cualquier vía, violenta o pacífica, entre los que podemos citar al Diputado Horacio Sueldo y al Senador Cerro (ver las crónicas parlamentarias sobre esta ley).
Así fue como el primero expresaba:
"Cuando a nosotros nos preguntan ¿Uds. quieren la transformación violenta o pacífica? nuestra sencilla respuesta es ¡Queremos la transformación! Vale decir: queremos el fin, la meta. Lo demás es método variable, opción de cada momento, de cada coyuntura de la historia. No cabe discutir ni condenar la violencia en términos absolutos...; la violencia puede ser legítima, puede ser necesaria; puede ser ilegítima, puede ser monstruosa. La violencia es insustituible para remover y obstruir lo que haya que remover y obstruir...La paz es fruto de la justicia; y la justicia, en este país, solamente resultará de una lucha por la transformación, por el cambio revolucionario. Pero no hay cambio revolucionario sin desplazamiento de las infraestructuras del poder...La violencia de arriba engendra la de abajo."
Por su parte el Senador Cerro sentenciaba:
"Estamos convencidos también que si esta ley del olvido no va acompañada realmente de las medidas revolucionarias y de una gran política de cambio no declamada sino efectiva, concretada en los hechos , no tendremos los puntos a que aspiramos y la violencia volverá a recrudecer aún con gobierno constitucional".
Aquellos que habían impuesto el terror en toda la sociedad, que habían cometido los crímenes más aberrantes, fueron calificados como "perseguidos políticos" o también como "nuestros combatientes por la liberación y contra la dependencia".
Las expresiones del Dr. Héctor Sandler (Vigo Leguizamón, Javier, "Amar al Enemigo", págs. 129 y sgts.; ¿Jornada épica, heroica?) al regresar de la cárcel de Devoto son esclarecedoras: "He visto salir los presos de las cárceles; nadie estaba dispuesto a perdonar nada; los que eran liberados se abrazaban en un reencuentro de lucha", y demuestran que los legisladores tuvieron cabal conciencia de que el terrorismo continuaría su ruta con total impunidad y el consecuente baño de sangre en que sumirían a la nación. Ni siquiera se les exigió a las organizaciones terroristas el desarme, permitiéndoseles mantener todo su armamento, como tampoco la liberación del Contralmirante Alemán que había sido secuestrado por un comando del ERP.
Un par de meses después, los guerrilleros volvieron a las acciones terroristas secuestrando al industrial Carlos A. Pulenta, asaltando el Comando de Sanidad del Ejército, asesinando al Secretario General de la C.G.T. José Rucci, intentando copar el Regimiento 17 de Catamarca y la guarnición del Ejército de Azul, lo que obligó al Congreso a sancionar la misma legislación represiva que meses antes había derogado, con el expreso consentimiento del General Perón, quien ya el 1 de mayo de 1974 había expulsado a los Montoneros de Plaza de Mayo, llamándolos "imberbes y estúpidos".
En este lapso produjeron una cantidad de hechos con la misma crueldad que habían evidenciado con anterioridad al gobierno constitucional, entre los que se puede citar al sólo título ejemplificativo el asesinato del Capitán Viola y su pequeña hija, el ataque al Regimiento 29 de Infantería de Formosa, el asesinato del Tte. Cnel. Ibarzabal y el asalto a la Fábrica Militar de Villa María donde fue secuestrado el Tte. Cnel. Larrabure, quien fuera luego torturado y vilmente asesinado, entre tantos otros con igual saña.
Respecto de este crimen, es importante señalar que en el diario "La Nación" del viernes 26 de setiembre de 1975, pág.8, se brindan los detalles de su secuestro y privación de libertad anterior a su asesinato, destacando que durante su largo cautiverio se lo mantuvo en una cárcel del pueblo ubicada en la calle Garay 3254, esquina Pasaje Bariloche de la Ciudad de Rosario, en una vivienda aparentemente familiar en la que vivía un matrimonio joven con una hija de dos años y la madre de alguno de los miembros de la pareja, donde también habría un salón o local en el que funcionaba una mercería que encubría las actividades delictivas de estas personas.
Por el piso del placard de una de las habitaciones que se levantaba, se introducía a las víctimas, permaneciendo en una especie de sótano, precariamente construido con el piso de tierra y paredes húmedas, se las tenía encerradas mucho tiempo en dos ambientes de aproximadamente 1,10 metro de largo por 0,60 metro de ancho y 2 de altura. El trato era infrahumano pues no había ni siquiera instalaciones sanitarias, y el aire del lugar era viciado y con profundo olor a humedad.
Larrabure dormía en un camastro ubicado en la celda "A" y, según los "libros de guardia" encontrados en el lugar, mantuvo siempre su presencia de ánimo, entreteniéndose con crucigramas que con los nombres de familiares y amigos personales, ya que no tenía otra posibilidad de recreación impidiéndosele leer diarios o escuchar la radio.
En la misma casa estuvo detenido el ejecutivo de la firma Acindar Eirch Bruss, y el lugar fue descubierto merced a otra víctima de apellido Vicario que logró escapar en un descuido de sus captores. Este relato un tanto extenso de la detención de Larrabure tiene por fin mostrar cómo trataban a sus detenidos, secuestrados por la "Justicia Revolucionaria", estos "jóvenes idealistas" que hoy no tienen empacho en pontificar sobre los "derechos humanos.
Las palabras del Diputado Monsalve en oportunidad de sancionarse la ley que procedía a aumentar nuevamente las penas son reveladoras de la situación que se vivía:
"Esta Cámara, en aquella oportunidad, aprobó la derogación de las leyes represivas presionada por las manifestaciones callejeras alentadas por quienes habían triunfado en las elecciones de marzo y abril pasado; manifestaciones que integraban seguramente buena parte de las fuerzas que hoy están colocadas en la subversión ... Cabe preguntarse por qué hoy, después de casi un año de gobierno popular subsiste, aún agravada, la violencia, que todos repudiamos ... vemos que nuestro país se ha transformado en una nación en la que los hombres no pueden tener, cuando salen de su casa para ir a trabajar y ganarse la vida, la seguridad de que volverán a ella enteros para reunirse con sus familiares".
Este fue el clima de terror que nos impusieron a toda la sociedad, y que debimos soportar con un sentimiento de miedo y zozobra que azotaba sistemáticamente, quienes luego pretendieron la indemnidad para sus crímenes guareciéndose en los argumentos mas ridículos, y quienes ahora, con la mayor impostura se atreven a predicar sobre "los derechos humanos" por los que evidenciaran un total desprecio. Hoy, cuando se releen las páginas de "Estrella Roja", "El Combatiente", "Evita Montonera" o "El Descamisado" editados por estos malhechores, golpea en nuestra memoria con fuerza inusitada los padecimientos de toda la comunidad en esa época, a la que nos retrotraemos como en una pesadilla que sigue hostigando y pareciera no tener final.
En lo referente a la responsabilidad del Poder Ejecutivo, con el acceso al poder del Dr. Cámpora, Montoneros llegó a tener una importante representación política aparte del brazo armado, dominando las gobernaciones de Buenos Aires, (Oscar Bidegain), Córdoba (Obregón Cano), Mendoza (Martínez Vaca), San Luis (Elías Adre), Chubut (Cepernic), además de un elevado número de legisladores nacionales, provinciales, integrantes de los consejos municipales, etc. El entonces Presidente de la Nación avaló de esta forma el accionar guerrillero.
El Presidente Cámpora liberó a los guerrilleros antes de que fueran amnistiados (Vigo Legizamón, Javier, ob.cit., entrevista al Dr. Héctor Sandler, págs. 148 y sgts.) en una actitud inconstitucional que posibilitó, incluso, la liberación de presos comunes como el narcotraficante francés Francois Chiappe, que fuera capturado por Interpol y cuya extradición había sido solicitada por Francia.
Por otra parte, importantes dirigentes montoneros han reconocido la influencia que la organización que integraban tuvo en el gobierno de Cámpora. Miguel Bonasso ('El Presidente que no fue', Ed. Planeta, pág. 592 a 594) ha dicho: "En l973, l974 y parte de l975, la relación del Tío y sus adláteres con la genuina JP, que era la de las Regionales y respondía a la 'conducción estratégica' de Montoneros, fue buena y estrecha, lo que alimentaría la fábula lanzada por Lanusse y amplificada por Videla de que Cámpora era 'punta de lanza del montonerismo'. La verdad es más compleja y dista tanto de la inquisición castrense como de las negativas del Tío y sus colaboradores más cercanos a reconocer, en el exilio y la derrota, que hubo un tiempo y un espacio donde la guerrilla peronista más poderosa coincidió con los hombres pacíficos y legalistas, que pretendían un peronismo democrático. A medida que la situación argentina se fue degradando las distancias se ensancharon y se llegó a la franca ruptura. Nada de eso era pensable en julio de l973: las huestes de la Tendencia movilizaban a cientos de miles de adherentes, tenían influencia en las ocho gobernaciones más importantes del país, controlaban la Universidad, sacaban un semanario que tiraba 90.000 ejemplares y se aprestaban a lanzar un diario. No sólo Cámpora y los camporistas hablaban entonces con los Montoneros y sus seguidores de la superficie;...El propio Perón -que ahora tenía a 'los Montos' en la mira- se vio obligado a recibir a los dirigentes de las Regionales, que lanzaron una enorme movilización sobre Gaspar Campos 'para romper el cerco'. Y, más tarde, al propio Mario Eduardo Firmenich".
Adentrándonos en la responsabilidad del Poder Judicial, podemos consignar que el Foro de Estudios para la Administración de Justicia (FORES) realizó un trabajo sobre el informe producido por la Conadep, que tituló: Definitivamente Nunca Más, donde califica el citado informe de deficitario estimando que puede producir desinformación.
Entre los hechos no informados, destaca FORES que en el período 1973-1976 no se dictaron sentencias condenatorias contra terroristas pese a la gravedad de los hechos cometidos (matanza de Ezeiza incluida).
Acreditada sin duda la aquiescencia del Estado argentino en el desarrollo de la guerrilla terrorista, pasaremos ahora a probar la participación del Estado cubano. Resulta clarificador en tal sentido el libro "Secreto de generales".
Este fue escrito por el periodista Luis Báez (Editorial SI-MAR, primera edición, 30-03-97) pudiéndose obtener abundante información sobre su contenido ingresando a 'Google, secretos de generales, Báez'. Siguiendo ese curso de investigación se accede, por ejemplo, a CubaNet - News/Noticias: GENERALES CUBANOS NARRAN, POR PRIMERA VEZ ..., donde, en nota periodística del 12.3.97. narra Marisol Marín lo siguiente:
"Distintas intervenciones militares de Cuba en el exterior, desde las más públicas como Angola y Nicaragua, hasta otras menos conocidas como las llevadas a cabo en Siria, Argentina y Venezuela, son recogidas en un libro en el que, por primera vez, exponen sus experiencias 41 generales cubanos. Bajo el título 'Secretos de Generales', el periodista Luis Baez entrevistó durante los dos últimos años a toda la cúpula militar de Cuba y sostiene que le costó trabajo conseguir que se sintieran cómodos 'delante de una grabadora. Los entrevistados fueron seleccionados por el alto mando de las Fuerzas Armadas y el libro, de 546 páginas y con un prólogo del ministro de Defensa, Raúl Castro, será presentado en los próximos días. En estas páginas el ministro del Interior, Abelardo Colomé Ibarra, cuenta su participación en un frustrado intento de crear una base guerrillera en Argentina y el Jefe del Estado Mayor General, Ulises Rosales de Toro, un episodio similar en Venezuela, ambos en los años 60. Colomé dice que en 1962 fue a cumplir una 'misión internacionalista' a Bolivia y a Argentina con la finalidad de preparar las condiciones para un alzamiento guerrillero en este segundo país, que estaría encabezado por el periodista argentino Jorge Ricardo Massetti. Pero al parecer Massetti fue denunciado por unos campesinos y acribillado a balazos. 'Nunca más apareció -dice Colomé-, todo parece indicar que intentó huir, se internó en la selva y allí murió, aunque a ciencia cierta nunca se ha podido saber realmente que ocurrió. Por su parte, el general Ulises Rosales del Toro rememora la presencia cubana en la guerrilla venezolana y afirma que fueron 14 meses 'muy tensos, de un contacto permanente con el contrincante en condiciones muy desventajosas. En nuestro romanticismo -agrega- queriendo demostrar que se podían resistir los ataques enemigos, en varias oportunidades los cuatro cubanos nos quedamos solos. Según Rosales del Toro, los problemas que surgieron fueron 'políticos y conceptuales' porque los venezolanos se consideraban con una capacidad política y un conocimiento del país superior y por tanto subestimaban las recomendaciones de los cubanos. Otro de los entrevistados, el general de división Néstor López Cubas, recuerda cuando en octubre de 1973 viajó a Siria al frente de un batallón de tanques, que después se convertiría en un regimiento, durante la guerra entre Siria y Egipto contra Israel. No llegaron a combatir, pero mantuvieron la unidad en el frente casi un año y se produjeron algunos duelos de artillería, dice López Cubas. Sin embargo, para este general, que también estuvo con sus tanques en Angola, su misión 'más difícil, compleja, peligrosa y riesgosa' fue en Nicaragua, en los años 80, cuando el Ejército sandinista era combatido por los 'contras' con el apoyo de EEUU. 'Nos estábamos jugando la vida diariamente', afirma después de recordar las emboscadas y los terrenos minados y, en definitiva, las características de una guerra irregular, donde nunca se sabe de dónde va a salir el enemigo. Son varios los generales que evocan la figura de Ernesto "Che" Guevara en Argelia, en el Congo y en la misma Cuba a principios de la Revolución. Uno de ellos es Víctor Schueg Colas, que estuvo a punto de morir con el "Che" en el Congo, cuando el campamento en que se encontraban fue rodeado y atacado por tropas del Zaire durante cinco días y el guerrillero tuvo que ordenar la retirada. Otros, como el general de Brigada Enrique Acevedo no combatió con el guerrillero cubano-argentino, pero sí guarda recuerdos poco felices de sus relaciones con éste. 'No entendía su sentido del humor, cada vez que me veía usaba una broma cáustica, lo cual, como es lógico, levantaba ronchas' sostiene Acevedo, que, después, insiste en que 'cada vez que me veía, me fustigaba, no con un tono malo, sino jocoso, pero yo me encabronaba, me sentía disminuido. En esa época tenía 17 años.' La media de edad de los generales entrevistados es de 55 años, todos son militantes del Partido Comunista de Cuba y entre ellos hay una mujer, Delsa Esther Puebla, general de brigada, la primera cubana que llega a un grado militar tan alto (EFE)".
Confirmando lo narrado por el periodista Baez, el libro Nadie Fue, de Juan B. Yofre, impreso en Argentina, año 2006, ratifica lo expresado en Secretos de Generales . Dice Yofre en la página 20/21 y 25:
"Desde antes de l975 -para ser más precisos desde l959- el comandante Fidel Castro exportaba la revolución socialista a todo el continente, convirtiendo a Cuba en un campo de adiestramiento de la guerrilla latinoamericana. Aunque todos lo presumían o sabían, Castro no lo reconocía. Debieron pasar varias décadas para escuchar de sus propios labios la terrible confesión. El 4 de julio de l998, Fidel Castro aceptó oficialmente su papel de promotor de la subversión en América Latina, durante la década del 60 y del 70, cuando Cuba intentó crear 'un Vietnam gigante' a lo largo de toda la región. Lo dijo frente a unos cuatrocientos economistas reunidos en la Habana, en ocasión del foro organizado por la Asociación de Economistas de América Latina y el Caribe. El mandatario reivindicó esas acciones de su gobierno en toda Latinoamérica, menos en México, y culpó a la ex Unión Soviética por la falta de éxito. 'El Che (Ernesto Guevara) llamó al mundo para crear uno, dos, muchos Vietnam', dijo. Y aseguró: 'En el único lugar donde no intentamos promover la revolución fue en México. En el resto, sin excepción, lo intentamos'. 'Realmente era lo que teníamos que hacer como revolucionarios. Tratamos de respaldar y desarrollar movimientos revolucionarios armados en contra de las oligarquías y los Estados Unidos. El Che no soñaba. Era posible en Venezuela, Chile, Colombia, Brasil...'. Luego agregó: 'Los Estados Unidos decían que los soviéticos eran los que promovían la revolución, cuando en realidad se opusieron en todo lo que queríamos hacer'. 'No tengo absolutamente ninguna duda de que una revolución en este hemisferio era posible', insistió y continuó: 'Las condiciones objetivas existían, pero las condiciones subjetivas fallaron'. 'Pero hicimos el esfuerzo', sentenció el presidente cubano. Y añadió: 'Habríamos cambiado la historia. Habría sido distinto' (1) ...Por si América Latina no le alcanzaba, las fuerzas armadas de Cuba intervinieron en Angola para apoyar al líder marxista Agostino Neto. En l963, según relató el hijo (2) , el argentino Jorge Ricardo Masetti fue enviado por el gobierno castrista a la Argentina al frente de una columna guerrillera. 'Fue el primer proyecto guerrillero en que el Che (Guevara) se involucraba en persona, pues tenía planeado tomar la dirección de la columna, una vez superada la fase de asentamiento'. Tanta importancia le otorgó Guevara que destinó al jefe de su custodia, Horacio Peña Torre (a) Cap. Hermes, como subalterno de Masetti. El argentino y sus seguidores integraron el Ejército Revolucionario del Pueblo. Masetti se hizo llamar comandante segundo. Porque el primero sería el Che. Entraron en la Argentina por el Norte, en la denominada Operación Penélope (3) , en junio de l963 y la experiencia terminó en abril de l964 luego de un enfrentamiento con la Gendarmería en la zona de Orán, Salta. Intentaron abrir un foco guerrillero durante los mandatos constitucionales de José María Guido y Arturo Humberto Illía...En l970 mientras en Montoneros caían miembros de su estructura porteña y cordobesa -incluyendo a su jefe Fernando Abal Medina y a Carlos Gustavo Ramus (4) (7 de septiembre de l970)- Mario Eduardo Firmenich viajó a Cuba donde fue recibido como un 'héroe del Marxismo-Leninismo' (20 de agosto de l970). Fernando Abal Medina ya había estado en Cuba en los preparativos de la creación de la organización Montoneros".
En el libro "Memorias de Enrique Gorriarán Merlo, de los Setenta a La Tablada", Editorial Planeta 2003, págs. 171/172, el nombrado confirma el apoyo e intervención de Cuba en el accionar guerrillero al referirse a la huída de Trelew, expresando : Salimos de Chile el 25 ... Subimos al avión de Cubana de Aviación, un Illushyn 62, que recién empezaba a volar en Cuba, y tenía tripulación soviética y las azafatas y el personal de a bordo cubanos...La llegada fue emocionante, y la solidaridad se sentía y era de todos, del gobierno, de la población..Enseguida le planteamos a los cubanos que queríamos regresar inmediatamente...En Cuba hablamos con Piñeiro, que era jefe del Departamento América, y comprendimos que podía ser un compromiso para el Estado cubano mandarnos clandestinos. Pero ellos, por su parte, accedieron porque consideraron que acá había una dictadura. Y nos empeñamos en todas las tareas relacionadas con la vuelta: documentación, maquillaje. En esto los cubanos eran increíbles, pero a veces la técnica proveniente del 'socialismo real' no los ayudaba. Para cambiar el color de ojos nos pusieron unos lentes de contacto soviéticos que, cuando te los sacabas, estabas una hora llorando. Era algo similar a las hojitas de afeitar, también soviéticas, que parecían hechas para arañar, y a la que los cubanos popularmente llamaban 'Patria o muerte'. A mi me habían puesto una prótesis dental para variar la expresión, con la que parecía un bobo y todos me cargaban. Hasta nos ofrecieron hacernos cirugía plástica. 'A ver Santucho -que tenía la nariz aguileña-, podríamos arreglarle la nariz' y Roby lo sacó corriendo. Pero el que se entusiasmó con la plástica fue el Gringo, que era más desprejuiciado y coqueto -en palabras de Roby-, y que tenía una nariz ancha ... Otra cosa que estrené ahí fue la peluca, y eso sí que me lo dejé. Era la primera vez que usaba peluca, me parecía horrible, me la ponía todo el día para acostumbrarme, y así hay que hacer para generarte confianza. Solucionado lo del maquillaje, nos abocamos a los documentos que íbamos a utilizar para el regreso. El de Roby y el mío eran venezolanos, el del Gringo creo que era italiano. Salimos en octubre; el Gringo y yo fuimos a Moscú, Roby se quedó para entrevistarse con Fidel..."
Pero con posterioridad, en enero de 1989, este personaje siniestro nos hizo padecer otra de sus "radiantes" operaciones magistrales. En efecto, en pleno gobierno democrático del Dr. Alfonsín, presidente ungido con una mayoría significativa, sin proscripción de algún tipo y a quien, más allá de las críticas habituales e inevitables que pudiera merecer de distintos espectros como cualquier otro gobernante, nadie le negó nunca el carácter de "popular", llevó a cabo el sangriento ataque al Regimiento de la Tablada, que produjo una significativa cantidad de víctimas, muchas de ellas soldados inocentes.
Para ello, urdió una mentira ridícula, esto es que el gobierno "iba a ser víctima de un golpe de estado" por sectores castrenses, y allí salió él con sus secuaces en una inventada defensa de la democracia, sembrando nuevamente el terror y la sangre de la misma manera que antes lo había hecho contra gobiernos militares.
No nos detendremos en este tema, pues está fresco en la memoria de la mayoría, aunque muchos traten de justificarlo con excusas pueriles o se hagan los desentendidos, pero queda en claro que cualquier pretexto fue suficiente para que estos personeros de la muerte y el engaño propagaran el odio por doquier. Y, para muchos, la justificante de la "subcultura", o de la "contracultura" como otros dan en llamarla, parecería suficiente como para otorgar distinta graduación al valor de la vida humana.
Llegado a este punto, resulta importante ver las posturas que adoptaron o están discutiendo países hermanos que sufrieron igual flagelo, como Perú y Uruguay.
El 31 de marzo de 2007 el presidente del Perú, Alan García, promulgó un Decreto Supremo para brindar un reconocimiento a los mártires civiles y militares víctimas del terrorismo que azotó el país entre 1980 y 2000. Dijo el presidente García "la historia de estos héroes anónimos debe ser conocida por las nuevas generaciones, y las calles de Lima y Perú todo deben rendirles homenaje, al ser rebautizadas con sus nombres". ¡Qué paradoja! En nuestro país se ha quitado en Rosario el nombre de la calle del General Juan Carlos Sánchez, asesinado impiadosamente por los terroristas. Nuestro país camina a contrapelo del mundo.
El 21 de abril de 2007 un tribunal civil peruano condenó a los líderes de la Organización Sendero Luminoso, encabezados por su fundador Abimael Guzmán, a pasar el resto de sus vidas en prisión al ser condenados por los delitos de terrorismo agravado y homicidio calificado. En contraposición, nuestro más Alto Tribunal considera que no sabe bien qué es el terrorismo porque no está estrictamente definido.
En cuanto a Uruguay, este país ratificó ante la Organización de Estados Americanos la Convención Interamericana Contra el Terrorismo, tratado continental adoptado por 21 países participantes en la Asamblea General en Bridgetown, Barbados, en junio de 2002. El 2 de marzo de 2007, el Presidente de la República Oriental del Uruguay Tabaré Vázquez presenta con su firma y la de tres de sus ministros el Proyecto de Ley de Reparación de las Víctimas del Terrorismo, del que es autor el Diputado integrante de la oposición Daniel García Pintos.
En dicho proyecto, y referido a los funcionarios militares y policiales, se aclara "que si bien existen normas que les otorgan un determinado tratamiento en el caso de fallecimiento en acto de servicio, con el transcurrir del tiempo tal situación se diluye y afecta notoriamente, también económicamente y espiritualmente a sus descendientes y núcleos familiares". También se agrega "que si bien las circunstancias mencionadas están comprendidas en actos de servicio, en realidad representaron mucho más teniendo en cuenta el ambiente de violencia extrema reinante en el país y la inquebrantable defensa que hicieron los militares y policías de una sociedad que se encontraba conmovida por dicha situación".
Igualmente se expresa que "No nos cabe duda de que en su mayoría pertenecían a hogares de modesta condición económica que se vieron conmovidos en toda su estructura moral y material, por estas situaciones a las cuales esas familias no le encontraron ni le encontrarán ninguna explicación. Hoy, cuando se pretende cerrar definitivamente esta dolorosa etapa, tenemos la convicción de que deben tener una respuesta del Estado". Este proyecto, reitero, fue suscripto por el presidente uruguayo y tres ministros, todos de extracción izquierdista.
El 2 de marzo de 2007, en Plaza Independencia, el presidente de izquierda Tabaré Vázquez sostuvo lo mismo que ya había dicho el 1º de marzo de 2005: "El dolor de la pérdida de un padre, de un hermano, de un hijo no tiene atenuantes ni adjetivos. Es dolor y punto. Nunca más enfrentamiento entre uruguayos, nunca más y para todos". Pero, a diferencia, para nuestro gobierno no es así: hay muertes que tienen valor y otras que no; hay vidas de primera y vidas de segunda.
Por su parte, el vicepresidente Rodolfo Nin expresó al respecto: "más que disentir sobre qué fue lo que pasó, nos importa cómo resarcirnos del dolor de ese enfrentamiento. El Poder Ejecutivo quiere tener una mirada igualitaria, igualadora, sobre los dolores que causó ese enfrentamiento".
Por su parte, el 9 de abril de 2007 la Ministra de Defensa Azucena Berrutti, en "Primera Voz" de 1410 AM LIBRE, respaldó las palabras del Presidente Tabaré Vázquez al afirmar que "los muertos son todos iguales", en referencia al proyecto de ley de resarcimiento a familiares de victimas fallecidas por acción de la subversión. Con esta indemnización, "de algún modo la sociedad quiere aliviar y hacer un gesto de reconocimiento a las familias a quienes les tocó sufrir la muerte de un ser querido".
Respecto a las críticas que recibiera de algunas organizaciones de derechos humanos sobre el hecho de reivindicar de esta forma la teoría de los dos demonios, la Secretaria de Estado sentenció: "Yo ahora me paro en medio de las dos trincheras y no de los dos demonios. Estoy allí para recibir las balas o las piedras de los dos lados, pero lo que quiero es que las nuevas generaciones que vayan surgiendo de esos grupos puedan caminar otra vez en un valle sin trincheras".
Nada tiene esto que ver con la acción de inclaudicable venganza que intentan aparentar, como una especie de justicia, las autoridades y otras organizaciones de nuestro país.
Cierto es reconocer que el proceso militar fue recibido con mucha esperanza por la inmensa mayoría del pueblo argentino, tuvo un apoyo incondicional pues considerábamos que venían a redimirnos del espanto en que nos había sumergido el terrorismo subversivo. Fueron considerados como los salvadores de la patria y respiramos aliviados a su llegada, tal como alguna vez lo manifestara públicamente.
En la tapa del diario "La Opinión" del 27/3/76, su director Jacobo Timerman escribía: "Si todos los argentinos, como se advierte en todos los sectores -aún dentro del ex oficialismo-, agradecen al Gobierno Militar el haber puesto fin a un vasto caos que anunciaba la disolución del país, no menos cierto es que le agradecen la sobriedad con que actúan. De una etapa de delito, donde torpes y vanas figuras gritaban sus amenazas a voz de cuello, vivían en el desplante y la inmunidad, o daban lecciones de moral exhibiendo sus encendedores o corbatas, la Argentina se abrió en poco minutos a una etapa de serenidad de a cosa pública. Porque las nuevas autoridades demuestran un pudor, un recato tan beneficioso para ellos como para su relaciòn con los gobernados. No han añadido títulos pomposos y huecos al nombre de su gobierno, ni lemas rimbombantes a sus objetivos. No hacen rendir culto a su personalidad ni se halagan con la propaganda".
Este era el concepto generalizado que tenían los militares, aunque ahora se mienta negándolo, concepto que llevó no sólo a Jorge Luis Borges, sino también a Luis F. Leloir, a René Favaloro y a Ernesto Sàbato a compartir almuerzos con estos gobernantes, y que moviera a expresar al último a la salida del almuerzo: "El General Videla me dio una excelente impresión. Se trata de un hombre modesto e inteligente. Me impresionó la amplitud de criterio y la cultura del presidente".
En el mismo sentido, pero ya en el año 1978, Sàbato explicaría su posición en la Revista Geo: "La inmensa mayoría de los argentinos rogaban casi por favor que las Fuerzas Armadas tomaran el poder. Todos nosotros deseábamos que se terminara ese vergonzoso gobierno de mafiosos", dijo para explicar el golpe de marzo. Y mas adelante expresaba "Desgraciadamente ocurrió que el desorden general, el crimen y el desastre económico eran tan grandes que los nuevos mandatarios no alcanzaban ya a superarlo con los medios de un estado de derecho. Porque entre tanto, los crímenes de la extrema izquierda eran respondidos por salvajes atentados de la extrema derecha, los extremistas de izquierda habían llevado a cabo los mas importantes secuestros y los crímenes monstruosos mas repugnantes", Y para concluir sostenía: "Sin duda alguna en los últimos meses, muchas cosas han mejorado en nuestro país: las bandas terroristas han sido puestas en gran parte bajo control" ("La Voluntad", cit., tomo 3 en la versión que Anguita y Caparrós efectúan sobre la cena entre Videla y Sàbato).
Cuando, más tarde o más temprano, nos enteramos de sus crímenes aberrantes, la máscara cayó, la consternación nos embargó y la esperanza dio lugar al espanto: no eran ningunos héroes y sólo nos habían traído la paz de los cementerios, amparándose en la impunidad del poder, la ilegalidad, el crimen y la clandestinidad. Y no sólo les imposibilitaron a estas personas un juicio justo sino que, al atribuirse el rol de escuadrón de la muerte, le impidieron a la sociedad el conocimiento de una sentencia condenatoria u absolutoria, según el caso, respecto de quienes la habían aterrorizado.
La Cámara Federal en la causa Nº 13/85 sostuvo que en nuestro país vivimos una guerra, destacando además, que algunos de los hechos de esa guerra interna hubieran justificado la aplicación de la pena de muerte contemplada en el Código de Justicia Militar. Otra hubiera sido nuestra historia si se hubieran manejado dentro de la ley.
Pero esto, por más horroroso que sea, no puede hacer olvidar el tiempo de sangre y fuego a que nos sometió la guerrilla fratricida. Como ha hecho Tabaré Vázquez al reconocer la ocurrencia de los hechos históricos en su totalidad, sin aportar una visión sesgada y parcial de los mismos, y como se ha dicho "Sólo la verdad nos hará libres" (Juan 8,2) y es imprescindible buscarla permanentemente, sin dejarse llevar por el canto malicioso de una sirena embaucadora .
Y resulta muy significativo, como ya hemos señalado, que sean sólo los tribunales argentinos los que rechacen la doctrina internacional conteste en cuanto a que no es necesario ni la participación del Estado ni su aquiescencia para considerar un crimen como de lesas humanidad, Moreno Ocampo, actualmente fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, y que fuera Fiscal adjunto en el juicio a los militares que diera lugar a la sentencia 13/85, al ser consultado contestó que, tanto los crímenes cometidos por la guerrilla, como los perpetrados por la Junta Militar y la Triple A deben ser considerados de lesa humanidad e imprescriptibles. Señaló que la Corte Penal Internacional establece que un crimen es de lesa humanidad cuando se trata del "ataque sistemático y permanente de civiles" y todos ellos actuaron de tal manera. Agregó que las convenciones internacionales incorporadas a la Constitución argentina definen los delitos de lea humanidad como "actos inhumanos contra la población civil o persecuciones por motivos políticos, raciales o religiosos", y que, en definitiva, las discusiones existente sobre este tema y el criterio distinto de nuestra Corte Suprema dependerá de lo que resuelva el derecho internacional (lanacion.com,7/2/07).
Por ello, ahora, y ante la realidad de una verdad parcial que se cuenta al pueblo argentino y por una cuestión de estricta justicia, siguiendo el camino que han adoptado todas las naciones que sufrieran el flagelo del terrorismo, donde hay un auténtico sentimiento de reconciliación, sentimiento que no puede realizarse reinando la arbitrariedad y la injusticia es que presentamos este proyecto de ley.
Se ha elaborado siguiendo el lineamiento de la ley 24.411, sancionada en diciembre de 1994, en virtud de la cual se indemniza a las víctimas del terrorismo de Estado.
En el artículo 1º se establece que los beneficiarios son los familiares de todos las personas que fallecieron a causa del accionar del EGP, ERP, PRT, Montoneros, FAP, FAR, MTP o cualquier otro grupos terrorista de igual carácter, fijándose todo el período en que en nuestro país actuó la violencia terrorista, esto es desde 1960 a 1989.
También se establece una indemnización para aquellos que hayan sufrido lesiones graves o gravísimas en proporción a las secuelas, esto es al porcentaje de incapacidad que se determine.
En el artículo 3 se agrega un Anexo que no es taxativo, pues lamentablemente no hemos podido finalizar la investigación de todas las víctimas, que son muchísimas más, tanto muertos como heridos y que continuará realizándose para esclarecer en su totalidad la verdad. Las que aquí figuran son las que hasta el presente han podido constatarse rigurosamente. Lo que hemos intentado con el mismo, tanto como con el Apéndice adjunto es buscar una reparación integral. Es decir no sólo una indemnización económica sino devolverles a estos muertos su dignidad de personas y resarcir moralmente a sus deudos.
El resto de los artículos fija el procedimiento que deberá llevarse a cabo para efectivizar la indemnización, las pautas legales en que se encuadra la misma, los plazos y también en el citado artículo 1º se establece su monto.
Sólo un deseo irrefrenable de dar a conocer toda la verdad de los acontecido en una época tan extensa como trágica para nuestra patria, como el de lograr una auténtica justicia motiva este proyecto. Ortega y Gasset decía "el hombre necesita absolutamente la verdad; y al revés la verdad es lo único que, esencialmente necesita el hombre, su única necesidad incondicional". Por su parte, la Biblia sentencia "Justicia, Justicia, perseguirás" (Deuteronomio 16:20), y esta no se alcanzará hasta que no sean juzgados todos los partícipes de esa época nefasta como resarcidas todas sus víctimas.
Oscar del Barco, ex integrante del ERP, en el ejemplar de enero de 2006 de la revista cordobesa "La Intemperie", al replantear la actividad del terrorismo guerrillero sostuvo: "El principio que juzga toda la comunidad es el no `derecho` a matar. ¿Qué diferencia hay entre Santucho, Firmenich, Quieto y Galimberti, por una parte, y Menéndez, Videla o Massera por la otra? Si uno mata el otro también. Esa es la lógica criminal de la violencia. Siempre los asesinos, tanto de un lado como del otro, se declaran justos, buenos y sabedores. Pero si no se debe matar y se mata, el que mata es un asesino, el que participa es un asesino, el que apoya aunque sea con su simpatía es un asesino".
Resulta imperioso que desde el Poder Legislativo se exhiba la visión completa de lo ocurrido, que sea conocida la verdad por las futuras generaciones para que no crezcan en un clima de engaño que lleva necesariamente a la esclavitud del pensamiento, que se indemnice a todas las víctimas del terrorismo para poder por fin alcanzar una justicia completa y no la tuerta que hasta la actualidad se imparte.
Por todo ello, solicito al Cuerpo la aprobación del presente proyecto de ley.
LISTADO DE VICTIMAS POR ACTOS TERRORISTAS
AÑOS 1960 AL 1989
1. Guillermina Cabrera (12 Mar 60)
En Olivos, Provincia de Buenos Aires, por una fuerte explosión producto de un acto terrorista fallece la hija del Mayor David René Cabrera, Guillermina, de poco más de 3 años, además de recibir heridas otro hijo de 5 años y un bebe de 6 meses y sus padres. La explosión, por casualidad, no alcanzó a un microómnibus que con varios pasajeros pasaba por el lugar.
El atentado fue para alterar la paz social y evitar los actos eleccionarios del 27 de marzo de 1960.
2. Gendarme Juan Adolfo Romero (18 Abr 64)
El 18 de abril de 1964, en Orán, Salta, una patrulla de Gendarmería tuvo un enfrentamiento con elementos del Ejército Guerrillero del Pueblo, primera guerrilla rural castro comunista en el país. Romero recibió dos proyectiles que le causaron la muerte en forma instantánea
Publicado en Clarín, 21 de abril de 1964.
3. Oficial Subayudante de la PFA (bombero) Carlos Enrique Gorleri (21 Jul 64)
El 21 de julio de 1964 se produjo una explosión que derrumbó un edificio de 7 pisos en la calle Posadas 1168. Durante la remoción de escombros se produce el deceso del oficial ayudante. Investigaciones posteriores determinaron que la explosión se produjo en un departamento alquilado por una célula terrorista, y la causa fue el manipuleo de gran cantidad de material explosivo allí acumulado.
4. Sr. Augusto Timoteo Vandor (30 Jun 69)
Ocupaba el cargo de Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica-UOM-
El día del atentado se encontraba en el local de la UOM, a las 11:45 horas tres hombres jóvenes entraron y mediante un ardid se presentaron como oficiales de justicia. Armados con pistolas y un arma automática, dos de ellos subieron al despacho del dirigente y lo asesinaron a balazos, dándose a la fuga, luego de dejar una bomba al lado del cuerpo, que explotó segundos después hiriendo a una empleada. Poco después se conoció un comunicado del Ejército Nacional Revolucionario que se adjudicó el hecho.
Declaración del ENR en la revista Cristianismo y Revolución Nro 28 - Abril de 1971.
5. Teniente General Pedro Eugenio Aramburu (02 Jun 70)
Nació en la provincia de Córdoba, el 21 de marzo de 1903. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 1ro de marzo de 1919. Pasó a situación de Retiro Voluntario, con el grado de Teniente General, el 8 de setiembre de 1958, cuatro meses después de haber entregado el cargo de Presidente Provisional de la Nación, función que desempeñó desde el 13 de noviembre de 1955, al renunciar el General de División Eduardo Lonardi.
Estaba casado con la señora Sara Herrera, y fue padre de dos hijos. Murió asesinado en la madrugada del 2 de junio de 1970 por la cúpula de la organización terrorista Montoneros.
6. Cabo 1ro de la de la Policía de la Prov. Bs. As. Fernando E. Sullings (30 Jul 70)
El 30 de julio de 1970, más de veinticinco terroristas coparon puntos neurálgicos de la localidad de Garín, en la Provincia de Buenos Aires, a 42 Km. de la Capital Federal, cortando sus ingresos y comunicaciones.
Un grupo se destaca a la sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires. El cabo Sullings se encontraba de consigna frente al mismo y, al tratar de intervenir, es herido con un disparo de pistola en la espalda. Es arrastrado al interior y atado al suelo con cadenas. Trasladado posteriormente al Hospital de Tigre, fallece.
7. Sr. José Alonso (27 Ago 70)
El Sr. José Alonso en 1944 desarrolló una activa tarea de unificación en la Confederación General del Trabajo.
El atentado en el que perdió la vida se produjo el 27 de agosto de 1970, en la esquina de Matienzo y Zapiola de la Capital Federal, cuando el vehículo en que se desplazaba fue interceptado por dos coches, de los que descendieron varios atacantes que le dispararon a quemarropa y le destrozaron la cabeza.
El libro "Montoneros. Los soldados de Perón" de Richard Gillespie, señala que el "Ejército Nacional Revolucionario" -ERP- llevó a cabo el asesinato de los principales líderes justicialistas conciliadores de los años sesenta, Augusto Timoteo Vandor y José Alonso.
8. Sargento Ayudante de la Policía Prov. Bs. As. Esteban E Yanibelli (06 Sep 70)
Estaba a cargo del Destacamento Arturo Seguí, jurisdicción de City Bell, Provincia de Buenos Aires. Era casado con tres hijos. El 6 de setiembre de 1970, ascendió a un tren para concurrir a su domicilio y se ubicó en un vagón donde solo había tres o cuatro personas. Sorpresivamente irrumpieron cuatro sujetos armados, que desplazaron a los pasajeros al fondo del coche. Mientras uno de ellos le disparaba haciéndolo caer, otro terrorista, cuando ya estaba inerme en el suelo, abre fuego con una pistola ametralladora, alcanzándolo con varios impactos uno de ellos en el corazón, despojándolo del arma reglamentaria y descendiendo luego en la parada siguiente, en las afueras de la Ciudad de La Plata
9. Subcomisario de la Policía Federal Argentina Osvaldo Sandoval (14 nov 70)
Era casado y tenía una hija. Al ser asesinado se desempeñaba como Jefe de la División Asuntos Políticos de la Dirección de Coordinación Federal.
Muere el 14 de noviembre de 1970, en la estación de servicio ubicada en la esquina de las calles Triunvirato y Olazábal, de la Ciudad de Buenos Aires, donde guardada su automóvil. En esa circunstancia se aproxima un vehículo cuyos ocupantes disparan con armas automáticas, alcanzándolo con más de veinte impactos en la espalda. Uno de los asesinos descendió del vehículo y lo remata con un tiro en la cabeza.
10. Cabo 1ro de la Policía de la Prov. Bs. As. Santos C. Cháves (17 Ene 71)
Revistaba en la Comisaría de Moreno (Prov. Bs. As). El 17 de enero siete sujetos armados lo asaltaron cuando estaba custodiando unas instalaciones sobre el Río Reconquista en la localidad de Francisco Álvarez. Luego de inmovilizarlo lo hirieron mortalmente y lo despojaron de su armamento. Los agresores se dieron a la fuga en un automóvil que era robado, y que luego abandonaron.
11. Sargento de la Policía de la Prov. Bs. As. José A. Pizarro (22 Ene 71)
Era casado y tenía 3 hijos, el menor de un año, al ser asesinado tenía 41 años de edad.
El 22 de enero de 1971, un grupo compuesto por tres mujeres y ocho hombres, que se autoproclamaron pertenecientes a la organización terrorista FAR, asaltó la sucursal del Banco de Galicia de Banfield. La seguridad externa estaba dada por el Sarg. Pizarro y un Cabo 1ro. Una mujer y un hombre no ingresaron al banco y permanecieron próximos a Pizarro y al Cabo 1ro. Al sonar la alarma y escuchar disparos, intentaron ingresar al banco, recibiendo Pizarro seis disparos, siendo internado en el sanatorio de Lomas de Zamora, y falleciendo como consecuencia de las heridas recibidas.
Luego de pintar las paredes con la sigla FAR, los asaltantes se dieron a la fuga.
12. Cabo de la Policía de la Prov. Santa Fe Juan J. Muga (07 Feb 71)
Estaba casado y tenía un hijo de cinco años.
El 7 de febrero de 1971, un grupo de subversivos, constituido por seis hombres y una mujer, atacó el Destacamento Policial del balneario La Florida, dependiente de la Comisaría 12ª. de Rosario. Por sorpresa logran ingresar al local disparándole al Cabo Muga en el tórax. Fue trasladado al Hospital Municipal central, falleciendo antes de llegar.
La organización subversiva terrorista ERP se atribuyó el hecho y el asesinato fue publicado en su órgano de difusión Estrella Roja, en marzo de 1971.
13. Agente de la Policía Federal Pedro F. Vega (05 Mar 71)
Prestaba servicio en la Comisaría 21 y al ser asesinado contaba con 22 años.
El 5 de marzo de 1971, mientras se dirigía a tomar servicio. Fue atacado por una pareja de subversivos terroristas con la finalidad de despojarlo del arma reglamentaria. Le efectuaron varios disparos, alcanzándolo tres impactos.
Fue trasladado por vecinos al Hospital Municipal en grave estado, falleciendo posteriormente.
14. Cabo de la Policía de la Prov. Bs. As. Visitación J. Ramos (12 Mar 71)
El 12 de marzo de 1971 impidió un atraco que subversivos intentaron consumar en una cooperativa de crédito de Remedios de Escalada. En el intercambio de disparos recibió heridas que le produjeron su fallecimiento. Los sujetos no pudieron cumplir su cometido. Sus restos fueron inhumados en el cementerio de Lanús.
15. Agente de la Policía de la Prov. Bs. As. Walberto Arias (10 Abr 71)
Al ser asesinado contaba con 32 años de edad. Prestaba servicios en la Comisaría de Villa Ponsati, dependiendo de la Comisaría 8va. de La Plata.
El 10 de abril de 1971, un grupo de individuos arribó en cuatro automóviles. Redujeron al personal de la comisaría, se apoderaron de las armas y efectuaron inscripciones en las paredes, alusivas a la organización subversiva FAR. El intercambio de disparos con el personal de la dotación de la Comisaría continuó en la calle, al proceder a desligarse de las ataduras un cabo de la dotación. En ese momento el Agente Arias se dirigía a la Comisaría a tomar servicio, siendo herido de muerte.
16. Oficial Ayte. de la Policía Prov. Córdoba Ángel V. Mastri (17 Abr 71)
En un enfrentamiento con subversivos ocurrido en el Barrio San Martín de la ciudad de Córdoba, el 17 de abril de 1971, es gravemente herido el oficial Ayudante Mastri, falleciendo tiempo después. En el hecho pierden la vida tres integrantes de la organización terrorista autodenominada ERP.
17. Agente de la Policía de la Prov. Bs. As. Modesto Forchi (27 Abr 71)
Ingresó a la Policía de la Provincia de Buenos Aires en el año 1969 como agente. Estaba casado y tenía dos hijos.
El día 27 de abril de 1971, el Oficial Subayudante Cordigone y el Agente Forchi, francos de servicio, se desplazaban de civil hacia sus respectivos domicilios. Al llegar a la intersección de las calles Mitre y Mon de la localidad de Caseros, Provincia de Buenos Aires, fueron ultimados con disparos a quemarropa producidos por dos individuos jóvenes que viajaban en el mismo micro.
El Agte. Forchi fue gravemente herido al igual que un pasajero del micro, falleciendo ambos al ser intervenidos quirúrgicamente con posterioridad.
En el mismo hecho el Oficial Subayudante Cordigone recibió cuatro impactos que le produjeron la muerte en forma instantánea.
18. Ofic. Subayte de la Policía de la Prov. Bs. As. Ramón Cordigone (27 Abr 71)
Ingresó a la Policía de la Provincia de Buenos Aires en el año 1964 como agente. Registra numerosas felicitaciones por su eficiencia y contracción al trabajo. Su último destino fue la Delegación Regional de San Martín. Era casado y tenía dos hijos de 18 y 13 años. Al igual que el Agte. Forchi su fallecimiento se produce en el mismo enfrentamiento.
19. Teniente Mario César Asúa (29 Abr 71)
El 29 de abril de 1971, el Teniente Asúa alcanzaba las proximidades de Pilar en un camión militar que transportaba armamento y munición desde Holmberg, provincia de Córdoba, hasta Campo de Mayo. Como custodia, viajaban en la caja del vehículo dos suboficiales y seis soldados. Al alcanzar una zona próxima al puente sobre el río Luján, en la ruta 8, un camión particular se cruzó bruscamente mientras otro lo embestía de atrás, dejándolo inmovilizado y sorprendiendo al personal.
Unos 30 terroristas, armados con pistolas y pistolas ametralladoras, rodearon rápidamente el vehículo. El Teniente Asúa intentó resistirse, pero cayó herido por una ráfaga que también alcanzó al conductor del camión, soldado Alberto Hugo Vaca. Los atacantes trasladaron las armas a otros vehículos robados, dándose a la fuga mientras esparcían clavos miguelitos en la ruta para evitar su persecución.
El teniente Asúa falleció antes de poder ser asistido, mientras que el soldado Vacca quedó parapléjico falleciendo cinco años más tarde.
20. Agente Policía de la Prov. Bs. As. Fernando Cidraque (25 Jun 71)
Revistaba en el Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional de San Martín.
Realizando actividades de patrullaje en un vehículo, junto al Cabo Domingo Moreno que lo acompañaba, hicieron detener a un automóvil sospechoso. Al aproximarse para identificarlos, fueron recibidos a balazos que le produjeron la muerte en forma instantánea a los dos policías, procediendo luego a despojarlos de sus armas reglamentarias.
21. Cabo de la Policía de la Prov. Bs. As. Domingo Moreno (25 Jun 71)
Fue asesinado junto al Agte. Fernando Cidraque, como se indicó.
22. Cabo de la Policía de la Prov. Bs. As. Juan Ferro (22 Jul 71)
Al abrir el Registro Nacional de las Personas correspondiente a Berazategui, junto con el público, ingresaron siete hombres y una mujer que se proclamaron pertenecientes al Comando de Liberación Nacional.
En esa oportunidad cuando comenzaron a introducir documentos de identidad en bolsas, llega en forma casual trayendo documentación de la comisaría local el Cabo Ferro, sin darle posibilidad de reacción fue atacado y herido de muerte. Posteriormente el personal subversivo repartió entre los presentes literatura afín a la organización terrorista del Comando de Liberación Nacional.
23. Mayor (R) del Ejército Julio R. San Martino (29 Jul 71)
Se desempeñaba como Jefe de la Dirección del Servicio Penitenciario de la Provincia de Córdoba. Estaba casado y tenía tres hijos.
Fue asesinado el 29 de julio de 1971, en Córdoba. El atentado se produjo cuando llegaba a su domicilio. Fue sorprendido por un grupo que se trasladaba en camioneta, de donde partió un disparo de escopeta que ultimó en forma instantánea al Mayor San Martino.
El hecho se lo adjudicaron las autodenominadas Fuerzas Armadas Peronistas y Montoneros y fue solidarizado por el ERP. Estrella Roja, Nro 5, agosto de 1971.
24. Agente de la Policía Provincia de Córdoba Pedro H. Bertoglio (03 Ago 71)
Estaba casado, tenía siete hijos y al ser asesinado contaba con 46 años.
El asesinato ocurrió el 3 de agosto de 1971, al regresar de una comisión de servicio. En pleno centro de la ciudad de Córdoba, fue interceptado por dos sujetos que pretendieron robarle el arma. Ante la resistencia ofrecida, fue gravemente herido con dos disparos a corta distancia y otro cuando se encontraba en el suelo.
La organización terrorista subversiva ERP se adjudicó el hecho.
25. Subcrio. Inspector del Servicio Penitenciario de Tucumán Raúl R. Villagra (06 Sep 71)
Tenía 44 años. Estaba casado y tenía 10 hijos, 3 varones y 7 mujeres.
Fue asesinado en el episodio que se relata en el caso del soldado Ordoñez.
26. Suboficial Mayor del Servicio Penitenciario de Tucumán Francisco Lobos (06 Sep 71)
Tenía 42 años. Estaba casado y tenía una hija de 18 años.
Fue asesinado en el episodio que se relata en el caso del soldado Ordoñez.
27. Sargento 1ro del Servicio Penitenciario de Tucumán José R. Abregú (06 Sep 71)
Tenía 44 años. Casado con tres hijos, 1 varón de un año y dos mujeres de 11 y 10 años.
Fue asesinado en el episodio que se relata en el caso del soldado Ordoñez.
28. Sargento del Servicio Penitenciario de Tucumán Carlos Rojas R. (06 Sep 71)
Tenía 46 años. Casado con 3 hijos, 2 varones y 1 mujer.
Fue asesinado en el episodio que se relata en el caso del soldado Ordoñez.
29. Soldado del Servicio Penitenciario de Tucumán Juan Ordoñez (06 Sep 71)
Tenía 44 años. Era soltero.
Todos los integrantes del Servicio Penitenciario de Tucumán que se indicaron más arriba, fallecieron el 6 de setiembre de 1971 y fueron ascendidos post mortem.
Ese día llegó hasta el portón de la Cárcel Penitenciaria de Villa Urquiza una camioneta con la inscripción Val-Gas. El vehículo tuvo acceso hasta una granja administrada por los encausados. Del mismo descendieron varios sujetos, mientras que desde la salida de visitas comenzaron a salir varios presos disparando armas de fuego. La sorpresa del copamiento de la cárcel impidió que los guardias intentaran su defensa. Por efecto de los proyectiles cayeron abatidos los 5 guardia cárceles nombrados. Algunos de los extremistas se dirigieron a la sala de armas, mientras un grupo de presos emprendió la fuga.
El grupo extremista Ejército Revolucionario del Pueblo -ERP- se adjudicó el copamiento informando a través de un comunicado que se habían liberado a doce patriotas del ERP y dos peronistas revolucionarios. Estrella Roja, octubre de 1971.
30. Of. Ayte. de la Policía Prov. Santa Fe Carlos R. Acosta (01 Oct 71)
Era soltero. Fue asesinado en las circunstancias donde muere el Agente Estrada.
31. Agente de la Policía de Santa Fe José I. Estrada (01 Oct 71)
Estaba casado desde hacía 8 meses.
El 1 de octubre de 1971, al arribar el Agente Estrada y el Oficial Ayte. Acosta a la intersección de las calles Mitre y cerrito de la Ciudad de Rosario, observan a un individuo que habían reconocido en compañía con otros dos. Detuvieron la marcha, descendiendo el Agente Estrada, oportunidad que fue aprovechada por uno de los individuos, que se aproximó por detrás del auto, disparando al Oficial Ayte. Acosta que se encontraba al volante, falleciendo en el acto.
Por su parte, el Agente Estrada se trabó en lucha con uno de ellos, muriendo poco después. El pedido de auxilio lo recibió su propia esposa que era telefonista del nosocomio que recibió el pedido de la ambulancia. Los agresores pudieron evadirse en una camioneta mediante amenazas a su conductor, y que abandonaron a pocas cuadras.
32. Agente de la Policía Federal Argentina Carlos M. Soria (29 Oct 71)
Junto al Agte. E. Pópoli, fallece en un enfrentamiento con elementos de la organización terrorista ERP.
33. Agente de la Policía Federal Argentina Osvaldo E. Pópoli (29 Oct 71)
El 29 de octubre de 1971, el agente Pópoli se trasladaba en colectivo, de civil, junto al agente Soria, cuando tres pasajeros comenzaron a proferir consignas subversivas al tiempo que intimaban con armas de fuego a Soria que vestía uniforme, para que le entregara su pistola reglamentaria.
Como resultado del enfrentamiento fallece el Agte. Soria, el Agte. Pópoli y un atacante, La organización subversiva ERP a través de su órgano de prensa se atribuyó el hecho. Estrella Roja, diciembre de 1971.
34. Agente de la Policía Federal Argentina Rodolfo Buglione (28 Oct 71)
El 28 de octubre del año 1971 el Agente Buglione, con otro efectivo, se encontraba realizando tareas de vigilancia en la Estación Dorrego de la línea "D" de subterráneos, cuando observaron a un sujeto con un paquete sospechoso. Al acercarse fueron atacados por éste con disparos de arma de puño.
Ambos agentes recibieron heridas de gravedad, pero el agente Buglione falleció a las 4 horas del día siguiente.
35. Agente de la Policía Prov. Tucumán Juan Carlos Vallejo (09 Nov 71)
Al ser asesinado contaba con 38 años de edad.
Un grupo de cuatro terroristas al mando de una mujer, el 9 de noviembre de 1971, asaltaron las instalaciones del diario Noticias, ubicado en pleno centro de la Ciudad de Tucumán. Iban con arnas cortas y una pistola ametralladora, que empuñaba la mujer.
En razón de que la línea editora había recibido amenazas por su prédica contra las actividades subversivas, se le asignó custodia policial.
En la oportunidad se encontraba el Agente Vallejo y un Cabo. Cuatro terroristas descendieron de un taxi robado y abrieron fuego contra el personal policial, pero fueron repelidos sin que pudieran ingresar al diario. El Agente Vallejo resulta herido con varios disparos y fallece, y una señorita que transitaba por el lugar recibe heridas en las piernas. Los agresores se dieron a la fuga, llevándose un herido.
La organización terrorista subversiva ERP, posteriormente, reivindicó el atentado.
36. Agente de la Policía Prov. Córdoba Fermín Maidana (11 Nov 71)
Era casado y tenía 1 hijo de seis años de edad. Al ser asesinado tenía 34 años.
En horas del mediodía del 18 de noviembre de 1971, en el trayecto entre la Comisaría de Campana y el Banco de Avellaneda, tres sujetos armados que se desplazaban en automóvil le efectuaron varios disparos que le provocaron la muerte.
Antes de darse a la fuga lo despojaron de su arma reglamentaria y una ametralladora Uzi que portaba.
37. Agente Conscripto de la Policía Federal Argentina Luis María González (02 Ene 72)
Revistaba en la Policía Federal Argentina, en el III Cuerpo de Vigilancia. Al ser asesinado tenía 20 años de edad.
En oportunidad de dirigirse a su domicilio en tren, de uniforme, cuatro sujetos que se declararon a viva voz ser pertenecientes a un comando revolucionario, luego de amenazar con armas al resto de los pasajeros, dispararon contra el Agte. González. Al arribar el tren a Martín Coronado se dieron a la fuga.
El Agte. González fue inmediatamente trasladado al Hospital Castex, falleciendo poco después.
38. Oficial Inspector de la PFA (Cpo. de Bomberos) Roque Juan Russo (14 Ene 72)
Fue muerto en el atentado que se describe en el caso del agente Pereda.
39. Sargento Rómulo de la Policía Federal Argentina Alsirio Salvatierra (14 Ene 72)
Fue muerto en el atentado que se describe en el caso del agente Pereda.
40. Sargento 1ro de la Policía Federal Argentina Néstor Godoy (14 Ene 72)
Fue muerto en el atentado que se describe en el caso del agente Pereda.
41. Agente de la Policía Federal Argentina Oscar Raúl Pereda (14 Ene 72)
El agente Pereda era casado, con 3 hijos de 7, 5 y 3 años.
El hecho en el cual participaron los 4 hombres de la Policía Federal Argentina que se indican más arriba, tuvo lugar en el domicilio particular del Dr. Jaime Perriaux, ex Ministro de Justicia de la Nación y que fue objeto de un atentado con explosivos. El atentado costó la vida del Oficial Inspector Roque J. Russo, Sargento Rómulo A. Salvatierra, Sargento 1ro. Néstor Godoy y al agente Oscar Raúl Pereda y heridas a otros cuatro policías, vecinos y transeúntes.
Los hechos se sucedieron el 14 de enero de 1972, cuando se da aviso de un paquete sospechoso en el primer piso del edificio de la calle Gelly y Obes 2284. Se da la novedad al comando radioeléctrico, concurriendo un patrullero y una brigada del gabinete de Explosivos de la División Bomberos. Cuando el Oficial Inspector Russo trata de desactivar el explosivo, se produce la detonación que provocó la muerte de los cuatro integrantes de la PFA.
Publicado en diversos medios periodísticos.
42. Cabo de la Policía Prov. Santa Fe Carlos Gabino Nievas (15 Ene 72)
Estaba casado y tenía 3 hijos; al ser asesinado tenía 39 años de edad.
Una patrulla integrada por tres suboficiales fue asignada para custodiar una casa en estado de abandono que podría servir como refugio de terroristas. El 15 de enero de 1972, una camioneta con dos hombres y una mujer llegan al lugar. Antes que descendieran, el cabo Nievas les dio la voz de alto, recibiendo como respuesta una ráfaga de pistola ametralladora, cayendo mortalmente herido.
43. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Conrado Likay Faldi (04 feb 72)
Era casado y tenía una hija de 15 años; contaba con 40 años de edad.
El 4 de febrero de 1972, se desplazaba por la calle Dardo Rocha, de la localidad de Bernal, para tomar servicio en la Comisaría de Bernal donde revistaba. Al observar a tres individuos sospechosos, dos de los cuales eran mujeres y querer identificarlos, es atacado por armas de fuego, recibiendo siete impactos que le provocaron la muerte en forma instantánea. Los agresores se dieron a la fuga y ninguna organización terrorista se atribuyó el hecho.
44. Sargento Primero de la Policía Prov. de Córdoba Ramón H. Maldonado (14 Feb 72)
Se destacó una comisión policial integrada por dos efectivos en una vivienda del Barrio Revolución de Córdoba, ante la información que se alojaban elementos subversivos.
El 14 de febrero de 1972 se aproximó un sujeto que pretendió entrar a la casa. Al recibir la orden de identificarse emprendió una carrera para evadirse, al tiempo que disparaba con una pistola de grueso calibre.
Ambos policías lo persiguieron a pie, oportunidad que el Sargento Primero Maldonado recibe un tiro en el corazón. El otro policía siguió la persecución hiriendo al fugitivo. Una vez allanado el domicilio se encontraron con armas y documentación subversiva.
45. Soldado de la Fuerza Aérea Argentina Luis Norberto Molina (12 Mar 72
El Soldado Molina se encontraba apostado en uno de los puestos de Guardia de la VII Brigada Aérea de Morón, Provincia de Bs. As. El 12 de marzo de 1972, se le acercaron dos mujeres en actitud pacífica. Sorpresivamente, lo atacaron a balazos provocándole gravísimas heridas que determinaron su deceso en el Hospital Aeronáutico Central.
La organización que se atribuyó el atentado fue el Ejército Revolucionario del Pueblo -ERP- Estrella Roja, abril de 1972.
46. Comandante Principal (R) Abel P. Agarotti (17 Mar 72)
Estaba retirado desde cuatro años antes. Su muerte se produjo el 17 de marzo de 1972 cuando se encontraba en su domicilio, en Quilmes Oeste, Provincia de Buenos Aires, cortando una enredadera frente al portón de acceso a su casa. Fue asesinado por dos individuos que portaban pistolas ametralladoras y se dieron a la fuga.
La organización subversiva que se adjudicó el hecho fue el ERP, a través de su revista Estrella Roja, abril de 1972.
47. Dr. Roberto Mario Uzal (20 Mar 72)
El Dr. Uzal tenía 57 años de edad. Había sido diputado del Partido Demócrata y era miembro de la Junta Promotora del Partido "Nueva Fuerza".
El 18 de marzo de 1972, una mujer tocó timbre en su domicilio particular de la localidad de Olivos. Manifestó que venía de parte de un amigo y de inmediato franqueó el acceso a tres hombres; a los gritos de su mujer el Dr. Uzal tomó un arma y se enfrentó con los que dijeron pertenecer al grupo Montoneros. Se intercambiaron más de 30 disparos cayendo herido el dueño de casa. El día 20 de marzo y pese a los cuidados, el dirigente falleció.
El Partido "Nueva Fuerza" dio a conocer un comunicado del atentado manifestando que junto a otros, el Dr. Uzal fue ejecutado bajo la consigna del grupo que se identificaba como Montoneros. Fue publicado en distintos medios periodísticos.
48. Dr. Oberdan Guillermo Sallustro (21 mar 72)
A su impulso e iniciativa se debe la instalación de tractores Fiat y material ferroviario en Córdoba en 1954; automóviles en 1959 y camiones en 1968.
Hasta 1968 ejerció la Presidencia de la Asociación de Fábricas de Automotores. En el momento de su secuestro ocupaba el cargo de director General de la Empresa Fiat Concord. Estaba casado y era padre de 4 hijos (un quinto fallecido en un accidente).
El 21 de marzo de 1972, varios hombres y dos mujeres que se trasladaban en tres autos lo secuestraron en la localidad de Martínez, Provincia de Buenos Aires, cerca de su domicilio, hiriendo de gravedad a su chofer. Los terroristas iban vestidos con uniforme de la policía provincial. El Dr. Sallustro sufría una afección cardíaca, con tratamiento médico.
El Ejército del Pueblo -ERP-, hizo llegar a la empresa Fiat una serie de peticiones a cambio de su vida.
El 10 de abril poco después del mediodía, un grupo de policías que había concurrido a buscar un delincuente común en un domicilio de la calle Castañeras, en Villa Lugano, fue recibido a tiros por los moradores, que huyeron por la parte trasera. En el interior del domicilio encontraron el cadáver del Dr. Sallustro con tres disparos, uno en la cabeza, uno en el pecho y el tercero en el estómago.
Ese mismo día asesinaron al General de División Juan Carlos Sánchez, que se desempeñaba como comandante del IIdo. Cuerpo de Ejército.
49. General de División Juan Carlos Sánchez (10 Abr 72)
Estaba casado y era padre de tres hijos. Cuando fue asesinado, se desempeñaba como Comandante del Cuerpo de Ejército II, con asiento en Rosario.
El 10 de abril, el general se dirigía a la sede del comando como lo hacía habitualmente, en un vehículo conducido por el suboficial Juan Barreneche. Al llegar a la intersección de las calles Alvear y Córdoba, mientras un rastrojero se cruzaba por delante, desde un Peugeot con techo corredizo un individuo efectuó varios disparos con un fusil FAL, hiriendo gravemente en la espalda al general Sánchez, como así también al conductor. Los disparos también alcanzaron a la señora Dora Cucco de Ayala, que atendía un kiosco.
La revista Estrella Roja del ERP, en su ejemplar Nro 12, comentó el asesinato "llevado a cabo conjuntamente con la organización hermana FAR" haciendo referencia a "la ejecución de la sentencia que el pueblo había impuesto".
50. Sra. Dora Ercilia Cucco de Ayala (10 Abr 72)
La mencionada señora, viuda de Ayala, de 52 años, trabajaba atendiendo un kiosco de diarios y revista en la esquina de Córdoba y Alvear de la Ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe.
En horas de la mañana del día 10 de abril de 1972, se encontraba en su puesto de trabajo, cuando en sus proximidades fue emboscado el auto del General Juan Carlos Sánchez. Al hacerlo, los terroristas dispararon sus armas contra el General asesinando también a la mencionada señora.
La autoría del hecho se la adjudicó el Ejército Revolucionario del Pueblo. Publicado en diversos medios periodísticos.
51. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Casimiro Basualdo (27-abr-72)
Era soltero y tenía a su madre y 4 hermanos menores a su cargo. Estaba destinado hacía tres meses en el Destacamento de Río Tala.
El 27 de abril de 1973, se detuvo frente al destacamento una camioneta, de la que descendieron seis individuos, de los cuales cinco ingresaron al edificio. El agente Basualdo, que se encontraba escribiendo a máquina fue acribillado, aunque alcanzó a hacer un disparo que no dio en el blanco.
El sargento González, que se encontraba en otro local, salió al pasillo al escuchar los disparos, recibiendo seis impactos que le provocaron la muerte en forma instantánea.
52. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. Mario Otelo González (27 Abr 72)
Era casado y tenía 2 hijos, de 14 y 16 años de edad. Tenía al ser asesinado 38 años.
Murió en las circunstancias expresadas anteriormente.
53. Cabo de la Policía Federal Carlos Adrián Ayala (26 Jul 72)
El 26 de julio de 1972 se caracterizó por una coordinada acción terrorista subversiva consistente en la colocación de explosivos en buena parte del país. Uno de los atentados se produjo en la Plaza General Bartolomé Mitre de San Isidro, próxima a la Catedral.
En horas de la madrugada, un sereno del parque se comunica con la seccional 1ra. informando que un grupo de seis personas habían diseminado varios bultos, dejando en el busto de Eva Perón la inscripción: Si Evita Viviera Sería Montonera.
A fin de verificar la denuncia a las 5.40 horas, arribaron al lugar un oficial y dos agentes. Para cerciorarse le efectuaron varios disparos a los bultos, procediendo a acercarse en el momento que se produce la explosión.
El Cabo Ayala sufrió heridas que le produjeron la muerte.
54. Cabo Primero de la Policía Prov Bs. As. Ramón González (26 Jul 72)
Era casado y tenía 2 hijos de 11 y 13 años de edad.
El 26 de julio del año 1972, el Cabo González se desplazaba en un patrullero policial por la calle Maipú de Munro, Prov. de Buenos Aires junto a un Agente de la Unidad Regional de San Martín.
Al interceptar un vehículo sospechoso en el cual viajaban cuatro hombres y dos mujeres, y antes que pudieran descender del mismo, fueron atacados con armas automáticas que llevaban ocultas, falleciendo el Cabo 1ro. González en el acto. El Agente alcanzó a repeler el fuego hasta ser herido. Antes de darse a la fuga, los terroristas los despojaron de las armas reglamentarias.
El hecho fue atribuido al Comando Descamisado Lisazo, perteneciente a la organización Montoneros.
55. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. Jorge Alejandro Millán (09 Ago 72)
El 9 de agosto de 1972, dos personas se presentan en el destacamento Nro 9 del Cuerpo de Policía de Tránsito, ubicado en la Av. General Paz y Av. Rivadavia, manifestando que en un bar próximo acababan de reconocer a cuatro delincuentes que días atrás los habían asaltado.
Al dirigirse al lugar el Sargento Millán y otro suboficial para identificarlos, fueron agredidos con intenso fuego de armas cortas sin darles la menor posibilidad de defensa. Ambos policías fueron heridos de gravedad provocando además de la muerte de Millán, la de una persona ajena al hecho.
Al ser detenido posteriormente uno de los autores, pudo determinarse que el hecho delictivo había sido planificado y ejecutado por integrantes de la Organización Subversiva Terrorista FAR.
56. Ayte. de Tercera del Servicio Penitenciario Federal Juan G. Valenzuela (15Ago 72)
Estaba casado y tenía 5 hijos, 3 varones y 2 mujeres.
Falleció el 15 de agosto de 1972, víctima del accionar de terroristas subversivos que se encontraban alojados en la Unidad 6 de la ciudad de Rawson, Provincia de Chubut, al iniciar un operativo de fuga, donde el causante es interceptado en un Puesto de Control. Además de herir mortalmente a Valenzuela, hieren simultáneamente a otro agente.
Los subversivos se dirigen al aeropuerto donde seis de ellos abordan un avión a Chile y diecinueve son capturados.
Publicado en diversos medios periodísticos.
57. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. Arístides Valentín Pereyra (08 Oct 72)
Revistaba en la comisaría de Avellaneda, sección 2da. Era casado.
El 8 de octubre del año 1972, su cadáver fue hallado en la vía pública, de uniforme, a la altura de la calle Catamarca al 400 de la localidad de Bernal, Provincia de Buenos Aires.
Presentaba traumatismo contuso cortante en la región parieto-occipital izquierda y le habían robado su arma reglamentaria.
58. Sra. Loise Crozier (16 Oct 72)
El 16 de octubre de 1972 explota una bomba en el piso 22 del Hotel Sheraton de Buenos Aires, que produjo importantes daños y mató a la señora Loise Crozier de 35 años, hiriendo a su esposo, Gerard Jerry Crozier, de 36 años, ambos canadienses. También sufrió heridas de gravedad otra turista de EE.UU.
La bomba fue hecha explotar por una pareja que se había alojado ese día en una habitación frente a los dos turistas canadienses. El la terraza del edificio, en del 2do piso, se halló otra bomba que fue desactivada.
Se habría alertado telefónicamente momentos antes sobre la colocación de bombas en el Hotel, en nombre de las Fuerzas Armadas Revolucionarias -FAR-, las que además habían pintado con aerosol sus siglas en la habitación.
La FAR en su boletín Nro. 4 bajo el título Operación Sheraton, se adjudicó el hecho, a través del comando Alfredo Kohn de las FAR, indicando que la bomba fue puesta en la habitación 2204 del piso 22 del Hotel Sheraton.
59. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Domingo Daniel Núñez (22 Oct 72)
Era soltero y al ser asesinado contaba con 26 años.
El 22 de octubre de 1972, dos individuos reducen al chofer de un colectivo y de un camión distribuidor de bebidas, en la intersección de Av. De Mayo con 25 de Mayo de Ramos Mejía. Los atan y vendan los ojos a los conductores.
A pocas cuadras ascienden varios individuos y se dirigen al establecimiento fabril "Santa Rosa", ubicado en Arieta 4830 de la Matanza. En la entrada principal del edificio desciende sólo uno, continuando el resto su marcha en el vehículo de apoyo.
El que desciende ataca abriendo fuego contra el Agente Núñez, que se encontraba de vigilancia, quien fallece en el acto. Mientras intentaba despojarlo del arma, concurren dos policías en apoyo al oír los disparos y reducen al terrorista.
60. Cabo Segundo de la Armada Argentina Juan Luis Contreras (17 Nov 72)
Es la primera víctima de la Armada Argentina por el accionar de las organizaciones subversivas. Estaba casado y era padre de un hijo.
El 17 de noviembre de 1972, fue asesinado cuando cubría un servicio de guardia con otros integrantes de la fuerza que se sublevaron y que se comprobó pertenecían a la Organización Subversiva Montoneros.
El Comando en Jefe de la Armada emitió un comunicado con los detalle del hecho, donde se indica que intervinieron 60 hombres pertenecientes a una unidad de la Marina con asiento en el sur y alojados en la Escuela de Mecánica de la Armada.
Los sublevados al abandonar la Escuela llevaron como rehén a su Comandante, y ante la decidida acción de la guardia, abrieron fuego y le causan la muerte al Cabo Segundo Contreras.
Publicado en diversos medios periodísticos.
61. Contraalmirante Emilio Berisso (28 Dic 72)
Estaba casado y era padre de 6 hijos, 5 varones y una mujer.
El 28 de diciembre de 1972, como acostumbraba hacerlo, el Contralmirante Berisso concurrió al supermercado Disco, ubicado en Av. Meeks, en Lomas de Zamora. Al salir del supermercado, alrededor de las 10 horas, se dirigió a su automóvil estacionado a unos 30 metros del local. Frente a su vehículo y en sentido contrario estaba estacionado un Ford Falcon ocupado por cuatro jóvenes.
En ese momento desciende del Falcon un joven empuñando un revólver y apuntándolo con un arma le efectuó tres disparos, casi a quemarropa, cayendo de bruces sobre la vereda. El desconocido disparó por cuarta vez mientras caía y luego ya a muy corta distancia hizo fuego otras dos veces. De inmediato emprendió la huída en el vehículo que se ponía en marcha. Conducido a un Hospital cercano, pasadas las 13 horas se produjo el deceso.
La revista Estrella Roja, medio de difusión del Ejército Revolucionario del Pueblo, el 16 de enero de 1973 se adjudicó el hecho, indicando que un Comando Peronista ajustició al Contraalmirante E. R. Berisso.
62. Sr. Julián Moreno (22 ene 73)
El Dirigente Gremial Julián Moreno era Secretario Adjunto de la Unión Obrera Metalúrgica -UOM- Seccional Avellaneda, y candidato a la Intendencia Municipal de Lanús por el FREJULI. Tenía 43 años, estaba casado y tenía 2 hijos varones de 10 y 15 años.
El mencionado Dirigente Gremial, el 22 de enero de 1973 se dirigía al local de la UOM con su vehículo manejado por su chofer, el Sr. Argentino Deheza de 37 años. Poco después fue chocado por una camioneta que lo arrojó contra un árbol.
De inmediato bajaron de la camioneta un hombre y una mujer quienes dispararon con armas automáticas contra Moreno y Deheza. Después de comprobar que ambos estaban muertos, huyeron en otros vehículos que los esperaban.
El grupo subversivo autodenominado Fuerza Armadas Revolucionarias -FAR- se atribuyó el doble homicidio.
63. Sr. Argentino Deheza (22 Ene 73)
El atentado del que fue víctima se describe en el caso del Dirigente Gremial Julián Moreno.
64. Suboficial Principal de la Policía Prov. Bs. As. Claro Oscar Maidana (22 Ene 73)
Fue asesinado el día 23 de enero de 1973. Cuatro desconocidos que se desplazaban en un auto, ametrallaron al Suboficial principal Maidana, quien falleció en el acto.
Se encontraba adscripto a la custodia presidencial. Tras el ataque, lo despojaron del arma reglamentaria y se dieron a la fuga.
65. Sargento de la Policía Prov. Santa Fe José Ardizzone (31 Ene 73)
El 31 de enero de 1973 falleció como consecuencia de cuatro impactos de bala, producto de la agresión ejecutada por un grupo subversivo, cuando cumplía un servicio adicional en la Cooperativa de Crédito de Bella Vista, en Rosario.
66. Teniente Primero José Naccarato (01 Feb 73)
Estaba casado y era padre de tres hijos.
El 31 de enero de 1973, mientras conducía se auto particular por la Avenida Castelli de la Ciudad de Resistencia, hizo explosión un artefacto previamente colocado en el vehículo, que destrozó el cuerpo del Teniente Primero, quien falleció en el acto.
67. Sr. Luis Osvaldo Bianculli CGT (14 Feb 73)
Tenía 27 años, casado, vivía en la sede de la CGT, calle Azopardo 802. Integraba la custodia del Secretario General de la CGT, José Ignacio Rucci.
El hecho se produjo en Chivilcoy, durante un acto del FREJULI, donde había llegado Rucci con varios vehículos. Durante el discurso de Rucci comenzaron a producirse disturbios por parte de militantes de la Juventud Peronista. A raíz de ello se generó un tiroteo entre la gente de Rucci y otros jóvenes opositores, los que luego de unos minutos huyeron. Luego se advirtió que junto al auto yacía Luis Osvaldo Bianculli, con heridas de bala en el pecho. Fue llevado a un Hospital, donde falleció.
Publicado en diversos medios periodísticos.
68. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Víctor Enríquez. (21 Feb 73)
Era casado y tenía 2 hijas de 13 y 9 años.
En oportunidad de realizar un patrullaje en un vehículo junto a cuatro integrantes más de la Comisaría 1ra. de Lanús, cayeron en una emboscada tendida por integrantes de una organización subversiva no identificada. Al intentar identificar a dos sujetos que se encontraban en un automóvil, fueron atacados por armas de grueso calibre. Acto seguido los otros policías fueron reducidos y despojados de su arma. Por las heridas recibidas, el Cabo Enríquez fallece con posterioridad.
69. Cabo de la Prov. Bs. As. Antonio Jesús Cañete. (22 Feb 73)
Era casado y tenía una hija de dos años. Cuando fue asesinado el 22 de febrero de 1973 contaba con 35 años de edad.
El hecho se produce cuando el Cabo Cañete y un sargento cumplían servicio adicional en una concesionaria de vehículos en Lomas del Mirador. A las 8 horas se aproxima una mujer que parecía llevar un niño en brazos, seguida por un hombre.
La mujer se quita una manta disparando una ráfaga sobre el Cabo con una ametralladora, siendo alcanzado también su hermano que se encontraba en el lugar. El sargento es herido levemente. El Cabo Cañete es trasladado al Hospital policial Churruca junto a su hermano, falleciendo el Cabo con posterioridad.
La organización subversiva terrorista ERP se atribuyó el hecho que fue publicado en la revista Estrella Roja, Nro. 19
70. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Antonio Mercedes Arce (22 Feb 73)
El 22 de febrero de 1973, en la intersección de las calles Santiago del Estero y De la Cruz de la localidad de Lanús Oeste, un patrullero de la Comisaría de la jurisdicción fue emboscado por un grupo terrorista. Los efectivos policiales repelieron la agresión, siendo herido de muerte el Cabo Primero Arce.
Montoneros, en la revista Estrella Roja Nro. 19, indica que en una emboscada muere un cabo y que se recupera armamento.
71. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Francisco Dionisio (04 Mar 73)
Estaba casado y tenía 4 hijos. Al ser asesinado tenía 35 años.
El 4 de marzo de 1973, el agente Dionisio se desplazaba en un tren del Ferrocarril General Belgrano. Al aproximarse a la estación Villegas, del Partido de la Matanza, dos jóvenes armados con revólveres le efectúan varios disparos, alcanzándolo en la cabeza, al tiempo que gritaban que pertenecían a Montoneros. Después de la agresión, lo despojan del arma reglamentaria.
72. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Luis Maria Benítez (06 Mar 73)
Era casado y tenía 5 hijos; al ser asesinado contaba con 37 años
El atentado del que fue víctima se describe en el hecho que afectó al Cabo Maydana.
73. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. José Sergio Contreras. (06 Mar 73)
Era casado y tenía 5 hijos, al ser asesinado contaba con 42 años.
El atentado del que fue victima se describe en el hecho que afectó al Cabo Maydana.
74. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Máximo Maydana. (06 Mar 73)
Era casado y tenía 3 hijos, al ser asesinado contaba con 47 años
El 6 de marzo de 1973, el cabo Primero Maydana y los cabos Luis María Benítez y José Sergio Contreras, todos pertenecientes a la Policía de la Provincia de Buenos Aires, cumplían servicio adicional de vigilancia en un local bailable, ubicado en la ruta 197 a la altura de José C Paz.
Algunos integrantes de la organización subversiva terrorista ERP, que se encontraban dentro del local, se ubicaron próximos al personal y en condiciones de atacarlos.
Siendo las 1.30 horas, arribaron en dos autos seis hombres y dos mujeres, irrumpieron en el local disparando sus pistolas ametralladoras y proclamándose pertenecientes a la organización terrorista del ERP.
Como consecuencia del ataque resultaron muertos en forma inmediata el cabo 1ro Maydana y el cabo Contreras. El cabo Benítez aunque herido repelió el ataque, pero fue ultimado por una mujer en la acera, mediante una ráfaga de ametralladora.
Un agente de la Policía Federal Argentina, que era amigo del propietario, resultó herido. Luego del asesinato, los policías fueron despojados de sus armas reglamentarias.
75. Comisario Inspector de la Policía Prov. Jujuy Eliseo Mones Givirer (08 Mar 73)
Se desempeñaba como jefe de la Brigada de Investigaciones de la Unidad 1ra. de la Policía de Jujuy.
En las primeras horas de la noche del 8 de marzo de 1973, en oportunidad de un procedimiento que se realizaba en Villa Luján -Ciudad de Jujuy- trató de detener a un desconocido sospechoso que merodeaba el lugar desde hacía varios días, recibiendo del mismo tres disparos, que le provocaron la muerte poco después.
76. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Epifanio Espinosa (15 Mar 73)
Era casado y tenía 2 hijos de 11 y 9 años; al ser asesinado tenía 30 años. Revistaba en al Comisaría de Villa Diamante, Partido de Lanús, Provincia de Buenos Aires.
El 15 de marzo de 1973, el Agente Espinosa se encontraba integrando una patrulla de vigilancia, en compañía de un cabo y otro agente en la calle Warnes, de Villa Diamante. En esas circunstancias fueron atacados por un grupo terrorista que se desplazaba en dos automóviles.
En el enfrentamiento es herido el agente Espinosa, con varios disparos que le provocan la muerte dos días después. Durante el ataque gritaban consignas relacionadas a la organización subversiva Montoneros, dándose a la fuga luego de despojar a todos los integrantes de sus armas reglamentarias.
77. Sra. Orlanda Tiffis de Contesti (30 Mar 73)
El 30 de marzo de 1973 se produjeron graves atentados en la Ciudad de Rosario; uno de ellos en el domicilio del Dr. Rubén Ricardo Contesti, diputado nacional por el FREJULI.
Según testigos, momentos antes del hecho alguien hizo sonar el timbre de su casa, lo que llevó a la señora Contesti, de 52 años y madre del político, hasta la puerta de calle, donde en ese momento explotó un artefacto explosivo que le ocasionó la muerte.
Los autores del hecho fueron montoneros según se desprende de otras publicaciones posteriores. Publicado en diversos medios periodísticos.
78. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Mariano José Marchioni (03 Abr 73)
El 3 de abril de 1973, el agente Marchioni y otro efectivo perteneciente a la Brigada de Investigaciones de Quilmes se desplazaban en un camión cumpliendo funciones de custodia por Ruta 2. A la altura de Florencio Varela, el vehículo fue interceptado por una camioneta en la que viajaban una mujer y tres hombres. Al descender ambos policías, recibieron disparos de ametralladora efectuados por la mujer
El Agente Marchioni recibió múltiples heridas que le provocaron la muerte.
79. Coronel Héctor Alberto Iribarren (04 Abr 73)
Al ser asesinado se desempeñaba como Jefe del Destacamento de Inteligencia 141, en Córdoba. Estaba casado y era padre de dos hijos.
El 4 de abril de 1973, a poco de abandonar su domicilio en el Cerro Las Rosas, su automóvil fue interceptado por una pickup que lo embistió y de la que descendieron tres hombres jóvenes que abrieron fuego sobre el coronel, ocasionándole la muerte en forma instantánea. Dos de los atacantes efectuaron nuevos disparos sobre el cuerpo, huyendo rápidamente seguidos por otro vehículo de apoyo.
Montoneros dio a conocer un comunicado informando que la unidad de combate Mariano Pujadas - Susana Lesgard, procedió a ejecutar al coronel Iribarren.
80. Contraalmirante Hermes José Quijada (30 Abr 73)
Estaba casado y tenía 2 hijos, un varón y una mujer. Se hallaba retirado
El 30 de abril de 1973 salió de su domicilio en automóvil, acompañado de su chofer. Llevaba una ametralladora y el chofer una pistola por haber recibido constantes amenazas. El vehículo se detiene en un semáforo. En ese momento, se colocó a la par una moto de la cual descendió un hombre con casco blanco. Se aproximó a la ventanilla y a poca distancia disparó contra la cabeza y cuerpo del marino.
El homicida huye. Ante lo grave de su estado se colocó el cuerpo en un vehículo y se lo condujo al hospital Naval, donde fallece.
Publicado en diversos medios periodísticos.
81. Oficial Subayudante de la Policía Prov. Córdoba Rodolfo J. Robino (14 May 73)
El 14 de mayo de 1973, el oficial Subayudante Rodolfo Robino formaba parte de los efectivos policiales que realizaban un control de ruta en la avenida Fuerza Aérea Argentina. Circunstancialmente, fue detenido un automóvil Fiat 600, ocupado por una mujer y dos hombres. Al acercarse para la identificación fue amenazado con armas de fuego y obligado a subir al vehículo para utilizarlo de rehén, iniciando la fuga.
Advertida la situación, otro vehículo de patrulla que se encontraba en las cercanías embiste al Fíat y le hace detener la marcha, dos hombres descienden del vehículo y una mujer inmoviliza al Oficial Robino con un arma.
Después del tiroteo los dos hombres resultaron muertos. Robino y la mujer fueron heridos dentro del automóvil. Internados ambos, el oficial Robino fallece posteriormente.
82. Ingeniero Dirk Henry Kloosterman (22 May 73)
El Ing. Kloosterman se había recibido de Ingeniero Mecánico en la Universidad de la Plata, iniciándose en las actividades sindicalistas en 1964. En 1968 pasó a ocupar el cargo de Secretario General del Sindicato General de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor -SMATA-. El Ingeniero Kloosterman era casado y tenía tres hijos de entre 8 y 5 años de edad.
El 22 de mayo de 1973, fue sorprendido cuando sacaba el automóvil de su casa en la Ciudad de la Plata, donde vivía con su esposa, sus hijos y su padre. El atentado fue ejecutado por tres hombres. Al salir el dirigente, dos de ellos se aproximaron, abrieron la puerta del conductor y lo acribillaron a balazos, mientras que el restante lo hacía desde la otra puerta, sin que pudiera atinar defensa alguna.
83. Aspirante a Agente de la Policía Prov. Bs. As. Juan Carlos Allegrini (25 May 73)
Había ingresado a la repartición policial hacía un mes. Era casado, al ser asesinado contaba con 25 años de edad.
El 25 de mayo de 1973, un grupo de aproximadamente veinte personas, entre los que había mujeres, intentaron copar el Subcomando Radioeléctrico de la Policía Bonaerense, ubicado en la localidad de Merlo. La acción se inicia en un primer ataque de un vehículo ocupado por dos hombres y una mujer, que atacaron al Cabo que se encontraba en el acceso a la puerta, alcanzándolo con tres impactos, quien pese a las heridas repele el ataque, dando la alarma e hiriendo a la mujer que le había herido. Reforzados con otros delincuentes, se intentó ingresar a la dependencia policial, lo que pudo ser impedido.
En un determinado momento intentaron penetrar por la parte posterior, al advertirlo el Aspirante a Agente Juan Carlos Allegrini intercambió disparos con ellos hasta morir instantáneamente al ser alcanzado por un impacto en la frente.
Durante el ataque gritaban consignas relacionadas con la organización terrorista Montoneros, dándose a la fuga tras despojarlos de las armas reglamentarias.
84. Sr. Aldo Rubén Romano (10 Jun 73)
El Sr. Aldo Rubén Romano de 41 años, se desempeñaba como secretario administrativo del gremio textil de la sección San Martín.
El 10 de junio de 1973, en un enfrentamiento armado entre grupos de la Juventud Sindical Peronista -JSP- y de la Juventud Peronista (portando carteles de las organizaciones subversivas), con motivo de la recordación de los caídos el 9 de junio de 1956 en José León Juárez, el dirigente Romano resultó muerto. Hubo también varios heridos.
85. Sr. Alberto Armesto (25 Jun 73)
Había sido diputado nacional, senador de la Provincia de Buenos Aires e Intendente del Partido de Campana. Estaba casado y tenía tres hijos.
El 25 de junio de 1973, había concurrido con su esposa y un hijo al cine Campana de la ciudad del mismo nombre. Al salir, fue asesinado por la espalda con dos disparos. Murió instantáneamente.
Publicado en diversos medios periodísticos.
86. Sr. Luis V. Giovanelli (25 Jun 73)
Se desempeñaba como Gerente del Departamento de Análisis de Costos de la Empresa Ford.
El 21 de mayo de 1973 había sido atacado a tiros cuando salía en su automóvil de la empresa de General Pacheco. Falleció el 25 de junio de 1973, como consecuencia del atentado.
La organización subversiva ERP 22 de Agosto, se atribuyó el hecho y el objetivo había sido pedir un rescate como indemnización al pueblo argentino. La empresa el día 24 de mayo, desde Michigan (EEUU), difundió una declaración, donde daba a conocer sus contactos con el "ERP-22 de Agosto", ratificado por la filial en Argentina, detallándose en qué lugares se repartirían alimentos y útiles escolares.
87. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Fermín Jodor (22 Jul 73)
El agente Fermín Jodor, revistaba en la Comisaría de Monte Grande. Era casado y tenía 4 hijos de 8 años a cinco meses; al ser asesinado tenía 27 años de edad.
Franco de servicio y vestido de civil, se desplazaba el día 22 de julio de 1973 en su automóvil particular. Al arribar a la Av. San Martín de Rafael Calzada, observa un automóvil sospechoso detenido, con varios sujetos en su interior, por lo que detiene su vehículo para identificarlos. Al aproximarse recibe varios impactos que lo hieren mortalmente. Los agresores al huir, dejan abandonada una pistola de dotación del Ejército, robada con anterioridad.
88. Inspector Mayor de la Policía de Tucumán Hugo G. Tamagnini (07 Ago 73)
Al ser asesinado contaba con 44 años de edad.
El 5 de agosto de 1973, se desplazaba en su automóvil particular por la Av. Solano Vera, de la Ciudad de Tucumán, en compañía de una señorita.
Al ponerse a la par de un vehículo en el que se desplazaban cinco o seis personas, los mismos comenzaron a disparar con armas automáticas. El inspector Tamagnini indicó a la acompañante que se arrojara al piso e intentó repeler la agresión, y alcanzó a efectuar dos disparos con su arma reglamentaria. Antes de ser gravemente herido logró reconocer al terrorista Carlos Santillán.
A raíz de los impactos desvía el vehiculo, desciende del mismo, cayendo inconsciente como consecuencia de los numerosos impactos recibidos. Antes de darse a la fuga los terroristas efectuaron algunas ráfagas en dirección hacia donde se encontraba el cuerpo sin vida del Jefe Policial.
89. Sr. Marcelino Mansilla (27 Ago 73)
El Sr. Marcelino Mansilla era casado y padre de 3 hijos. Ocupaba el cargo de Secretario General de la CGT, Regional Mar del Plata.
El 27 de agosto de 1973, cuando se disponía a trasladarse de su domicilio a sus tareas habituales, fue acribillado a balazos por varios sujetos jóvenes, entre los que se encontraba una mujer, quienes se estaban estacionados de contramano en una camioneta con la que después huyeron.
Se adjudicó el crimen la organización terrorista subversiva Fuerzas Armadas Peronistas -FAP- mediante llamadas a los Medios de Comunicación Social.
90. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Armando Antonio Ledesma (30 Ago 73)
A al ser asesinado contaba con 33 años de edad.
El 30 de agosto de 1973, se encontraba aguardando un colectivo en la intersección de avenida Crovara y camino de cintura, de La Tablada. Desde un automóvil que pasó a gran velocidad y sin detenerse, le efectuaron varios disparos que lo hirieron de gravedad. Trasladado al Hospital de San Justo, falleció a poco de llegar.
91. Suboficial Mayor de la Armada Argentina Emilio Larrea (04 Set 73)
Era casado y tenía 2 hijos
El 4 de setiembre de 1973. En la calle Hudson 345, de Berazategui, Provincia de Bs.As., funcionaba una agencia de investigaciones privadas. Su director, el Suboficial Mayor Emilio Larrea, se encontraba en su oficina, cuando se presentó una pareja de jóvenes y el hombre, de improviso, extrajo un arma de fuego y disparó contra Larrea, quien falleció en el acto. La pareja se alejó en un automóvil.
El comando J. lachowsky, del ERP se adjudicó el hecho
92. Teniente Coronel Raúl Juan Duarte Ardoy (06 Sep 73)
Se desempeñaba como 2do Jefe del Regimiento de Infantería I "Patricios". Estaba casado y era padre de dos hijos.
Durante la noche del 5 al 6 de setiembre de 1973 fue copado el Comando de Sanidad del Ejército a fin de apoderarse de armamento y munición, contando con el apoyo de un entregador, el Dragoneante Hernán Invernizzi perteneciente a ese comando. Dos soldados que pudieron escapar dieron aviso a la policía, concurriendo para efectuar la recuperación de las instalaciones efectivos del Regimiento 1, al mando de su jefe.
Al trasponer una de las entradas, el Teniente Coronel Ardoy fue alcanzado por los disparos de un francotirador, cayendo abatido. Mientras tanto, el ataque llevado a cabo por la entrada principal, lograba la rendición de los terroristas. Los 13 delincuentes capturados -algunos de ellos liberados el 25 de mayo de ese año- fueron condenados a penas entre 16 y 20 años. Durante los acontecimientos resultaron gravemente heridos el Teniente 1ro Eduardo Rutsch y el Soldado Dragoneante Osvaldo Degdeg.
El hecho tuvo amplia difusión periodística y repercusión política.
93. Sr. Carlos Hugo Juncos (11 Set 73)
Se desempeñaba como empleado del Banco de la Provincia de Córdoba en la Ciudad de Córdoba. Anteriormente lo había hecho como empleado de la Dirección de Informaciones de la Jefatura de Policía Provincial.
Fue atacado el 11 de setiembre de 1973 por varios delincuentes terroristas, quienes sorpresivamente lo acribillaron a balazos.
El PTR-ERP se adjudicó el atentado mediante un anuncio realizado a medios de comunicación locales. Estrella Roja Nro 26 del 20 de noviembre.
94. Sr. José Ignacio Rucci (25 Set 73)
Nació el 25 de marzo de 1925 en la localidad de Alcorta, Provincia de Santa Fe. Fue obrero metalúrgico y actuó junto a Vandor en las 62 Organizaciones Peronistas. Fue detenido por su activismo gremial en 1959 y 1961. El 3 de julio fue elegido por el Congreso General de la CGT como Secretario General. Durante su gestión puso de manifiesto su adhesión incondicional al presidente electo Juan D. Perón. Estaba casado y tenía dos hijos de 10 y 12 años. Por amenazas de organizaciones de extrema izquierda, cambiaba habitualmente de lugar para su reposo.
El 25 de setiembre salió de la calle Avellaneda 2653, en el barrio de Flores y se dirigió a su auto estacionado junto a dos vehículos de su custodia personal. En ese momento, de los techos de edificios de enfrente, comienzan a disparar, hiriéndolo igual que a su chofer. Sus custodios repelen el ataque, pero desde atrás, de una ventana elevada, también dispararon, ultimándolo. Luego del suceso, aproximadamente diez personas jóvenes huyeron en varios vehículos.
Publicado en diversos medios periodísticos, y en Evita Montonera, Nro 6.
95. Agente de la Policía Prov. Corrientes Raúl Narciso González (29 Set 73)
Había contraído matrimonio hacía cinco meses. Su hija nació cuatro meses después de su muerte.
El 26 de setiembre de 1973, en oportunidad de trasladarse en bicicleta a su domicilio, luego de prestar servicio en la Seccional 2da. de la capital correntina, fue interceptado por desconocidos en la Avenida Maipú a la altura del km 4. El intento de sustracción del arma reglamentaria fue resistido, lo que llevó a sus agresores a ultimarlo.
La organización terrorista ERP, se adjudicó el hecho.
96. Agente de la Policía Prov. Córdoba José María Cuello (01 Oct 73)
Era casado; al ser asesinado contaba con 40 años de edad.
El 1º de octubre de 1973, el agente Cuello se desplazaba por la intersección de la avenida Colón y la Cañada, cuando tres individuos jóvenes intentan robarle el arma reglamentaria. Al resistirse es herido mortalmente.
Los extremistas, luego de despojarlo de su arma, huyen en un vehículo Fiat 128, que luego dejan abandonado en otra jurisdicción.
97. Comisario Inspector de la Policía Federal Argentina Rubén H. Contini (04 Oct 73)
Había prestado servicios en la central de Inteligencia de la Superintendencia de Seguridad Federal. Se desempeñó como 2do Jefe de Robos y Hurtos.
El 4 de octubre de 1073 fue víctima de una emboscada frente a su domicilio particular en Juan Bautista Alberdi al 1100 de la localidad de Villa Sarmiento (Haedo). En momentos en que estacionaba su automóvil, dos individuos que lo aguardaban ocultos en la oscuridad le efectuaron fuego cruzado, desde atrás y uno de los laterales. Falleció cuando era trasladado a un centro asistencial.
98. Agente de la Policía Prov Tucumán Casimiro Reyes Mansilla (10 Oct 73)
Al ser asesinado contaba con 42 años de edad.
El 4 de octubre de 1973, el agente Mansilla se encontraba de consigna frente al domicilio particular del diputado nacional Dr. Posse Cuezzo, ubicado en la calle Rivadavia al 500. Al querer identificar un vehículo que había pasado por tercera vez por el domicilio, recibe como única respuesta varios impactos de armas de fuego.
Al entrar en coma, pudo manifestar haber reconocido entre los atacantes a uno de ellos. Se trataba de Víctor René Ponce, oriundo de Metán (Salta), que había recuperado su libertad por la Ley de Amnistía decretada por el Gobierno Nacional del Dr. Cámpora.
99. Sargento de la Policía Federal Argentina Héctor Couto (28 Oct 73)
100. Agente de la Policía Federal Argentina Saturnino Medina (28 Oct 73)
El 28 de octubre de 1973, en el Destacamento Nro. 10 del Cuerpo de Policía de Tránsito ubicado en Av. General Paz y Emilio Castro (Liniers), se encontraba el Sargento Héctor Couto, a cargo del mismo, acompañado por el agente Saturnino Medina.
Se detuvo frente al Destacamento un automóvil con tres o cuatro ocupantes con el pretexto de requerir información, quienes se aproximaron al Sargento Couto. Al acercarse se abalanzaron sobre él para sustraerle el arma, a lo que se resistió, no pudiendo evitar que abrieran fuego, lo que le provocó la muerte en forma inmediata.
Al escuchar las detonaciones, el Agente Medina, que se encontraba en el interior, corre y mantiene un sostenido intercambio de disparos, pero es alcanzado por varios impactos, que determinaron su posterior fallecimiento.
101. Sr. Jhon Swint (22 Nov 73)
102. Sr. Manuel Varela (22 Nov 73)
103. Sr. Virginio Rivas (22 Nov 73)
El 22 de noviembre de 1973, un grupo subversivo atacó al Gerente de la Empresa Transax, señor John Swint, de nacionalidad norteamericana, y a tres custodios, asesinando al mencionado ejecutivo, al chofer señor Manuel Varela y a uno de sus custodios, el señor Virginio Rivas, que iba en otro auto.
En la emboscada participaron unos 15 individuos jóvenes, con un camión con acoplado, una camioneta y 2 coches Fiat. El hecho se produjo en la calle 6 y el camino a San Carlos del Barrio Jardín, en la ciudad de Córdoba.
El Sr. Jhon Swint, de 57 años, en 1971 fue destinado a Transax que producía ejes traseros para Ford Argentina, donde ingresó en 1945.
104. Agente de la Policía Prov. Bs. As. B. O. Arnaldi (23 Dic 73)
El 23 de diciembre del año 1973, se encontraba de custodia con otro agente en el Club Atlético Lanús, en la calle 9 de Julio y Córdoba, siendo atacados por un grupo subversivo para despojarlos del armamento.
Ante la resistencia ofrecida se entabla un tiroteo del que resulta mortalmente herido el agente Arnaldi y uno de los terroristas que es retirado en la fuga del grupo.
El órgano de propaganda de la organización ERP Estrella Roja, Pag. 16, se adjudica el asesinato.
105. Coronel Camilo Arturo Gay (19 Ene 74
106. Sra. Ilda Irma Cazaux de Gay (19 Ene 74)
El 19 de enero de 1974, la Guarnición Militar de Azul, donde tenía su emplazamiento el Regimiento de Caballería Tiradores Blindados 10, y cuyo Jefe era el oficial superior nombrado, fue atacada por la compañía Héroes de Trelew del ERP.
Uno de los grupos del ERP, denominado "Grupo Secuestro" se desplazó a las casas habitaciones de los dos Jefes de Unidades. Al hacerlo se encuentran en el camino al mencionado Coronel, acompañado de su familia. La familia del Coronel es conducida hasta la herrería del cuartel, donde ejecutan a su señora esposa, Ilda Irma Cazaux de Gay. Lo hacen delante de sus hijos.
El coronel Camilo Gay fue también asesinado junto a su esposa.
El suplemento de la Revista Estrella Roja hace una descripción de los acontecimientos que demuestran una minuciosa preparación del atentado.
107. Soldado del Ejército Argentino Daniel González (19 Ene 74)
Prestaba servicios en el Regimiento de Caballería Tiradores Blindados 10 durante el ataque e intento de copamiento la Guarnición Militar Azul.
La noche del 19 de enero de 1974 se encontraba apostado como centinela en el puesto del polígono de la Guarnición. Por dicho lugar penetró la masa de los subversivos. El Soldado Daniel González fue muerto en una acción comando, ejecutada por los extremistas, siendo la primera victima del atentado del ataque a la Guarnición.
Suplemento de la Revista Estrella Roja.
108. Sr. Jorge Patricio Gallardo (05 Feb 74)
Tenía 35 años de edad, estaba casado y era padre de tres hijos de 5, 7 y 11 años. Militaba en el Comando de Organización (C. de O.) que lideraba Brito Lima.
El 5 de febrero de 1974, Gallardo se aprestaba a entrar a su taller mecánico instalado en Almirante Brown 3884 de Villa Insuperable, partido de la Matanza, cuando fue acribillado a balazos por los ocupantes de una camioneta que lo aguardaba estacionada en las cercanías. Después de cumplir con su propósito los terroristas fugaron velozmente.
El Comando de Organización publicó un comunicado y atribuyó el hecho a Mario Firmenich, Rodolfo Galimberti y otros asaltantes pertenecientes al Movimiento Peronista.
109. Sra. Norma Machado de Carrasco (27 Feb 74)
110. Sra. María Eva López (04 Mar 74)
A raíz de los desórdenes ocurridos en Córdoba entre el 27 de febrero y el 6 de marzo de 1974, como la sublevación policial, copamientos y atentados por elementos terroristas de izquierda, se produjeron renuncias del Gobernador y Vicegobernador, como así también la intervención de la Provincia por el Poder Ejecutivo.
Los civiles muertos a manos de subversivos según el parte oficial fueron: Norma Machado de Carrasco (heridas de bala) y María Eva López, ametrallada desde un auto que pasó a gran velocidad. Esta última tenía 26 años y era enfermera del Hospital Militar de Córdoba, muriendo de un disparo en la cabeza. Hubo también varios muertos pertenecientes a las fuerzas policiales.
111. Agente de la Policía Prov. de Córdoba Marcelino F. Baigorria (06 Mar 74)
112. Agente de la Policía de la Prov. de Córdoba Tomás Márquez (06 Mar 74)
113.Agente de la Policía de la Prov. de Córdoba Tomás López (06 Mar 74)
Los tres policías precedentemente nombrados pertenecientes a la Policía de la Provincia de Córdoba hallaron la muerte durante los graves disturbios que se produjeron en la Ciudad de Córdoba, como se indicó más arriba, entre el 27 de febrero y el 6 de marzo de 1974.
114.Sr. Miguel Ángel Castrofini (08 Mar 74)
El 8 de marzo de 1974, fue asesinado al salir de su domicilio Miguel Ángel Castrofini, militante peronista y que trabajaba en la Caja para el Personal de la Industria, Comercio y Actividades Afines.
En esa oportunidad, Castrofini fue interceptado por una pareja de jóvenes cuando en compañía de su esposa, abandonaban su casa ubicada en la calle 20 de febrero 6066 de la Capital Federal. La mencionada pareja, se aproximó con el pretexto de preguntar por la ubicación de una calle y cuando Castrofini se dio vuelta para explicarle, el desconocido le disparó cuatro balazos a quemarropa. Inmediatamente huyeron. La víctima, gravemente herida, fue trasladada al Hospital Pirovano y falleció a las pocas horas.
115.Cabo Segundo de la Prefectura Naval José Luis Braga (12 Mar 74)
El 12 de marzo de 1974, su vehículo estacionado en la calle Ituzaingó de la Ciudad de Zárate fue atacado por un grupo subversivo. Ante la agresión, el Cabo Braga intenta oponer resistencia, pero sus atacantes dispararon sus armas provocándole la muerte. Rápidamente los mismos huyen llevándose el arma reglamentaria.
Ninguna organización terrorista se atribuyó el hecho, pero en un procedimiento policial casi dos meses después, fueron detenidos tres individuos con armas de guerra, una de las cuales pertenecía al Cabo. Uno de los tres detenidos manifestó pertenecer al Ejército Revolucionario del Pueblo, brazo armado del PRT.
116.Suboficial Primero de la Armada Argentina Mario Reduto (13 Mar 74)
Tenía 42 años, estaba casado y tenía dos hijos, un varón de 17 años y una niña de 12 años.
En la madrugada del 13 de marzo de 1974 fue encontrado el cuerpo aún con vida, herido de un disparo y con mutilaciones, en un basural cerca de Zárate. Fue llevado a un hospital y luego a un sanatorio, pero pese a los cuidados recibidos falleció.
La autoría del secuestro y la muerte del suboficial Reduto se lo atribuyó la organización subversiva ERP que hizo llegar a los medios periodísticos, el reconocimiento de la autoría del hecho.
117.Cabo Primero de la Policía del Chaco Serapio C. Vallejos (16 Mar 74)
Estaba casado y tenía siete hijos; al ser asesinado contaba con 49 años.
El Cabo Primero Vallejos, el día 16 de marzo de 1974, se encontraba de guardia en el puesto policial del Barrio Villa Don Enrique, en las afueras de Resistencia. Aproximadamente a las 3 de la madrugada, arribaron dos autos: del primero descendieron tres sujetos que irrumpieron en el Destacamento, los del segundo vehículo permanecieron en el exterior, de apoyo.
El Cabo Primero Vallejos fue acribillado a balazos mientras descansaba en una habitación por los sujetos que irrumpieron en el Destacamento, falleciendo en el acto. Fue también herido un agente que se encontraba en el acceso.
118.Sr. Rogelio Coria (22 Mar 74)
La víctima había iniciado sus actividades gremiales el 1955, en la Seccional Avellaneda de la Unión Obrera de la Construcción -UOCRA- como delegado, llegando a ser Secretario General del Gremio. Era casado y tenía dos hijos.
El 22 de marzo de 1974, en oportunidad en que el ex Secretario General de la UOCRA concurre a su médico, en la Avenida Callao Nro. 449 de la Capital Federal, cuando salía del ascensor del edificio, fue atacado por dos hombres jóvenes que le dispararon, dándose a la fuga. Cuando fue atendido por su médico, se comprobó que ya había fallecido.
Se conoció que había sido amenazado varias veces por el Ejército Revolucionario del pueblo -ERP-. Ese mismo día se produjeron varios atentados terroristas en distintos puntos del País.
119.Suboficial Escribiente de la Policía Federal Daniel C. Giachino (24 Mar 74)
Integraba la tripulación de un patrullero Policial del Cuarto Cuerpo de Vigilancia, cuando el 24 de marzo de 1974 se replegaban después de concurrir a disuadir a una joven que trataba de arrojarse a las vías del ferrocarril.
Mientras lo hacían observan una pareja sospechosa que se desplazaba en automóvil por la Calle Yerbal de la Capital Federal, por lo que resuelven interceptarlo para su identificación. Al percibir la intención policial, los ocupantes del rodado abrieron fuego iniciando su huída; el patrullero inicia la persecución y en determinado momento los perseguidos hacen chocar violentamente al auto policial contra una columna de alumbrado, en las calles Yerbal y Segurola.
Como resultado de la agresión, el Suboficial Giachino fallece poco después, pese a que fueron socorridos por vecinos y trasladados al Hospital Alvear.
120. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Carlos Maidana (25 Mar 74)
Era soltero; al ser asesinado contaba con 24 años.
El 25 de marzo de 1974, el agente Maidana se encontraba de consigna, con otro agente, en la Playa de Estacionamiento de una compañía de transportes ubicada en la calle Alberti y Estrada de la localidad de Escobar.
En esas circunstancias, varios sujetos que se desplazaban a gran velocidad en dos automóviles, efectuaron varias ráfagas de ametralladoras sin detener la marcha. Ambos policías son alcanzados por los disparos, siendo trasladados al hospital local, falleciendo el Agente Maidana.
121.Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Carlos Luna (25 Mar 74)
El 25 de marzo de 1974, el cabo Carlos Luna se desplazaba caminando por el túnel de la Estación José Mármol del Ferrocarril General Roca, en compañía de otros dos policías de la Provincia de Buenos Aires.
Sorpresivamente fueron interceptados por varios individuos que le exigieron la entrega del armamento y chapas identificatorias. A raíz de ello se produjo un intenso tiroteo y, como consecuencia de las heridas recibidas, el Cabo Luna fallece en el traslado al hospital.
Los agresores que no pudieron identificarse, lograron huir sin conseguir su propósito.
122.Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Eustaquio Rolando Silveira (28 Mar 74)
El 28 de marzo de 1974, al regresar de una comisión del servicio a la Comisaría 1ra. de la Plata, donde revistaba, estando a poco más de una cuadra de la misma, fue agredido y despojado de su arma reglamentaria.
A las 22.45 horas del mismo día, en la calle 10, entre las calles 54 y 55, tres jóvenes le dispararon a quemarropa, huyendo en un automóvil de apoyo.
Fue inmediatamente socorrido por el mismo personal de la Comisaría e internado en una clínica de la Ciudad de la Plata, falleciendo luego de una intervención quirúrgica.
123. Sr. Roberto Francisco Klecker (04 Abr 74)
El señor Roberto Klecker era casado, tenía 38 años y era padre de tres hijos, el mayor de ellos tenía 10 años. Había ingresado a Fiat Concord en 1972 y para atender sus funciones se radicó en la Ciudad de Córdoba.
El 4 de abril de 1974, el señor Klecker, que se desempeñaba como Jefe de Personal de la Planta Mecánica de Fiat Córdoba, se dirigía con su vehículo a la vivienda que ocupaba con su esposa e hijos en la calle Florencio Sánchez del barrio Sarmiento. Al llegar a la intersección de la mencionada calle y Morse, dos hombres jóvenes salieron de una obra en construcción y colocándose uno a cada lado de la calle con un arma automática y una escopeta recortada, le dispararon repetidas veces matándolo en el acto.
En la revista Estrella Roja Nro 33, del 30 de abril, se adjudica el asesinato al Comando "Perssini - Baffi - Villagra y Olmedo" de las FAP.
124.Sr. Antonio Pedro Magaldi (04 Abr 74)
Era Secretario Regional de la CGT de San Nicolás (Provincia de Buenos Aires).
El 4 de abril de 1974 y en oportunidad en que el secretario de la CGT se dirigía en su automóvil por la calle Francia, al llegar a la intersección con Belgrano, fue interceptado por varios vehículos que le impidieron seguir su marcha.
De esos vehículos descendieron varios individuos armados con pistolas y armas largas que abrieron fuego contra Magaldi desde varias direcciones.
Luego de la acción los asesinos, una mujer y varios hombres jóvenes, escaparon en sus vehículos.
Auxiliada, la víctima fue llevada a una clínica cercana donde falleció. Tenía alrededor de 20 disparos en el cuerpo.
La revista Estrella Roja, Nro 33, del 30 de abril, transcribió un panfleto referido a su asesinato.
Los titulares periodísticos del día se refirieron a ese hecho.
125. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Timoteo Silva (15 Abr 74)
El cabo primero se desplazaba de civil en su automóvil particular, el 15 de abril de 1974.
En tales circunstancias observó a tres sujetos que se desplazaban en un rodado en actitud sospechosa, por lo que procedió a interceptarlo para su identificación. Como respuesta, abrieron fuego sobre el policía, quien cayó gravemente herido por varios impactos. Al ser trasladado a una sala de primeros auxilios, falleció a poco de llegar.
Los agresores se dieron a la fuga y el vehículo que utilizaron para ese fin, fue encontrado horas más tarde, comprobándose que era robado.
En el vehículo, fue encontrado material propagandístico de la organización Subversiva Montoneros.
126. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Leonidas Guerra (21 Abr 74)
Prestaba servicios en la Comisaría 2da. de Ciudadela.
Su cuerpo sin vida fue hallado en la intersección de las calles Bustamante y Echeverría, próximo a su domicilio, con heridas de bala. Según vecinos, el asesinato se había producido aproximadamente a las 23 horas del 21 de abril de 1974, por parte de una pareja de jóvenes que, después de efectuarle los disparos, se dieron a la fuga.
127. Dr. Jorge Vicente Quiroga (28 Abr 74)
Había nacido el 2 de enero de 1926 e ingresado en 1947 en la Justicia de la Capital Federal. En 1954 se graduó de abogado y había cumplido una intensa actuación en el Fuero Penal de la Nación, que entendió en los casos de terrorismo y secuestros, que fue disuelta al poco tiempo de asumir el gobierno de Cámpora. En 1971 fue designado por el Poder Ejecutivo Nacional Juez en la Sala III de la Cámara Federal en lo Penal de la Nación.
Tuvo a su cargo el sumario por la fuga de 25 terroristas de la Cárcel de Rawson.
El 28 de abril de 1974 el Dr. Jorge Vicente Quiroga, se dirigió, hasta un inmueble ubicado en la calle Viamonto al 1500 de la Capital Federal para visitar a un colega. Mientras se encontraba tocando timbre, un joven que iba de acompañante en una moto, se bajó de la misma y le dispara en la espalda, con una pistola de grueso calibre. Luego monta nuevamente en el vehículo manejado por otro terrorista.
La víctima fue ayudada por el Dr. Rèbori y vecinos, quienes lo trasportaron al Hospital Rawson donde falleció.
El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires repudió el hecho.
En setiembre de 1977, se allanaron unos locales pertenecientes al "ERP 22 de agosto" donde entre otros materiales, se encontró un fichero que reconocía la autoría del asesinato del Juez Quiroga.
128. Sargento de la Policía de la Prov. Bs. As. Eliseo A Torres (06 May 74)
Tenía 42 años; era casado y tenía 6 hijos.
Fue asesinado junto al Agente Ricardo Nagel, en las circunstancias que se indican más abajo el 6 de mayo de 1974.
129. Agente de la Policía de la Prov. Bs. As. Ricardo Nagel (06 May 74)
Al ser asesinado contaba con 25 años de edad.
En un vehículo de patrulla perteneciente al Comando Radioeléctrico de la unidad regional Morón, a cargo del Sargento Eliseo A. Torres y completada la dotación por el Agente Ricardo Ángel y otro agente, fueron victimas de una operación tipo comando en la que perdieron la vida los dos nombrados, resultando herido de gravedad el tercero.
El hecho se produce el día 6 de mayo de 1974 cuando, como lo hacía habitualmente, el patrullero estacionó en el cruce de las calles Ignacio Arieta y Asamblea, en cercanías de un establecimiento metalúrgico y el matadero municipal.
Sin que los policías se percataran, estacionaron en las cercanías dos vehículos, de los que descendieron unas quince personas, una de ellas mujer. Amparados por la oscuridad, los policías fueron rodeados y acribillados con armas de distinto calibre, asemejando a un fusilamiento. Despojaron del armamento a los policías y regresaron a sus vehículos, alejándose del lugar.
130. Agente de la Policía de la Prov. Bs. As. Adolfo Rivas (06 May 74)
Era casado y tenía 2 hijos; al ser asesinado contaba con 22 años de edad.
El día 6 de mayo de 1974 fue hallado su cadáver en la intersección de la calle 32 y calle 4 de la ciudad de la Plata, con varios impactos de bala. Sus asesinos lo despojaron del arma y correaje.
131. Cabo de la Policía Prov. Tucumán Vicente Marcelo Lazarte (22 May 74)
Al ser asesinado contaba con 42 años de edad.
El 1º de mayo de 1974, el Cabo Lazarte se encontraba cumpliendo funciones en el Destacamento Policial Control de Ruta Nro. 9, ubicado a la altura de Empalme a Tafí Viejo.
Fue sorprendido por un grupo de individuos que manifestaron pertenecer a la organización terrorista subversiva ERP, que pretendieron copar la dependencia policial. El Cabo Lazarte intentó repeler el ataque, pero recibe una descarga desde atrás y a corta distancia, que le provocan heridas de gravedad. Trasladado al Sanatorio Del Norte e intervenido quirúrgicamente, el día 22 de mayo de 1974 se produce su deceso.
132. Agente de la Policía de la Prov. Bs. As. Héctor Merino (29 May 74)
Era soltero y tenía 27 años de edad.
El 29 de mayo de 1974, el agente Merino se desplazaba en compañía de otro agente por Villa Insuperable (La Matanza), ambos franco de servicio; en tal circunstancia observaron un automóvil cuyos tres ocupantes estaban en actitud sospechosa. Decididos a interrogarlos, se aproximaron al vehículo, siendo recibidos por un nutrido fuego de armas cortas. Aún heridos repelieron la agresión, resultando finalmente muerto el agente Merino. Los atacantes se dieron a la fuga, llevando consigo el arma reglamentaria del agente fallecido.
133. Sr. Gregorio Manoukian (07 Jun 74)
El empresario Gregorio Manoukian era argentino, tenía 42 años de edad, estaba casado y era padre de 4 niños de corta edad. Se dedicaba al comercio y era propietario de los supermercados "Tanti". Poco tiempo atrás había sido víctima de un secuestro por cuatro días y fue liberado previo pago de un rescate, por una importante cifra.
El 7 de junio de 1974, al salir de su finca y acercarse a su vehículo, la señora Manoukian fue interceptada por un grupo de 7 u 8 personas, que le expresaron que buscaban a otra persona.
Simultáneamente el señor Manoukian salía de la finca para dirigirse a su trabajo, siguiendo el mismo camino de su esposa hacia la Ruta 2, siendo interceptado por el mismo grupo. La señora estaba por alcanzar la mencionada ruta, pero cuando ve el auto de su esposo aminora la marcha, pero es sorprendida, ya que el coche de su esposo era conducido por otra persona y ve cuando desde el interior del mismo arrojan al asfalto al señor Manoukian herido de bala, mientras se daban a la fuga.
Su misma esposa lo conduce a un centro asistencial, pero cuando los médicos acuden para su atención, comprueban que ya había fallecido.
134. Sr. Félix Alberto Navazo (01 Jul 74)
El estudiante Navazo tenía 33 años; era casado y militaba en el centro estudiantil de la Concentración Nacional Universitaria -CNU-.
El 1 de julio de 1974 viajaba en un ómnibus de la línea 514, y al descender en la intersección de las calles 57 y 26 de La Plata para dirigirse a su domicilio, fue sorprendido por una mujer joven, quien se aproxima con una pistola de grueso calibre. Al verla comenzó a correr, pero la desconocida le hizo varios disparos que impactaron en su espalda. Al caer, otro joven que descendió de un automóvil le dispara una ráfaga de ametralladora, tras lo cual la mujer lo remata con un tiro en la cabeza.
El asesinato se lo adjudicó Montoneros.
135. Dr. Arturo Mor Roig (15 Jul 74)
El doctor Arturo Mor Roig había nacido en España. Siendo niño llegó al país. Terminó sus estudios en la UBA, en la que obtuvo el título de procurador y el título de Doctorado en Ciencias Políticas. Político de vocación, se incorporó al partido radical en 1939 y en 1945 inicia su carrera en la función pública, desempeñándose al término de la misma como Ministro del Interior.
El 15 de julio de 1974, ingresa al restaurante "Rincón de Italia" ubicado en Pichincha y Provincias Unidas (San Justo), como lo hacía habitualmente desde 8 meses atrás.
Poco después, dos jóvenes bien vestidos que ocupaban una mesa cercana, se pusieron de pie y avanzando decididamente hacia el Dr. Mor Roig sacaron dos pistolas que apoyaron en la víctima y le empezaron a disparar. Al mismo tiempo, otros dos individuos que estaban en la puerta, empuñando armas largas abren fuego sobre el ex ministro que había caído al suelo. A continuación los asesinos se fugaron en un vehículo. La víctima tenía 32 impactos en su cuerpo y cabeza.
La organización subversiva Montoneros fue la autora del atentado.
136. Sr. David Kraiselburg (16 Jul 74)
El periodista David Kraiselburg era director del diario local El Día de la Ciudad de La Plata. Nació en Berisso, Provincia de Buenos Aires, realizando todos sus estudios en la Ciudad de La Plata. Obtuvo el título de abogado y profesor de historia. Estaba casado y era padre de 3 hijos.
Fue secuestrado el 25 de junio de 1974 a media cuadra de su domicilio, mientras se dirigía a pie rumbo a su diario. Su asesinato se produjo el 16 de julio de 1974, cuando los que lo vigilaban fueron sorprendidos por la policía en oportunidad de una requisa a una vivienda ubicada en la calle 501, entre la 14 y 15.
En el interior de una carpa, instalada dentro de una habitación, se halló su cadáver con varios disparos en la cara y manos. Su reconocimiento fue efectuado por un cronista del diario local El Día, del cual David Kraiselburg era director.
137. Agente de la Policía Prov. de Tucumán Gumersindo V. Vargas (02 Ago 74)
Al ser asesinado contaba con 32 años de edad.
El 2 de agosto de 1974 intervino, integrando un grupo de combate de la Guardia de Infantería, en el control de una violenta manifestación estudiantil, que provocaba disturbios en el interior de la Quinta Agronómica y en la que participaban, mimetizados, elementos subversivos.
En tales circunstancias, recibió graves heridas de bala que provocaron su fallecimiento casi treinta días más tarde.
138. Sr. Martín Salas (05 Ago 74)
Tenía 26 años, y era empleado del cine 8 de la ciudad de La Plata. Se desempeñaba además como Secretario Administrativo de la filial La Plata de la Juventud Peronista y como Delegado Provincial del Consejo Superior Peronista y era integrante de la agrupación peronista Concentración Nacional Universitaria -CNU- cuya posición ideológica se oponía a la conocida "tendencia revolucionaria peronista" (izquierdista). Salas era casado y padre de 2 hijos de corta edad.
El hecho ocurrió el 5 de agosto de 1974, antes de iniciarse la proyección de la película principal cuando Salas, que trabajaba como vendedor de entradas, fue atacado por dos individuos jóvenes que se habían bajado de un automóvil, quienes le efectuaron un disparo de escopeta que le destrozó el cuello. Luego de volver a dispararle, huyeron en un auto que los esperaba.
139. Agente de la Policía de la Prov. Bs. As. Luis Atilio Pereyra (08 Ago 74)
Era casado y tenía dos hijos, de 6 y 4 años.
El día 8 de agosto de 1974, el Agente Pereyra dirigía el tránsito de vehículos en el acceso de la fábrica Peugeot al producirse un cambio de turno de los trabajadores en el Km. 34 de la Ruta 2. Fue atacado con ráfagas de ametralladora por desconocidos que se desplazaban en un automóvil. Uno de los sujetos descendió del rodado despojándolo del arma reglamentaria, dándose a la fuga.
140. Suboficial Escribiente Policía Prov. Bs. As. Isabelino Sandoval (08 Ago 74)
Era casado y tenía una hija de 6 años.
El 8 de agosto de 1974, se desplazaba por la intersección de las calles Gorriti y Curapaytí de Florencio Varela, en compañía de su esposa e hija. Al llegar a pocos metros de su domicilio, observó que un individuo los seguía, mientras otro hacía lo propio por la acera de enfrente. Sandoval hizo entrar rápidamente a sus familiares a la vivienda, enfrentándose a los desconocidos y trabándose en lucha con uno de ellos, es alcanzado por un disparo que lo hirió de gravedad, muriendo poco después. Los atacantes se dieron a la fuga, despojándolo de su arma reglamentaria.
141. Cabo de la Policía de la Prov. de Córdoba José María Cuello (11 ago 74)
El 11 de agosto de 1974, un grupo compuesto por aproximadamente por 70 hombres, a quienes acompañaban algunas mujeres, fuertemente armados, vistiendo uniformes militares y perteneciente a la organización terrorista subversiva ERP, atacó la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos de Villa María, ubicada en la ciudad homónima de la provincia de Córdoba.
Antes de iniciar el ataque coparon un motel distante 1.000 metros de la Fábrica.
Poco después llegó una pareja al Motel y al notar movimientos inusuales se retiró siendo perseguida por los subversivos, sin darle alcance, lo que permite que sea alertada la policía.
Los efectivos destacados se trabaron en violento tiroteo al acercarse al Motel, resultando heridos un oficial y tres agentes, falleciendo el Cabo José María Cuello.
142. Cabo de la Policía de Prov. Catamarca Ramón Francisco Acevedo (12 Ago 74)
Era soltero y al fallecer tenía 33 años de edad.
El 12 de agosto de 1974, efectivos que patrullaban la Zona de Paso Hualco, a 10 Km. al norte de la Ciudad de Catamarca, fueron atacados generándose un enfrentamiento en que el Cabo Ramón Francisco Acevedo, pierde la vida.
143. Ing.. José María Paz (27 Ago 74)
El ingeniero José María Paz se desempeñaba como Presidente del directorio de la Compañía Azucarera Asunción.
El día 8 de agosto de 1974, en oportunidad que el Ingeniero regresaba de un vuelo de cabotaje que había aterrizado en el aeropuerto Benjamín Matienzo de la ciudad de Tucumán, y se dirigía en taxi a su domicilio, fue interceptado por varios vehículos con alrededor de 15 individuos jóvenes, entre los cuales había mujeres.
En el intento de reducirlo para secuestrarlo, la víctima se resistió siendo golpeado en la cabeza y es herido gravemente de un disparo en el estómago, cuando aparece un vehículo blindado de caudales, los victimarios se dieron a la fuga.
Socorrida la víctima, fue llevado al Sanatorio Pequeña Compañía de Jesús, donde quedó internado. No obstante los cuidados, el ingeniero, falleció el 27 de agosto de 1974.
No se obtuvieron antecedentes sobre la organización terrorista subversiva responsable del hecho.
144. Sr Ricardo Luis Goya (27 Ago 74)
El Sr. Ricardo Luis Goya, había nacido en Témperley, Provincia de Bs. As., tenía 55 años de edad, estaba casado y tenía 6 hijos. En 1957 había ingresado a Ika-Renault con el cargo de Gerente en Relaciones Laborables, manteniendo sus funciones hasta el día de su muerte.
El 27 de agosto de 1974, en la Ruta Nacional 36, tramo que va de la localidad de Alta Gracia a la Ciudad de Córdoba, un grupo de personas jóvenes, que se identificaron como perteneciente a las Fuerzas Armadas peronistas -FAP-, interceptó al Sr. Goya, quien iba acompañado por dos empleados.
De inmediato hacen bajar a los ocupantes del vehículo y le hicieron numerosos disparos con armas automáticas, escapando en los tres vehículos con los que habían efectuado la operación criminal. Se comprobó que Goya tenía 14 impactos en la cabeza.
La organización terrorista FAP se auto adjudicó el hecho con el acostumbrado método de dejar comunicados en baños y bares y avisar al periodismo telefónicamente.
145. Capitán del Ejército Argentino Carlos Eduardo Arteaga (29 Ago 74)
Estaba casado y era padre de 3 hijos.
El 24 de agosto de 1974, al salir del centro Regional General Sarmiento, dependiente de la Universidad Nacional de Luján, fue secuestrado. Varios individuos intentaron reducirlo y al resistirse la efectuaron varios disparos, tras lo cual lo introdujeron en un auto. En el lugar quedó herida una mujer con un impacto en la pierna.
Unos días más tarde, el 29 de agosto, a escasos metros de una zona despoblada, próxima a Grand Bourg (Prov. Bs. As.) vecinos oyeron la llegada de varios automóviles, luego disparos de armas de fuego y finalmente la partida de los vehículos. Más tarde, ya de día, trabajadores que concurrían a sus tareas encontraron en el camino el cuerpo de un hombre con disparos en la cabeza y dieron aviso a la Policía. Era el Capitán Carlos Eduardo Arteaga.
146. Comisario (R) de la Policía Prov. Bs. As. Juan Florentino Mena (30 Ago 74)
Se había retirado en 1970.
El 30 de agosto de 1974, en la intersección de las calles Primera Junta y Falucho de la localidad de Quilmes, dos sujetos armados lo atacaron. El Comisario Juan Florentino Mena se resistió, recibiendo varios impactos de bala que le provocaron la muerte. Los agresores se dieron a la fuga.
147. Oficial Ayudante de la Policía Prov. Bs. As. Orlando F. Fernández (31 Ago 74)
El 31 de agosto de 1974, en proximidades de las calles Movi y Zapiola de la localidad de Bernal, partido de Quilmes, fallece en un enfrentamiento con tres sujetos que se dan a la fuga.
148. Cabo de la Policía de Santa Fe Rubén Oscar San Juan (04 Set 74)
Estaba casado y tenía una hija de 7 años; al ser asesinado contaba con 33 años.
El 4 de setiembre de 1974, al trasladarse en un automóvil desde su domicilio a la Comisaría 2da. ubicada en pleno centro de la Ciudad de Rosario, al llegar a la intersección de la Avenida Godoy y calle Magallanes, un automóvil ocupado por varios jóvenes le cerró el paso, al tiempo que era atacado por el fuego de armas automáticas y escopetas. Estando sin vida en el rodado, tres de los agresores descendieron del vehículo que los trasladaba y continuaron disparándole a corta distancia, finalmente uno de ellos le disparó un tiro en la cabeza. Su cuerpo presentaba más de quince impactos. Consumado el hecho los agresores se dieron a la fuga en el vehículo que habían arribado, seguido de otros dos de apoyo.
Un comunicado difundido en forma anónima en los diarios locales, la organización subversiva ERP hizo conocer que había ejecutado al mencionado suboficial
149. Sr. Víctor Sánchez (13 Set 74)
150. Sr. Carlos Alberto Saucedo (16 Set 74)
En un atentado producido el 13 de setiembre de 1974, fue asesinado el señor Víctor Sánchez, Secretario General del Comando de Organización de la Juventud Peronista de la Provincia del Chaco.
Sánchez iba en su auto desde la capital de Corrientes hacia Resistencia acompañado por un empleado de la Radio LT7, Sr. Calos Alberto Saucedo y el Sr. Oscar Benítez. Ya en la avenida de acceso a la Ciudad de Resistencia, dos individuos que iban en la parte trasera de una camioneta, le dispararon varias ráfagas de armas automáticas. Otra persona que viajaba en un auto de apoyo de los terroristas bajó y procedió a ultimar a Sánchez cuyo cuerpo recibió 23 impactos de bala. Saucedo también murió en el atentado, mientras que Benítez quedó internado en un sanatorio con heridas y pronóstico reservado.
La revista Montoneros se adjudicó la autoría de ambos asesinatos.
151. Oficial Subayudante de la Policía Prov. Bs. As. Humberto J. Gómez (16 Set 74)
Revistaba en la Sección Explosivos de la División Criminalista de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.
El 16 de setiembre de 1974, mientras trataba de desactivar un poderoso explosivo colocado en una agencia de autos, ubicada en la esquina de Avenida San Martín y 9 de julio de la localidad de Florencio Varela, el artefacto detonó causàndole gravísimas lesiones. Fue trasladado inmediatamente al Hospital Rawson de la Capital Federal, dejando de existir poco después.
152. Oficial Ayte (Médico) Policía Prov. Bs. As. Alejandro Bartosch (17 Set 74)
Era casado y su esposa se encontraba embarazada; al ser asesinado tenía 42 años de edad.
El 17 de setiembre de 1974, salía de su domicilio, ubicado en Acassuso 907 de San Isidro, para dirigirse a sus tareas habituales. Mientras estaba en la acera abriendo su automóvil, se aproximó un vehículo con tres o cuatro hombres, llamándolo por su nombre. Al darse vuelta recibió una fuerte descarga, siendo alcanzado por más de 10 impactos, la mayoría de ellos en la espalda.
Ya en el suelo recibió un disparo de gracia en la cabeza efectuado por uno de los asesinos, que inmediatamente se alejaron del lugar.
153. Sr. Dante Rubén. Balcaneras (18 Set 74)
El señor Dante Rubén Balcaneras de desempeñaba como delegado del Ministerio de Trabajo en la Regional Quilmes. Era casado y tenía una hija de 5 años. Al fallecer tenía 45 años.
El 18 de setiembre de 1974, Balcaneras salió de su casa ubicada en Cavour 3557 de Lanús Oeste y se dirigió a buscar su automóvil, en un garaje ubicado a dos cuadras. Luego de recorrer a pie aproximadamente 50 metros y cerca de la calle Mármol, cuatro terroristas descendieron de un automóvil y lo atacaron con armas de fuego de distintos ángulos. La víctima cayó junto al cordón ensangrentado y con el rostro desfigurado por los disparos, mientras los agresores se daban a la fuga. Socorrido por vecinos y parientes, fue trasladado al Policlínico de Lanús, donde falleció al llegar.
154. Sr. Alberto L. Bosch (19 Set 74)
El señor Alberto L. Bosch, desde 1967 desempeñaba su trabajo en Molinos Río de la Plata S.A., donde fue designado Gerente General y luego Director, cargo que ejercía al ser asesinado. Estaba casado y era padre de 4 hijos de 10, 9, 8 y 2 años.
Sobre su muerte existen dos versiones: la primera dice que subversivos terroristas dispararon una escopeta a través del parabrisas matando al chofer y también lo alcanzaron a él muriendo ambos en esa masacre. La segunda versión dice que al morir el chofer, él bajó del auto y allí le dispararon con un arma automática.
Las comunicaciones de propaganda de los subversivos, dicen que el chofer hizo un movimiento interpretado como resistencia y que por eso mataron a los dos.
155. Sr. Juan Carlos Pérez (19 Set 74)
Se desempeñaba como chofer desde hacía dos años y anteriormente había trabajado en otras empresas. Estaba casado y era padre de 3 hijos de 11, 9 años y 10 meses. Fue asesinado en la misma oportunidad que el Sr. Alberto L. Bosh.
156. Agente de la Policía de la Prov. Tucumán Eduardo Ibarra (20 Set 74)
Al ser asesinado contaba con 46 años de edad.
El 20 de setiembre de 1974, el Agente Ibarra se encontraba franco de servicio en la sede del Club de Santa Lucía. Ingresaron al local varios individuos con uniforme verde oliva tipo militar,que se habían identificado como tales para que se les franqueara la entrada. Portaban armas largas Identificado el Agente Ibarra, fue atacado a tiros sin darle la menor oportunidad de repeler la agresión, falleciendo en el acto.
157. Sr. Héctor Oscar Zaraspe (20 Set 74)
El 20 de setiembre de 1974, un grupo de aproximadamente 50 terroristas se hacen cargo por la fuerza de la Localidad de Santa Lucía, Provincia de Tucumán.
Coparon la comisaría, y una parte del grupo se dirigió a la casa de un agente de policía a quien asesinan en presencia de familiares. Además otros subversivos se dirigieron a la cantina del club de fútbol de la localidad y ultimaron a quemarropa a Héctor Oscar Zaraspe, previo confirmar su identidad, con un tiro a quemarropa de un disparo de FAL, que le destrozó el cuerpo. Su esposa relató que fue asesinado porque, tiempo atrás, había auxiliado a un policía herido por delincuentes subversivos.
158. Coronel Jorge Oscar Grassi (25 Set 74)
Estaba casado y era padre de dos hijos.
El 25 de setiembre de 1974, como lo hacía diariamente, el Coronel Grassi abandonaba su domicilio en Barrio Parque Vélez Sársfield. Luego de cruzar un pequeño jardín, advirtió la llegada de un automóvil del cual se bajaron dos sujetos armados que le abrieron fuego. Parapetándose tras una camioneta, elude la primera ráfaga, pero nuevos disparos lo alcanzaron en la pierna izquierda y el abdomen. Los terroristas iniciaron la huída, no sin antes lanzar una ráfaga contra un soldado que salvó su vida.
El Coronel Grassi, gravemente herido, fue socorrido por su propia esposa y vecinos, pero falleció en un nosocomio próximo a su domicilio.
Según la revista Estrella Roja, manifiesta que "El Comité Central del partido Revolucionario de los Trabajadores,... tomó la determinación... de responder con una ejecución indiscriminada", ello debido del fracasado intento de copamiento del Regimiento de Infantería 17 de Catamarca.
159. Teniente 1ro. Luis R. Brzic (25 Set 74)
Estaba casado y era padre de un hijo.
El atentado se produjo el 25 de setiembre de 1974, próximo a la intersección de las calles Mitre y Santa Fe. Cuando el Teniente 1ro. Brzic se disponía a descender de su vehículo para entrar a un edificio, fue ultimado por los cuatro ocupantes de un taxi que había sido hurtado momentos antes. Los terroristas, entre los cuales había una mujer, descendieron del vehículo y le efectuaron varios disparos, al mismo tiempo que otros lo hacían de la vereda opuesta. El Teniente 1ro. recibió cuatro impactos en la cabeza y uno de ellos en el cuello, que determinó su muerte instantánea, junto al volante de su vehículo.
El autodenominado ERP se adjudicó el hecho, en represalia por los 16 extremistas muertos durante el copamiento del Regimiento 17 de Infantería de Catamarca.
160. Capitán Miguel Angel Paiva (02 Oct 74)
Estaba casado y tenía 4 hijos.
El 2 de octubre de 1974, el Capitán Paiva se encontraba en una parada de ómnibus, para dirigirse a su destino. De improviso, tres individuos jóvenes que lo habían seguido, le dispararon con un arma automática, hiriéndolo mortalmente y dándose a la fuga en un vehículo que los esperaba, conducido por una mujer.
El autodenominado ERP publicó en su órgano de prensa y propaganda "que ejecutó al capitán del ejército contrarrevolucionario Miguel Ángel Paiva".
161. Mayor Bioquímico Jaime Gimeno (07 Oct 74)
Estaba casado y era padre de dos hijos.
El atentado se produjo el 7 de octubre de 1974, cuando abandonaba su domicilio particular como lo hacía diariamente, hacia el Hospital Militar Central. En instantes que se desplaza por la Avenida Hipólito Irigoyen, apareció un coche ocupado por cuatro individuos que le abrieron fuego, logrando el Mayor Gimeno responder la agresión.
Al oír detonaciones, un hijo salió al balcón del edificio con una carabina 22, disparando sobre los terroristas. Ante esto, varios sujetos que se hallaban en otros dos vehículos próximos, descendieron y abren fuego sobre el Mayor ultimándolo. De resultas del tiroteo fallecen tres terroristas.
La organización terrorista ERP reconoce la autoría del hecho en su revista Estrella Roja.
162. Alférez Javier Rothlin de la Fuerza Aérea Argentina (09 Oct 74)
El 9 de octubre de 1974 en circunstancias en que el Alférez Rothlin realizaba tareas de reconocimiento en operaciones en la Provincia de San Luis, en búsqueda de refugios y grupos de subversivos que operaban en dicha área, su avión Mentor se precipitó a tierra.
163. Teniente Juan Carlos Gambadé (10 Oct 74)
Un año antes de su fallecimiento había contraído enlace.
El 10 de octubre de 1974, el Teniente Gambadé retiraba su automóvil de un garaje en la Ciudad de Santa Fe, cuando llegaron hasta allí dos jóvenes desconocidos que armados con pistolas le dispararon a quemarropa y emprendieron una veloz retirada en el mismo vehículo con que habían llegado. El Teniente fue herido por recibiendo nueve proyectiles. Un vendedor que accidentalmente pasaba por el lugar, lo auxilió, trasladándolo al Hospital Italiano donde falleció momentos después.
La Revista Estrella Roja, en el Nro. 43 indica que "En el día de la fecha el Comando Luis Billinger, perteneciente al ERP, procedió a ejecutar al teniente primero Juan Carlos Gambadé".
164. Sr. Juan Mario Russo (02 Oct 74)
El 2 de octubre de 1974, en el Café "El Parque", ubicado sobre la Avenida Freyre de la Ciudad de Santa Fe, fue asesinado Juan Mario Russo de 36 años de edad, quien fuera Secretario General del Sindicato de la Madera de la Provincia de Santa Fe. Militaba en el Movimiento Peronista y trabajaba en el Ministerio de Bienestar Social.
Russo se encontraba dentro del establecimiento, cuando entró un sujeto con el rostro cubierto, empuñando una pistola con la que le disparó por la espalda, mientras otros terroristas custodiaban la salida, también con los rostros cubiertos portando ametralladoras. Luego del hecho fugaron en un automóvil que los esperaba. El dirigente falleció cuando era conducido en una ambulancia a un centro asistencial.
La organización terrorista Montoneros, asumió su autoría.
165. Cabo de la Policía de la Prov. Bs. As. Edgardo Rubén Lafont (18 Oct 74)
Era casado y tenía 4 hijos de 18 a 6 años de edad.
El 18 de octubre de 1974, en una zona descampada cercana al Mercado Central de Buenos Aires, en Villa Redondo (La Matanza), fue encontrado el cadáver del Cabo Lafont, con una herida de bala en la cabeza. Se había retirado franco la noche anterior.
166. Oficial Ayudante de la Policía Federal Juan Carlos Botti (19 Oct 74)
Contrajo matrimonio tres meses antes de su asesinato.
El 19 de octubre de 1974, los empleados de un local comercial ubicado en la Av. Montes de Oca 1280 habían observado en el acceso un envoltorio sospechoso. Alertado el Comando Radioeléctrico, se hizo presente una dotación de la Guardia de la Brigada de Explosivos integrada por Oficial ayudante Juan Carlos Botti y el Sargento Juan Carlos Petit.
Habiendo comprobado que el paquete contenía un poderoso explosivo, ambos especialistas iniciaron la tarea de desactivación, detonándole el artefacto sorpresivamente. Las heridas provocadas por la explosión determinaron el fallecimiento instantáneo del Oficial Botti. Al arribar al Hospital Policial Bartolomé Churruca, fallece el Sargento Petit.
167. Sargento de la Policía Federal Juan Carlos Petit (19 Oct 74)
Su fallecimiento se produjo como se relató, al desactivar un artefacto explosivo en el local comercial de Av. Montes de Oca 1280.
168. Teniente Coronel Médico José Francisco Gardón (24 Oct 74)
Estaba casado y era padre de un hijo.
El 23 de octubre de 1974, el Teniente Coronel Gardón, luego de estacionar su coche en las proximidades del Hospital Municipal de San Martín, fue atacado imprevistamente por dos hombres jóvenes, que sin mediar palabra le efectuaron varios disparos y huyeron en un auto que los esperaba. Fue socorrido por personal del Hospital, alertado por los disparos, que lo llevó a la sala de urgencias y quirófano, donde dejó de existir. El autodenominado ERP publicó en el Nro. 43 de su órgano de prensa y propaganda Estrella Roja, lo siguiente: "Campo de Mayo. El ERP ejecutó al teniente coronel Francisco Gardón" sin ningún otro tipo de comentario.
169. Oficial Ayudante de la Policía Federal Carlos Daniel González (26 Oct 74)
Al ser asesinado contaba con 21 años de edad.
El 26 de octubre de 1974, en un desolado paraje próximo a la Ruta 26 de Tortuguitas (Partido de Pilar) hallan dos cuerpos carbonizados en el interior de un auto. La pesquisa permitió determinar que el incendio se había producido durante la noche anterior y que los cuerpos pertenecían al Oficial Ayudante Carlos Daniel González y a un soldado conscripto de su amistad.
Investigaciones realizadas posteriormente y declaraciones de testigos, permitieron determinar que el viernes 25 de octubre, frente al domicilio del soldado, en Villa Ballester, ambos fueron introducidos en el vehículo, incendiado posteriormente por dos sujetos que lo amenazaban con armas de fuego, apoyados por varios individuos que permanecían en otro automotor.
170. Profesor Jordán Bruno Genta (27 Oct 74)
El profesor Jordán Bruno Genta, tenía 65 años y había sido profesor de Filosofía y Letras durante 40 años. Se desempeñó como Director del Instituto Nacional de Profesorado y como profesor de la Cátedra de Ética y Política. Había incursionado en el periodismo y escrito numerosos libros con difusión en el sector político nacionalista.
El 27 de octubre de 1974, el profesor Genta salía de su domicilio sito en Céspedes casi esquina Álvarez Thomas de la Capital Federal, cuando se le acercó un hombre joven, armado con una pistola de grueso calibre. Al advertir las intenciones, Genta se trabó en lucha para desarmarlo, pero el atacante alcanzó a dispararle repetidas veces hasta que la víctima cayó tendido en la calle, sin vida. El terrorista huyó con un grupo que viajaba en tres autos que lo apoyaban desde las proximidades.
El hecho tuvo amplia difusión periodística.
171. Sr. Isaac Valerio Yorky (31 Oct 74)
Tenía 26 años, soltero y militaba en la línea ortodoxa de la Juventud Peronista.
El 31 de octubre de 1974, un hombre y una mujer armados con pistola y pistola ametralladora irrumpieron en el comercio de una heladería, situada en la calle Donato Álvarez entre las calles 818 y 819, de la localidad de San Francisco, Provincia de Buenos Aires. Sin mediar palabra alguna se dirigieron al Sr. Yorky que se encontraba en el interior. Mientras el hombre mantenía bajo amenaza a los presentes, la joven le efectuó una ráfaga de disparos a quemarropa.
Los agresores huyeron en un automóvil, que los esperaba con un tercer individuo y escaparon rápidamente. La víctima fue socorrida por los presentes y trasladada al Hospital de Quilmes, donde falleció.
Montoneros en su revista Evita Montonera Nro. 6, se adjudicó el crimen.
172. Comisario General de la Policía Federal Alberto Villar (01 Nov 74)
173. Sra. Elsa M. Pérez de Villar (01 Nov 74)
Era Jefe de la Policía Federal Argentina. Estaba casado con la señora Elsa Marina Pérez, con quien tenía dos hijas.
El Jefe policial, como acostumbraba, programó un pequeño crucero por aguas del Delta. El 1 de noviembre de 1974, embarcó en un amarradero ubicado en Arroyo Patiño, en compañía de su esposa Elsa, permaneciendo en la costa su custodia. A poco de iniciar la navegación y habiéndose desplazado 150 metros de la costa, se produjo una explosión ante la mirada atónita de sus custodios. Fue de tal magnitud que los restos de la embarcación, la lancha "Marina" de su propiedad, se dispersaron en un amplio rango, hundiéndose lo que quedaba del casco a los pocos minutos.
La Organización Terrorista Montoneros se atribuyó el doble asesinato
174. Mayor Néstor Horacio López (07 Nov 74)
El 7 de noviembre de 1974, el Néstor Horacio López junto con un soldado conductor del vehículo que debía trasladarlo a la Unidad donde revistaba, fue atacado en la puerta de su casa por un grupo terrorista y por otro desde el edificio de enfrente. El Mayor murió instantáneamente. El soldado Oscar A. Sales quedó herido con 4 disparos en el cuerpo. Se supo que los asesinos habían sido dos hombres y dos mujeres jóvenes que la noche anterior habían copado un departamento en el edificio de enfrente.
EL autodenominado ERP en su órgano de prensa Estrella Roja decía "...el Comando "Luis Billinger" procedió a ejecutar al mayor Néstor López contrarrevolucionario. Esta ejecución es parte de la respuesta que nuestro ejército da a las Fuerzas Armadas opresoras, por la masacre de Catamarca...".
175. Sargento de la Policía Federal Tomás Joaquín Cazas (09 Nov 74)
Revistaba en la custodia del subjefe de la PFA.
El 9 de noviembre de 1974, una patrulla policial compuesta por el Sargento Cazas y un agente, ambos asignados a la custodia del Subjefe de la Policía Federal, se encontraban con un automóvil de la repartición en proximidades de las calles Santa Rosa y Arias, límite de Castelar con Ituzaingó, dado que a los pocos minutos pasaría por la zona el Jefe Policial.
Al observar un móvil estacionado en las inmediaciones y acercarse el móvil policial para su identificación, el vehículo parte velozmente y comienza la persecución. A unos dos kilómetros desde otro vehículo comienzan a disparar desde atrás. El móvil policial se detiene y en un intercambio de disparos, se produce el fallecimiento del Suboficial Cazas.
La organización Montoneros se adjudicó el asesinato.
176. Teniente 1ro Roberto E. Carbajo (12 Nov 74)
Era casado y padre de dos hijos.
El 12 de noviembre de 1974, la CGT rendía un homenaje a los muertos del Ejército a manos de la subversión. Ese día, cerca de las 20.00 horas, en San Nicolás (Prov. Bs. As.) el Teniente 1ro. Carbajo fue asesinado en momentos que concurrió a buscar a su esposa al domicilio de sus suegros. Cuando bajaba de su auto, seis individuos que bajaron de dos automóviles, dispararon desde dos direcciones con todas sus armas, hiriéndolo mortalmente a la vista de su esposa que lo esperaba en la puerta.
El autodenominado ERP, se adjudicó el hecho por medio de su publicación de prensa y propaganda Estrella Roja.
177. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. Hernán R Virán (13 Nov 74)
Era casado y tenía 3 hijos; contaba con 42 años de edad.
El 13 de noviembre de 1974, se desplazaba en un vehículo policial de la Comisaría de Villa Sarmiento, dependiente de la Sección 2da. de Morón, por la localidad de El Palomar. En determinado momento su vehículo fue encerrado y embestido por dos camionetas. Una pareja que aguardaba en la vereda se acercó y mientras el hombre le efectuaba un disparo en la cabeza, la mujer hizo lo propio con una pistola ametralladora, alcanzándolo en distintas partes del cuerpo. Inmediatamente se dan a la fuga con un vehículo de apoyo.
El órgano de prensa y propaganda de la organización Montoneros, Evita Montonera, se adjudicó el hecho a través del pelotón de combate Raúl Rey (Cañita) que ejecutó el asesinato.
178. Teniente Coronel Jorge R. Ibarzábal (19 Nov 74)
Estaba casado y tuvo tres hijos. Su último destino fue el de Jefe del Grupo Artillería Blindado 1, con asiento en la guarnición militar Azul, donde fuera secuestrado.
Fue asesinado en circunstancias en que era transportado por sus captores el 19 de noviembre de 1974, luego de haber soportado en condiciones infrahumanas diez meses de sufrimiento.
El 19 de noviembre en la localidad de Quilmes, una patrulla policial de control de ruta, advirtió el paso de tres vehículos sospechosos que se desplazaban en convoy. Se produce la detención de la camioneta y quien se encontraba a cargo efectuó un disparo al interior del vehículo sobre un armario metálico que estaba en la caja del mismo. Los policías detienen al individuo comprobaron que había dado muerte a un hombre. Era el Teniente Coronel Ibarzábal. Su estado físico era deplorable, como consecuencia de su encierro en cárceles del pueblo.
El ERP, el 17 de febrero del año 1974, indicaba que suspendería la ejecución y se aplicaría la justicia popular. El 20 de noviembre del mismo año, en un comunicado de la revista Estrella Roja, del ERP reconoce la forma y autoría del asesinato.
179. Sra. Martha Sara García (26 Nov 74)
Tenía 42 años y era Vicedirectora del la Escuela Vicente López y Planes de la Ciudad de Santa Fe. Falleció a raíz de diversas heridas recibidas en un atentado terrorista.
La nombrada, mientras se hallaba en el estudio jurídico del hermano, que también era su domicilio, fallece como consecuencia del estallido del tubo del televisor de su dormitorio, por efecto de la onda expansiva provocada por la explosión de un artefacto colocado en la ventana de la victima. Dado que la victima no realizaba actividad gremial alguna, el atentado pudo haber sido dirigido a su hermano, Abogado de la Cámara Interlíneas del transporte automotor.
Los indicios existentes indicarían que serían subversivos terroristas, que se presentaban en cualquier conflicto laboral que representaba a los efectos de sacar rédito con los obreros.
180. Sr. Mario Florencio Fernández ((26 Nov 74)
El señor Mario Florencio Fernández tenía 31 años, era casado y se domiciliaba en Libertad 1964 de Villa Rosas, en Bahía Blanca. Trabajaba como obrero portuario.
El 26 de noviembre de 1974, cuando se dirigía a pie a su trabajo en la intersección de Libertad y General Arias de Villa Rosas, fue atacado con armas de puño por tres jóvenes que simulaban esperar un medio de trasporte. La víctima cayó herida y le volvieron a descargar varios disparos para ultimarlo, procediendo a huir en una camioneta que los esperaba.
La CGT y las 62 Organizaciones difundieron sendos comunicados con un "enérgico repudio"·
181. Capitán Humberto A Viola (01 Dic 74)
182. María Cristina Viola (01 Dic 74)
Estaba casado y tenía dos hijas, María Fernanda de 6 años, gravemente herida en el atentado y María Cristina de 3 años fallecida junto a su padre el 1 de diciembre de 1974.
El capitán Humberto Antonio Viola cumplía funciones profesionales en la Guarnición Tucumán. Oriundo de la ciudad de San Miguel de Tucumán, el 1 de diciembre de 1974, cuando se dirigía en su auto con su familia a la casa paterna, sufrió el atentado terrorista en que fue asesinado junto a su hija María Cristina de 3 años de edad.
El parte del ERP, donde se adjudica el atentado, indica que el primer escopetazo fue dirigido a su esposa, y el segundo que da en el parante izquierdo del auto, los balines de rebote dan a María Cristina que estaba ubicada en la parte de atrás del vehículo, que termina con su vida.
183. Sr. Rubén Dominico (03 Dic 74)
Pertenecía al Comando de Organización, grupo liderado por Norberto Brito Lima que tuvo activa participación en Ezeiza y cuya ideología era contraria a la liderada por la organización terrorista Montoneros.
No se obtuvieron otros detalles del hecho, salvo lo publicado en la revista Evita Montonera Nro. 2, donde indicaba que el asesinato era una represalia por la presunta participación de Rubén Dominico en la muerte de la militante Montonera Liliana Ivanoff, secuestrada en Monte Grande.
184. Sr. Ramón Samaniego (04 Dic 74)
El Sr. Ramón Samaniego era de nacionalidad argentina, de 43 años de edad y de estado civil soltero. Se desempeñaba como Jefe de Personal de la Empresa "La Cantábrica", dedicada a la fabricación de máquinas agrícolas.
El 4 de diciembre de 1974, un grupo de 10 individuos arribó en vehículos a la sede de la fábrica sita en Haedo, Prov. de Buenos Aires. Mientras parte de los atacantes reducía al Personal de Seguridad y cortaban las líneas telefónicas, otros se dirigieron a la oficina de la víctima causándole la muerte en forma instantánea. Los terroristas escribieron leyendas del ERP antes de retirarse.
Con fecha 19 de febrero de 1975, la organización del ERP, en su órgano de propaganda Estrella Roja Nro. 48 ratificó la autoría del hecho.
185. Oficial Inspector de la Policía Federal José Ignacio Lazcano (13 dic 74)
El día 13 de diciembre de 1974 fallece como consecuencia de las heridas recibidas en un enfrentamiento con personal subversivo, al ser allanada la vivienda donde se refugiaban, ubicada en Juncal 238 de Villa Galicia, en la localidad de Lomas de Zamora.
186. Sr. Antonio Dos Santos Larangueira (14 Dic 74)
El Sr. Antonio Dos Santos Larangueira era empresario pesquero portugués, de 44 años de edad, casado y con 2 hijos. Era propietario de tres importantes establecimientos industriales pesqueros, donde en los últimos tiempos se habían producido diversos conflictos con el personal. El hecho ocurrió en Mar del Plata el 14 de diciembre de 1974, cuando se retiraba a su domicilio conduciendo un vehículo y fue atacado a tiros desde otro automóvil en marcha.
El ERP en su órgano de propaganda Estrella Roja Nro. 48 de fecha 19 de febrero se auto adjudicó el asesinato
187. Sr. Emilio Hasalik (20 dic 74)
De profesión Ingeniero Químico, tenía 34 años. Se desempeñaba como gerente de producción de la Hilandería Olmos de Petroquímica Sudamericana, siendo además catedrático de la Facultad de Villa Elisa, donde residía.
El 20 de diciembre de 1974, salía de la empresa con un ingeniero compañero para ir a almorzar. En esos momentos se acercaron por atrás dos individuos que bajaron de un vehículo. Uno de ellos llamó a la víctima por su nombre y le disparó con una pistola, cuyo proyectil le penetró por la nuca. Ya caído recibe un tiro de gracia de una escopeta de otro terrorista. Su compañero que se arrojó al suelo resultó ileso. El mismo personal de la planta publicó una solicitada que condenaba el asesinato.
188. Dr. Carlos Alberto Saccheri (22 Dic 74)
El Doctor Carlos Alberto Saccheri había nacido en Canadá el 22 de octubre de 1933 y se había doctorado en filosofía en la Universidad Laval de Québec, Canadá, en 1968. Era Profesor Universitario, ex Secretario del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y persona de activa militancia en el catolicismo. Estaba casado y tenía 7 hijos de corta edad, el mayor de 14 años.
El 22 de diciembre de 1974, al detenerse frente a su domicilio en Avenida Libertador 16.860 con la camioneta en que viajaba con su esposa, sus 7 hijos y 3 niños más, fue ultimado con un tiro en la cabeza. El hecho ocurrió antes que la víctima alcanzara a bajar del vehículo. El disparo a quemarropa, produjo la muerte instantánea, ante la sorpresa y el espanto de su esposa y niños. El asesino, luego de consumar el asesinato, fugó en un vehículo donde lo esperaba otro individuo.
189. Cabo de la Policía Federal Mario Bautista Chioni (23 Dic 74)
Integraba junto con otros dos motociclistas la custodia del Jefe de la Policía Federal Comisario Luis Margaride.
Mientras el jefe policial se desplazaba el 23 diciembre de 1974 con los tres motociclistas y varios automóviles que lo seguían como seguridad, al transitar entre la calle Urquiza y 24 de Noviembre, por la calle Moreno hacia el oeste, una camioneta estacionada conteniendo una poderosa carga explosiva, estalló alcanzando de lleno a los tres motociclistas. Como consecuencia de las heridas recibidas falleció instantáneamente el Cabo Chioni, quedando mal heridos los otros dos.
Por una comunicación efectuada con posterioridad, se atribuyó el hecho la organización subversiva terrorista ERP. En el órgano de difusión y propaganda de la organización subversiva Evita Montonera se detalló el hecho.
190. Oficial Ayudante de la Policía Federal Armando Juan Cadenazzi (26 Dic 74)
El 26 de diciembre de 1974, en el cruce de las calles José Montaña y Pinzón, de Dock Sud, a metros del Puente Avellaneda, un grupo subversivo tendió una emboscada, con intención de secuestro, al automóvil que trasladaba a dos directivos de la firma Lever Hermanos.
Los ejecutores, aproximadamente diez individuos, se desplazaban en dos camionetas e interceptan el auto y trataron de sacar por la fuerza a los dos ejecutivos. La reacción del Oficial Ayudante Cadenazzi y otro oficial de policía que iban de custodia en otro coche, obligó a los terroristas a abandonar a los empresarios, dándose a la fuga.
Las detonaciones alertaron al personal de la Comisaría de Dock Sud, distante 2 cuadras del hecho. Ante la llegada de refuerzos, el personal subversivo huyó en uno de los vehículos. Como resultado del enfrentamiento, ambos policías que iban de custodia resultaron heridos, falleciendo poco después el Oficial Cadenazzi.
191. Agente de la Policía Federal Argentina Juan José Hernando (30 Dic 74)
El 30 de diciembre de 1974, circulando por la calle Ferré y Camino General Belgrano de Avellaneda, al Agente Juan José Hernando lo interceptó un vehículo ocupado por tres hombres y una mujer. Obligado a tirarse al suelo, lo hirieron de varios disparos.
Antes de darse a la fuga le robaron el arma reglamentaria, correaje y chapa de identificación. Internado en el Hospital Policial Bartolomé Churruca, falleció el 2 de enero de 1975, como consecuencia de las heridas recibidas.
192. Sr. Roberto Obeigon (30 Dic 74)
193. Sr. Manuel Martínez (30 Dic 74)
El señor Roberto Obeigon, era Director General de la Fábrica de Pinturas Miluz, ubicada en Villa Martelli (Provincia de Buenos Aires).
Los agresores que se identificaron como policías, accedieron al predio, inmovilizando a la guardia y destruyendo las comunicaciones. Posteriormente, junto al señor Manuel Martinez, Jefe de Personal, fueron retirados de su oficina y trasladados a una habitación, donde los asesinaron.
Los terroristas se retiraron de la fábrica al tiempo que arrojaban libelos del PRT-ERP. Ya al exterior, subieron a varios vehículos en los que cedieron a la fuga. Llamó la atención la sangre fría y alevosía con que asesinaron a los dos ejecutivos.
194. General de Brigada Enrique Eugenio Salgado (05 Ene 75)
Cuando falleció en acto de servicio era Comandante del III Cuerpo de Ejército. Estaba casado y tenía tres hijos.
El 5 de enero de 1975, durante la ejecución del planeamiento para realizar el reconocimiento de la Operación Independencia, acción militar ordenada por el Poder Ejecutivo Constitucional de la Nación, cae accidentalmente un avión en proximidades de Tafí Viejo, que estaba realizando un reconocimiento en la zona donde se iba a operar, perdiendo la vida trece integrantes del Ejército Argentino, entre ellos el General de Brigada Enrique S. Salgado.
195. General de Brigada Ricardo Muñoz (05 Ene 75)
Estaba casado y tenía tres hijos.
Al producirse su fallecimiento redesempeñaba como Comandante de la V Brigada de Infantería con asiento en Tucumán.
Su muerte se produjo en las mismas circunstancias que la del General Salgado.
196. Coronel Eduardo W. Cano (05 Ene 75)
Estaba casado y tenía un hijo.
Su muerte se produjo en las mismas circunstancias que la del General Salgado.
197. Teniente Coronel Oscar R. Bevione (05 Ene 75)
Estaba casado y tenía tres hijos.
Falleció en acto de servicio, junto a los oficiales anteriormente mencionados.
198. Teniente Coronel Pedro Santiago Petrecca (05 Ene 75)
Estaba casado y tenía un hijo.
Falleció en acto de servicio, junto a los oficiales anteriormente mencionados.
199. Teniente Coronel Pompillo Schilardi (05 Ene 75)
Estaba casado y tenía dos hijos.
Falleció en acto de servicio, junto a los oficiales anteriormente mencionados.
200. Mayor del Ejército Roberto D Biscardi (05 Ene 75)
Falleció en acto de servicio, junto a los oficiales anteriormente mencionados.
201. Mayor del Ejército Argentino Pedro A. Zelaya (05 Ene 75)
Falleció en acto de servicio, junto a los oficiales anteriormente mencionados.
202. Mayor del Ejército Héctor A. Sánchez (05 Ene 75)
Estaba casado y era padre de dos hijos.
Falleció en acto de servicio, junto a los oficiales anteriormente mencionados.
203. Mayor del Ejército Aldo Emilio Pepa (05 Ene 75)
Estaba casado y tenía tres hijos.
Falleció en acto de servicio, junto a los oficiales anteriormente mencionados.
204. Capitán Roberto Carlos Aguilera (05 Ene 75)
Murió en acto de servicio durante un reconocimiento aéreo en la zona de la Operación Independencia. Estaba casado y tenía un hijo.
205. Teniente Carlos Eduardo Correa (05 Ene 75)
Estaba casado y tenía un hijo.
Falleció en acto de servicio el 5 de enero de 1975, al realizar un reconocimiento aéreo.
206. Sargento 1ro del Ejército Aldo Ramón Linares (05 Ene 75)
Su muerte se produjo en acto de servicio, cuando integraba la tripulación del avión siniestrado.
207. Agente de la Policía Federal Juan Carlos Severino (17 Ene 75)
El 17 de enero de 1975, en la Estación Floresta del Ferrocarril Sarmiento, un grupo de jóvenes distribuía panfletos de carácter subversivo.
El Agente Severino, junto a otro efectivo, intentó detener a una mujer que integraba el grupo y se retiraba del lugar. En esa ocasión ambos agentes recibieron fuego de distintas direcciones del grupo subversivo, provocándoles graves heridas.
El grupo subversivo se fuga en vehículos que lo aguardaban. Al concurrir personal policial al lugar, el agente había fallecido.
208. Agente de la Policía Prov. Bs. As Eduardo Oscar García. (17 Ene 75)
Era casado y tenía 2 hijos de 3 y 4 años.
El 17 de enero de 1975, al dejar su vehículo particular en un garaje ubicado a 100 metros de su domicilio el Las Palmas y Ombú de San Justo, Partido de la Matanza, recibió varios disparos que le provocaron la muerte. La ausencia de testigos y las características del lugar, no permitieron identificar a los autores del atentado.
209. Sr. Alberto Noé Bayarsky (21 Ene 75)
La víctima tenía 33 años y era agrimensor de Vialidad Nacional. Se desempeñaba como Secretario de Acción Social del Sindicato de Personal de Vialidad Nacional del Décimonoveno Distrito.
El 24 de enero de 1975, un grupo de personas armadas compuesto por tres hombres y una mujer, asesinó de cinco disparos en su domicilio particular al señor Bayarsky. No se obtuvieron antecedentes sobre la identificación de la organización subversiva que efectuó el asesinato.
210. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Ángel Augusto Lima (28 Ene 75)
Era casado; al ser asesinado contaba con 40 años de edad.
El 28 de enero de 1975, al desplazarse desde José C. Paz hacia San Miguel para tomar servicio, desde un automóvil que se desplazaba a gran velocidad le efectuaron disparos con armas automáticas. Herido de gravedad por varios impactos, fue inmediatamente trasladado al Hospital de San Martín, falleciendo con posterioridad.
211. Sr. Armando Canziani (28 Ene 75)
El señor Armando Canziani era Director de Delegaciones Regionales del Ministerio de trabajo.
El 28 de enero de 1975 salió de su domicilio, en compañía de su chofer, el señor Roberto Hualde, dirigiéndose a pie a un garaje en proximidad de su domicilio para retirar su auto. En esa oportunidad y antes de llegar al mismo, se detuvo junto a ellos un vehículo, del que descendieron dos individuos y, sin mediar palabra, abrieron fuego con armas cortas y largas, para luego darse a la fuga.
Tanto Canziani como su chofer, que habían recibido una numerosa cantidad de impactos, se desplomaron en la vereda, donde fallecieron antes de ser trasladados a algún centro asistencial.
212. Sr. Roberto Hualde (28 Ene 75)
El señor Roberto Hualde se desempeñaba como chofer del señor Canziani y falleció en las mismas circunstancias que se indicaron en el párrafo anterior el 28 de enero de 1975.
213. Sr. Pascual Franconeri (02 Feb 75)
El señor Pascual Franconeri, era italiano de 24 años.
El 2 de febrero de 1975, en la calle Matheu al 1700 de la Capital Federal, se escucharon varias detonaciones. Al cesar, los vecinos salieron al exterior y comprobaron que había un hombre caído con varias heridas de bala que le ocasionaron la muerte. Mientras tanto algunos individuos, en cantidad no precisada, huían en un vehículo.
Identificado el cadáver de Franconeri, en proximidades de su cuerpo había una revista Panorama Sindical Argentino, encontrándose en sus bolsillos dos carnés: uno perteneciente a la "Cruzada Internacional Anticomunista" y el otro que lo acreditaba como custodio de edificios sindicales.
Aunque no se encontraron antecedentes escritos de la época, los indicios permiten suponer que fue asesinado por alguna célula terrorista de izquierda.
214. Sr. Rodolfo Nicolás Chávez (04 Feb 75)
El señor Rodolfo Nicolás Chávez era Secretario General del Sindicato del Ingenio Concepción de Tucumán. Tenía 30 años; era casado y padre de tres hijos.
El 4 de febrero de 1975, en medio de una lluvia torrencial, Chávez junto a los señores Antonio Frías, Mario Juárez y Dante Giménez se desplazaban en automóvil. A dos cuadras de su domicilio, en la localidad de La Corte y a metros de la ruta provincial General San Martín de la Provincia de Tucumán, una camioneta los intercepta, cuyos ocupantes abren fuego. Todos fueron asesinados con distintas armas de fuego. Chávez, que conducía el vehículo, fue alcanzado por una veintena de disparos falleciendo de inmediato.
Montoneros, en su órgano de prensa y propaganda Evita Montonera Nro. 5, se auto incrimina por el asesinato de los cuatro sindicalistas, adjudicándolo al "Pelotón Montonero de Combate Deolindo González"
215. Sr. Antonio Frías (04 Feb 75)
Es asesinado en las mismas circunstancias que el sindicalista Sr. Rodolfo Nicolás Chávez.
Antonio Frías, que era también afiliado al Gremio del Sindicato del Ingenio Concepción, iba en el asiento trasero del automóvil y falleció en forma instantánea.
216. Sr. Mario Juárez (04 Feb 75)
Al igual que los dos sindicalistas anteriores, fue asesinado y recibió heridas de gravedad, falleciendo instantes después al ser trasladado a un centro de salud.
217. Sr. Dante Giménez (04 Feb 75)
Dante Giménez, también recibió numerosas heridas de gravedad y fue trasladado a un centro de salud, pero falleció instantes después.
218. Soldado Alberto Vacca (05 Feb 75)
Nació el 3 de mayo de 1950. Cumplía el Servicio Militar en la Compañía de Policía Militar 601, de la Guarnición Campo de Mayo, Provincia de Buenos Aires.
El 29 de abril de 1971 formaba parte de una custodia de armas, bajo el mando del Teniente Mario Cesar Asúa. A raíz del choque frontal producido cuando un camión particular con subversivos se cruza bruscamente al vehículo que lo transportaba, fue arrojado contra el piso. Las ráfagas de pistola ametralladora contra el Teniente Asúa lo alcanzaron, produciéndole una herida que lo deja parapléjico, falleciendo cuatro años más tarde, el 5 de febrero de 1975.
219. Dr. Antonio Muscat (07 Feb 75)
Nació en Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, el 11 de noviembre de 1922, graduándose de Contador en la Facultad de Ciencias Económicas. En 1946 ingresó a la empresa Molinos Río de la Plata y posteriormente a la firma Bunge y Born como Gerente Administrativo. Estaba casado y tenía tres hijas. Era un hombre muy querido en el barrio y actuaba como asesor de varias comisiones vecinales en forma gratuita.
El 7 de febrero de 1975 guiaba su automóvil en Quilmes, Provincia de Buenos Aires, por la calle Rodolfo López, en compañía de una de sus hijas, de 23 años.
En esa oportunidad interceptaron su vehículo con otro automóvil y cuatro hombres jóvenes armados lo hicieron descender, disparándole a quemarropa. Según testigos, caminó en forma tambaleante unos metros, mientras le hacían otros disparos, hasta que cayó al suelo. En ese momento los asesinos huyeron en el vehículo con el cual lo habían interceptado. Fue llevado al Sanatorio Modelo de Quilmes donde se certificó su deceso.
La revista estrella Roja Nro. 49, órgano de prensa del ERP, dice que: "un comando ejecutó al gerente de Alba, Antonio Muscat". Posteriormente se conoció que ese comando pertenecía al "ERP 22 de agosto"
220. Sr. Hipólito Acuña (14 Feb 75)
Nació en Gálvez, Provincia de Buenos Aires. Había actuado en el gremialismo y también en las 62 Organizaciones de Rosario. Fue electo diputado en las elecciones del 11 de marzo de 1973, cargo que desempeñaba en el momento de su muerte. Estaba casado y tenía 2 hijos.
El atentado ocurrió el 14 de febrero de 1975 frente a su domicilio, en la calle San Martín 267 de la Ciudad de Santa Fe, a pocos metros del diario El Litoral, cuando descendía de su automóvil. En ese momento dos hombres jóvenes y una mujer que habían bajado de otro vehículo, le efectuaron alrededor de seis disparos que hirieron al Diputado Acuña en la cabeza. Luego de la fuga de los asesinos, fue trasladado al Hospital Piloto, donde falleció.
La organización terrorista montoneros en marzo de 1975, se adjudicó el asesinato, en su órgano de prensa Evita Montonera.
221. Teniente Primero Héctor Cáceres (14 Feb 75)
El 14 de febrero de 1975, al regresar a su base descubre junto a su grupo de combate a un subversivo, e inicia el combate lanzándose en su persecución y sobrepasando un grupo de subversivos que hacen fuego hiriendo gravemente a un oficial. Cuando Cáceres lo socorre intentando arrastrarlo, un disparo lo hiere de muerte. Este combate es conocido como Río Pueblo Viejo.
222. Sr. Félix Villafañe (18 feb 75)
El señor Félix Villafañe era obrero y ex Delegado Gremial del Establecimiento FITRAM S.A. y tenía 37 años.
El 18 de febrero de 1975 en San Isidro, Provincia de Buenos Aires, cuando caminaba a su trabajo junto a su esposa, dos desconocidos que simulaban esperar un medio de transporte se le acercan, y sin mediar palabra, le efectúan a quemarropa varios disparos de arma de fuego que lo hacen caer, disparándole aún en el suelo.
De inmediato los criminales se dirigieron a un auto que los esperaba y partieron en dirección a la Avenida Panamericana. Socorrida la víctima, fue trasladada a un hospital donde se comprobó su fallecimiento. Tenía once impactos de bala.
La organización terrorista Montoneros se adjudicó el asesinato en su revista Evita Montonera Nro. 3, del mes de marzo de 1975, expresando que lo había hecho por delator y matón de la UOM.
223. Agente de la Policía Prov. Córdoba Enrique R Guzmán (19 Feb 75)
El agente Enrique Guzmán era conductor del Carro de Asalto del Cuerpo de Guardias de Infantería que el día 19 de febrero de 1975, circulaba en proximidades de Canal 8 de Televisión para efectuar un cambio de guardia.
En determinado momento, desde una camioneta que estaba estacionada, abrieron fuego con armas automáticas, dándose inmediatamente a la fuga. Como consecuencia de la agresión resulta muerto el Agente Guzmán y gravemente heridos otros seis policías.
224. Agente de la Policía Prov. Córdoba Carlos A Torres (19 feb 75)
El Agente Torres era uno de los seis policías heridos en el ataque al Carro de Asalto del Cuerpo de Guardia de Infantería el día 19 de febrero de 1975. Fallece al día siguiente, como consecuencias de las heridas recibidas.
225. Sr. Teodoro Ponce (21 Feb 75)
El señor Teodoro Ponce era argentino de 49 años de edad. Estaba casado y tenía dos hijas. Se desempeñaba como Secretario Adjunto de la CGT Regional Rosario y en forma interina de la conducción local de su gremio -UOM-
El 21 de febrero de 1975, la víctima salió de su casa de la calle Gorriti 837 en la Ciudad de Rosario, encaminándose a un garaje cercano, en busca de su automóvil.
En el trayecto, se acercó un vehículo con cuatro personas, quienes le dispararon alcanzándolo en una pierna y otras partes del cuerpo, pese a lo cual alcanzó a recorrer varios metros en busca de un refugio, pero al caer suelo fue ultimado por los atacantes. Los terroristas, al escuchar gritos de una mujer, reaccionan disparándole y un rebote le pega a una pierna. Fugan de inmediato, con su auto y dos de apoyo.
226. Sargento Primero de la Policía Prov. Bs. As. Nicolás Cardozo (22 Feb 75)
227. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Roque Roberto Fredes (22 feb 75)
228. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Eugenio Rodríguez (22 feb 75)
229. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Abel Pascuzzi (22 feb 75)
El Sargento Primero Nicolás Cardozo, el Cabo Roque Roberto Fredes, el Agente Eugenio Rodríguez y el Agente Abel Pascuzzi, el día 28 de febrero de 1975, mientras transitaban en un patrullero por la calle Loria al 200 de Lomas de Zamora, caen en una emboscada preparada y ejecutada por subversivos, arrojando como lamentable saldo la muerte de los cuatro Policías de la Provincia de Buenos Aires.
Consumado el múltiple homicidio, los asesinos en dos automóviles que permanecían en apoyo en las inmediaciones.
230. Oficial Ayudante de la Policía Prov. Córdoba Agustín I. Pérez (23 Feb 75)
El día 23 de febrero de 1974, el Oficial Ayudante Pérez se encontraba cumpliendo sus actividades normales en la Comisaría 14a., ubicada en el Barrio de Cerro de Las Rosas, de la Ciudad de Córdoba.
A fin de dar instrucciones al centinela que se encontraba en el acceso del local, salió a la vereda en momentos que pasaba por el lugar un automóvil ocupado por dos personas que le dispararon sin detener la marcha con un fusil Máuser. Alcanzado con un impacto en el pecho, falleció poco después.
231. Oficial Ayudante de la Policía Prov. Santa Fe Héctor Julio Vega (23 Feb 75)
Revistaba en el Comando Radioeléctrico de la Policía de la Provincia de Santa Fe. Durante el casamiento de su hermana el día 23 de febrero de 1975, resolvió acompañar a un amigo a buscar, en el domicilio de éste, una máquina fotográfica.
Detuvieron la marcha del automóvil en la intersección de las calles Junín y Blanco Encalada (Rosario) permaneciendo en el automóvil el Oficial ayudante Vega, mientras que su amigo ingresaba en su domicilio. A poco de ingresar èste, escuchó disparos y salió de inmediato, y alcanzó a observar a un sujeto que se alejaba a la carrera hasta un automóvil ocupado por cuatro personas que lo aguardaban.
El Oficial Ayudante, fue encontrado tirado en la vereda, con una herida de bala en el tórax. Trasladado a un nosocomio falleció de inmediato.
232. Teniente Primero Carlos M. Casagrande (24 Feb 75)
Murió en acto de servicio en la zona de Operación Independencia, mientras realizaba un reconocimiento aéreo el 24 de febrero de 1975. Con él cayó el Subteniente Gustavo López.
233. Subteniente Gustavo López (24 Feb 75)
El Subteniente tècnico piloto López se desempeñaba como copiloto de la aeronave que conducía el Teniente 1ro. Casagrande, como fue mencionado en el caso anterior. Murió en acto de servicio..
234. Sr. Desiderio Pérez (28 Feb 75)
El 28 de febrero de 1975 una patrulla del Ejército Argentino cumplía tareas de exploración y seguridad en proximidades de Famaillá. El voluntario de 1ra. Pérez, en cumplimiento de su misión, fue a revisar un vehículo abandonado que le llamó la atención y mientras cumplía con el objetivo, el rodado explotó y le ocasionó la muerte instantánea.
235. Cónsul Sr. John Patric Egan (28 Feb 75)
Nació en Parma, Montana, Estados Unidos el 7 de setiembre de 1912. Residió durante varios años en nuestro país y en el Paraguay y ocupó diversos cargos en empresas industriales. Era ingeniero. En 1973 abandonó su actividad empresaria y pasó a desempeñarse como Agente Consular de los Estados Unidos en la Provincia de Córdoba. Estaba casado desde 1959.
El 28 de febrero de 1975, fue hallado en Córdoba, calle Lamonaca, en el Barrio Centro América, el cadáver del Cónsul John Patric Egan. Había sido secuestrado el miércoles 26 de febrero, sacado de su domicilio por varios jóvenes. Posteriormente, la organización subversiva terrorista Montoneros se adjudicó el hecho.
Montoneros había exigido la devoluciòn de cuatro de sus integrantes que se encontraban detenidos según ellos. En caso contrario ejecutarían al diplomático, en un plazo que vencía a las 19 horas del 28 de ese mes (recordar que fue secuestrado el día 26).
Los restos de Egan presentaban un impacto de bala, al parecer a corta distancia. El cuerpo estaba envuelto en una bandera de la organización terrorista.
236. Cabo de la Policía Federal Argentina Paulino Joaquín Fernández (06 Mar 75)
Tenía 35 años de edad; era casado y tenía una hija.
El 6 de marzo de 1975, al salir de su domicilio para dirigirse a la delegación de la PFA, un sujeto armado se le acercó, lo tomó del hombro y, al girar la cabeza, comenzó a dispararle en la cara con una pistola de grueso calibre. Al caer sin vida el Cabo Fernández, el autor del homicidio corrió hasta la esquina, donde otros tres sujetos lo aguardaban en una camioneta, emprendiendo la fuga. La esposa del policía asesinado, al escuchar los disparos salió a la vereda con su hija y encontró a su marido sin vida.
La organización subversiva terrorista Montoneros publicó en Evita Montonera (Año 1-Nro 4) que un pelotón Montonero de combate, ajustició al Cabo de la Policía Federal Argentina Paulino Fernández.
237. Oficial Subayte Médico Pol. Prov. Santa Fe Jorge Raúl Capitanelli (06 Mar 75)
Casado hacía poco más de un año, su esposa estaba embarazada y al ser asesinado contaba con 38 años de edad.
Como lo hacía habitualmente, el 7 de marzo de 1975 el Dr. Capitanelli arribó en automóvil a su consultorio ubicado en Lavalle 837, de Rosario. Al descender del vehículo se acercaron dos hombres y una mujer que lo estaban aguardando ocultos en un edificio en construcción, empuñando armas de fuego. Ante la inminencia del ataque, la víctima alcanzó a gritar no tiren, recibiendo como respuesta una andanada de proyectiles que le impactaron en el pecho y la cabeza. Consumado el crimen, se dan a la fuga en un automóvil que los aguardaba.
La organización subversiva terrorista Montoneros se atribuyó el asesinato, y fue publicado en Evita Montonera (Nro. 4 - año 1975).
238. Cabo de la Policía Federal Argentina Raúl Ochoa (08 Mar 75)
239. Agente de la Policía Federal Argentina Osvaldo Durán (08 Mar75)
El día 8 de marzo de 1975, un grupo de terroristas atacó con armas largas y granadas el Puesto Caminero ubicado en Avenida General Paz y Lope de Vega en la Capital Federal, perteneciente al Cuerpo de Policía de Tránsito de la Policía Federal.
El puesto estaba a cargo de Ochoa, a quien acompañaba el Agente Durán. Pese a la superioridad numérica y lo sorpresivo del ataque, ambos policías repelieron el ataque, resultando heridos de gravedad.
Ante la resistencia encontrada, sin lograr el propósito de robo ni el copamiento, los terroristas se dieron a la fuga en el mismo vehículo que habían arribado, siendo seguidos por otros vehículos que no intervinieron.
Los policías heridos fueron trasladados para su atención médica, falleciendo poco después.
240. Agente de la Policía de la Prov. de Bs. As. Santos Ángel Moya (10 mar 75)
Al ser asesinado contaba con 38 años de edad.
El 10 de marzo de 1975, dos sujetos que ocupaban una camioneta se detuvieron simulando cargar combustible en una estación de servicio ubicada en Av. Cazón al 1400 de Tigre, frente a la Unidad Regional de la Policía de la Provincia de Bs. As. En determinado momento se levantó el toldo de la camioneta y desde allí, varios terroristas abrieron fuego sobre la fachada del edificio de la Unidad Regional, donde se encontraban de custodia el agente Moya y otro agente. Además otros cómplices arrojaron un poderoso artefacto explosivo contra una de las ventanas. Al cesar el ataque emprendieron la fuga.
Como consecuencia del ataque, los agentes que estaban de custodia al frente del edificio resultaron gravemente heridos, además de un peatón que pasaba por el lugar. Los heridos fueron trasladados al hospital, donde el agente Moya falleció al ingresar al mismo.
241. Cabo 1ro de la Policía Federal Ángel Maringetti (11 mar 75)
242. Agente Juan A. Neiro de la Policía Federal (11 mar 75)
El 11 de marzo de 1975, se encontraban en el Destacamento Nro. 12 del Cuerpo de Policía de Tránsito de la PFA, ubicado en General Paz y Av. Del Trabajo, en Mataderos, cumpliendo turno de servicio el Cabo 1ro. Maringetti y en el interior del local el Agente Neiro custodiando el acceso.
En esas circunstancias se detiene un automóvil del que descienden tres individuos, permaneciendo uno al volante, se acercaron al agente Neiro y le disparan a quemarropa. El Cabo Primero Maringetti alertado por las detonaciones se aproxima, siendo recibido por un intenso fuego de armas, quedando en grave estado. Aún agonizando ambos policías, los terroristas arrojaron tres granadas de mano que no detonaron, antes de emprender a la fuga. Trasladados al Hospital Salaberry, fallecieron poco después.
243. Agente de la Policía de la Prov. Córdoba Francisco Soria (13 mar 75)
Prestaba servicio en la Comisaría 3ra. de la Policía Provincial de Córdoba. Estaba casado y tenía 8 hijos; al ser asesinado tenía 56 años de edad.
El 13 de marzo de 1975, como lo hacía habitualmente, aguardaba un ómnibus para dirigirse a sus ocupaciones. En tales circunstancias fue atacado por dos sujetos, que luego de sustraerle el arma, pese a la resistencia ofrecida, lo asesinaron.
La organización subversiva Montoneros a través de su órgano de prensa y difusión Evita Montonera (Año 1 Nro. 4) publicó: "Un pelotón de combate abate a un policía que se resiste a ser desarmado y recupera el arma"
244. Oficial Subinspector de la Policía Federal Juan C. Valverde (18 mar 75)
Estaba casado y su esposa embarazada al ser asesinado.
El 17 de marzo de 1975 se allana un departamento en Av. De los Constituyentes, entre Quiroz y Chorroarín, encontrándose sin ocupantes pero incautándose material de carácter subversivo. Se determinó la instalación de un servicio de vigilancia a la espera de los ocupantes, quedando a cargo el Oficial Subinspector Valverde.
El 18 de marzo arribaron al edificio sus moradores, a los que se le dio la voz de alto. Lejos de acatarla abrieron fuego, que fue respondido por personal policial. Como saldo del enfrentamiento fallecieron instantáneamente el Oficial Valverde y una mujer subversiva, en tanto que un sujeto fue detenido..
La organización subversiva ERP, se atribuyó el asesinato, publicado en Estrella Roja de marzo de 1975.
245. Subcomisarío de la Prov. Bs. As. José Héctor Ramos (20 mar 75)
Era casado y tenía un hijo; al ser asesinado contaba con 37 años de edad.
El 20 de marzo de 1975 a las 23 horas, en oportunidad que el Jefe Policial estacionaba su automóvil particular en las calles Sarmiento y Florencio Sánchez de la Ciudad de Bahía Blanca, fue víctima de una emboscada por un grupo integrante de la organización subversiva Montoneros, provocándole la muerte. Su hijo recibió heridas.
Esclarecido el hecho, se determinó que el responsable del asesinato fue Ron Montes (a) Leandro o Biggy, quien fue abatido por fuerzas legales en la Ciudad de la Plata el 22 de noviembre de 1975. Se determinó como segundo responsable del atentado a Raúl Alfredo Bonotti (a) Cacho, que fue quien disparó sobre la víctima con una pistola.
246. Subcomisario (R) de la Policía Prov. Córdoba Domingo E. Postay (20 mar 75)
Al ser asesinado tenía 47 años de edad.
El día 20 de marzo de 1975, se encontraba el Subcomisario Postay frente al Mercado de Abasto, en el área norte del sector céntrico de la Ciudad de Córdoba, cuando desde un automóvil que se desplazaba a gran velocidad, tres individuos jóvenes le dispararon por la espalda, falleciendo en forma inmediata.
La organización Montoneros se atribuyó el hecho, publicándolo en su órgano de prensa y difusión Evita Montonera (Año 1- Nro. 4).
247. Dr. Ernesto Carlos Piantoni (20 mar 75)
Se había graduado en la Universidad Católica Argentina y se domiciliaba en Formosa 731 de la Ciudad de Mar del Plata. Tenía 29 años de edad. Estaba ligado a la Concentración Nacional Universitaria (CNU) y al Sindicato de Abogados Peronistas de su ciudad. Era también asesor de la CGT Regional, la que en repudio dispuso un día de paro el 21 de marzo de 1975. Era casado y hacía dos días que su esposa había dado a luz a una niña.
El 20 de marzo de 1975, en la intersección de las calles Formosa y Güemes de la Ciudad de Mar del Plata, cuando el nombrado conducía su automóvil, fue interceptado por un vehículo Peugeot blanco, con cuatro personas jóvenes en su interior, que le dispararon con armas automáticas. La víctima fue socorrida y trasladada a una clínica privada, donde falleció cuando era intervenido quirúrgicamente. Presentaba 20 impactos de bala.
La revista Estrella Roja Nro 52 de fecha 9 de abril, adjudica el hecho a Montoneros.
248. Sargento 1ro de la Policía Federal Manuel Amado Posadas (22 mar 75)
El 22 de marzo de 1975, al arribar a su domicilio en las calles Europa y 1ro de agosto, de San Martín, fue víctima de una emboscada en la que perdió la vida en forma inmediata. El asesinato fue ejecutado por dos hombres que, según testigos, lo aguardaban desde hacía un tiempo.
La organización terrorista Montoneros se atribuyó helecho, publicándolo en su órgano de difusión y propaganda Evita Montonera (Año 1- Nro. 4).
249. Comisario Inspector de la Policía Prov. Santa Fe Telémaco Ojeda (23 mar 75)
Se desempeñaba como Jefe de la Unidad Regional 6 de Villa Constitución. Estaba casado y tenía 3 hijos. Al ser asesinado contaba con 49 años de edad.
El 23 de marzo de 1975, el Comisario Inspector Ojeda salía del garaje donde guardaba su automóvil, ubicado a dos cuadras de su domicilio, acompañado de su hija mayor, una joven de 16 años. Al trasponer la salida, observó a dos hombres y una mujer que se encontraban agazapados, y que se acercaron al vehículo con evidente intención de atacarlos.
De inmediato abrió la puerta derecha el vehículo y empujó a su hija del rodado, intentando extraer su arma, siendo alcanzado por tres disparos que impactaron en su cabeza, tórax y estómago, falleciendo en forma instantánea. Su hija, presa de una crisis de nervios, pidió auxilio gritando mataron a mi padre. Los asesinos se dieron a la fuga en un automóvil que los esperaba en las inmediaciones.
La organización subversiva Montoneros se atribuyó el hecho, publicándolo en su órgano de prensa y propaganda Evita Montonera (Año 1- Nro. 4).
250. Coronel Martín Rico (23 mar 75)
Era casado y tenía un hijo.
El cadáver del Coronel Rico fue encontrado el 27 de marzo de 1975 en una plazoleta situada en el cruce de la calle Montes de Oca y Almafuerte, del Partido de Avellaneda. Tenía balazos en la cabeza y cuerpo y no hubo testigos sobre la forma en que se produjo el hecho.
Ninguna organización terrorista se adjudicó el asesinato, pero tenía características comunes a los asesinatos cometidos por las organizaciones terroristas desatadas en esa época.
251. Agente de la Policía Prov. Bs As. Rufino Sierra (28 mar 75)
Era casado y tenía 2 hijos.
El agente Sierra se encontraba el 28 de marzo de 1975 integrando una patrulla a órdenes de un cabo, ambos pertenecientes a la Comisaría de Quilmes.
En la intersección de las calles Moreno y Rivadavia de dicha jurisdicción, se hallaba un vehículo que había sido denunciado por robo, por lo que se aproximaron al mismo para inspeccionarlo dado que parecía libre de ocupantes. Al acercarse, tres sujetos que se encontraban en las inmediaciones abrieron fuego sorpresivamente, y ante lo inesperado de la agresión no tuvieron posibilidad de repelerla, resultando ambos con heridas diversas. Siendo trasladados a un nosocomio, el agente Sierra fallece poco después.
En el automóvil fue hallado material para fabricar explosivos, armamento, munición y una bandera de la organización terrorista ERP entre otros elementos.
252. Cabo 1ro. de la Prov. Bs As. Miguel Millón (01 Abr 75)
El Cabo Primero Millón integraba una patrulla que, a órdenes de un oficial, realizaba un control de ruta en San Antonio de Padua, Provincia de Buenos Aires.
El 1 de abril de 1975, hicieron señas a un vehículo que se aproximaba con varias personas para que se detuviera. Recibieron como única respuesta disparos desde el vehículo, que provocaron la muerte inmediata de Millón y graves heridas al oficial, pese a lo cual alcanzó a repeler la agresión, estimándose que alcanzó a herir a uno de ellos.
253. Teniente Coronel Horacio Vicente Colombo (02 Abr 75)
Era casado con 2 hijos.
El 2 de abril de 1975, el Teniente Coronel Colombo junto a otro oficial estacionó su automóvil próximo a las Caballerizas Buenos Aires, pertenecientes al Comando de Remonta y Veterinaria. Al bajar del auto sobre la calle Huergo, escuchó gran estruendo de disparos provenientes de la Avenida Dorrego y sacó de inmediato su arma reglamentaria. En esos momentos una camioneta proveniente de la Avenida Dorrego dobló a gran velocidad por Huergo hacia el norte. Al ver a los oficiales, los terroristas dispararon con armas largas produciéndole heridas mortales al Teniente Coronel Colombo.
El autodenominado ERP publicó en su órgano de prensa y difusión Estrella Roja Nro 53 del 5 de mayo de 1975 "en un atentado contra el comisario retirado Gabriel Morales, resultaron muertos el suboficial Durand y el teniente coronel Colombo, quien intentó defenderlo, quedando herido el suboficial Berse y el chofer. Montoneros se adjudicó la acción". La organización Montoneros en su publicación Evita Montonera, confirma su autoría, expresando que lo mataron por defender al Comisario Mayor (R) Morales.
254. Suboficial Escribiente (R) de la PFA Joaquín Durán (02 Abr 75)
Al ser asesinado tenía 61 años de edad.
El 2 de abril de 1975, el Jefe del Área Seguridad del Ministerio de Bienestar Social se desplazaba en automóvil por la calle Dorrego en dirección a Av. del Libertador. Lo acompañaba una custodia integrada por dos efectivos, uno de ellos el suboficial escribiente Durán. Entre Luis María Campos y Huergo estaban estacionados dos automóviles desde momentos antes; los ocupantes simulaban cambiar una cubierta. Detrás del vehículo del Jefe de Área marchaba una camioneta con la caja cubierta por un toldo. Al llegar a la intersección de Dorrego y Huergo, el vehículo recibe fuego de la camioneta, sumándose los otros vehículos estacionados, teniendo que detener la marcha y recibiendo numerosos impactos.
En este hecho pierde la vida el suboficial Durand, quedando herido otro de los policías. El Teniente Coronel Colombo, al advertir lo sucedido repele el ataque, siendo ultimado como se indicó en un apartado anterior.
El ERP publicó en su órgano de prensa y propaganda Estrella Roja que la organización Montonero se adjudicó la acción.
Fue confirmado también en la revista terrorista de Montoneros en su publicación Evita Montonera, en la que dirige una página a la esposa del Teniente Coronel Colombo, confirmando su autoría y expresando que lo mataron por defender al Comisario Mayor (R) Morales, como se indica en el párrafo anterior.
255. Sr. Héctor Sarroude (02 Abr 75)
El señor Sarroude era argentino de 31 años de edad, estaba casado y era asesor del Sindicato Obrero de la Industria Naval de Tigre, entidad que agrupaba trabajadores de los astilleros ubicados en la Zona Norte del conurbano.
El día 2 de abril de 1975, en oportunidad que subía a su auto frente a su domicilio, en García del Río 2645 del barrio de Núñez (Capital Federal), varias personas jóvenes que circulaban despacio en una camioneta le efectuaron disparos, dos de los cuales le dieron en el tórax. Tras la agresión, los asesinos huyeron. Familiares y amigos lo socorrieron y lo llevaron al Hospital Pirovano donde falleció.
Este era el segundo atentado contra su vida, ya que dos años atrás, al no encontrarlo, golpearon a su mujer en estado de gravidez, y le hicieron perder su bebé.
La organización terrorista Montoneros en su órgano de difusión y propaganda Evita Montonera Nro 4, de abril de 1975, se adjudicó el atentado.
256. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Héctor José Armando (05 Abr 75)
En la Ruta Provincial Nro. 12 a la altura del Km. 70, en Zárate, Prov. de Bs. As., el 5 de abril de 1975 un grupo terrorista atacó desde un vehículo a un patrullero de la Comisaría de Campana. El rodado recibió múltiples impactos, alcanzando algunos de ellos al Cabo Héctor José Armando, provocando su muerte instantánea. Los asesinos huyeron luego de perpetrar la agresión.
La organización subversiva terrorista Montoneros se atribuyó el hecho, publicándolo en su órgano de prensa y propaganda Evita Montonera (Año 1- Nro 4)
257. Sr. José Pedro Chirino (05 Abr 75)
Era Delegado Gremial de la Fábrica Tensa situada en Mitre 3840 de la localidad de Munro y tenía 38 años.
El 5 de abril de 1975, en la localidad de Munro, Chirino estacionó su auto en la calle Mitre con el propósito de dirigirse a la casa de unos amigos, siendo interceptado por tres hombres jóvenes armados que se habían bajado de un vehículo que había sido robado días antes. Desde corta distancia, los criminales abrieron fuego sobre la víctima que cayó herido para fallecer instantes después. Los agresores, tras arrojar cantidad de libelos del ERP, se alejaron a gran velocidad por la Panamericana.
Esta organización terrorista, en su revista Estrella Roja Nro. 53 del 5 de mayo de 1975, expresaba que el "Comando Uriz-Villaverde-Da Silva" había sido responsable del hecho, tildando a la víctima de burócrata.
258. Coronel Arturo H. Carpani Costa (13 Abr 75)
Estaba casado y tenía 4 hijos.
El 13 de abril de 1975, efectivos del autodenominado ERP con el apoyo de un soldado conscripto que se desempeñaba como telefonista y que ofició de entregador, aprovechando las visitas al Batallón de Arsenales 121, sito en la localidad de Fray Luis Beltrán (Provincia de Santa Fe), ingresaron y atacaron simultáneamente a la Unidad por varios lugares, mientras otros copaban la Comisaría. El Coronel Carpani Costa vivía en una casa próxima y presumiendo un ataque se dirige armado a un puesto de guardia, haciéndose conocer ante el grupo uniformado, que creyó que eran efectivos del Batallón de Arsenales atacado. No lo eran y le dispararon, muriendo en el acto.
El autodenominado ERP, publicó en su órgano de prensa y propaganda Estrella Roja en el Nro 53 del 5 de mayo de 1975, con el titulo "El Combate de San Lorenzo, al Pueblo" y firmado Estado Mayor Regional Rosario, ratificó la hora de ataque a la guardia y puestos de acceso, copamiento de dos subunidades de soldados, robo de armamento, asesinato de dos patrulleros, etc., no haciendo referencia al asesinato del Coronel Carpani Costa.
259. Agente de la Policía Federal Juan Arturo Saint Esteban (15 Abr 75)
Era casado y tenía 1 hijo. Prestaba servicios en la División Custodias de la PFA.
El 5 de abril se encontraba cumpliendo funciones frente a la residencia del Embajador de Gran Bretaña, ubicada en Gelly y Obes y Newton, observando que en las proximidades se encontraba estacionado un automóvil con las luces encendidas. Se aproximó al lugar para efectuar un reconocimiento intentado abrir una puerta, lo que provocó la detonación de una poderosa carga explosiva que le produjo severas mutilaciones y la muerte en forma inmediata. Los restos del vehículo se expandieron más de 100 metros.
260. Comisario de la Policía de la Prov. Jujuy Hugo Salomón Guerra (17 Abr 75)
Estaba casado y tenía tres hijos, la menor de siete meses. Tenía 32 años de edad.
El 17 de abril de 1975, seis o siete individuos colocaron explosivos frente al domicilio del Ingeniero Alberto Lemos, administrador del Ingenio Ledesma en el pueblo homónimo. Poco después los individuos son sorprendidos distribuyendo panfletos propagandísticos de la organización terrorista Montoneros.
Al aproximarse a la Localidad del Quemado fueron interceptados por un vehículo de la Comisaría 9na. La Comisión Policial estaba a cargo del Comisario Hugo Salomón Guerra. En esas circunstancias se produce un intenso tiroteo, en el cual fallecen el Comisario Guerra y el Oficial Herminio Francisco Álvarez.
261. Oficial Principal de la Policía Prov. Jujuy Francisco H Álvarez (17 Abr 75)
Era casado. Al ser asesinado contaba con 43 años de edad. Su fallecimiento se produjo en las circunstancias relatadas en el caso anterior.
262. Agente de la Prov. Bs. As. Carlos Alberto Sevillano (21 Abr 75)
Era casado y tenía 1 hija de 7 años.
El 21 de abril del año 1975, un patrullero de la Comisaría de Rafael Calzada tripulado por un Subcomisario, donde iban además un Cabo Primero y el Agente Sevillano, se internó en el Barrio San Jerónimo para realizar un procedimiento policial. A poco de ingresar fueron atacados por varios sujetos con armas de fuego cortas y largas. El personal policial repelió la agresión, produciéndose un intercambio de disparos, provocando la fuga de los terroristas. Los tres integrantes de la patrulla resultaron con heridas, falleciendo el Agente Sevillano.
La organización Subversiva Montoneros se atribuyó la agresión, publicando en Evita Montonera (Año 1. Nro. 4) que "Un grupo Montonero tiene un enfrentamiento con un móvil policial en Rafael Calzada, donde mueren un agente y dos oficiales de la represión, entre ellos un subcomisario, quedando gravemente heridos".
263. Cabo 1ro. de la Policía Federal Juan Carlos Mazzone (25 Abr 75)
El 25 de abril de 1975 llegó en un vehículo de la Policía Federal, como lo hacía habitualmente, la custodia de un funcionario policial para recogerlo en su domicilio, ubicado en la intersección de la Panamericana con la calle Piedrabuena. Al arribar al lugar observaron dos automóviles estacionados en las inmediaciones y seis personas, que aparentaban estar reparando uno de ellos.
Al resultar sospechoso se dirigieron al grupo para identificarlo, pero éstos cerraron rápidamente el motor y ocuparon los otros dos vehículos, intentando evadirse. Dada la voz de alto, éstos abrieron fuego, el que fue inmediatamente respondido. Como consecuencia del enfrentamiento resultaron gravemente heridos el Cabo Primero Mazzone y el Agente Bualor, falleciendo ambos poco después.
264. Agente de la Policía Federal Armando Rubén Bualor (25 Abr 75)
El Agente de la PFA Armando Rubén Bualor falleció en las mismas circunstancias que el Cabo Primero Mazzone, el 25 de abril de1975, al recoger para su custodia personal a un funcionario.
265. Conscripto de la Armada Argentina Amadeo Yob (05 May 75)
El 5 de mayo de 1975 el soldado conscripto Amadeo Yob, que estaba franco, regresaba a su domicilio en un auto Ford Falcon de propiedad de la Armada. Por un desperfecto mecánico se vio obligado a estacionar a pocas cuadras de su vivienda en Rauch al 800, Lomas del Mirador. En esas circunstancias, aprovechando la oscuridad de la noche, tres hombres se acercan amenazándolo con un arma de fuego. Como intentó resistirse le efectuaron varios disparos, hiriéndolo.
Alertados los vecinos prestaron rápida ayuda, trasladándolo hasta la Clínica Mitre, donde pese a los esfuerzos dejó de existir horas después.
266. Subteniente Raúl Ernesto García (12 May 75)
El 12 de mayo de 1975 en cumplimiento de una misión impuesta, se encontraba a cargo de una patrulla realizando un control de ruta en proximidades del Río Colorado, sobre la ruta 301, en la provincia de Tucumán. En uno de los vehículos fueron detectados varios guerrilleros produciéndose un tiroteo, hecho en el que pierde la vida el Subteniente García
267. Sra. Mercedes Sánchez de Pereyra (13 May 75)
En la localidad de Sarandí, el día 13 de mayo de 1975, golpearon en la puerta de la finca de la calle Brandsen 3451 donde se domiciliaba el Agente de Policía Ricardo Anselmo Pereyra de 29 años de edad y su esposa Mercedes Sánchez de Pereyra de 26 años. Al abrir la puerta la señora, el matrimonio fue atacado con una ráfaga de armas automáticas por individuos no identificados. Como consecuencia del ataque, la señora Mercedes Sánchez de Pereyra falleció y su esposo resultó gravemente herido.
268. Sr. Martín Oharriz Larzábal (17 May 75)
Era Gerente de Relaciones Públicas de la Planta Industrial METCON, situada en Villa Constitución (Prov. de Santa Fe). Era casado y padre de 2 hijos.
El 17 de mayo de 1975, cuando el señor Martín Oharriz Larzábal regresaba a su domicilio en la Ciudad de Rosario y estacionaba su automóvil, un individuo joven se le acercó y le disparó a través del parabrisas, hiriéndolo. A pesar de eso, bajó del vehículo e intentó correr a su domicilio, siendo baleado nuevamente por otros terroristas subversivos que estaban ocultos entre unos vehículos estacionados. La víctima tenía 4 disparos y se desplomó sin vida. Los agresores huyeron inmediatamente.
Alrededor de las 23 horas la organización terrorista Montoneros se adjudicó el hecho por los medios habituales -dejar comunicados en baños y bares y avisar a la prensa-. Además, lo confirmó en su revista Evita Montonera Nro 5. del mes de junio/julio de 1975.
269. Cabo de la Policía Prov. Bs As. Lorenzo Roque Álvarez (25 May 75)
Era casado y tenía una hija.
Dos integrantes de la organización Montoneros con frondosos antecedentes subversivosse encontraban detenidos en la Comisaría 2da. de Mar Del Plata. Con la finalidad de liberarlos, varios integrantes de la organización mencionada organizaron y ejecutaron un copamiento fallido. La ejecución se realizó el 25 de mayo de 1975, con el arribo de dos hombres y una mujer que, con el pretexto de hacer una denuncia de robo se dirigieron a la Guardia, siéndole franqueado el ingreso por el Cabo Álvarez. Una vez en el interior del local, con armas que llevaban ocultas, comenzaron a disparar contra el personal policial. Simultáneamente otros terroristas que arribaron en un segundo vehículo arrojaron granadas.
Ante la acción policial se generó un intercambio de disparos por varios minutos, resultando muerto el Cabo Lorenzo Roque Álvarez.
270. Ingeniero Raúl Alberto Amelong (04 Jun 75)
Se desempeñaba como Gerente de Relaciones Industriales de la Empresa Metalúrgica ACINDAR, en Villa Constitución. Había ingresado en la empresa en 1943. Tenía 53 años, era casado, tenía 11 hijos y vivía en el Barrio Fisherton de la Ciudad de Rosario.
El 4 de junio de 1975, mientras el Ingeniero Amelong transitaba con su automóvil por la intersección de las calles Guatemala y Córdoba de Rosario, trasladando a su hija de 17 años y una amiga del colegio, fue interceptado por cuatro hombres jóvenes, que descendieron de una camioneta. De inmediato y sin mediar palabras le dispararon con armas automáticas a través del parabrisas. Amelong recibió más de 10 impactos y su hija, un tiro en la pierna.
La revista Evita Montonera en el Nro. 6 del mes de agosto de 1975, se adjudica el asesinato del Gerente de ACINDAR Raúl Amelong.
271. Sr. Carlos Alberto Pita (07 Jun 75)
El señor Carlos Alberto Pita, se desempeñaba como Gerente de Ventas de la firma Faravela y Ronaura que era representante de YPF en el Partido de Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires. Tenía 37 años de edad; estaba casado y era padre de 4 hijos.
El 7 de junio de 1975 fue secuestrado de su casa, en la localidad de Bánfield, Provincia de Buenos Aires, por un grupo de 8 / 9 personas jóvenes, siendo encontrado después en un despoblado en el Partido de Moreno, acribillado con 23 disparos. No se obtuvieron antecedentes sobre la organización autora del asesinato.
272. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Miguel Ángel Cabrera (08 Jun 75)
Era casado y tenía 2 hijos de 19 y 13 años; al ser asesinado contaba con 38 años de edad.
El 8 de junio de 1975, en la comisaría de Don Torcuato se recibió un llamado telefónico anónimo informando que en el puente de la Avenida Panamericana había estacionado un automóvil con varios sospechosos en el interior. Se envió una patrulla policial de la que formaba parte el Cabo Cabrera. Al aproximarse al lugar para proceder a su identificación, fueron recibidos por disparos de armas de fuego, siendo alcanzado Cabrera por varios impactos que le provocarían la muerte poco después.
Los subversivos se dieron a la fuga, dejando el cadáver de un terrorista muerto con un arma que había sido robada a un efectivo la PFA, además pasaportes de la República del Perú, dinero y documentación relacionada con la organización terrorista Montoneros.
273. Señor Juan E. Pelayes (10 Jun 75)
Era Secretario de la Asociación Bancaria (Seccional Santa Fe).
El 10 de junio de 1975, el Sr. Pelayes se dirigía a pie a su domicilio de la calle Güemes 4493 de esa ciudad y al llegar a una esquina próxima para tomar un ómnibus, desde una camioneta manejada por una mujer se bajaron dos jóvenes quienes comenzaron a dispararle con armas cortas. La víctima cae y fallece en el acto. Los asesinos le sacaron un portafolio y luego huyeron en una camioneta seguida por otro auto.
En su fuga arrojaron gran cantidad de panfletos firmados por Montoneros, que en su órgano de difusión y propaganda Evita Montonera Nro. 6 del mes de agosto de 1975, se adjudicó el asesinato. También fue difundida la acción en la revista Estrella Roja Nro. 56 del ERP.
274. Cabo de la Policía Prov. Córdoba Luis Francisco Rodríguez (12 Jun 75)
275. Agente de la Policía Prov. Córdoba Pedro Ramón Enrico (12 Jun 75)
276. Agente de la Policía Prov. Córdoba Carlos A Galíndez (12 Jun 75)
Los tres policías nombrados precedentemente fallecieron víctimas de una emboscada el 12 de Junio de 1975, en inmediaciones de la intersección de la avenida Madrid y la calle Málaga de la Capital de Córdoba, mientras se desplazaban en el patrullero 225 del Comando Radioeléctrico conducido por el Cabo Luis F. Rodríguez.
El patrullero era seguido por dos automóviles, ocupado por ocho individuos. Al acercarse a la esquina mencionada, desde el techo corredizo del vehículo, dos hombres dispararon con armas largas sobre el patrullero, provocando la muerte instantánea de todos sus ocupantes. Aún con el auto detenido al embestir el frente de una casa, los agresores continuaron disparando. Luego se aproximaron, descendieron algunos de ellos y los despojaron de las armas. Cumplido el cometido se dieron a la fuga en sus vehículos.
277. Sr. Fidel Quiroz (18 Jun 75)
El señor Fidel Quiroz era argentino, de 43 años de edad y dos años atrás se había desempeñado como Tesorero del Sindicato de los Ceramistas. No se conocieron actividades posteriores en el campo político ni sindical.
En proximidades a su domicilio en Los Polvorines, Provincia de Buenos Aires, el 18 de junio de 1975, fue asesinado a tiros, falleciendo en el lugar. Su esposa que se encontraba dentro de su casa, al escuchar los disparos salió corriendo a la calle, viendo a su esposo tirado en la vereda y a dos hombres que huían en un vehículo que los esperaba y que se daban a la fuga velozmente.
La revista Evita Montonera Nro 6, del mes de agosto de 1975, se atribuyó el asesinato, mediante la acción de un "Pelotón de Combate".
278. Sr. Mario Ramón Filippini (04 Jul 75)
El día 4 julio de 1975, un poderoso explosivo estalló en el baño de la confitería "El Ibérico" situado en la Avenida Córdoba Nro. 1395, esquina Uruguay, de la Capital Federal.
Siete personas heridas fueron llevadas al Hospital Fernández. En el lugar había quedado un cadáver, que identificado resultó ser Mario Ramón Filippini, estudiante de 27 años, domiciliado en la localidad de Caseros y que era uno de los parroquianos del lugar.
Según testigos, tres jóvenes, entre los que había una mujer, se sentaron en una mesa, luego ingresaron al baño, donde a los pocos minutos salen corriendo y huyen en una falsa ambulancia, que se comprobó era uno de los cuatro vehículos que actuaron días atrás atacando a policías en una manifestación.
279. Profesor Rubén Cartier (14 jul 75)
Era Intendente de la Ciudad de La Plata, Profesor Rubén Cartier, y había nacido en Chivilcoy Provincia de Buenos Aires en 1918. Era profesor de Historia y fue electo Intendente por el FREJULI. Estaba casado y tenía dos hijos.
El 14 de julio de 1975, cuando transitaba con su vehículo acompañado de su chofer, que se desempeñaba como Secretario Privado y Director de Tránsito, señor Manuel Valverde, fue objeto de un atentado que le costó la vida.
El hecho criminal fue cometido sobre la calle Mitre de Avellaneda por un grupo de jóvenes que se desplazaba en una camioneta. Se aparearon al vehículo del Intendente, disparando armas de fuego y falleciendo inmediatamente el señor Cartier. El señor Manuel Valverde fue herido gravemente.
No se obtuvieron antecedentes de los ejecutores del asesinato, aunque existen indicios suficientes para responsabilizar a las organizaciones subversivas.
280. Sr. Manuel Valverde (15 Jul 75)
Como se indicó, se desempeñaba como director de Tránsito de la Municipalidad de La Plata y había sido herido gravemente el día anterior, en el ataque terrorista que asesinan al Intendente de la Ciudad de la Plata, Profesor Rubén Cartier. Fue internado y operado, pero falleció el día 15 de julio, al día siguiente del atentado, como consecuencia de las heridas recibidas.
281. Sargento 1ro. de la Policía Federal Ramón H. Bustamante (20 Jul 75)
Tenía 42 años. Prestaba servicios en la Comisaría 25º de la Capital Federal.
El Sargento 1ro. Bustamante fue asesinado el 20 de julio de 1975, cuando se encontraba en funciones de vigilancia y patrulla junto a un compañero, a la altura de la Avenida Córdoba y Acevedo. Tres subversivos que se desplazaban en un automóvil ametrallaron desde el vehículo a los policías, perdiendo la vida el Sargento 1ro. en forma instantánea. El Cabo, que se encontraba próximo, quedó seriamente herido.
Fue una común emboscada de Montoneros.
282. Sr. Roberto Aldo Pérez (25 Jul 75)
El 25 de julio de 1975, en Lomas de Zamora, un grupo de 20 a 30 hombres cometieron desmanes en varios lugares, arrojando libelos de Montoneros e incendiando autos y comercios. En un determinado momento colocaron un automóvil tapando uno de los accesos a la Galería Comercial Oliver y, luego de destrozar algunos negocios, hicieron varios disparos de armas de fuego, hiriendo al comerciante Roberto Aldo Pérez de 22 años, quien trasladado al policlínico, falleció a consecuencia de las heridas.
La revista de la organización terrorista Montoneros en su revista Evita Montonera Nro, 6 del mes de agosto, dice lo siguiente: "Las milicias Montoneras tomaron la calle para golpear a la oligarquía, al imperialismo y a sus fuerzas represivas".
283. Sargento Primero de la Policía Prov. Córdoba Adelvino Quiroga (30 Jul 75)
284. Cabo Primero de la Policía Prov. Córdoba Juan Rodolfo Gomero (30 Jul 75)
285. Agente de la Policía Prov. Córdoba Vicente Manuel Moreyra (30 Jul 75)
Los tres policías pertenecían a la Brigada Explosivos de la Policía de Córdoba.
Por una denuncia efectuada el día 30 de julio de 1975, una comisión integrada por el sargento Primero Quiroga, el Cabo Primero Gomero y el Agente Moreyra, concurrieron a examinar un automóvil sospechoso, próximo al Puente Alvear de la Ciudad de Córdoba. Al proceder a examinar el vehículo abandonado se produjo una explosión, dando muerte a los tres.
286. Sr. Adolfo Florencio Di Batista (07 Ago 75)
El señor Di Batista, era empleado del Canal 5 de Televisión de Rosario. Tenía 35 años, estaba casado y había tenido militancia en algunos sectores del Peronismo, actuando como Dirigente Gremial, y llegando a ocupar el cargo de Secretario General de la Seccional Rosario del Sindicato Argentino de Televisión (SAT). En el momento de su muerte trabajaba de iluminador.
Fue asesinado el 7 de agosto de 1975, luego de descender de un trasporte público, en las calles Alem y Mendoza de la Ciudad de Rosario. La víctima cruzó la calle Mendoza y se encaminaba a los estudios de televisión, cuando se le acercaron dos jóvenes que le efectuaron seis o siete disparos de armas cortas, para escapar inmediatamente en un auto de apoyo. Al llegar la policía se comprobó su fallecimiento.
A las 13,00 horas, por un llamado telefónico, la organización terrorista Montoneros se adjudicó el asesinato.
287.Teniente José Corrado Mundani (07 Ago 75)
Accidentalmente perdió la vida, en acto del servicio, en Tucumán el 7 de agosto de 1975.
288. Cabo Primero del Ejército Miguel Dardo Juárez (11 Ago 75)
El Cabo Primero Miguel Dardo Juárez, muere en combate en un enfrentamiento contra un grupo subversivo en Las Mesadas Pcia. de Tucumán.
289. Agente de la Policía Prov. Buenos Aires Carlos Ramón Castro (12 Ago 75)
Prestaba servicios en la Comisaría de Avellaneda.
El Agente Castro fue asesinado en la esquina de Soler y Otero, partido de la Matanza, el 12 de agosto de 1975, por cuatro individuos jóvenes que se desplazaban con un vehículo desde donde lo ametrallaron, dándole muerte en forma instantánea.
290. Capitán Miguel A. Keller (18 Ago 75)
Estaba casado y tenía un hijo.
El 18 de agosto de 1975 ingresó a las instalaciones del Tiro Federal Argentino con la finalidad de comprobar el armamento, junto a un suboficial y 5 soldados. Al llegar se le acerca una persona con uniforme de teniente coronel del Ejército Argentino, por lo que baja a saludarlo. En ese momento cinco sujetos, desde coches próximos, le efectúan una gran cantidad de disparos que lo hieren mortalmente. Apoyados por otros cuatro guerrilleros reducen al resto del personal que los acompañaba y roban 70 FAL, 4 fusiles FAP, 21 pistolas 11.25 y una subametralladora PA3. El falso teniente coronel, los que dispararon y un soldado que actuó de entregador huyeron con dos automóviles y el vehículo del Ejército.
El ERP publicó en su órgano de prensa Estrella Roja el hecho, indicando que el Capitán Keller resistió la intimación, por lo que se produjo un tiroteo en el que muere.
291. Teniente Coronel Argentino del Valle Larrabure (19 Ago 75)
Cursó estudios en al Escuela Superior Técnica, donde se graduó de Ingeniero Militar. Estaba casado y era padre de dos hijos. Su último destino fue la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos de Villa María. (Prov. de Córdoba) donde fue secuestrado la noche del 10 de agosto de 1974.
Por informes de técnicos forenses se estima que su muerte se produjo el 19 de agosto de 1975 ya que su cuerpo fue encontrado días después envuelto en bolsas de nylon, en las afueras de la ciudad de Rosario. Los detalles del martirio que llegaron a conocerse, son los que él mismo escribió en hojas halladas en su celda durante el allanamiento posterior a su muerte y la huída de los captores.
292. Cabo de la Policía Prov. Córdoba Rosario del Carmen Moyano (20 Ago 75)
293. Agente de la Policía Prov. Córdoba Juan Antonio Díaz (20 Ago 75)
294. Sargento de la Policía Prov. Córdoba Juan Carlos Román (20 Ago 75)
295. Agente de la Policía Prov. Córdoba Luis Rodolfo López (20 Ago 75)
296. Agente de la Policía Prov. Córdoba Jorge Natividad Luna (20 Ago 75)
El 20 de agosto de 1975 la capital de Córdoba se vio sacudida por una escalada sincronizada del terrorismo como muy pocas veces padeció la población. Siete policías fueron asesinados y dos extremistas cayeron al ser reprimidos por las Fuerzas de Seguridad.
El Cabo Moyano y el Agente Díaz cayeron mientras prestaban servicio en la Jefatura de Policía de la Provincia.
En el ataque al Comando Radioeléctrico de la Policía, sito en Mariano Moreno y Caseros, fallecieron el Sargento Román y el Agente López.
Otra acción fue llevada a cabo contra la Guardia de Infantería, ubicada en la intersección de las calles Salta y Lima, donde muere el Agente Luna.
297. Agente de la Policía Prov. Córdoba Crisólogo S. Rodríguez (23 Ago 75)
El Agente Crisólogo S. Rodríguez perteneciente a la Policía de la Provincia de Córdoba, murió en un grave enfrentamiento producido por la organización terrorista Montoneros.
El hecho se produce el día 23 de agosto de 1975, en la calle 27 de Abril y su cruce con La Cañada, cuando los terroristas ejecutaron un golpe de mano sobre el móvil que desplazaba detenido a Marcos Osatinsky, uno de los jefes de la organización terrorista. El ataque fue enérgicamente rechazado. En esa acción fallece el Agente Crisólogo S. Rodríguez y también el terrorista.
298. Sargento 1ro. de la Gendarmería Nacional Juan Carlos Riveros (28 Ago 75)
El 28 de agosto de 1975, el avión Hércules TC-62 de la Fuerza Aérea Argentina emprendía el vuelo desde el aeropuerto "Benjamín Matienzo" de la Ciudad de Tucumán, rumbo a San Juan. Viajaban en la nave 114 efectivos del Equipo de Combate de la Agrupación X "San Juan" de la Gendarmería Nacional.
Al carretear el avión antes de emprender el despegue, fue alcanzado por la onda explosiva de una poderosa carga que deflagró en una alcantarilla ubicada transversalmente a la pista. Por causa de la explosión la nave se incendió y allí murieron los Sargentos 1ros Riveros y Yañez y los Gendarmes Godoy, Gómez y Luna. Falleció también el Gendarme Raúl Cuello, que asistió a sus compañeros hasta que ofrendó su vida en la nave siniestrada.
299. Sargento Primero de la Gendarmería Nacional Pedro F. Yañez (28 Ago 75)
300. Gendarme Marcelo Godoy (28 Ago 75)
301. Gendarme Evaristo Francisco Gómez (28 Ago 75)
302. Gendarme Juan Argentino Luna (28 Ago 75)
303. Gendarme Raúl Roberto Cuello (28 Ago 75)
Fallecieron en el atentado descripto precedentemente.
304. Sr. Pierino Marabini (30 Ago 75)
El Senador Provincial Marabini se hallaba vinculado al vicegobernador de la Provincia de Santa Fe Eduardo Cuello y había sido electo legislador por el Partido Justicialista en 1973.
El 30 de agosto de 1975, el Senador se encontraba conversando en la intersección de las calles San Juan y Colón, de Villa Constitución, con el Dirigente Gremial Osvaldo Ranure, integrante de la Seccional Villa Constitución de la Unión obrera Metalúrgica, cuando desde un vehículo le dispararon con armas automáticas que le causaron la muerte instantáneamente, quedando el Dirigente Gremial Ranure gravemente herido.
No se hallaron antecedentes de los autores, aunque por indicios pertenecerían a una organización subversiva terrorista.
305. Sra.Cecilia Palacio de Medina (02 Set 75)
306. Srta. Gladis Medina (02 Set 75)
En la calle Las Heras al 2400 de la Capital Federal, existía un local de peluquería del que era cliente la señora María Estela Martínez de Perón.
El 2 de setiembre de 1975, una violenta explosión destruyó el negocio, produciéndose un incendio que alcanzó el piso superior. Al ingresar por los fondos, personal del cuerpo de Bomberos encontró en la vivienda del encargado los cuerpos carbonizados de Celia Palacio de Medina de 46 años de edad y de su hija Gladis de 13 años, salvándose el padre por estar ausente.
Testigos expresaron que habían visto pasar varias veces a un vehículo con dos o tres personas, que pasaron con un bolso y se detuvieron en el local. Pocos segundos después, escucharon una explosión.
307. Agrimensor Oscar Alberto Pizorno (02 Set 75)
En la localidad bonaerense de José León Suárez, Partido de San Martín, el 5 de setiembre de 1975, un vehículo de asalto de la Policía Federal transportando personal de relevo fue atacado por un grupo terrorista. La acción comenzó cuando al paso del vehículo fue efectuada la detonación de un artefacto explosivo por control remoto. De inmediato el personal policial fue atacado con armas de fuego por varios individuos que se encontraban en tres automóviles estacionados en las inmediaciones del lugar. Quedaron heridos dos policías.
Luego del ataque se comprobó además que en las inmediaciones del lugar había muerto el Agrimensor Oscar Alberto Pizorno, que se encontraba trabajando en unos terrenos baldíos de la zona, al recibir varios disparos de los agresores.
308. Comisario de la Policía Prov. Buenos Aires Alfonso Vergel (03 Set 75)
Estaba casado y tenía 2 hijos.
El 3 de setiembre de 1975 se desplazaba en su vehículo por la calle 10 entre 58 y 59 de La Plata cuando fue cercado por un vehículo y una camioneta. Una vez detenido, lo ametrallaron y fue alcanzado por varios impactos en la cabeza, perdiendo la vida instantáneamente.
El ERP se adjudicó el atentado mediante un llamado realizado por una mujer a los medios de prensa y policiales.
309. Sargento del Ejército Anselmo Ríos (03 Set 75)
Pertenecía al Servicio de Intendencia y su especialidad era panadero. Cuando se produjo su asesinato revistaba en la Compañía Comando y Servicios del Batallón de Comunicaciones 601, de City Bell, como encargado de la panadería, efectuaba diariamente la provisión de pan a varias unidades militares y los Hospitales de Gonnet y Melchor Romero.
El 3 de diciembre de 1975, utilizando un camión MB 1114 de Guarnición, regresaba de su recorrido. En el camino General Belgrano, en la zona denominada Parada La Cumbre y en oportunidad de detener el vehículo frente a las barreras del FCGB, que se encontraban bajas, una camioneta bloquea su avance por el lado del acompañante donde se encontraba el Sargento Ríos y por detrás otra camioneta impide su retroceso.
Los delincuentes que bloquean por delante el camión se dirigen a la cabina y al abrir la puerta el Suboficial para responder a la agresión, recibe de una mujer una fuerte descarga con ametralladora que le provoca la muerte en forma instantánea. En esta acción delictiva intervinieron 8 hombres y dos mujeres.
310. Soldado del Ejército Argentino Ismael Maldonado (04 Set 75)
El 4 de setiembre de 1975, el Subteniente Rodolfo Hernán Berdina se encontraba al mando de una sección del EC. Al llegar al paraje Potrero Negro tomó contacto con el enemigo, abriendo fuego en forma instantánea. El Subteniente sobrepasó a sus propios hombres, seguido por el Soldado Ismael Maldonado, lanzándose al ataque. Al llegar a una distancia cercana al enemigo, el Soldado Maldonado murió instantáneamente y el Subteniente cayó herido de gravedad. Finalizado el combate con el repliegue de varios subversivos heridos, el Subteniente fue evacuado al Hospital Militar Tucumán, falleciendo a la medianoche del día siguiente.
311. Subteniente del Ejército Argentino Rodolfo Hernán Berdina (04 Set 75)
Falleció en el Combate de Potrero Negro, al igual que el Soldado Maldonado.
312. Cabo 1ro. de la Policía Prov. de Córdoba Manuel C. Vazquinsais (06 Set 75)
El Cabo 1ro Manuel C. Vazquinsais, revistaba en la División Infantería de la Policía de Córdoba. Fue asesinado el día 6 de setiembre de 1975, frente a su domicilio, sito en calle Argandoña, jurisdicción de la Seccional 5ta.
Al salir de su casa, desde un automóvil que se encontraba al acecho fue ametrallado por agentes montoneros, quienes huyeron dejàndolo abandonado.
313. Sra. Susana Ferrari (08 Set 75)
314. Empleado señor Ernesto Campos (08 Set 75)
El 8 de setiembre de 1975, fue detonada una bomba por terroristas, instalada dentro de un coche Fiat 128, estacionado frente a la Universidad de Belgrano casi esquina Villanueva (el vehículo tenía chapas falsas y era robado).
La bomba, tipo vietnamita, tenía gran cantidad de bolillas de acero que la explosión arrojó con fuerza en distintas direcciones. Como consecuencia del estallido fueron heridas 5 personas jóvenes. Llevadas a los hospitales próximos se comprobó que tres de las víctimas estaban heridas de gravedad. Una de ellas, Susana Ferrari, argentina, de 18 años, estudiante de la Universidad de Belgrano, dejó de existir en horas de la noche. Otro de los heridos, el empleado señor Ernesto Campos, falleció el día 18 del mismo mes como consecuencia de las heridas recibidas.
315. Sr. Francisco Ingrey (10 Set 75)
El Empresario Francisco Ingrey había sido secuestrado camino a su oficina, el 1 de abril de 1975. Ese mismo día a la medianoche fue secuestrado en su domicilio de San Isidro su hermano Robert. Ambos eran empresarios de la Firma "Financiera Roberts". El trámite del rescate se realizó por separado.
El 18 de abril al pagarse el rescate de Robert Ingrey, éste fue liberado. En el caso de su hermano hubo problemas o desinteligencias y los captores no concurrieron a recibir el rescate. Mientras tanto el día 10 de abril, se había encontrado en la Ruta 192, un cadáver que una vez identificado se comprobó, pertenecía a Francisco Ingrey, lo que se comunicó a la familia el 10 de setiembre de ese año.
316. Sr.Luis León Domenech (12 Set 75)
El señor Luis León Domenech, había sido secuestrado el 12 de agosto de 1975. Era argentino, tenía 72 años y era ejecutivo de la compañía Isaura.
El día 12 de setiembre, un mes después de su secuestro, una patrulla policial que investigaba el hecho llegó a una casa del Barrio El Rocío, a una cuadra de la Ruta 2 en la Localidad de Florencio Varela, siendo atacada con disparos de armas de fuego. Luego de repeler la agresión, el personal policial pide refuerzos, iniciando el ataque a la casa, que finaliza con el cese de las acciones de los agresores.
Al ingresar, la Policía encontró en un camastro un cadáver que tenía un tiro en la nuca, se determinó después de unas pericias que era el del señor Luis León Domenech. Además encontraron el cuerpo sin vida de dos hombres y un a mujer pertenecientes al ERP.
Tres agentes de la Policía resultaron heridos, secuestrándose en el lugar un numeroso arsenal con armamento de gran calibre.
317. Inspector General Policía Prov. Córdoba Simón A. Douglas Paz (15 Set 75)
Al ser asesinado contada con 42 años de edad. Era casado y tenía 6 hijos.
El 15 de setiembre de 1975, el Inspector General Douglas Paz salía de su domicilio de Ingeniero López 121 del Barrio Carola Lorenzini, de la Ciudad de Córdoba, cuando desde un automóvil que se encontraba estacionado le dispararon con ametralladora y escopeta. El oficial quedó mortalmente herido por los impactos, falleciendo poco después.
El hecho se lo adjudicó la organización terrorista Montoneros.
318. Vicecomodoro (R) Rolando S. Silioni (17 Set 75)
Se hallaba retirado desde 1970. Estaba casado y tenía dos hijos.
El asesinato del Vicecomodoro retirado se produjo el 17 de setiembre de 1975, cuando efectuaba algunas compras en un comercio de Vicente López, Provincia de Buenos Aires. Tres hombres jóvenes descendieron de un vehículo, uno de ellos se introdujo en el comercio y extrajo un arma de grueso calibre y procedió a disparar sobre el Vicecomodoro Silioni, quien murió instantáneamente. Los agresores rápidamente huyeron en su automóvil y se alejaron en dirección a Olivos.
La revista Evita Montonera publicó en su número 8 de octubre de 1975: "También, el 16 de setiembre, fue ajusticiado por el ELM 22 el Vicecomodoro Rolando Silioni, Jefe del Servicio de Inteligencia del Ministerio de Defensa"
319. Agente de la Policía Prov. de Córdoba Julia A. Mercado de Pereyra (02 Oct 75)
El 2 de octubre de 1975, aproximadamente 10 terroristas emboscaron el vehículo donde se desplazaba la Agente Julia A. Mercado de Pereyra, con otro efectivo policial. En la esquina de Spora y Pereyra, del Barrio de San Rafael, el automóvil en el que viajaban hacia el policlínico policial fue acribillado a tiros. Seguidamente un terrorista le efectuó a la Agente Mercado de Pereyra un disparo de corta distancia, falleciendo cuando era auxiliada y trasladada a un policlínico próximo.
320. Subteniente Ricardo E. Massaferro (05 Oct 75)
El 5 de octubre de 1975 se produce un ataque e intento de copamiento del Regimiento de Infantería de Monte 29, de Formosa, por parte de la organización terrorista Montoneros. En forma simultánea se secuestra en vuelo un avión Boeing y una avioneta, en un operativo en que participaron cerca de 70 subversivos. Un soldado entregador, que pertenecía a la organización, facilitó la entrada de los mismos.
El Subteniente Ricardo E. Massaferro que se encontraba en la Compañía "A", en el interior del Regimiento, al escuchar los disparos intenta salir junto con un soldado. Ambos murieron por efecto de una granada arrojada por los subversivos.
Como resultado de esta operación los terroristas alcanzaron a robar una importante cantidad de armamento antes de fugar hacia el aeropuerto, dejando en el regimiento 16 subversivos muertos, incluso el soldado entregador.
321. Sargento Ayudante Víctor Sanabria (05 Oct 75)
Estaba casado.
Murió en el ataque al RI Mte. 29, al atacar la Guardia del Regimiento. En ese instante se desempeñaba como radio operador.
El Regimiento tuvo que lamentar 12 muertos: un oficial (Subteniente Massaferro), un suboficial (Sargento Ayudante Sanabria) y 10 soldados, que se detallan a continuación:
322. Soldado del Ejército Argentino Dante Salvatierra (05 Oct 75)
323. Soldado del Ejército Argentino Tomás Sánchez (05 Oct 75)
324. Soldado del Ejército Argentino Ismael Sánchez (05 Oct 75)
325. Soldado del Ejército Argentino Herminio Luna (05 Oct 75)
326. Soldado del Ejército Argentino Antonio Arrieta (05 Oct 75)
327. Soldado del Ejército Argentino Mercedes Coronel (05 Oct 75)
328. Soldado del Ejército Argentino Edmundo Sosa (05 Oct 75)
329. Soldado del Ejército Argentino Heriberto Dávalos (05 Oct 75)
330. Soldado del Ejército Argentino Alberto Villalba (05 Oct 75)
331. Soldado del Ejército Argentino Marcelino Torales (05 Oct 75)
332. Cabo de la Policía Prov. Formosa Neri Argentino Alegre (05 Oct 75)
333. Agente de la Policía Prov. Formosa Santiago Ibáñez (05 Oct 75)
El 5 de octubre de 1975, la organización subversiva que atacó el RI Mte 29, secuestró un avión Boeing y un avión Cessna, para asegurar la fuga. Ese mismo día, el Cabo Alegre y el Agente Ibáñez se encontraban de servicio en el Aeropuerto de El Pacú, Provincia de Formosa, cuando fueron sorprendidos y asesinados por un grupo subversivo, disimulado entre el público.
El copamiento del Aeropuerto era parte de la operación de ataque al Regimiento, para poder realizar la fuga de los subversivos en esos dos aviones, que despegaron del aeropuerto El Pacú. El Boeing aterrizó en un campo situado entre las localidades de Angélica y María Susana, de Santa Fe.
334. Oficial Inspector de la Policía Prov. Bs. As. Jorge A. Henríquez (08 Oct 75)
El 8 de octubre de 1975 el Oficial Inspector de la Policía de la Provincia de Buenos Aires Henríquez, se encontraba de patrulla en las calles Chile y Gaona, de Haedo y fue asesinado cuando intentaba interrogar a los ocupantes de un vehículo sospechoso.
Al acercarse al automóvil, los terroristas del Ejército Revolucionario del Pueblo, abrieron fuego produciéndose un intercambio de disparos a corta distancia, que terminó con la vida de policìa.
335. Oficial Principal de la Policía Federal Elbio Aníbal Agote (08 Oct 75)
El día 8 de octubre de 1975, el Oficial Agote, que se encontraba de custodio en inmediaciones de las calles Chile y Gaona, de Haedo, fue asesinado cuando acudió en auxilio de una comisión de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que intentaba interrogar a los ocupantes de un vehículo sospechoso, como se indicó en el párrafo anterior.
336. Cabo del Ejército José A. Ramírez (10 Oct 75)
El 10 de octubre de 1975 fue uno de los días más encarnizados del Operativo Independencia. Se inició a las 10.30 horas con una ofensiva de la Fuerza de Tareas "Ibatín", en una zona de cañaverales. Conocido como el Combate de Acheral, terminó con la vida de 13 guerrilleros y el Cabo José Anselmo Ramírez.
El hecho se produjo cuando el helicóptero donde el Cabo Ramírez era artillero y viajaba con el Jefe de la FT "Ibatín", sobrevolaba el cañaveral a baja altura, recibió una ráfaga de disparos que lo averiaron, resultando muerto el Cabo. La nave pudo regresar y aterrizar con algunos desperfectos.
337. Dr. Adolfo Egel (10 Oct 75)
El día 10 de octubre de 1975, el mèdico Adolfo Egel salía con su automóvil del establecimiento metalúrgico ubicado en Montes de Oca y Virrey Loreto de la localidad de Carapachay, cuando se le apareó otro vehículo con varios individuos que le efectuaron una descarga de armas automáticas, matándolo en el acto. Junto con otro auto, los terroristas se dieron a la fuga.
No se encontraron antecedentes, aunque la metodología y los indicios existentes permiten suponer que los autores fueron terroristas subversivos.
338. Integrante de la Juventud Sindical Juan Carlos Acosta (13 Oct 75)
339. Integrante de la Juventud Sindical Graciela Yolanda Chef Muse (13 Oct 75)
340. Integrante de la Juventud Sindical Eduardo A. Fromigue (13 Oct 75)
En el restaurante "La Estancia" ubicado en la Ruta 2, Km. 25, de la Provincia de Buenos Aires, aproximadamente a las 22.30 horas, ingresan cuatro jóvenes armados, acribillan y matan a tres personas que estaban allí comiendo.
De resultado del ataque fallecen en el lugar: Juan Carlos Acosta de 23 años de edad, activista de la Juventud Sindical; Graciela Yolanda Chef Muse de 19 años, también de la misma agrupación y Eduardo Aníbal Fromigue, de 24 años, custodio de la Unión Obrera Metalúrgica -UOM-. La Esposa del señor Fromigue, Silvia Liliana Rodríguez de 24 años quedó gravemente herida.
Se desconoce si alguien se adjudicó la autoría, aunque la filiación política gremial y la forma del crimen, permiten suponer que fueron asesinados por subversivos.
341. Empresario Sr. Reynaldo Dalbosco (16 oct 75)
342. Cabo de la Policía Federal Argentina A. Sanguinetti (16 oct 75)
El 16 de octubre de 1975, en la intersección de Mitre y Drumond, en Adrogué, Provincia de Bs. As., alrededor de 10 terroristas armados con armas automáticas, interceptaron a un rodado manejado por el Cabo de la Policía Federal A. Sanguinetti, quien conducía al Ingeniero Reynaldo Dalbosco. Ante esa circunstancia el policía intentó repeler con su arma, pero fue muerto junto con su pasajero por una descarga de las armas de fuego de los extremistas, que huyeron inmediatamente.
El Ingeniero Dalbosco de 40 años era casado, padre de dos hijos e integraba el directorio de una empresa de artículos eléctricos.
El Cabo de la Policía Federal A. Sanguinetti, también era casado y padre de 3 hijos.
343. Soldado del Ejército Argentino Pío Fernández (17 Oct 75)
344. Soldado del Ejército Argentino Rogelio R. Espinosa (17 Oct 75)
345. Soldado del Ejército Argentino Juan Carlos Castillo (17 Oct 75)
346. Soldado del Ejército Argentino Enrique Guastoni (17 Oct 75)
347. Soldado del Ejército Argentino Fredy Ordóñez (17 Oct 75)
Estos soldados incorporados al Ejército Argentino en cumplimiento de una Ley de la Nación (Servicio Militar Obligatorio), operaron en los Montes Tucumanos y cayeron cumpliendo su deber.
El 17 de octubre de 1975, en proximidades de Los Sosas, una sección de la FT "Cáceres", en oportunidad de realizar actividades de patrullaje, es emboscada por un grupo subversivo perdiendo la vida los 5 soldados nombrados.
348. Directivo de la UOM señor Ricardo Sánchez (21 Oct 75)
El señor Sánchez era argentino, de 36 años, integraba la mesa directiva de la Seccional Rosario de la Unión Obrera Metalúrgica -UOM- y se desempeñaba además, como administrador del Sanatorio Rosendo García de dicha entidad.
El 21 de octubre de 1975, fue asesinado en circunstancias en que iba a ascender a su automóvil, que habitualmente dejaba en su garaje de pasaje Génova al 4600 de la Ciudad de Rosario. El crimen fue cometido por varios individuos, uno de los cuales le disparó, ocasionándole la muerte.
Por medio de un comunicado a los medios de prensa, un denominado "Comando 16 de marzo de las Brigadas Rojas del Poder Obrero", se adjudicó el asesinato.
349. Subteniente Diego Barceló (24 Oct 75)
Integraba una Fuerza de Tarea en el Operativo Independencia. En la escalada subversiva del mes de octubre, el día 24 del mencionado mes de 1975 se produce el Combate Arroyo Fronteritas. En cercanías del mencionado arroyo, se produce un enfrentamiento nocturno entre una patrulla del Ejército Argentino y un importante grupo subversivo. En la acción y en el cumplimiento del deber caen muertos el Subteniente Diego Barceló y los soldados Orlando Moya y Carlos Vizcarra.
350. Soldado del Ejército Argentino Carlos H. Vizcarra (24 Oct 75)
351. Soldado del Ejército Argentino Orlando A. Moya (24 Oct 75)
Como se indicó en el párrafo anterior, caen en el cumplimiento del deber en el Combate Arroyo Fronteritas, el 24 de octubre de 1975, estos dos soldados incorporados al Ejército Argentino, en cumplimiento de una Ley de la Nación (Servicio Militar Obligatorio).
352. Comodoro (R ) Arturo L. Longinotti (25 Oct 75)
Estaba casado y era padre de 2 hijos.
El Comodoro (R) Arturo Leopoldo Longuinotti fue asesinado el 25 de octubre de 1975 en la puerta de su casa, Pedro Goyena al 1900, de la localidad de Castelar, Provincia de Buenos Aires. Tres desconocidos armados pulsaron el timbre de su casa y cuando el Comodoro salió le efectuaron varios disparos de pistola, desplomándose sin vida, al tiempo que un hijo corría a ayudarlo. El grupo atacante también hirió de gravedad al joven.
353. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Pedro Dettle (26 Oct 75)
Estaba casado y tenía dos niños de 3 y 10 años.
El 26 de octubre de 1975 el Cabo Dettle, el Cabo Acosta, los Agentes Fernández, Cejas y Galeano, integraban dos patrullas móviles de la Unidad Regional Tigre, y regresaban a sus bases. Próximo a la catedral del Tigre y aprovechando el tránsito lento, en las calles 9 de Julio y Belgrano, una camioneta embistió al primer móvil, al tiempo que ametrallaban a todos los policías desde varias direcciones, inclusive una vivienda que previamente había sido ocupada por subversivos. Los policías alcanzaron a descender y lograron disparar sus armas, pero al quedar al descubierto el Cabo Dettle, cae abatido en la emboscada preparada por la organización subversiva terrorista Montoneros.
Junto con el Cabo Dettle, son abatidos el Cabo Acosta y los Agentes Fernández, Cejas y Galeano, cuyos antecedentes disponibles se detallan a continuación.
354. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Juan Acosta (26 Oct 75)
Era casado y tenía un hijo de 5 años; al ser asesinado contaba con solo 28 años de edad.
355. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Juan Fernández (26 Oct 75)
Nació en la Provincia de Santa Fe. Había ingresado a la repartición policial en julio de 1975.
356. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Cleofás Galeano (26 Oct 75)
Nació en la Provincia de Santiago del Estero. Era casado y tenía 4 hijos.
357. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Livio Cejas (26 Oct 75)
Nació en Sumampa, Provincia de Santiago del Estero. Era casado y tenía 1 hijo.
358. Oficial Ayudante de la Policía Federal Argentina Jorge A. Mezza (28 Oct 75)
Revistaba en el Departamento de Patrullas y Vigilancia de la Policía Federal Argentina.
El día 28 de octubre de 1975, en circunstancias en que el Oficial Ayudante Mezza transitaba por las inmediaciones de las calles Warnes y Chorroarín, ya en horas de la noche, fue sorpresivamente atacado y asesinado por subversivos integrantes de la organización terrorista Montoneros. El policía recibió 14 disparos de pistola y revolver que le quitaron la vida instantáneamente.
359. Gerente de Personal de Fiat señor Alberto Samuel Salas (29 Oct 75)
Tenía 43 años, estaba casado y tenía 3 hijos de 12, 11 y 3 años. En el momento de su muerte se desempeñaba como Coordinador General de Personal de la División Productos Diversificados de Fiat Concord.
El 29 de octubre de 1975, en la Ciudad de Córdoba, cinco o seis individuos que se identificaron como Montoneros, asaltaron una vivienda situada a pocos metros de la casa del señor Salas, en la que vivían estudiantes que fueron maniatados y amordazados, para luego observar por una ventana de la casa.
Al salir de su domicilio, Salas en un vehículo con el que se prestaba a ir a su trabajo, el grupo terrorista salió de la casa, disparando con sus armas automáticas, siendo alcanzado por varios proyectiles que le causaron la muerte. Los asesinos de inmediato se dieron a la fuga, en un vehículo que los estaba esperando.
El señor Salas había sido amenazado reiteradamente y tenía custodia en su domicilio que se retiró momentos antes de su asesinato.
360. Comisario de la Policía Prov. Córdoba José E. Robles (02 Nov 75)
El Comisario Robles cursaba las últimas materias de la Carrera de Medicina y en su trayectoria policial llegó a ser Comisario de la Seccional 1ra. de Córdoba.
El 2 de noviembre, cuando descendió de su vehículo luego de estacionarlo en la playa de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Córdoba (Ciudad Universitaria), varios subversivos que se encontraban en un vehículo lo ametrallaron, provocándole la muerte instantáneamente. En la confusión los agresores huyeron con facilidad.
361. Diputado Nacional señor Ramón Pablo Rojas (03 Nov 75)
Era Diputado Nacional por la Provincia de San Juan y actuó, antes de ser legislador, en el gremio vitivinícola.
Fue encontrado por la policía el 3 de noviembre de 1975 con un balazo en la nuca, en el interior de su coche, estacionado frente al numero 232 de la calle Paraguay en el barrio sanjuanino de Concepción, a pocos pasos de su vivienda. Varias organizaciones regionales de la CGT y 62 organizaciones repudiaron el hecho.
362. Sargento Ayudante de la Policía Prov. Bs. As. Juan F. Martínez (05 Nov 75)
En un hecho no debidamente esclarecido, el Sargento Ayudante Martínez fue asesinado en un comercio de La Plata en la madrugada del 5 de noviembre de 1975. Dos hombres y una mujer lo balearon en la cabeza quitándole la vida, tras lo cual huyeron llevándose su arma reglamentaria.
363. Cabo Primero del Ejército Wilfredo N. Méndez (08 Nov 75)
El Cabo 1ro Méndez pertenecía al Regimiento de Infantería de Montaña 22, con asiento en San Juan, que actuaba con parte de sus efectivos integrando una Fuerza de Tareas en una zona de acción en la Provincia de Tucumán, en la Operación Independencia, donde el Ejército Argentino cumplía misiones asignadas por el poder político.
A principios de noviembre de 1975 se intensificó el accionar subversivo en proximidades de la FT "Cáceres". Ese accionar motivó que se destacaran patrullas en la zona de Colonia 5, en la que podrían detectarse elementos subversivos. Un grupo que iba al mando del Cabo 1ro. Wilfredo Méndez, fue emboscado por una banda subversiva que abrió fuego a quemarropa. Como consecuencia de la acción el Cabo 1ro. Méndez cayó herido de gravedad, antes de ser ultimado con una ráfaga de ametralladora.
Los subversivos pertenecían a la organización terrorista ERP.
364. Soldado del Ejército Argentino Benito E. Pérez (08 Nov 75)
El soldado Benito E. Pérez integraba el grupo del Cabo 1ro. Méndez y participó del mismo combate, conocido como Los Higuerones. Perdió la vida cuando la banda subversiva oculta en la zona montañosa, abrió fuego contra el grupo. En fracciones de segundo otros soldados se lanzaron contra los subversivos, provocando la huida de los mismos.
365. Sargento Miguel Angel Moya (16 Nov 75)
El 16 de noviembre de 1975, en la Zona de Operaciones de Tucumán, una patrulla que realizaba tareas de control tomó contacto con un grupo de 10/12 elementos subversivos. Inmediatamente se produjo un enfrentamiento armado. Como consecuencia del mismo sufrió la muerte el sargento Miguel Ángel Moya.
366. General de División Jorge E. Cáceres Monié (03 Dic 75)
367. Sra. Beatriz Sasiaiñ de Cáceres Monié (03 Dic 75)
Estaba casado con la señora Beatriz Isabel Sasiaiñ, quien falleció junto a su esposo, el 3 de diciembre de 1975. Tenían un hijo.
El 3 de diciembre de 1975, el General (R) Cáceres Monié, que manejaba una camioneta en compañía de su esposa, se disponía a atravesar en una balsa el arroyo Las Conchas, cuando fue chocado de atrás por un vehículo y atacado por cinco componentes del grupo subversivo Montoneros, con armas de fuego. El General fue sacado herido de su camioneta y rematado en el suelo. Los asesinos escaparon con un auto y su camioneta en la que quedó herida su esposa.
En la huída los terroristas, después de recorrer cerca de 15 Km. la arrojaron en una zanja. Recién al día siguiente fue encontrado su cadáver que tenía dos disparos.
La organización terrorista montoneros, en su medio de prensa y propaganda Evita Montonera se adjudica la ejecución del General (R) Cáceres Monié, indicando que cayó muerta también su esposa.
368. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Héctor Raúl López (07 Dic 75)
369. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Zacarías Encinas (07 Dic 75)
El 7 de diciembre de 1975, los Cabos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires López y Encinas, se encontraban de vigilancia en los Servicios Médicos del Gremio de la Unión Obrera Metalúrgica -UOM- de Morón, en la calle Sarmiento al 1000. Los dos cabos estaban a pocos metros del edificio y próximos al patrullero, cuando fueron atacados con granadas que les causaron la muerte en forma instantánea.
370. Suboficial Principal de la Armada Eduardo Miguel Yabor (14 Dic 75)
Era casado y tenía un hijo.
Su muerte se produjo el 14 de diciembre de 1975, en circunstancias en que fuera asaltado en momentos en que se disponía a ascender a su automóvil frente a su domicilio, ubicado en la calle Pringles 243 de la localidad de Bernal, Provincia de Buenos Aires.
La agresión de los dos hombres jóvenes fue resistida por el Suboficial Mayor, y éstos le efectuaron numerosos disparos que le provocaron la muerte. Los asesinos huyeron en un automóvil.
371. Cabo 1ro del Ejército Bruno Rojas (15 Dic 75)
372. Soldado del Ejército Argentino René A. Papini (15 Dic 75)
Estaba casado y era padre de 2 hijos.
El 15 de diciembre de 1975, un vehículo del Cuerpo de Ejército V, que cumplía una misión de servicio en la ciudad de Bahía Blanca, fue atacado por un grupo extremista. Como consecuencia de la acción resultaron muertos el Cabo 1ro. Rojas y el soldado René A. Papini
373. Cabo de la Policía Prov. Santa Fe Jesús L. Barrionuevo (16 Dic 75)
Estaba casado y tenía 2 hijos.
El 16 de diciembre de 1975, el Cabo Barrionuevo se encontraba de servicio en el patrullero 603 de la Policía de Rosario. Al encontrarse en su lento desplazamiento, próximo a la calle 9 de Julio y Castellanos, del Barrio de Echesortu, fue sobrepasado por un automóvil Peugeot 404 con techo corredizo, desde el cual se ametralló sorpresivamente al personal policial. El suboficial perdió la vida instantáneamente por los numerosos impactos recibidos, resultando gravemente herido el oficial que lo acompañaba.
Los agresores pertenecientes a la organización terrorista Montoneros se dieron a la fuga con otro automóvil que lo apoyaba.
374. Intendente de la Localidad de San Martín Alberto M. Campos (17 Dic 75)
El señor Intendente de la Localidad de San Martín tenía 56 años, estaba casado y tenía 5 hijos y 3 nietos.
El 17 de diciembre de 1975, el funcionario abandonó la Intendencia en coche junto a su chofer y el Subsecretario de Hacienda señor Carlos Alberto Ferni. El vehículo fue interceptado en la calle Soto y Calvo al 400, por un grupo terrorista compuesto por 10 hombres y 1 mujer, quienes se identificaron como pertenecientes a la organización subversiva terrorista Montoneros.
El señor Campos alcanzó a salir del vehículo empuñando una pistola, pero fue ultimado a tiros y cayó muerto antes de poder defenderse. El Subsecretario de Hacienda señor Ferni muere instantáneamente, al igual que el chofer, el señor Santiago Álvarez.
375. Subsecretario de Hacienda Municipio San Martín Carlos A. Ferni (17 Dic 75)
Se desempeñaba como Director de Control de Gestión y Subsecretario de Hacienda de la Municipalidad de San Martín. El señor Carlos Ferni falleció en forma instantánea, cuando atentaron contra el Intendente de San Martín el 17 de diciembre, pues viajaban en el mismo vehículo, como se indicó en el párrafo anterior.
376. Chofer Santiago Álvarez (17 Dic 75)
Se desempeñaba como chofer de la Intendencia Municipal de San Martín y conducía el coche en el que viajaban el Intendente de San Martín y el Subsecretario de Hacienda del mismo Municipio. Falleció instantáneamente al ser alcanzado por varias ráfagas de disparos de pistola ametralladora, que impactaron en su cuerpo después de destrozar el parabrisas delantero del auto que conducía.
377. Capitán del Ejército Luis M. Petruzzi (23 dic 75)
En oportunidad en que el Capitán Petruzzi se dirigía a Avellaneda en su vehículo, fue detenido mediante señas por individuos quienes, al parecer, se habían detenido por haberse descompuesto una camioneta. Al detenerse fue asaltado exigiéndole la entrega de su automóvil y al intentar resistirse, fue alevosamente asesinado. En la camioneta descompuesta se encontraron gran cantidad de granadas de mano.
378. Sargento Ayudante del Ejército Argentino Roque C. Cisterna (23 dic 75)
379. Soldado del Ejército Argentino Roberto Caballero (23 dic 75)
380. Soldado del Ejército Argentino Raúl F Sessa (23 dic 75)
381. Soldado del Ejército Argentino Manuel B. Rúffolo (23 dic 75)
El Sargento Ayudante Cisterna se desempeñaba como Jefe de Guardia en el Batallón de Depósito de Arsenales 601 Comandante Domingo Viejobueno, conjuntamente con los soldados Roberto Caballero, Raúl F. Sessa y Manuel B. Rúffolo.
El Sargento Ayudante y los tres soldados mencionados murieron defendiendo el Cuartel, ante el intento de tomar la Guardia por parte del grupo subversivo, el 23 de diciembre de 1975. Al mencionado suboficial después de haberlo ultimado con armas fuego, le destrozaron la cabeza a culatazos.
Los delincuentes formaban parte del autodenominado Batallón José de San Martín comandado por Mario Roberto Santucho, jefe del ERP. Penetraron a las 19.45 horas, en nueve automóviles y camionetas embistiendo el portón de entrada de la Unidad. Simultáneamente otros delincuentes atacaron en distintos lugares.
El ERP en comunicados difundidos posteriormente, se atribuyó el ataque. Asimismo el órgano de difusión del PRT, el 14 de enero de 1976 sacó otro comunicado. Según algunas apreciaciones, habrían intervenido unos 70 hombres, apoyados por otros 200.
382. Teniente Primero del Ejército Argentino José L. Spinassi (24 dic 75)
El 23 de diciembre de 1975 una columna de efectivos del Regimiento 3 de Infantería, que desde La Tablada se dirigía a Monte Chingolo, fue atacada por elementos subversivos, en apoyo a los que atacaban el Batallón Depósito de Arsenales 601 Comandante Domingo Viejobueno.
383. Cabo Segundo de la Armada Argentina Enrique Grimaldi (24 dic 75)
En el operativo extremista realizado en el Batallón Depósito de Arsenales 601 se registraron las mayores bajas.
La Nación, el 26 de diciembre de 1975, En su artículo "Informe oficial sobre las víctimas- Personal Fallecido-" menciona a un personal de la Armada Argentina. En otro artículo "Efectuóse el sepelio de los militares abatidos", expresa que el conscripto (en lugar de Cabo Segundo) del Batallón de Infantería de Marina Enrique Grimaldi, murió en las acciones de represión, siendo velado en el Hospital Naval de Río Santiago y sus restos trasladados a la Ciudad de Corrientes, donde recibieron sepultura.
384. Agente de la Policía Prov. Mendoza Alberto R. Cuello (03 Ene 76)
El agente Cuello falleció el 3 de enero de 1976; al ser asesinado tenía 29 años de edad. Casado con hijos. A pocas horas de su muerte su esposa daba a luz el tercer hijo.
Al encontrarse apostado en la puerta de acceso a la Comisaría 5ta. de la Ciudad Capital de Mendoza, desde un vehículo en el cual viajaban varios individuos, efectuaron disparos contra el Agente Cuello y el local policial. Fue trasladado de urgencia a un nosocomio próximo, falleciendo poco después.
385. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Emilio Goglio (10 Ene 76)
El 10 de enero de 1976, el Cabo Goglio participaba de un control vehicular a cargo de efectivos del Ejército y Policía en el cruce de las calles 3 de febrero y Ruta 3, en la localidad de San Martín. Al detener un automóvil, fue sorprendido por disparos que efectuaron del interior del mismo que lo hirieron gravemente. Trasladado al hospital más próximo perdió la vida poco después.
386. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Benedicto Aranda (17 Ene 76)
Estaba casado y tenía 2 hijos; al ser asesinado tenía 26 años.
El día 17 de enero de 1976, varios terroristas interceptaron el paso de un colectivo de línea. Luego de obligar a descender a los pasajeros dejaron al mismo sobre las vías del FCGS y le prendieron fuego. Personal de la estación cercana, dio aviso a los bomberos, los que al llegar al lugar observaron paquetes sospechosos. El Agente Aranda tomó un paquete para alejarlo del lugar por seguridad y el mismo explotó, produciéndole la muerte en forma instantánea
387. Agente de la Policía Federal Argentina Juan Carlos Paiz (20 Ene 76)
El 20 de enero de 1976, el Agente Paiz se encontraba de consigna próximo a un domicilio que debía proteger, en la calle Arenales al 2600, cuando desde un automóvil fue ametrallado, muriendo en forma instantánea. Los agresores se dieron a la fuga por la calle Anchorena, para finalmente abandonar el vehículo utilizado en la calle Junín.
388. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Esteban Ramón Galván (28 Ene 76)
El 28 de enero de 1976, en Victoria, Partido de San Fernando, el Cabo Galván y el Cabo Lupi, ambos de la comisaría de la zona fueron emboscados. Al pasar con la patrulla frente a un bazar en la calle Sobremonte, entre Virreyes y Mendoza, recibieron numerosos disparos de pistola y ametralladora. El cabo Galván cayó sin vida y Lupi resultó herido de gravedad.
Antes de la huída los extremistas arrojaron algunas granadas y explosivos caseros hiriendo al propietario del Bazar. Los terroristas huyeron a pie, abandonado el automóvil robado que habían utilizado.
389. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Juan C. Caravaglio (29 Ene 76)
Revistaba en la Comisaría de Munro.
El 29 de enero de 1976, un grupo terrorista tomó las instalaciones de la Fábrica Bendix, de Munro, Provincia de Buenos Aires, asesinando a dos ejecutivos. Efectivos de la Comisaría de Munro, entre los cuales se encontraba el Cabo Caravaglio, participaron en la recuperación, perdiendo la vida en la acción, como consecuencia de las heridas recibidas.
390. Ejecutivo señor Alberto Olavarrieta (29 Ene 76)
391. Ejecutivo señor Jorge Sarlenga (29 Ene 76)
El 29 de enero, como se indicó, un grupo de terroristas entre los cuales se encontraban dos mujeres, luego de reducir la seguridad irrumpieron en la Fábrica Bendix.
Inicialmente preguntaron por el Gerente General pero, al no encontrarlo, buscaron a otros gerentes, hasta que llegaron a la oficina del Gerente de Relaciones Industriales señor Alberto Olavarrieta, y a la del Gerente de Personal Jorge Sarlenga, a quienes por la fuerza introdujeron juntos en una oficina asesinándolos a sangre fría.
392. Agente de la Policía Federal Silvia E. Rosboch de Campana (30 Ene 76)
En el momento de su muerte tenía 21 años de edad.
Al salir de su domicilio particular, ubicado en el barrio de Barracas, Capital Federal, para concurrir a tomar servicios, fue asesinada por disparos efectuados desde un vehículo que no detuvo la marcha. Según trascendidos, el vehículo era ocupado por tres individuos jóvenes. Fue la primera policía femenina asesinada por extremistas en la Capital Federal.
393. Coordinador Prensa MBS señor José M. Tarquini (05 Feb 76)
El señor José Miguel Taquín tenía 29 años de edad, estaba casado y tenía 5 hijos. Era periodista. Fue redactor de Telam y Director de Prensa y Difusión, de Catamarca. Al momento de su asesinato se desempeñaba como Coordinador de Prensa del Ministerio de Bienestar Social.
El 5 de febrero de 1976 salió de su domicilio sito en la Avenida Mitre de Quilmes, con su chofer. El automóvil se desplazaba por Mitre seguido por un vehículo desde el que le hicieron señales con los faros a varios individuos parados en la esquina de Mitre y Matheu, quienes abrieron fuego con armas cortas y largas contra el automóvil de Tarquini, resultando herido junto a su chofer. Tarquini alcanzó a repeler la agresión, pero cayó herido, situación que fue aprovechada por los atacantes para rematarlo. El chofer alcanzó a refugiarse y salvar su vida.
Los subversivos que participaron en este hecho pertenecían a la organización terrorista subversiva Montoneros.
394. Sra. María E. Caride Varalla de Lanusse (09 Feb 76)
La señora María E. Caride Varalla estaba casada con Marcos Lanusse, un hijo del ex Presidente Alejandro Lanusse. Tenía 26 años.
El 9 de febrero de 1976 la víctima recibió un paquete dirigido a su esposo, en su domicilio de Juncal 974 de la Capital Federal. Al pretender abrirlo, estalló un artefacto explosivo que se encontraba en su interior, produciéndole graves y múltiples heridas. Trasladada al Hospital Fernández, los médicos constataron cuando llegó al mismo, que había fallecido.
395. Coronel Rafael R. Reyes (11 Feb 76)
Estaba casado y tenía 4 hijas.
Fue asesinado el 11 de febrero de 1976 mientras se dirigía al cuartel acompañado por dos soldados. En una esquina, fue encerrado por dos vehículos. El soldado que se desempeñaba como chofer intentó eludir el cerco frenando y tratando de retroceder, pero los delincuentes descendieron con rapidez y con armas en mano dispararon sobre los ocupantes. Una mujer parada en la misma esquina se sumó a los delincuentes y el Coronel murió en el acto. Los soldados resultaron heridos y el grupo de asesinos huyó.
La revista Estrella Roja, medio de difusión de la organización subversiva ERP, en su Nro. 71 del 10 de marzo, refiere a la ejecución de un jefe contrarrevolucionario, indicando que el responsable del mismo fue el comando Tito Martinelli de las Brigadas Rojas.
396. Agente de la Policía Prov. Mendoza Santos Fredes Campillay (15 Feb 76)
397. Agente de la Policía Prov. Mendoza Pablo Roberto Puebla (16 Feb 76)
El 16 de febrero de 1976 el Agente Fredes Campillay y el Agente Pablo Roberto Puebla, compañeros de patrulla, mientras recorrían la ciudad de Mendoza, fueron ametrallados cuando varios subversivos descendieron del vehículo detenido momentáneamente por el tránsito y dispararon sobre los dos policías. El agente Fredes Campillay falleció en el acto y su compañero, el Agente Puebla, fue internado en el hospital Central en estado desesperante y falleció al día siguiente.
398. Agente de la Policía Prov. Mendoza Humberto Hernández Guerra (23 Feb 76)
El 23 de febrero de 1976, durante un allanamiento a un refugio de terroristas, perdió la vida el Agente Humberto Hernández Guerra, según cuenta oportunamente la prensa, sin aportar mayores detalles.
En este allanamiento al refugio se ubicaron a los asesinos del Agente de la Policía de Mendoza Alberto Rubén Cuello, fallecido el 3 de enero de 1976.
399. Coronel José R. Dalla Fontana (24 Feb 76)
Estaba casado y tenía 5 hijos.
El Coronel Dalla Fontana estaba de vacaciones en una residencia denominada Vallecito a 3 Km. de la Ciudad de la Falda, Provincia de Córdoba. Fue asesinado por un grupo extremista, cuando retornaba a su hogar en su automóvil, que fue acribillado a balazos por los ocupantes de dos vehículos que lo guardaban a unos 70 metros de su vivienda.
La revista Estrella Roja, medio de difusión del ERP, número 72, del 14 de marzo de 1976, en su página 10 indica que El Comando "Guillermo Barros" de las Brigada Rojas, procedió a ejecutar al coronel del Ejército contrarrevolucionario Dalla Fontana.
400. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Carlos Alberto López (25 Feb 76)
401. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Genaro Camino (25 Feb 76)
Los Agentes Carlos Alberto López y Genaro Camino se encontraban esperando el colectivo para dirigirse a tomar servicio en la zona de Zárate y Campana, cuando se produjo una clásica emboscada de los subversivos terroristas. El 25 de febrero de 1976, por la esquina de Colón y Constituyentes, de San Fernando, apareció un vehículo que estaba al acecho, desde el cual ametrallaron a ambos agentes, asesinándolos instantáneamente.
402. Gremialista señor Alberto César Giménez (26 Feb 76)
El Gremialista señor Alberto César Giménez había nacido en el año 1938, era casado. En 1971 había sido designado interventor del Sindicato de Pasteleros y Afines. En 1972, por votación, fue elegido Secretario General y reelegido en 1974.
El 26 de febrero de 1976, desempeñándose todavía como Secretario General del Gremio de Pasteleros y Afines, al salir del hotel en que se alojaba en la Ciudad de Córdoba, fue atacado por varios sujetos que se movilizaban en un vehículo. Los individuos integrantes de un grupo subversivo le efectuaron disparos con una escopeta Itaca y otras armas, causándole la muerte instantánea.
El crimen fue condenado por el Sindicato del que era titular, las 62 Organizaciones y la CGT (Regional Córdoba).
403. Empresario Héctor B. Minetti (28 Feb 76)
Empresario de 72 años de edad, se desempeñaba como presidente de la Cámara de Cemento Pórtland Sudamericana y de la Compañía Juan Minetti e Hijos Sociedad Anónima.
El 28 de febrero cuando salía de su domicilio ubicado en la calle Esquiú 424 del Barrio General Paz (Córdoba), subió al coche que lo venía a buscar. En ese momento fue sorprendido por un individuo armado que lo obligó a descender del vehículo. De inmediato apareció un segundo sujeto exigiéndole que se colocara contra la pared, oportunidad en que se resiste, recibiendo dos disparos de bala en el pecho. De inmediato huyeron en un vehículo conducido por un tercer individuo y apoyado por otro automóvil. La familia Minetti había sido destinataria de otros actos terroristas.
Utilizando medios habituales, el ERP hizo llegar a los medios periodísticos la adjudicación del hecho.
404. Cabo 1ro de la Policía Prov. Córdoba Omar José Ceterero (02 Mar 76)
El día 2 de marzo de 1976, en horas cercanas a la media noche, el Cabo Ceterero caminaba hacia un garaje próximo a la intersección de las calles Galeto y 57, de la Ciudad de Córdoba, cuando dos terroristas que se desplazaban en moto lo acribillan antes de que pudiera intentar defensa alguna. Su muerte fue instantánea, dado que recibió 6 disparos en el rostro.
Los terroristas huyeron en la moto apoyados por tres individuos que se desplazaban en automóvil. Se trataba de un clásico "examen" de los guerrilleros para su admisión.
405. Oficial Inspector de la Policía Prov. Bs. As. Jorge Héctor Apóstolu (11 Mar 76)
El Oficial Inspector Apóstolu ingresó a la Escuela Coronel Juan Vucetich el 1 de abril de 1969. Graduado dos años después, fue asignado a la Comisaría Dock Sud, Seccional 3ra. de Avellaneda. Al ser asesinado contaba con 23 años. El 1ro de enero de 1976 había ascendido al grado de Oficial Inspector.
El día 11 de marzo de 1976 fue emboscado cuando estaba franco de servicio y se encontraba con su novia en la esquina de las calles Mitre y Suspisich, de Sarandí. Fue atacado por tres terroristas, 2 hombres y 1 mujer, que le darían muerte con armas de grueso calibre sin oportunidad alguna de reacción.
Los extremistas escaparon de inmediato en un automóvil. Fue sin duda un blanco preparado por el servicio de inteligencia de Montoneros.
406. Oficial Principal de la Policía Prov. Bs. As. Esteban A. Trejo (11 Mar 76)
407. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Carlos Salgado (11 Mar 76)
El 11 de marzo de 19766 el Oficial Principal Trejo y el Cabo Salgado, al recibir una denuncia de vecinos de la zona, de que en el cruce de la calle 608 y Ruta 11 había un vehículo abandonado que resultaba sospechoso, concurrieron al lugar indicado. Al llegar comenzaron a inspeccionar el automóvil, circunstancia en la cual una fuerte explosión terminó con la vida de los dos efectivos policiales.
La difusión del hecho haría mención al estallido de un explosivo tipo llamado "cazabobos", equivalente a 15 Kg. de dinamita o trotyl, que fuera colocado por la organización Montoneros.
408. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Felipe Nery Riveros (11 Mar 76)
Revistaba en la Comisaría 2da. de Vicente López.
El día 11 de marzo de 1976, siendo aproximadamente las 13 horas, varios terroristas ocupantes de una camioneta, 3 hombres y 1 mujer, dieron muerte con disparos de armas de grueso calibre al Cabo Riveros. Estaba de civil y fue abatido cerca de la calle Malvinas y Crujía, de San Martín (Provincia de Buenos Aires), por el método acostumbrado de los extremistas, para luego despojarlo de su arma reglamentaria como prueba del asesinato.
409. Mecánico señor Emilio Azorín (13 Mar 76)
410. Sr. Juan Manuel Crespo (13 Mar 76)
El 13 de diciembre de 1976, en oportunidad en que el señor Emilio Azorín se encontraba frente a su taller mecánico, sito en Moreno 3780 de la Ciudad de Mar del Plata, aproximadamente a las 22 horas, fue abatido por ráfagas de pistola ametralladora disparadas desde un automóvil. La victima que tenía 24 años, en ese momento estaba acompañado por el Sr. Juan Crespo, de 26 años, quien también falleció instantáneamente.
No se obtuvieron antecedentes de la autoría y que pudieran orientar antecedentes de las víctimas, aunque el procedimiento era típico del accionar de los terroristas de izquierda.
411. Empleado de bar Sr. Álvarez (se ignora nombre) (13 Mar 76)
El 13 de marzo de 1976 grupos pertenecientes a la organización terrorista subversiva Montoneros, atentaron con explosivos contra la confitería "Stake", ubicada en el Cerro de las Rosas, de la Ciudad de Córdoba.
El establecimiento fue destruido por las llamas, y al hacerse la remoción de escombros, se encontró en la habitación del sereno, un cadáver que se comprobó pertenecía a un ciudadano de apellido Álvarez, desconociéndose el nombre, que se desempeñaba como mozo.
412. Custodio Jorge López (13 Mar 76)
El señor Jorge López trabajaba en la Empresa de Vigilancia Matín Güemes, junto a Mario Guevara, oficial retirado de la Policía de Córdoba y en el momento en que se produce la explosión en la confitería "Stake", concluían su servicio de vigilancia en el domicilio de un ejecutivo de la Empresa Perkins.
Al tratar de interceptar a los terroristas subversivos montoneros que atentaron con explosivos a la confitería, fueron ultimados por los mismos mediante disparos de armas de fuego.
413. Oficial (R) Policía Prov. Córdoba Mario Héctor Guevara (13 Mar 76)
El Oficial Guevara cumplía vigilancia y custodia, cuando el día 13 de marzo de 1976 fue acribillado por terroristas subversivos de la organización Montoneros. Así lo expresaron los terroristas, en panfletos arrojados en cines ese día, en el centro de la Ciudad de Córdoba, dando cuenta además de ataque a otros lugares públicos como el Restaurante Rancho Grande y la Confitería "Stake",
414. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Rubén Enrique Echaverría (13 Mar 76)
Agente sobresaliente, estaba casado y tenía 2 niñas.
Aproximadamente a las 21.00 horas del día 13 de marzo de 1976, el Agente Echaverría esperaba el colectivo en Bustamante y Marqués de Avilés, en Hurlingham, cuando cuatro extremistas se le acercaron con un automóvil; luego de identificarlo lo ametrallaron y se llevaron su arma reglamentaria. Todo pareció como un examen de asesinato para ponerse a prueba.
415. Chofer señor Alberto Blas García (15 Mar 76)
El 15 de marzo de 1976, siendo las 7.45 horas, un poderoso artefacto explosivo detonó en el interior de un vehículo Citroën, estacionado en la playa del Edificio Libertador, sede del Comando en Jefe del Ejército, produciéndose fuertes destrozos en otros vehículos y edificios cercanos. Se pudo establecer que la bomba detonada tenía un poder equivalente a 20 kilogramos de trotyl y fue accionada a control remoto.
La explosión se produjo en el momento que en calles adyacentes a la playa circulaban gran cantidad de vehículos, uno de los cuales era un camión manejado por el chofer señor Alberto Blas García, de 30 años de edad, que circulaba muy cercano al vehículo en que fue colocado el explosivo, y que fallece alcanzado por esquirlas de la bomba.
Su objetivo era matar al General Jorge R. Videla, pero por error el dispositivo a control remoto, fue accionado en momentos en que otro auto similar entraba en la playa de estacionamiento del Edificio Libertador.
El camión que conducía el señor García salvó providencialmente de la muerte a un mayor numero de personas civiles ajenas al hecho, ya que circulaba un colectivo con pasajeros al costado del camión que recibió el mayor impacto debido a la explosión, y que arrojó un gran número de esquirlas del vehículo Citroën, bulones y bolillas propias del explosivo contra el mismo.
416. Agente de la Policía Federal Domingo Sánchez (16 Mar 76)
Estaba casado y había sido asignado a la custodia de la vivienda del Diputado Jesús Porto del Frente Justicialista de Liberación, ubicada en la calle Amenábar de la Capital Federal.
En esa misión estaba el 16 de marzo de 1976, cuando siendo aproximadamente las 7.30 horas, fue atacado por sorpresa, pese a lo cual alcanzó a trabarse en lucha con los terroristas e intentó empuñar su arma. Le efectuaron varios disparos que impactaron en distintas partes del cuerpo causándole la muerte en forma instantánea. Los subversivos huyeron, y el automóvil fue encontrado después en la calle Rincón.
417. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Lucio Alberto Zuleta (16 Mar 76)
El 16 de marzo de 1976 el Cabo Livio Ramón Brizuela, teniendo como compañero al agente Lucio Alberto Zuleta, se encontraba de custodio de la Presidente de la Cámara de Diputados, legisladora Blanca Rodríguez, en Esteban de Luca al 5500 de Carapachay, Munro, Partido de Vicente López.
No le debe haber llamado la atención la aproximación al patrullero policial de una joven pareja que empujaba un cochecito de bebé. Al pasar frente a los nombrados policías, los subversivos, a los cuales se abría agregado otra mujer joven, tomaron las ametralladoras que llevaban en el cochecito y acribillaron al Cabo Brizuela y a su compañero el Agente Zuleta. Seguidamente se apoderaron de las armas y chapas de los abatidos. Completan la acción, arrojando granadas dentro del patrullero que iría a despedazar sus cuerpos.
418. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Livio Ramón Brizuela (16 Mar 76)
El suboficial asesinado tenía 35 años y fue asesinado junto al Agente Lucio Alberto Zuleta en las circunstancias expresadas.
419. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Jorge Cardozo (16 Mar 76)
Era casado y tenía 2 hijos de corta edad.
El 16 de marzo de 1976, el agente Cardozo integraba una patrulla de la Comisaría 3ra. de Mar del Plata, convocada para investigar la presencia de un automóvil sospechoso, por lo cual se dirigieron cerca de las 3 horas, a la intersección de las calles 150 y Solís, cerca de la Facultad de Ingeniería. Al comprobar que el vehículo había sido denunciado por robo, el Agente Cardozo se acercó a inspeccionarlo, cuando se produce la explosión de una poderosa bomba, accionada por un mecanismo trampa.
En el atentado muere instantáneamente el Agente Cardozo y también son heridos un subinspector y un sargento que lo acompañaban.
420. Agente de la Policía Federal Omar A. Galván (18 Mar 76)
Prestaba servicios en la Guardia de Infantería de la Policía Federal Argentina.
Al finalizar su jornada de servicio el día 18 de marzo de 1976, el Agente Galván se dirigía a su domicilio particular, en la localidad de Quilmes, cuando al llegar a la esquina de las calles Lamadrid y Dardo Rocha, fue atacado y abatido por disparos efectuados por tres subversivos. Los terroristas, que se desplazaban en un automóvil, lo alcanzaron con varias ráfagas de ametralladora que le causaron la muerte en el acto. Tras la emboscada y la sorpresa los terroristas se alejaron del lugar.
421. Agente de la Policía Prov. Córdoba Juan Carlos Benegas (18 Mar 76)
El Agente Banegas, el día 18 de marzo de 1976, se encontraba prestando servicios como custodia y seguridad de un funcionario provincial -Miguel Ángel Brochero- en la calle Arauco del Barrio Urca de la Ciudad de Córdoba. En esas circunstancias, subversivos que se habían acercado con disimulo, sorpresivamente le efectuaron dos disparos en la cabeza que le provocaron la muerte instantánea. Seguidamente le sacaron su arma reglamentaria y partes del uniforme.
Fue otra víctima de la organización autodenominada Montoneros.
422. Oficial Ayudante de la Policía Prov. Sta. Fe Daniel C. Cividini (18 Mar 76)
Había egresado de la Escuela Policial en diciembre de 1972. Contaba con 22 años de edad y una excelente foja de servicios. Estaba destinado en la Brigada de Explosivos, luego de realizar cursos de capacitación.
Cerca de las 15.30 horas, el 18 de marzo de 1976, el Oficial Ayudante Cividini se encontraba al mando de una Brigada de explosivos para inspeccionar un vehículo sospechoso, ya que poseía un número de chapa que pertenecía a otro vehículo robado. Se encontraba frente al número 144 de la calle Garibaldi, de Rosario, cuando se produce una poderosa explosión preparada por Montoneros, que proyectó el cuerpo a una distancia de cinco metros, provocándole heridas y mutilaciones que determinó su muerte en forma instantánea. Dos cabos que acompañaban al oficial recibieron serias lesiones y debieron ser internados en el Hospital Central Municipal.
423. Oficial Inspector de la Policía Prov. Bs. Carlos E. Navarro (22 Mar 76)
El oficial Inspector Navarro, tenía 30 años de edad y estaba casado.
Cerca de las 20 horas del día 22 de marzo de 1976, el Oficial Inspector llegaba a un taller mecánico en la esquina de Crovara y Cristanía, de Isidro Casanova. Antes de que pudiera ingresar, desde una pickup que lo acechaba, le efectuaron disparos de arma de fuego que lo hirieron de gravemente. Pese a que fue trasladado al Hospital Ramos Mejía, falleció una hora después.
424. Sindicalista señor Atilio Santillán (22 Mar 76)
El señor Atilio Santillán tenía 44 años, era casado y padre de 5 niños. Desde joven se dedicó a la actividad sindical. Se desempeñaba como Secretario General de la Federación Obrera Tucumana de la Industria del Azúcar -FOTIA-.
El 22 de marzo de 1976, se encontraba en Buenos Aires reunido con integrantes de la Comisión Directiva, cuando fueron sorprendidos por 4 terroristas (3 hombres y 1 mujer) que ingresaron al inmueble de la calle Rivadavia 1128 de la Capital Federal, asiento de la Filial de FOTIA. El sindicalista fue atado a una silla y uno de los terroristas le disparó con una escopeta dentro de la boca. Luego del asesinato, antes de darse a la fuga, encerraron a sus compañeros en otras oficinas de la Filial.
425. Comisario de la Policía Federal Ernesto M. Patetta (23 Mar 76)
Ingresó a la repartición en 1951. Tenía 43 años, era casado y tenía 2 hijos. Al ser asesinado revistaba en la Superintendencia Criminalística y era Delegado de la Policía Federal Argentina en San Juan.
El día 23 de marzo de 1976, alrededor de las 15 horas se desplazaba en un móvil de la repartición y en la intersección de las calles Mendoza y Estado de Israel, en la jurisdicción de Rawson, cuando es sobrepasado por un auto Fiat 125, desde donde tres individuos abrieron fuego con armas de gran calibre, provocándole heridas mortales.
426. Comisario Inspector de la Policía Federal Guillermo E. Pavón (30 Mar 76)
Había ingresado a la repartición en 1947. Revistaba en la Plana Mayor de la Policía Federal Argentina.
El día 30 de marzo de 1976, salió de su domicilio de la calle Hornos 387, de Villa Bosch, Partido de Caseros, para dirigirse a su destino. Muy próximo a su vivienda, cuando había tomado la calle Caferata y en la intersección con Caseros, desde una camioneta color verde, fue ametrallado con armas cortas y largas, que le provocaron múltiples heridas, causándole la muerte en forma instantánea. Los vecinos prestaron su ayuda pero poco pudo hacerse. El cabo Francisco Caleta, que era el conductor de la repartición recibió ocho impactos y fue trasladado en grave estado al Hospital Churruca. El coche desde el cual fueron agredidos y otro de apoyo lograron huir.
Fue ejecutado por Montoneros que realizaron esta emboscada, al amparo de la sorpresa y vistiendo las mismas ropas que la de los ciudadanos que defendían su libertad.
427. Sargento de la Policía Prov. Tucumán Pedro O. Fagioli (30 Mar 76)
Había ingresado a la Policía Tucumana el 1ro de febrero de 1961. Fue ascendido post mortem por el valor demostrado.
El Sargento Fagioli, perdió la vida el 30 de marzo de 1976, cuando realizaba un patrullaje en el centro de la Ciudad, mientras controlaba los documentos a unos sospechosos que resultaron ser subversivos, y que huyeron aprovechando la afluencia de transeúntes que dificultaban el paso del personal policial. Sin dudar un momento, el Sargento Fagioli se lanzó a la persecución de los que huían y que habían penetrado en una casa cercana de la calle Congreso. No titubeó de entrar y fue en ese momento que recibió una descarga de armas automáticas que le provocaron la muerte instantánea.
428. Comisario Inspector de la Policía Federal Anselmo Linardi (01 Abr 76)
Había ingresado en la Institución en febrero de 1921. Era casado. Se desempeñaba como Jefe de Administración de Patrimonio de la Superintendencia de Comunicaciones. Su muerte se produjo en idénticas circunstancias que la del Cabo Néstor Merli, que de describe en el párrafo siguiente.
429. Cabo de la Policía Federal Argentina Hugo Néstor Merli (01 Abr 76)
Estaba recién casado. La muerte del Comisario Inspector Anselmo Linardi y la del Cabo Merli se produjeron de la siguiente manera.
El jueves 1 de abril de 1976, el Comisario Inspector Linardi dejaba su domicilio de la calle Paso 1343 en Lomas Del Mirador, partido de la Matanza, para dirigirse a su destino, en un vehículo conducido por el Cabo Merli, cuando una camioneta amarilla ocupada por varios individuos sorpresivamente abrió fuego con diversas armas. Recibieron varios impactos antes de que pudieran defenderse. Finalmente cayeron gravemente heridos en el automóvil, para fallecer poco después el Comisario, mientras que el conductor Cabo Merli, alcanzó a descender, pero finalmente se desplomó sin vida.
Después de la agresión, los terroristas se llevaron las armas reglamentarias y huyeron cuando un hijo del Comisario les disparó desde el domicilio
430. Agente de la Policía Prov. Tucumán Pedro O. Santiago (02 Abr 76)
Prestada servicios en la Comisaría 1ra, de la Ciudad de Tucumán. Fue asesinado cuando aún no tenía un año en la repartición.
El 12 de abril de 1976, el Agente Santiago se encontraba franco de servicio, cuando eran aproximadamente las 20,00 horas. Al salir de un cine de Soldati y Estados Unidos, dos extremistas lo interceptan y le disparan con armas calibre 9 mm. desde corta distancia, por lo que no se pudo hacer nada. Murió instantáneamente. Como era habitual huyeron en un automóvil, luego de cometer el asesinato que tenían planificado.
431. Médico Dr. Rodolfo Oscar Leone (02 Abr 76)
Se desempeñaba como Jefe del Servicio Médico de la Cárcel de Olmos.
Siendo aproximadamente las 20.00 horas del 2 de abril de 1966, cuando el Doctor Leone se retiraba de la Clínica Mayo, en la Ciudad de la Plata y de la que era el Director, fue asesinado por una pareja terrorista, que cuando lo avistaron, lo sorprenprendieron con armas de fuego que le provocaron la muerte en forma instantánea.
432. Oficial Inspector de la Policía Federal Argentina Julio Bernain (09 Abr 76)
El día 8 de abril de 1976, poco antes del medio día el Oficial Inspector Bernain se dirige a tomar servicio en la Comisaría 50. Se desplazaba en un pequeño auto, cuando en la calle Monte del Barrio Parque, un automóvil le cerró el paso, efectuándole numerosos disparos, tras lo cual emprendieron la habitual y cobarde huída a toda velocidad. Fue socorrido inmediatamente por los vecinos, que solo pudieron comprobar que había sido alcanzado por numerosos disparos, que le provocaron la muerte en forma instantánea.
433. Agente de la Policía Prov. Tucumán Juan Carlos Silvetti (10 Abr 76)
Había ingresado en la Repartición el 27 de noviembre de 1976 y prestaba servicios en la Comisaría 2da. de la Provincia de Tucumán.
El 10 de abril de 1976, el Sargento Silvetti se encontraba de consigna en la puerta de entrada del Hospital del Niño Jesús de la Cuidad de Tucumán. Alrededor de las 23.30 horas, estaba ayudando a personas y niños que lo necesitaban. Por eso sería más fácil la aproximación de una mujer y tres hombres de Montoneros que llegaron hasta el Agente Silvetti y lo ametrallaron sin contemplación, para huir luego en un taxi robado.
434. Soldado del Ejército Argentino Mario Gutiérrez (10 Abr 76)
El 10 de abril de 1976, cayó abatido en un enfrentamiento el Soldado Mario Gutiérrez, en el Operativo Independencia. Su comportamiento fue ejemplar; encontró la muerte en cumplimiento de su deber. Tras el hecho, se inició la persecución de los elementos pero sin resultados positivos.
La Operación Independencia, fue una acción militar ordenada por el Poder Político Constitucional de la Nación, planeada a Nivel Estratégico Militar por el Estado mayor General del Ejército y ejecutada por el Comando del IIIer. Cuerpo de Ejército a través de sus elementos dependientes.
435. Sargento Primero de la Policía Federal Carlos E. Gasbarro (12 Abr 76)
El día 12 de abril de 1976, falleció el Sargento Primero Gasbarro, abnegado servidor público que había sido gravemente herido el 4 de abril. Ese día se encontraba de custodia en el Instituto Agote, en las calles Charcas y Darragueira. El hecho constituyó otra emboscada fácil y habitual de Montoneros, tras lo cual los terroristas huyeron con sus apoyos.
436. Sargento 1ro de la Policía Prov. Bs. As. Arturo Ángel González (12 Abr 76)
Revistaba en la Unidad Regional de San Martín, perteneciente a la Policía de la Provincia de Buenos Aires. El día 12 de abril de 1976, el Sargento Arturo Ángel González se encontraba en funciones como custodio particular, cuando fue emboscado y asesinado en la localidad de Caseros.
437. Suboficial Principal (R) de la Fuerza Aérea Alberto Carbone (13 Abr 76)
Nació el 29 de noviembre de 1931, en la Ciudad de Buenos Aires. Ingresó como voluntario aeronáutico de 2da. a la Dirección General de Aeronáutica Civil el 28 de diciembre de 1948.
Aproximadamente a las 7 horas del día 13 de abril de 1976, el Suboficial Principal (R) Alberto Cardone y un hijo, Agente de la Policía Federal Argentina, se hallaban en la finca, sita en Anchorena 1414, de la localidad de Santos Lugares, Provincia de Buenos Aires, cumpliendo tareas de custodia de un dirigente de la Empresa Good Year.
En esas circunstancias, desde una camioneta y un automóvil, en que viajaban dos hombres y dos mujeres, efectuaron una cerrada descarga con armas de fuego automáticas contra ambos, quienes sin poder defenderse del ataque, murieron en el acto. Al caer los dos custodios, descendieron de los vehículos y se apoderaron de las armas.
Antes de huir arrojaron gran cantidad de volantes de una organización subversiva. La revista Estrella Roja, en su crónica de Guerra Revolucionaria, se adjudicó los dos crímenes.
438. Agente de la Policía Federal Jorge A. Carbone (13 Abr 76)
Había ingresado a la repartición el 14 de noviembre de 1975. Al ser asesinado contaba con 19 años.
El Agente de la Policía Federal Argentina, falleció el 13 de abril de 1976 cuando se encontraba de custodia y seguridad de un dirigente de la Empresa Good Year, junto a su padre, el Suboficial Principal Carbone, como se relató en el párrafo anterior.
439. Ejecutivo señor Ricardo Jorge Kenny (14 Abr 76)
El señor Ricardo Jorge Kenny se desempeñaba como Gerente de Marketing y Distribución de Ventas de la empresa Chrysler Fevre Argentina. Tenía 35 años de edad, era casado y padre de un niño de 5 años. Había ingresado a la Empresa 15 años atrás alcanzando un cargo de gerencial, y que ocupaba al momento de su muerte.
Se encontraba en su domicilio ubicado en al calle Uruguay al 1200 de Morón, provincia de Buenos Aires, cuando un grupo de terroristas golpearon la puerta de la casa. El señor Kenny se asomó por una ventana lateral a la puerta de acceso para ver quien llamaba y en esa oportunidad fue acribillado en forma instantánea.
440. Capitán de Fragata José Guillermo Burgos (14 Abr 76)
Había nacido en la Capital Federal el 23 de diciembre de 1927. Ingresó a la Armada Nacional como cadete del Cuerpo de Ingenieros. Se recibió de Guardiamarina el 11 de diciembre de 1950. Al producirse su muerte se desempeñaba en la Dirección de Casco, Electricidad y Máquina Navales. Estaba casado y tenía 3 hijos, dos varones y una mujer.
El 14 de abril, siendo las 7 de la mañana, el Capitán de Fragata José Guillermo Burgos, salía de su domicilio en Olivos, Provincia de Buenos Aires. Lo acompañaba el Capitán de Navío Alberto Quevedo, cuando sorpresivamente fueron atacados por delincuentes subversivos, hombres y mujeres, desde un automóvil y otro vehículo de apoyo con ametralladoras y armas largas. El Capitán Burgos murió en el acto y el Capitán Quevedo pudo repeler el ataque y resultó ileso.
El atentado se difundió en Crónica de la Guerra Revolucionaria, en la revista Estrella Roja, donde se trascribe "Olivos. Un comando ajustició al capitán de fragata ingeniero José Burgos".
441. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. José Noriega (14 Abr 76)
442. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Vicente Leonardo Legiza (14 Abr 76)
443. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Juan Carlos Giménez (14 Abr 76)
444. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Antonio Hilario De La Vecchia (14 Abr 76)
A las 8 de la mañana del 14 de abril de 1976, los suboficiales pertenecientes a la Policía de la Provincia de Buenos Aires Noriega, Legiza, Giménez y De La Vecchia, se encontraban patrullando en un móvil la zona de Rafael Calzada. Al llegar a la esquina de San Martín y King fueron interceptados por dos camionetas que trasportaban hombres con uniformes verdes similares a los de la Armada, por lo que los policías fueron sorprendidos y ametrallados por subversivos Montoneros, desde distintos ángulos y con armas cortas. El vehículo perdió el control y se detuvo al caer en un pozo de poca profundidad. Después de este crimen los extremistas regresaron a sus camionetas y huyeron en dirección a la estación ferroviaria.
El único que sobrevivió fue el Sargento Noriega, que trasladado finalmente al Hospital Churruca falleció.
445. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Patricio Núñez (14 Abr 76)
El 12 de abril de 1976, el Cabo Patricio Núñez, transitaba por la Avenida Mitre, cuando fue interceptado por dos desconocidos que salieron a su paso, desde un bar próximo, y lo atacaron con disparos a corta distancia que le produjeron la muerte en forma instantánea. Los atacantes se dieron a la fuga en una camioneta que operaba de apoyo.
446. Cabo 1ro de la Policía Prov. Bs. As. Luis Manuel Gómez (16 Abr 76)
A las 20.30 horas del 16 de abril de 1976, tres desconocidos descendieron sorpresivamente frente a la puerta de Cristalerías Rigolleau, lugar donde se encontraban de seguridad el Cabo Primero Luis Manuel Gómez y el agente Hermenegildo Ruiz Díaz. Los subversivos abrieron fuego por la espalda a Gómez, mientras Ruiz Díaz alcanzaba a extraer su arma, con lo cual puso el fuga a los agresores Montoneros. Por la gravedad de las heridas el Cabo Primero Gómez falleció en el momento.
447. Agente de la Policía Federal Argentina Ricardo Hernández Lynch (20 Abr 76)
Tenía pocos años en la repartición. El día 20 de abril, el agente Lynch, al salir de su domicilio en la localidad de Ramos Mejía, para dirigirse a tomar servicio en el Departamento Central de Policía, fue interceptado en la vereda por varios subversivos que viajaban en un automóvil. Seguidamente los atacantes le abrieron fuego de armas automáticas hiriéndolo gravemente de varios impactos. Fue trasladado al Hospital Churruca, donde pese a los cuidados médicos, falleció el día 21 de abril por la tarde.
448. Agente de la Policía Prov. Tucumán Carlos Eduardo Maltez (20 Abr 76)
Prestaba servicio en la seccional 4ta. de Tucumán. Había ingresado recientemente a la Fuerza Policial de la Provincia.
Cuando al Agente Maltez, el día 20 de abril de 1976, se encontraba esperando un ómnibus en la parada de Independencia y Buenos Aires, de la Ciudad de Tucumán, se le aproximó una pareja que resultaron ser extremistas montoneros que buscaban asesinarlo. La mujer se le acercó por un lado para distraerlo, mientras que por el otro, el subversivo le efectuaba disparos con pistola calibre 11,25 mm. en la nuca. Perdió la vida momentos más tarde en el Hospital Ángel C. Padilla, donde había sido trasladado.
449. Ejecutivo señor Raúl Velazco (21 Abr 76)
La víctima tenía 45 años de edad y era casado. En el momento de su asesinato se desempeñaba como Jefe de Planta de la Cooperativa SANCOR, en Córdoba.
En horas de la mañana del 21 de abril de 1976, un grupo terrorista asaltó la Administración de la Cooperativa SANCOR, en Córdoba. Alrededor de las 9 de la mañana, tres hombres y dos mujeres se presentaron el la Planta y redujeron a la seguridad en forma violenta. Con posterioridad fueron a las oficinas de la fábrica y preguntaron por el Jefe Administrativo, que en esos momentos no se encontraba. Circulando por el resto de las oficinas se encontraron con el Jefe de Planta señor Raúl Velazco quien fue agredido físicamente. Trató de resistirse, por la que le efectuaron un disparo directo a la cabeza que lo mató instantáneamente.
En su huída arrojaron panfletos adjudicándose el hecho. Pertenecían a una unidad del ejército revolucionario del pueblo-ERP-.
450. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Juan Carlos Petrig (21 Abr 76)
Este agente de la Policía de la Provincia de Buenos Aires fue muerto y abandonado en la vía pública en la Ciudad de Adrogué, y encontrado poco más tarde, sin que estuviera establecido el origen del deceso. La crónica periodística así lo consigna.
451. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Remigio Adán Toledo (23 Abr 76)
Era casado y padre de tres hijos menores. Tenía 40 años y había ingresado a la Policía de la Provincia de Buenos Aires el 8 de junio de 1972. Prestaba servicios en la Seccional 1ra. de Olivos.
Siendo las 9.30 horas del 23 de abril de 1976, el Cabo Toledo salía de su domicilio de Moreno 727 en Quilmes, oportunidad en que vio un sospechoso a los pocos metros, por lo cual se dispuso a interrogarlo. Se dio debidamente a conocer como policía para ese cometido y recibió por toda respuesta una sorpresiva descarga de armas de fuego que le provocaron la muerte. El terrorista se dio inmediatamente a la fuga.
452. Comisario General de la Policía Prov. Tucumán Juan Sirnio (26 Abr 76)
Ingresó a la policía el 5 de agosto de 1953. Al momento de su asesinato se desempeñaba como 2do. Jefe del Comando de Operaciones Policiales.
La noche del 26 de abril de 1976, el Comisario Sirnio intentaba regresar a su domicilio conduciendo su automóvil. Por la calle Rondeau a la altura del 800, fue interceptado por una camioneta ocupada por un comando subversivo de Montoneros, que lo había estado vigilando de cerca, tras lo cual y antes de que el Jefe Policial pudiera dejar el volante, lo acribillaron con armas de diversos calibres, lo que le ocasionó la muerte en forma instantánea.
453. Coronel Abel H. E. Cavagnaro (26 Abr 76)
Nació en la Ciudad de Buenos Aires el 11 de diciembre de 1919. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 4 de marzo de 1940 y egresó el 28 de diciembre de 1943 con el grado de Subteniente del Arma de Infantería. Ente sus destinos se destacan el Colegio Militar de la Nación, la Escuela Superior de Guerra y el Comando en Jefe de Ejército, hasta que el 1970, pasó a retiro. Estaba casado y tenía un hijo.
Fue asesinado el 26 de abril de 1976 en oportunidad de ingresar a su domicilio.
En el Nro, 76 de la revista Estrella Roja, de fecha 17 de mayo de 1976, se relatan sus acciones. Entre elles, dice:"Un comando procedió a justiciar a un miembro del ejército contrarrevolucionario, coronel de infantería A, Cavagnaro"
454. Cabo Primero de la Prefectura Naval Juan de Dios Silva (03 May 76)
Nació el 8 de marzo de 1947, en la Ciudad de Eldorado, Provincia de Misiones. Ingresó a la Prefectura Naval Argentina el 30 de abril de 1966. En 1973 fue ascendido a Cabo Primero. Estaba casado y tenía 2 hijos varones.
El 8 de abril de 1976, en la localidad de Boulogne, Provincia de Buenos Aires, siendo aproximadamente las 10.45 horas, el Cabo 1ro Juan de Dios Silva y el señor Alejandro Rodríguez se encontraban apostados, en calidad de custodios particulares, en el domicilio de un directivo de los Laboratorios Pfizer. Imprevistamente fueron atacados por un grupo de desconocidos, quienes asesinaron a Rodríguez y dejan al Cabo 1ro. Silva gravemente herido. Trasladado al Hospital Naval "Cirujano Mayor Doctor Pedro Mallo", permanece internado hasta que el 3 de mayo de 1976 fallece.
El grupo subversivo terrorista del Ejército Revolucionario del Pueblo se atribuyó la autoría del hecho en la revista Estrella Roja, en su edición del 3 de mayo de 1976.
455. Sargento de la Policía de la Prov. Bs. As. Roque R. Zapata (03 may 76)
Nació en la Provincia de Entre Ríos y pertenecía a la Fuerza Policial desde el 12 de julio de 1960. Estaba casado y era padre de un niño de 7 años.
Pasadas las 15 horas del 3 de mayo de 1976, cinco subversivos (hombres y mujeres) que se desplazaban en una camioneta, dispararon con numerosas armas de fuego contra la Guardia de Prevención del Destacamento 47 del Cuerpo de Camineros de la Policía de la Provincia de Bs. As. Se produjo en consecuencia un intenso tiroteo con los defensores del Destacamento, tras lo cual quedó gravemente herido el Sargento Zapata. Trasladado a un centro asistencial fallece ese mismo día.
Los subversivos que estaban apoyados por otro móvil, logran huir.
456. Subcomisario de la Policía Prov. Bs. As. Juan Eugenio Brezovec (04 May 76)
Había nacido en la Ciudad de La Plata en 1937. Estaba casado y tenía 3 hijos de 11, 7 y 4 años. Se desempeñaba como al Subcomisario de la Seccional 3ra.
El día 4 de mayo de 1976, cerca de las 8.45 horas, en el momento que Brezovec ya había descendido de su coche y se encontraba hablando con un comerciante, en la esquina de Irala y Blas Parera, del Partido de Quilmes, cuatro individuos que estaban al acecho abrieron fuego sorpresivamente contra el policía, que nada pudo hacer. Fue acribillado con numerosos impactos. Los atacantes huyeron en un Peugeot 404 blanco.
457. Ejecutivo señor Pedro Jorge Rotta (05 May 76)
El señor Rotta era Ingeniero y se desempeñaba como Director de la Fábrica de Carrocerías y Montaje de Fiat en el Palomar, Provincia de Bs. As. Tenía 41 años de edad y había nacido en Italia. Estaba casado y era padre de tres hijos de 12, 9 y 8 años de edad.
El Ingeniero Rotta salió de su domicilio el 4 de mayo de 1976 y fue interceptado por un grupo terrorista que lo asesinó mediante disparos de armas automáticas.
458. Capitán José Antonio Ramallo (05 may 76)
Nació en Posadas, Misiones el 23 de junio de 1942. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 8 de marzo de 1961, del cual egresó como Subteniente del Arma de Infantería el 22 de diciembre de 1964.
El 5 de mayo de 1976 se tuvo información sobre un grupo subversivo que trataba de obtener alimentos en proximidades de Santa Mónica, Provincia de Tucumán, cuando se desarrollaba el Operativo Independencia. Una fracción propia fue destacada a la zona, reforzada por personal de inteligencia, a órdenes del Capitán Ramallo, sin llegar a localizar al oponente.
Al recibirse noticias de su desplazamiento, se dispuso del apoyo de un helicóptero artillado. Siendo las 22.00 horas se perdió contacto con la aeronave, la que fue declarada en emergencia. Tras intensa búsqueda, se encontró al aparato estrellado, en la zona de Santa Mónica, aproximadamente a 4 Km. de Santa Lucía.
En el lugar se hallaron los restos del siguiente personal: Capitán José Antonio Ramallo, Teniente César Ledesma (Piloto de Ejército), Sargento Walter Hugo Gómez y el Cabo Primero Carlos Parra.
459. Teniente César G. Ledesma (05 May 76)
Nació en la Ciudad de Buenos Aires, el 29 de mayo de 1948. Ingresó a la Escuela de los Servicios de Apoyo de Combate General Lemos el 31 de diciembre de 1972, Instituto del que egresó el 7 de diciembre de 1973 como Piloto de Ejército.
Se desempeñaba como piloto del helicóptero estrellado el 5 de mayo de 1976.
460. Sargento Carlos A. Parra (05 May 76)
Nació el 30 de noviembre de 1950 en Monte Caseros, Corrientes. Ingresó a la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral el 1ro de marzo de 1968, de la que egresó como Cabo. Murió en el helicóptero accidentado.
461. Sargento Walter Gómez (05 May 76)
Nació en Río Cuarto, Provincia de Córdoba el 18 de enero de 1950. Ingresó a la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral, el 1ro de marzo de 1968 y egresó como Cabo Conductor Motorista el 19 de diciembre de 1969. Murió en el helicóptero accidentado.
Todos los nombrados que fallecieron en el helicóptero accidentado en la zona de Santa Mónica, aproximadamente a 4 Km. de Santa Lucía, murieron en el cumplimiento del deber.
462. Ejecutivo señor José Pardal (06 May 76)
El señor Pardal era argentino, casado, de 37 años de edad. Se desempeñaba como Jefe de Relaciones Industriales de la Fábrica de Porcelanas Vervano y anteriormente Jefe de Personal de Canal 3, de Rosario.
Siendo aproximadamente las 6.30 horas, el señor Pardal salió con su vehículo particular del garaje ubicado en Intendente Lamas 1127 de Rosario, Provincia de Santa Fe. En esa oportunidad, fue sorprendido y atacado por dos individuos que circulaban en un coche y que descargaron sus armas de fuego contra la víctima, que fue alcanzada por dos impactos de bala, muriendo instantáneamente.
463. Ex Cadete de GN Roberto A. Araujo (07 May 76)
Había sido Cadete de Gendarmería Nacional en su adolescencia.
El señor Araujo salía de su domicilio sito en Manuela Pedraza 5767 de la Capital Federal, cuando de varios individuos que se desplazaban en camioneta lo atacaron con disparos de armas de fuego. El señor Araujo falleció momentos después.
En oportunidad del ataque, pasó por el lugar un sargento de la policía quien salió en defensa de la víctima, pero en el tiroteo con su arma reglamentaria salió herido, quedando inmovilizado. Los terroristas huyeron, y a pocas cuadras del lugar abandonaron la camioneta, fugando en otro vehículo.
464. Cabo 1ro del Ejército Martín Zárate (07 May 76)
El Cabo 1ro Zárate nació en Corrientes el 9 de junio de 1951. Ingresó a la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral el 2 de marzo de 1970 y egresó como Cabo del Arma de Infantería el 17 de diciembre de 1971.
Iniciada la Operación Independencia en febrero de 1975, en la Provincia de Tucumán, el 7 de mayo de 1976, en un enfrentamiento contra elementos subversivos pierde la vida, en cumplimiento del deber.
465. Mayor del Ejército Osvaldo Elio Reyes (09 May 76)
Nació el 5 de febrero de 1927 en la Provincia de Santa Fe. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 12 de marzo de 1945, y egresó como Subteniente del Arma de Ingenieros el 18 de diciembre de 1947. Obtuvo el título de Oficial de Estado Mayor en la Escuela Superior de Guerra. Se retiró el 17 de junio de 1963. Estaba casado y tenía 3 hijos.
Fue asesinado el 9 de mayo de 1976, aproximadamente a las 10.30 horas, por delincuentes subversivos, frente a su domicilio de Antártica Argentina al 4100, de la localidad de Ezpeleta.
La revista Estrella Roja, en su número 77 de fecha 31 de marzo de 1976 se adjudica el asesinato, indicando que procedió a ajusticiar al Mayor Osvaldo Reyes.
466. Cabo Policía de la Prov. Bs. As. Víctor M. Albelo (10 May 76)
Ingresó a la policía el 13 de noviembre de 1969. Era casado y padre de una niña de 5 años.
Aproximadamente a las 22 horas del 10 de mayo de 1976, una comisión policial en la que participaba el Cabo Albelo, procedió a interceptar en las calles Cadorna y Cruz Varela a un colectivo para control. Al descender con el resto del pasaje, 5 individuos dispararon sus armas y le dan muerte.
En su ataque indiscriminado, dieron muerte también a un al joven, Elías Castrón, hirieron a dos policías y a dos pasajeros.
467. Estudiante Diego Elías Castrón (10 May 76)
En las circunstancias narradas en el párrafo anterior, al descender del colectivo, los 5 individuos dan muerte al joven Castrón en forma indiscriminada, además del Cabo Albelo. No se pudo determinar antecedentes de la organización autora de estas muertes.
468. Oficial Principal de la Policía Federal Mario C. Giotti (13 May 76)
Este joven oficial tenía 37 años. Era casado y padre de 2 hijas.
Fue asesinado el día 13 de mayote 1976, con la habitual emboscada de ametrallar en circunstancias que los abnegados policías debían dejar su domicilio para concurrir a tomar servicio. Cuatro terroristas que se desplazaban en un automóvil le dispararon quitándole la vida.
469. Subteniente (Art. 17) Juan Toledo Pimentel (18 May 76)
Cumplía su Servicio Militar como Subteniente Médico en Comisión. Ello debido a que los profesionales podían solicitar prórroga para cumplir con la ley.
En este caso el Subteniente Pimentel, fue muerto en y por actos del servicio, como se detalla en el párrafo siguiente.
470. Sargento Enfermero General del Ejército Alberto E. Lai (18 May 76)
Fue muerto el 18 de mauo de 1976, en oportunidad de ser destinado a una ambulancia que se dirigía a Caspinchango, durante las operaciones realizadas en Tucumán (Operación Independencia). Además fallecieron el Subteniente (Art. 17) Pimentel y el Soldado Cajal.
471. Soldado del Ejército Argentino Carlos A. Cajal (18 May 76)
Su muerte se produjo en las mismas circunstancias anteriores. Cayó cumpliendo el Servicio Militar Obligatorio impuesto por una Ley de la Nación.
472. Oficial Principal de la Policía de Sta. Fe Félix O. Rodríguez (19 May 76)
Fue emboscado el día 19 de mayo de 1976 en la calle Iriondo y Córdoba, de Santa Fe. Los extremistas montoneros lo alcanzaron con nueve tres disparos, falleciendo inmediatamente.
473. Técnico de Agua y Energía Juan Carlos Gasparutti (19 May 76)
El señor Gasparutti tenía 45 años de edad y se desempeñaba como Técnico Ayudante de Mantenimiento de la Estación Transportadora de Agua y Energía.
El 19 de mayo de 1976, el señor Gasparutti retiraba su automóvil de un garaje situado el Presidente Roca y Viamonte de la Ciudad de Rosario cuando fue atacado por un grupo armado y recibió 16 impactos de bala de grueso calibre.
474. Soldado del Ejército Argentino Miguel Cucurullo (28 May 76)
Fue asesinado el 28 de mayo de 1976, en un enfrentamiento con subversivos en Campo de Mayo, mientras cumplía el Servicio Militar Obligatorio.
475. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Héctor Oscar Genolet (28 May 76)
Estaba casado y era padre un niño de 10 años.
El hecho ocurrió el día 28 de mayo de 1976, en la zona oeste del Gran Buenos Aires, cuando atacado sorpresivamente un móvil policial por terroristas que se desplazaban en dos vehículos. Los policías repelieron la agresión y en el intercambio de disparos perdió la vida el Cabo Genolet
476. Ejecutivo de Swift señor Miguel Salizotsky (28 May 76)
El señor Salizotsky, era argentino y tenía 59 años de edad. Se desempeñaba como Jefe de Seguridad Industrial del Frigorífico Swift.
Fue asesinado el 28 de mayo de 1976 en horas tempranas de la mañana, en la esquina de su domicilio en Saladillo, Provincia de Buenos Aires. El crimen fue ejecutado por varias personas jóvenes que se desplazaban en un vehículo y que le dispararon con armas automáticas.
El ERP, en su órgano de prensa Estrella Roja, se adjudicó el asesinato, indicando que fue efectuado por el Comando Segundo Gómez.
477. Ayudante de 3ra del Servicio Penitenciario Federal Abel O. Zárate (07 Jun 76)
Estaba casado y tenía 3 hijos, 2 varones y una niña.
Estaba destinado en el Instituto de Detención de la Capital Federal -Unidad 2-, cuando el 7 de junio fallece víctima de un atentado subversivo.
478. Decano señor Juan Luis Nogueira García (09 Jun 76)
El señor Juan Luis Nogueira García, se desempeñaba como Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Córdoba.
En momentos que abandonaba la Facultad el 9 de junio de 1976, fue asesinado por varios individuos jóvenes, entre los cuales había una mujer. La víctima se encontraba acompañado por un secretario administrativo, cuando fueron amenazados por tres individuos, quienes dejaron en libertad al secretario, mientras obligaban al Decano dirigirse a un lugar próximo, disparándole un balazo por la espalda. Al caer al suelo, la mujer lo remató con otros disparos que le ocasionaron la muerte en forma instantánea, para luego darse a la fuga.
No se obtuvieron antecedentes de su autoría, aunque los indicios indicaban que fue realizado por el terrorismo subversivo.
479. Ejecutivo de Swift Oscar Héctor Fiora (10 Jun 76)
El señor Fiora era Gerente de la Planta Frigorífica Swift y fue asesinado el 10 de junio de 1976, en la esquina de Leandro N. Alem y Jerez, de la localidad de Ensenada. Fue encontrado por personal policial, en un automóvil atravesado, con las luces encendidas, ya sin vida y presentaba múltiples impactos de bala.
No se encontraron antecedentes de la autoría de este crimen, aunque existen evidencias de que los autores pertenecían a una organización subversiva, posiblemente del ERP.
Hacía 13 días que había sido asesinado otro ejecutivo de la misma empresa, el señor Miguel Salizostsky (28 May 1976).
480. Capitán de Corbeta Jorge R. Bigliardi (13 Jun 76)
Estaba casado y era padre de dos hijos de 8 y 6 años.
Su muerte se produjo el 13 de junio de 1976, en circunstancias de salir de su domicilio, en calle 8 y 53, de la Ciudad de La Plata, oportunidad que fue atacado por elementos subversivos. Según versiones, el asesino habría sido un vecino de su propio edificio, con quien se había saludado minutos antes.
481. Funcionario de INTA Doctor Pedro Etchevehere (14 Jun 76)
El Doctor Etchevehere, de 52 años, se desempeñaba como funcionario en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA-. Era doctor en Ciencias Naturales y docente, habiendo realizado tareas en la Secretaría de Agricultura y Ganadería. Estaba casado y tenía 2 hijos.
El 14 de junio de 1976 en oportunidad de encontrase dentro de su automóvil listo para salir desde su casa particular, en el barrio de Flores, irrumpieron dos hombres armados que le dieron muerte acribillándolo a balazos. Murió antes de llegar al Hospital Álvarez, cuando era trasladado por vecinos que lo socorrieron.
Los criminales huyeron en un automóvil. Posteriormente se conoció que los autores del cruel e irracional crimen pertenecían a la organización Comunista Poder Obrero.
482. Coronel Juan Carlos Mendieta (15 Jun 76)
Se retiró en 1971.
El 15 de junio de 1976, en proximidades del Parque Centenario de la Ciudad de Buenos Aires, el Coronel Mendieta fue asesinado por elementos subversivos pertenecientes al autodenominado Ejército Revolucionario del Pueblo -ERP-.
El ERP emitió un Parte de Guerra que fue distribuido en la vía pública, donde se indicaba que fue muerto por un Comando de la Unidad Sosa Leiva, al resistirse con un arma.
483. Oficial Principal de la Policía Prov. Bs. As. Bonifacio Ferreira (15 Jun 76)
Pertenecía a la Seccional 6ta. con asiento en Tolosa, Provincia de Buenos Aires.
El día 15 de junio de 1976, al salir de su domicilio, fue emboscado por los extremistas que lo estaban acechando, asesinándolo en la puerta de su casa en momentos en que se dirigía a tomar su servicio diario
484. General Brigada Cesario A. Cardozo (18 Jun 76)
Estaba casado y era padre de tres hijos.
El General Cardozo murió el 18 de junio de 1976 por efecto de la explosión de una bomba colocada debajo del colchón de su cama, por Ana María González, de 18 años de edad, compañera de estudios y amiga de una hija del extinto, que en la tarde anterior concurrió a la casa con el pretexto de estudiar, como solía hacerlo habitualmente. Como consecuencia de la onda expansiva sufrió heridas su esposa y una hija.
La revista Evita Montonera reproduce un reportaje que la revista española Cambio 16 le hace a Ana María González (que colocó la bomba) y a su jefe Mendizábal, pertenecientes a la organización Montoneros.
485. Teniente de Fragata Jorge Mayol (19 Jun 76)
Estaba casado y tenía un hijo
El 19 de junio de 1976 se produce un enfrentamiento armado, en horas de la noche, entre una columna operativa de la Armada y una cédula de la organización subversiva Montoneros, en un edificio de departamentos de la Ciudad de Buenos Aires, en la calle Virrey del Pino y Avenida Cabildo en el Barrio de Belgrano.
Los terroristas, desde el departamento donde se encontraban, lanzan hacia el palier una granada de mano, la cual es tomada por el Teniente de Fragata Jorge Omar Mayol; este cubre con su cuerpo a sus camaradas y fallece en la explosión, que hiere a otros camaradas y durante la confusión por atender a los heridos, en la oscuridad, los terroristas huyen.
486. Empresario señor Osvaldo R. Trinidad (21 Jun 76)
El señor Osvaldo R. Trinidad era Gerente de Relaciones Industriales el Frigorífico Swift en la localidad de Berisso, Provincia de Buenos Aires.
El 21 de junio de 1976, el señor Trinidad salía de su domicilio para dirigirse a su trabajo, cuando un grupo que pasaba en un vehículo que lo había estado esperando, le disparó con armas automáticas cayendo muerto en el lugar. Unos días antes habían asesinado al señor Salizotsky y al señor Fiora, del mismo frigorífico.
Si bien no se hallaron antecedentes sobre su autoría, es muy probable que el señor Trinidad y el señor Fiora hayan sido asesinados por el ERP, autor confeso del primero de los asesinatos de los tres ejecutivos del Frigorífico.
487. Cabo de la Policía de Sta. Fe Raúl Cárdenas (27 Jun 76)
Estaba casado y era padre de 6 hijos de corta edad; tenía 29 años de edad al ser asesinado.
En la Ciudad de Rosario, el día 27 de junio de 1976, una patrulla observó a una camioneta sospechosa que se desplazaba a exceso de velocidad. Perseguida hasta ser obligada a detenerse, descendió del vehículo un sujeto y se introdujo rápidamente en el número 3542 de la calle Italia. Al aproximarse los policías que querían identificarlo, recibieron disparos que hirieron de muerte al Cabo Raúl Cárdenas, mientras quedaban heridos sus dos compañeros.
487. Ejecutivo Empresa Renault Horacio Zarracán (29 Jun 76)
El Ejecutivo señor Horacio Zarracán vivía en Ciudad Tardía, un barrio de la Ciudad de Córdoba. Alrededor de las 7 horas salía para dirigirse a su trabajo en la Planta de Motores de la Fábrica Renault Argentina, donde se desempeñaba como Superintendente.
A la hora señalada se encontraba en la puerta de su casa en compañía de Mario Ricardo, quien también trabajaba en Renault, cuando se le acercó una pareja joven y sin mediar palabra lo ametrallaron de inmediato mientras que su compañero, alcanzado también por la metralla, quedó herido. Los asesinos subieron a un vehículo que se acercó y escaparon rápidamente.
Si bien todos los indicios indican que los asesinos fueron terroristas de una organización subversiva de izquierda, no se pudo obtener datos de su autoría.
489. Sargento del Ejército Rubén G. Favale (01 Jul 96)
Falleció el 1 de julio de 1976, en momentos que salía de su domicilio en la calle Céspedes 2150 de la Ciudad de Ramos Mejía. Lo ametrallaron desde un vehículo ocupado por delincuentes subversivos. Como consecuencia de las heridas dejó de existir en el Instituto de Cirugía de Haedo.
490. Sargento 1ro de la Policía Federal José A. Fernández (01 Jul 96)
491. Sargento de la Policía Federal Pedro Ramos (01 Jul 96)
Ambos policías fueron asesinados el día 1 de julio de 1976, en un hecho en el cual no pudo precisarse con claridad si se trató de una acción terrorista, dado que ninguna organización se adjudicó el hecho.
El hecho sucedió en la esquina de las calles Franklin y Trelles de la Capital Federal, donde fueron abatidos en un enfrentamiento, en el cual hubo gran intercambio de disparos.
492. Empresario seños Oscar Belloso (01 Jul 96)
El seños Oscar Belloso era Ingeniero y se desempeñaba como Gerente de Producción de la Empresa Rheem (fabricante de artefactos del hogar). Tenía 49 años y estaba casado.
El 1 de julio de 1976, en oportunidad en que el ingeniero Belloso salía de su domicilio de la Ciudad de Adrogué, Provincia de Buenos Aires, y se disponía a subir a su automóvil estacionado en la calle, dos jóvenes lo agarraron e intentaron introducirlo en otro vehículo, con la evidente intención de secuestrarlo, por lo que la víctima inició una resistencia que terminó cuando los terroristas le efectuaron varios disparos hasta darle muerte. Luego escaparon en el vehículo que los trasportaba.
No se obtuvieron otros antecedentes del hecho ni tampoco la identificación de los autores, aunque no existen dudas de su pertenencia a alguna organización terrorista subversiva.
493. Oficial Ayudante de la Policía Federal Alejandro Castro (02 Jul 76)
494. Cabo de la Policía Federal Ernesto Agustín Suani (02 Jul 76)
495. Cabo Primero de la Policía Federal Carlos Shand (02 Jul 76)
496. Sargento de la Policía Federal Juan Paulik (02 Jul 76)
497. Sargento de la Policía Federal Modesto Muñoz (02 Jul 76)
498. Sargento de la Policía Federal Bernardo Roberto Tapia (02 Jul 76)
499. Supernumerario de la Policía Federal David Ezequiel Di Nuncio (02 Jul 76)
500. Oficial Inspector de la Policía Federal David Ron (02 Jul 76)
501. Suboficial Auxiliar de la Policía Federal José Hilario Cavasco (02 Jul 76)
502. Sargento de la Policía Federal María Esther Pérez Couto(02 Jul 76)
503. Sargento (R) de la Policía Federal Romualdo Rodríguez (02 Jul 76)
504. Sargento de la Policía Federal Bernardo Zapi (02 Jul 76)
505. Agente de la Policía Federal José Roberto Iacovello (02 Jul 76)
506. Agente de la Policía Federal Juan C. Blanco (02 Jul 76)
507. Agente de la Policía Federal Alicia Esther Lunati (02 Jul 76)
508. Agente de la Policía Federal Ernesto Alberto Martinzo (02 Jul 76)
509. Cabo de la Policía Federal Genaro Bartolomé Rodríguez (02 Jul 76)
510. Sargento de la Policía Federal Adolfo Chiriano (02 Jul 76)
511. Cabo de la Policía Federal Elba Hilda Gazpio (02 Jul 76)
512. Cabo de la Policía Federal Vicente Iore (02 Jul 76)
Los veinte policías nombrados fueron asesinados el día 2 de julio de 1976, cuando en la pausa de la jornada se produjo una poderosa explosión en el Comedor del Personal de la Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal Argentina, ubicada en la Planta baja del edificio en Moreno 1417, de la capital Federal.
Fue un asesinato indiscriminado. Fue el atentado que más víctimas produjo. Este hecho terrorista fue cometido por Montoneros.
El terrorista de dicha organización Mendizábal y la subversiva Ana María González en una entrevista que concedió a Cambio 16, declararon que la organización montonera había ejecutado el atentado a la Superintendencia de Coordinación Federal, habiendo colocado en el comedor de la citada repartición un poderoso explosivo que estalló a la hora del almuerzo.
En el atentado además de fallecer 20 integrantes instantáneamente, días después fallecieron el supernumerario Ramón Arias, el Sargento Marta Olga Pérez de Bravo y el Oficial Ayudante Héctor A, Castro. El total de heridos fue de 60 policías, 11 de ellos de gravedad.
513. Sra. Josefina Cepeda (02 Jul 76)
Estaba almorzando con su amiga, Cabo de la Policía Federal Argentina Elba Hilda Crespo, falleciendo en la explosión del Comedor del Personal de la Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal Argentina.
514. Cabo de la Policía de la Prov. Bs. As. Carlos Giménez (02 Jul 76)
Estaba casado y tenía 2 hijos menores.
En Sarandí, Jurisdicción de la Comisaría 4ta. de Avellaneda, en circunstancias de efectuarse un control en la Villa de Pico y Cangallo, se produjo el día 1 de julio un enfrentamiento armado, en el cual resultaron abatidos dos delincuentes subversivos y fue herido de gravedad el Cabo Giménez, junto a otro compañero. Falleció finalmente el día 2 de julio de 1976.
515. Abogado Ángel G. Pisarello (02 Jul 76)
Abogado radical de la Ciudad de Tucumán, fue encontrado en el Parque Aguirre de la Ciudad de Santiago del Estero, muerto y rodeado de panfletos firmados por un "Comando Grupo Lezcano", en que lo calificaban como traidor a la causa de esa organización y a quien imputaban haber entregado a varios de sus integrantes. Tenía algunas señales de tortura y habría muerto antes de haber sido "ajusticiado" ya que no presentaba heridas, aunque tenía señales que pudieran haber sido producto de torturas.
516. Supernumerario de la Policía Federal Ramón Arias (07 Jul 76)
517. Sargento de la Policía Federal Marta Olga Pérez de Bravo (07 Jul 76)
Fallecieron el 7 de julio como consecuencias de las heridas recibidas en la explosión del Comedor del Personal de la Superintendencia de Seguridad Federal.
518. Vicecomodoro Roberto M. Echegoyen (10 Jul 76)
Estaba casado y era padre de tres hijos. El 29 de abril de 1976 fue secuestrado en la Provincia de Buenos aires. El 10 de julio fue asesinado mediante un disparo en la nuca, mientras dormía en la guarida donde permanecía secuestrado. El cadáver se encontraba encadenado y recientemente ultimado, cuando las fuerzas del orden penetraron en la casa.
La organización subversiva PRT-ERP se adjudicó el hecho, que fue publicado en la revista Estrella Roja de mayo de 1976.
519. Oficial Ayudante de la Policía Federal Héctor A. Castro (11 Jul 76)
Falleció el 11 de julio como consecuencias de las heridas recibidas en la explosión del Comedor del Personal de la Superintendencia de Seguridad Federal.
520. Sargento Primero del Ejército Eligio Osvaldo Molina (14 Jul 76)
Era soltero. Tenía 33 años de edad y único sostén de hermanas ciegas.
Falleció el 14 de julio de 1976, cuando formaba parte de una fracción que efectuaba el control de ruta sobre el camino a Pajas Blancas. Al advertir que un rodado detenido esperando su control, inicia un movimiento aparentemente para dar vuelta y evitarlo, sorpresivamente le abren fuego hiriéndolo de gravedad. Evacuado al Hospital Militar de Córdoba y luego al Hospital Militar Central, dejó de existir.
521. Sargento de la Poliçía Prov. Bs. As. Fructuoso José Arati (15 Jul 76)
El día 15 de julio de 1976 en Ameghino y Chacabuco, de Avellaneda, mientras efectuaba un control de automotores e intentaba identificar a su conductor, fue agredido por sorpresa con armas de fuego y perdió la vida. Luego se sabría que el vehículo había sido robado horas antes por tres hombres y una mujer, todos jóvenes.
522. Capitán del Ejército Juan Carlos Leonetti (19 Jul 76)
Estaba casado y era padre de 3 hijos.
El 19 de julio de 1976, una patrulla del Ejército localizó en Villa Martelli, Provincia de Buenos Aires, el refugio del jefe del ERP, Roberto Santucho, quien se encontraba reunido con su segundo, Benito Urteaga y otros subversivos.
El Capitán Leonetti encabezó la operación. Una vez cercados se intimó a la rendición a los guerrilleros. Estos, en lugar de acatar la orden de rendición, abrieron fuego, originándose un intenso tiroteo en el cual el Capitán cae muerto. El asalto terminó con la muerte de Roberto Santucho, Benito Urteaga y otros tres subversivos.
En el lugar se encontró importante material y listados de personas que se adherían a ese movimiento subversivo. La caída de las máximas figuras del ERP, fue seguida de un progresivo debilitamiento de la agrupación subversiva.
523. Comisario Inspector de la Policía Prov. Tucumán Timoteo Marcial (25 Jul 76)
El 25 de junio de 1976, en la calle Crisóstomo Álvarez 2588 de la Ciudad de San Miguel de Tucumán, en un enfrentamiento armado de las fuerzas legales contra un grupo de Montoneros, perdió la vida el Comisario Inspector Marcial.
524. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Ramón Emilio Reno (26 Jul 76)
Era casado y tenía un hijo de 4 años.
El día 26 de julio de 1976, mientras el Agente Reno se encontraba dentro de un comercio de San Justo, junto a un hermano, fue sorprendido por terroristas que lo seguían y que también ingresaron al local. Luego de inmovilizarlo, lo colocaron de espalda y lo ametrallaron. La acción de los cuatro extremistas iba a completarse con un tiro de gracia que le dieron en la cabeza. Luego de sacarle su arma y el dinero que portaba, se dieron a la fuga en un coche que los esperaba.
525. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Francisco Gerónimo Aquino (28 Jul 76)
Era casado y padre de 2 hijos.
El 28 de julio de 1976, en la intersección de las calles Río Deseado e Ituzaingó de Loma Hermosa, Partido de 3 de febrero, el Cabo Aquino, fue asesinado en una emboscada terrorista. Fue ametrallado por un grupo subversivo que se desplazaba en automóvil; luego de dispararle le sacaron el arma reglamentaria, dándose a la fuga tal como lo exigían los ejercicios de tiro de los subversivos terroristas.
526. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Roberto Panoso Galeano (28 Jul 76)
Había ingresado a la policía el 1 de febrero de 1975. Al ser asesinado tenía 26 años de edad.
El 28 de julio de 1976, el Agente Galeano terminaba su servicio adicional en una institución bancaria de la zona. Al llegar a la intersección de las calles Sargento Palma y José Crotto, Partido de Tres de febrero, fue ametrallado desde un automóvil ocupado por cuatro individuos jóvenes, que sin darle oportunidad alguna lo acribillaron a balazos. Entre los atacantes había una mujer. Luego de arrebatarle el arma reglamentaria arrojaron panfletos de la organización subversiva terrorista Montoneros.
527. Cabo del Ejército Jorge Antonio Bulacio (10 Ago 76)
Nació en San Fernando del Valle de Catamarca el 2 de noviembre de 1954. Ingresó el 6 de marzo de 1972 a la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral, de donde egresó como Cabo del Arma de Comunicaciones el 15 de diciembre de 1973. Su último destino fue el Batallón de Comunicaciones 141, ubicado en la Provincia de Córdoba. Era soltero.
El 10 de agosto de 1976, cerca de las 14 horas, el Cabo Bulacio transitaba por la Ruta Nacional Nro. 9. Iba en comisión del servicio conduciendo un camión del Batallón que trasportaba apoyo logístico. Al ver unas señales de auxilio de dos personas detenida en la ruta se detiene. Este proceder le costó la vida, porque era una emboscada. Fue rodeado y asesinado a sangre fría. Después de arrojar bombas molotov al vehículo, los atacantes huyen en su propio vehículo. Dos soldados logran salvar la vida al ordenarles el cabo Bulacio, descender y resguardarse como precaución.
528. Empleado del Ejército Francisco Daniel Righetti (13 Ago 76)
El señor Francisco Daniel Righetti era empleado civil del Ejército. Estaba casado.
El 13 de agosto siendo aproximadamente las 17 horas, se hallaba recorriendo el Barrio Alberdi de la Ciudad de Córdoba. En esa oportunidad su acompañante creyó reconocer a un terrorista buscado por el asesinato del Sargento 1ro del Ejército Eligio O. Molina. Al detener el vehículo los terroristas emprendieron veloz carrera. Iniciada la persecución, se refugiaron en una casa, sita en Francisco Rivera al 188.
Se produjo un enfrentamiento en el que participó el Comando Radioeléctrico que había sido alertado. En un momento uno de los subversivos arrojó una granada que explotó a los pies del señor Righetti, causándole la muerte. El terrorista pudo ser abatido, resultando ser Rafael Ángel Grimald (a) Negro Lito, quien tenía "jerarquía interna de oficial" de la organización Montoneros, siendo responsable de otros atentados y asesinatos.
529. General de Brigada Omar Carlos Actis (18 Ago 76)
Nació en Oliva, Provincia de Córdoba, el 25 de abril de 1920 e ingresó en el Colegio Militar de la Nación el 4 de marzo de 1941, de donde egresó como Subteniente del Arma de Ingenieros el 15 de julio de 1944. Ascendió a General de Brigada en 1969. Estaba casado y tenía dos hijos. Pasó a retiro en 1973, y fue nombrado Administrador General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales y en el momento de su muerte se desempeñaba como Presidente del Ente Autárquico Mundial 78. Estaba casado y tenía 2 hijos.
Aproximadamente a la 09.45 horas del 19 de agosto de 1976, un comando subversivo que chequeara los movimientos del General, ejecutó finalmente la acción de eliminación en la calle Las Flores de la localidad de Wilde, con un primer disparo que lo hirió gravemente en el hombro y la cabeza, mientras guiaba su automóvil sin acompañante. Herido y con el coche sin gobierno, fue ultimado desde ambos lados del vehículo por tres o cuatro subversivos.
El hecho tuvo amplia repercusión debido a que se desempeñaba como titular del organismo que tenía a su cargo la preparación del Campeonato Mundial de Fútbol a disputarse en Argentina en 1978.
530. Sr. Carlos A. Bergometti (19 Ago 76)
El señor Carlos A. Bergometti se desempeñaba como Subjefe de Planta de Material Ferroviario de Fiat Concord, sita en Córdoba. Tenía 38 años y estaba casado.
El hecho se produjo en oportunidad de abandonar su vivienda para dirigirse a su trabajo. En esas circunstancias lo interceptaron dos individuos que, portando escopetas de repetición, le efectuaron varios disparos que le ocasionaron la muerte.
Los atacantes, pertenecientes a la organización Montonera, pintaron leyendas subversivas en el automóvil de la victima. La empresa en señal de duelo, dispuso el cierre de las plantas industriales.
531. Sr. Daniel Andrés Cash (07 Set 76)
El señor Daniel Andrés Cash tenía 52 años, y hacía 34 que prestaba servicios en el Banco Nación Argentina, desempeñándose como Subgerente General cuando es asesinado.
El hecho se produjo al salir de su domicilio de la calle Beruti 458 del Barrio de Palermo de la Capital Federal, para trasladarse por medio del subterráneo a la Casa Central del Banco donde trabajaba. En esas circunstancias, frente al edifico donde vivía, fue atacado por un individuo que le disparó a quemarropa con una escopeta Itaca o similar. Alcanzado en la cabeza, Cash cayó al suelo, donde recibió otros disparos. De inmediato el agresor subió a un automóvil que se alejó, tras arrojar volantes impresos de la organización terrorista subversiva Montoneros.
532. Sr. Carlos B. Balza (09 Set 76)
El señor Carlos B. Balza era Supervisor de Servicios Administrativos de la Empresa Automotriz Chrysler Fevre Argentina. Estaba casado y era padre de 2 hijos.
El día 9 de setiembre de 1976, siendo aproximadamente las 20 horas, cuando ingresaba a su domicilio en Ramos Mejía, varios individuos que se desplazaban en dos autos le dispararon varias ráfagas de ametralladora que le produjeron la muerte en el acto.
El órgano de prensa del ERP en su página Crónicas de la guerra revolucionaria, en los hechos correspondientes a setiembre, consignaba el "ajusticiamiento" de la víctima.
533. Comisario de la Policía Federal Carlos M. Baldovino (12 Set 76)
Nació en Concordia, Entre Ríos. Estaba casado y ere padre de una hija. Revistaba como Jefe Delegación Bahía Blanca de la Policía Federal Argentina y se encontraba con unos pocos días de licencia en Buenos Aires.
Aproximadamente a las 12.30 horas del 12 de setiembre de 1976, en momentos en que ascendía a su automóvil estacionado frente a su domicilio de Bauness 2150 en el barrio de Villa Urquiza, en forma imprevista fue atacado desde atrás por dos hombres jóvenes vestidos con ropas sport y que debajo de sus camperas llevaban ametralladoras. Había recibido un llamado telefónico en relación a su vehículo, por lo que salió de su casa. Luego de que el Oficial recibiera más de 30 disparos, los montoneros huyeron en un vehículo que los estaba aguardando.
534. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Hugo Pellegrina (12 Set 76)
535. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Carlos González (12 Set 76)
536. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe José N. Gutiérrez (12 Set 76)
537. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Juan M. Sevich (12 Set 76)
538. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Darío A. Pietramini (12 Set 76)
539. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Andrés Acosta (12 Set 76)
540. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Hipólito Alfonsi (12 Set 76)
541. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Jorge Ferris (12 Set 76)
542. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe José L. Boggino (12 Set 76)
Los 9 Cabos, integrantes de la Policía de la Provincia de Santa fe, fallecieron como consecuencia del atentado terrorista que se relata a continuación.
La tarde del 12 de setiembre de 1976, los Cabos Pellegrina, González, Gutiérrez. Sevich, Pietramini, Acosta, Alfonsi, Ferris y Boggino, habían cumplido con la vigilancia policial en el deporte en Rosario, y regresaban por la calle Junín hacia el cuartel, en el transporte de la Repartición Policial.
La emboscada no sería difícil y el coche bomba preparado por la organización subversiva Montoneros, estalló al paso del transporte de la repartición policial provocando el cruel asesinato de estos nueve policìas y de un matrimonio, el señor Oscar W. Ledesma y su esposa Irene A. Dip e hiriendo a una hija de ambos de 15 años de consideración.
543. Sr. Oscar Walter Ledesma (12 Set 76)
544. Sra. Irene A. Dip de Ledesma (12 Set 76)
Murieron en las circunstancias relatadas en el caso anterior..
545. Sargento 1ro. del Ejército José Ángel Montesano (14 Set 76)
Nació en la Capital Federal el 15 de mayo de 1920. Ingresó al Ejército como Aspirante en la Escuela de Artillería de Campo de Mayo en febrero de 1942 y ascendió a Cabo de Artillería el 31 de diciembre de ese mismo año. Alcanzó el grado de Sargento en 1948 y pasó a situación de retiro en diciembre de 1952. Estaba casado y tenía una hija.
El 14 de setiembre de 1976, el Sargento 1ro. Montesano se encontraba en el local de su pequeño negocio que tenía sobre la calle Rivadavia, en Valentín Alsina, cuando dos personas, interrumpieron donde se encontraba y lo asesinaron. Dispararon desde corta distancia y por sorpresa y los numerosos impactos le ocasionaron la muerte.
La organización Montoneros sería la que ejecutó el crimen, según difundieron las Fuerzas Legales.
546. Sr. Juan Gerardo Lipple (20 Set 76)
El señor Juan Gerardo Lipple era ejecutivo de los Laboratorios Schering.
El 20 de setiembre salió de su domicilio sito en Crámer 1879 de la Capital Federal, alrededor de las 8 horas, y caminó unos metros hasta Sucre y Vidal en donde al parecer iba a esperar un medio de transporte. En esas circunstancias un individuo que estaba en el lugar -posiblemente conocía la rutina del señor Lipple- lo atacó disparándole con una pistola. La víctima se desplomó sobre la calzada, junto al borde de la acera. En ese momento, otro terrorista que descendió de un automóvil, le efectuó otros disparos con una pistola ametralladora.
Tras cometer el hecho, los asesinos subieron a un vehículo donde los esperaba un tercero y huyeron, arrojando volantes de una organización subversiva. Lo periódicos no aclararon los pies de imprenta de los volantes arrojados, por lo que se desconoce la organización autora.
547. Teniente Coronel Geofredo G. Peralta Astudillo (22 Set 76)
Nació en Pergamino, Provincia de Buenos Aires el 21 de marzo de 1903. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 1 de marzo de 1922 y egresó como Subteniente del Arma de Infantería el 22 de enero de 1925. El Teniente Coronel Geofredo Gualberto Peralta Astudillo, pasó a situación de retiro el 6 de junio de 1951. Estaba casado y tenía 3 hijos.
El día 22 de setiembre de 1976, en horas de la madrugada, Peralta Astudillo se aproximada a su casa en las inmediaciones de las calles Baracaldo y Quesada, en Escobar, cuando fue interceptado por 4 individuos. Uno de los atacantes le disparó directamente al corazón, dejándolo mortalmente herido, tras lo cual huyeron en un automóvil.
Por las horas y las características no se pudo conocer otros detalles del atentado
548. Sargento Primero del Ejército Rosario Elpidio Tejeda (23 Set 76)
Nació en octubre de 1943 en Las Cañas, Provincia de Catamarca. Ingresó al Ejército el 22 de febrero de 1960, cuando se incorporó a la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral, y egresó de dicho Instituto en diciembre de 1962 como Cabo del Arma de Infantería. Fue designado para representar al Ejército Argentino en pentatlón y otras competencias. En 1973 prestó servicios en el Cuerpo de Ejército III, con destino en el Destacamento de Inteligencia 141, Córdoba. Estaba casado y tenía 3 hijos.
Dentro de las acciones de las fuerzas legales, el 23 de setiembre se intentaba ubicar una imprenta clandestina en la calle Rosario de Santa Fe, de la Ciudad de Córdoba. Al llegar los efectivos de la IV Brigada de Infantería Aerotransportada al domicilio sospechoso, fueron recibidos con disparos de armas de fuego desde el interior, perdiendo la vida en acción el Sargento Primero Rosario Elpidio Tejeda.
El resultado de la operación, significó el desmantelamiento de la capacidad de propaganda y falsificación que disponía la organización subversiva Montoneros.
549. Suboficial de la Policía Federal Ariel D. Acuña (27 Set 76)
Prestaba servicios en al División Custodios de la Policía Federal Argentina.
Aproximadamente a las 11 horas del día 27 de setiembre de 1976, abandonaba su domicilio en el Barrio de San Cristóbal para dirigirse a tomar servicio, cuando desde un vehículo ocupado por cuatro o cinco individuos jóvenes lo ametrallaron, causándole la muerte en forma casi inmediata. Era una típica emboscada de acecho, usada por terroristas para los asesinatos.
550. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. Carlos Horacio Sánchez (30 Set 76)
Había ingresado a la policía provincial el 8 de junio de 1969.
El 30 de setiembre de 1976 participaba de operaciones conjuntas y control de vehículos en proximidades de la Municipalidad y la Plaza Moreno de la Ciudad de La Plata. Al detectar sospechosos y acercarse, es atacado, produciéndose un enfrentamiento que le costó la vida, por la cantidad de impactos recibidos. En la acción resultó abatido el cabecilla zonal de la organización terrorista subversiva Montoneros.
551. Suboficial Mayor de la Armada Argentina Lorenzo Leguizamón (08 Oct 76)
Nació el 12 de setiembre del año 1926, en la localidad de Colonia Yerma, Provincia de Buenos Aires. Era Suboficial del Escalafón Aeronáutico. Cursó estudios de especialización en los EE.UU., fue destinado a la Escuela de Aviación Militar y la Escuela de Suboficiales de Aviación Naval como instructor, entre otros destinos. Estaba casado y tenía 2 hijos.
Fue muerto el 8 de octubre de 1976, en un atentado terrorista llevado a cabo por Montoneros.
552. Sr. Domingo Lozano (10 Oct 76)
La víctima era casado, padre de 6 hijos y había ingresado a la empresa Renault Argentina hacía 20 años como obrero no especializado, desempeñándose, en oportunidad de su asesinato en el cargo de Gerente de la División Forja.
El domingo 10 de octubre, en oportunidad que salía con su esposa y dos hijos de la Iglesia de Villa Pueyrredón sita en la calle Buchardo y Roma de Córdoba, donde había escuchado misa, un grupo de individuos jóvenes lo asesinó a balazos.
553. Capitán de Fragata Juan J. Basso (14 Oct 76)
Ingresó a la escuela Naval Militar como cadete del Escalafón Comando General, el 20 de enero de 1947 y egresó como Guardiamarina el 5 de diciembre de 1952. Entre otros destinos, fue nombrado Comandante del Barreminas Tierra del Fuego. En 1971 fue Edecán del Presidente, Teniente General Alejandro A. Lanusse. Al producirse su muerte se desempeñaba como Comandante del Destructor Rosales. Estaba casado y era padre de dos niñas.
El atentado que provocó su fallecimiento se produjo el 14 de octubre de 1976, cuando el Capitán de Fragata Juan Jorge Basso, abandonaba su domicilio en compañía de su esposa, en su auto particular. Al llegar a la altura del 3300 de la calle Francisco Beiró, de la localidad de Olivos, Prov. Bs. As., aproximadamente a las 18.35 horas, es encerrado por un grupo subversivo que lo venía siguiendo desde su domicilio en dos automóviles y que, sin darle tiempo de reaccionar, lo ultimaron de varios disparos, falleciendo en el acto. El grupo sedicioso se dio a la fuga.
Se adjudicó su muerte el Ejército Revolucionario del Pueblo- ERP-. La revista Estrella Roja, de noviembre de 1976, en su Crónica de guerra revolucionaria, del mes de octubre señala "Un comando ajustició aun miembro de la Armada revolucionaria, capitán Juan Basso"
554. Teniente 1ro. Fernando Cativa Tolosa (18 Oct 76)
Nació en la Capital Federal el 14 de abril de 1946. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 15 de febrero de 1965, de donde egresó como subteniente del Arma de Artillería el 16 de diciembre de 1969. En 1975 fue destinado al grupo de Artillería de Defensa Aérea 601, Mar del Plata, donde ascendió a Teniente Primero. Estaba casado y era padre de 2 hijos.
El 18 de octubre de 1976 se encontraba en una misión como Jefe de una Patrulla Urbana, desplazándose por diversas calles de la Ciudad de Mar del Plata. Al llegar a la intersección de Rivadavia y Jara, la patrulla observa un automóvil sospechoso frente al restaurante Real Madrid. El jefe de patrulla resuelve ingresar al mismo para tratar de identificar a los que estarían utilizando el vehículo. En esas circunstancias y cuando se dirigían a una de las mesas del local ocupada por tres personas, inesperadamente desde otra mesa y por la espalda, recibe varios disparos en el tórax que le producen la muerte. Se produce un tiroteo con el resto de la patrulla, resultando un extremista muerto y otro herido que se da a la fuga.
Se conocería más tarde que la organización subversiva terrorista montoneros se adjudicaría la agresión armada, ya que se publicó en el último número del año de la revista Evita Montonera.
555. Ingeniero Enrique Luis Arrosagaray (18 Oct 76)
El Ingeniero Enrique Luis Arrosagaray, era Gerente de Producción de la Fábrica de Motores Diesel Borgward Argentina.
El 18 de octubre en oportunidad de salir de su domicilio ubicado en el Pasaje Las Cuevas y calle Balta de Ciudadela, cinco individuos jóvenes lo interceptaron, cuatro se desplazaban en una camioneta y uno en una bicicleta., quienes sin mediar palabras le dispararon con varias armas causándole la muerte en el acto. A continuación los asesinos huyeron en sus vehículos sin identificarse.
Los responsables del hecho fueron militantes de la organización terrorista montoneros, según de desprende de su revista Nro. 15 de fecha 15 de febrero de 1977, También Estrella Roja, órgano de difusión del ERP, publicó el hecho y se lo adjudicó a la organización hermana.
556. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Miguel B. Yuntunen (21 Oct 76)
Había ingresado a la policía de la Provincia de Buenos Aires en abril de 1973. Era casado y padre de 4 hijos de 9, 8, 6 y 4 años.
Los agentes Miguel Bernardo Yuntunen y Carlos Alberto Zalazar, el 21 de octubre de 1976, se encontraban de vigilancia y custodia en la casa del Rector de la Universidad de La Plata, cuando fueron sorpresivamente ametrallados desde el interior de un vehículo que se dio a la fuga. En esa agresión de la calle 42 a la altura del 1100, los terroristas montoneros asesinaron a los policías sin contemplación.
Días más tarde la prensa escrita cuenta que los autores de estas muertes fueron ubicados y abatidos en un fuerte enfrentamiento, secuestrándose numerosas armas y otros elementos de la organización subversiva montoneros.
557. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Carlos Alberto Zalazar (21 Oct 76)
Había ingresado a la Policía de la Provincia de Buenos Aires en 1975. Era casado y padre de 4 hijos de 8, 7, 4, y 2 años. Falleció el 21 de octubre junto al agente Yuntunen en el hecho narrado en el párrafo anterior.
558. Sr. Víctor H. Maggio (25 Oct 76)
El señor Víctor Hugo Maggio era Gerente de la empresa Monoford, fabricante de amianto y cemento, cuya planta estaba ubicada en la localidad de San Justo, al oeste del Gran Buenos Aires.
Cerca de las 8 horas del 25 de octubre de 1976, salía de su domicilio de la calle Juan José Paso 264 de la Ciudad de Morón, cuando una pareja de jóvenes acompañados por un tercero lo ametralló, dándose a la fuga en un automóvil que los aguardaba.
No pudieron obtenerse antecedentes de la organización autora del asesinato, aunque todos los indicios señalaron que fueron terroristas subversivos.
559. Ingeniero Roberto Moyano (25 Oct 76)
El ingeniero Roberto Moyano era argentino de 45 años, y se desempeñaba como Gerente de Petroquímica Sudamericana. Estaba casado y era padre de 2 hijos.
En horas del mediodía del 25 de octubre de 1976, fue asesinado a balazos por cuatro individuos, mientras almorzaba en un local situado en la avenida 44 y calle 185 de la localidad de Vicente Olmos, Provincia de Buenos Aires. El grupo terrorista compuesto de tres hombres y una mujer -que se identificaron como pertenecientes a Montoneros-, lo atacó si mediar palabra, con armas de fuego, provocándole la muerte.
La organización terrorista subversiva Montoneros se adjudicó el crimen en su órgano de difusión.
560. Guillermo A. Capogrossi (25 Oct 76)
El 26 de octubre de 1976, siendo las 19 horas, efectivos policiales reconocieron a un delincuente subversivo en la calle Corrientes y Galiotti, del barrio San Vicente, Córdoba. Al impartirse la orden de detención se produce un tiroteo y cae abatido. Se trataba de Héctor Adrián Rojas (a) "Luis", cabecilla de la banda subversiva terrorista Montoneros.
El citado delincuente alcanzó a realizar numerosos disparos, uno de ellos fue a herir mortalmente a un menor de seis años llamado Guillermo Alberto Capogrossi, quien en esos momentos salía de una escuela próxima. También resultó herido un cabo de la policía de la provincia.
561. Sr. Ignacio Basilio Besusuin (25 Oct 76)
El señor Ignacio Basilio Besusuin era ex Dirigente Gremial de la Empresa Propulsora Siderúrgica de Ensenada.
El 25 de octubre de 1976, siendo aproximadamente las 20 horas, un grupo de cuatro individuos le dio muerte a balazos en su domicilio de la localidad de Los Hornos. El Sr. Besusuin habría presentado resistencia al ingresar violentamente los asesinos a su domicilio. No obstante alcanzaron a sacarlo y en la calle le dispararon, matándolo. Producido el hecho, los autores que pertenecían a la organización subversiva Montoneros, se dieron a la fuga.
562. Suboficial Segundo Oficinista de la Armada Raúl Castelli (29 Oct 76)
Estaba casado, no tenía hijos.
El 29 de octubre de 1976 alrededor de las 6.30 horas fue asesinado el Suboficial Segundo Oficinista de la Armada Argentina (RE) Raúl Castelli, en momentos que salía de su domicilio en la zona de Villa Alsina, Ensenada, Provincia de Buenos Aires, para dirigirse a los Astilleros Río Santiago, donde trabajaba. El atentado fue realizado por dos delincuentes subversivos que se movilizaban en una camioneta.
563. Teniente 1ro. Oscar Abel Lucioni (30 Oct 76)
Nació el 10 de febrero de 1944 en la ciudad de Buenos Aires. Ingresó al Colegio Militar de la Nación en febrero de 1964, y egresó como Subteniente del Arma de Caballería en diciembre de 1967. Prestó servicio en varias unidades del Arma y en 1975 fue destinado a la Compañía Comando y Servicios del Estado Mayor General del Ejército, su último destino. Estaba casado y era padre de 3 hijos.
El 21 de octubre de 1976 el Teniente 1ro Lucioni salió de su domicilio próximo a la calle Zapiola y Mendoza, para dirigirse al Estado Mayor del Ejército. Luego de dejar su vivienda caminó unos metros hasta donde tenía estacionado su automóvil. Llegó hasta el coche y en el momento que lo abría recibió el primero de los nueves impactos que acabaron con su vida.
A pesar del sorpresivo ataque pudo empuñar su arma y regresar a su domicilio, hasta encontrar al encargado del edificio lo que aceleró la fuga de los subversivos que lo emboscaron. Alcanzó a entregar su arma al encargado y auxiliado fue llevado al Hospital Pirovano, y más tarde trasladado al Hospital Militar Central, donde falleció nueve días después del atentado, el 30 de octubre de 1976.
La organización marxista denominada Montoneros se adjudicó el asesinato.
564. Ingeniero Carlos R. Souto (03 Nov 76)
En el momento de su muerte se desempeñaba como Jefe del Laboratorio de la firma de Automotores Chrysler Fevre Argentina. El Ingeniero Souto era argentino y tenía 41 años de edad. Estaba casado y era padre de tres hijos de 11, 6 y 2 años de edad. Se desempeñaba también como profesor de la Universidad Tecnológica Nacional.
El hecho sucedió día 03 de noviembre de 1976 alrededor de las 7 horas, cuando la víctima abandonaba su domicilio de la calle Mariscal Foch 138 de la localidad de Castelar, para dirigirse a su trabajo. En esa oportunidad fue interceptado por dos individuos armados con una escopeta Itaca y con otra arma automática, quienes efectuaron un gran número de disparos a quemarropa, provocándole la muerte en forma instantánea. Después del hecho, ambos individuos corrieron hasta un vehículo que los esperaba con otras dos personas a bordo.
565. Sr. Carlos V. Aguirre (08 Nov 76)
Se había desempeñado como Gerente de la firma textil Grafa y el día 8 de noviembre de 1976, alrededor de las 8 horas, se encontraba en la esquina de Miraflores y Congreso, de Haedo, Provincia de Buenos Aires, cuando un individuo que se desplazaba en una bicicleta le disparó sorpresivamente y a quemarropa con un arma de puño provocándole la muerte instantánea. Producido el asesinato, el individuo continuó la marcha en su bicicleta una cuadra más, donde se apeó y subió a un automóvil en el que lo esperaban dos sujetos, para alejarse velozmente.
La víctima fue socorrida por vecinos y transeúntes, comprobando su deceso
566. Vicecomodoro Adolfo Valis (09 Nov 76)
Nació el 1 de febrero de 1925 en la Capital Federal. Ingresó como Cadete a la Escuela de Aviación Militar el 1 de marzo de 1945, de donde egresó con el grado de Alférez el 12 de junio de 1948. Luego de prestar servicios en distintos Elementos de la Fuerza su ultimo destino fue en la División de Infraestructura de la Aeronáutica y en el Taller Regional Quilmes, pasó a retiro en setiembre de 1963 con el grado de Comodoro.
El 9 de noviembre de 1976, el Vicecomodoro (R) Valis se dirigía a su empresa La Cantábrica, productora de tractores y camiones Deutz, donde desempeñaba las funciones de Gerente de Relaciones Laborales, como lo hacía habitualmente. El atentado se produjo en la confluencia de las calles Santa Rosa y Lavalleja, en el Barrio Villa Ariza, en Ituzaingó, alrededor de las 8.30 horas del 9 de noviembre, cuando detiene su automóvil en la calle Muñiz hasta el cruce Santa Rosa y Lavalleja, en un semáforo rojo. En esas circunstancias le descerrajaron varios disparos que le causaron la muerte.
El Ejército Revolucionario del Pueblo en un Parte de Guerra indican "que se procedió a ajusticiar al Gerente de personal de la Cantábrica". Además Estrella Roja del mes de noviembre de 1976 confirma el ajusticiamiento del ERP.
567. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Carlos Restuccia (10 Nov 76)
Falleció a las 0.40 horas del día 10 de noviembre de 1976, luego de resultar gravemente herido en el atentado que se produjo el día 9 en horas de la noche en el Departamento Central de Policía de La Plata. El intento terrorista montonero dejaría además otros numerosos heridos y mutilados en grave estado. Se conocería después que el ataque terrorista pudo producirse por la traición de un cómplice subversivo que revistaba como empleado en la Jefatura.
568. Sr. Higinio García (15 Nov 76)
El señor Higinio García, de 56 años de edad, estaba casado y se desempeñaba como Jefe de Manufactura de la Fábrica Textil Oeste.
El 15 de noviembre en oportunidad en que se dirigía a pie de su domicilio en San Justo, se aproximó un automóvil ocupado por dos individuos, uno de los cuales descendió del rodado y sin mediar palabra lo acribilló a balazos, dándole muerte en forma instantánea. De inmediato se alejaron del lugar velozmente en un vehículo.
No se obtuvieron otros antecedentes sobre el hecho ni sobre los autores del mismo, aunque por las características y el blanco elegido, se aprecia probable que sean militantes de las organizaciones terroristas subversivas.
569. Sargento de la Policía Federal Vicente Testa (18 Nov 76)
Había ingresado a la Policía Federal en 1971. Era casado y tenía 3 hijos.
El 18 de noviembre de 1976, en circunstancias en que se allanaba un refugio de subversivos en la Ciudad de San Nicolás, se produjo un enfrentamiento con estos, donde pierden la vida el Sargento Vicente Testa y el Cabo Alberto Carlos Loyola. Durante la acción fueron abatidos cinco terroristas integrantes de la organización Montoneros y un niño de 4 años que perdió la vida por asfixia, al ser encerrado por los terroristas en un placard junto a otros pequeños.
570. Cabo de la Policía Federal Alberto Carlos Loyola (18 Nov 76)
Había ingresado a la Policía Federal Argentina en 1971. Era casado y tenía 3 niños.
El fallecimiento reproduce en las circunstancias narradas en el párrafo anterior, junto al Sargento Vicente Testa al allanar un refugio subversivo en la Ciudad de San Nicolás
571. Agente de la Policía Prov. Bs. As. José Sconza (24 Nov 76)
El día 24 de noviembre de 1976, durante una operación de búsqueda en un refugio de extremistas de la calle 63 entre 15 y 16, de la ciudad de La Plata, se produjo un grave enfrentamiento armado en el cual perdió la vida el Agente Sconza. El hecho fue relevante porque perdieron la vida 7 terroristas montoneros y se requisó un importante arsenal y elementos de falsificación y apoyo a subversivos.
572. Sr. Juan Carlos Groenewold (29 Nov 76)
El señor Juan Carlos Groenewold, era de profesión técnico mecánico, tenía 54 años y se desempeñaba como 2do. Jefe del Departamento Mecánica del Ferrocarril Bartolomé Mitre después de más de 30 años de trabajo.
En la madrugada del día 29 de noviembre, su hija y su novio que regresaban de una salida detectaron un artefacto explosivo junto a la puerta de su domicilio en la calle Silva Nro. 804 del Barrio Lisandro de la Torre. En esas circunstancias golpearon una ventana a la calle que daba al dormitorio y alertaron al señor Groenewold que descansaba allí, y optó por salir a la calle. Al abrir la puerta, estalló la bomba y la victima fue arrojada hacia adentro sufriendo amputaciones y laceraciones que le provocaron la muerte.
No se obtuvieron antecedentes de la organización autora del crimen, aunque todos los indicios permitían apreciar que fueron militantes pertenecientes a alguna de las organizaciones subversivas.
573. Coronel Leonardo R. D`Amico (01 Dic 76)
Nació en la provincia de Mendoza el 23 de marzo de 1927. Ingresó Al Colegio Militar de la Nación el 15 de febrero de 1946 y egresó como Subteniente del Arma de Caballería el 14 de diciembre de 1948. Estuvo destinado en importantes Unidades del Arma de Caballería. Se desempeñó como profesor de la Escuela Superior de Guerra, y realizó el Curso Superior de Estrategia. Fue nombrado Jefe de Curso de la Escuela Superior de Guerra, que fue su último destino.
El Coronel D`Amico abandonó su domicilio en su vehículo en la mañana del 1ro de diciembre, para dirigirse a la Escuela Superior de Guerra. Ese día debía alcanzar a su hija a la escuela primaria y lo hacía con un acompañante. Pasadas las 7.30 horas se produjo la emboscada en las calles Honduras y Godoy Cruz, en el barrio de Palermo. Tres coches interceptaron al vehículo del coronel, descendieron subversivos terroristas y lo ultimaron, tras lo cual los subversivos huyeron. La hija del Coronel permaneció aterrada dentro del vehículo.
574. Sargento Primero del Ejército Oscar A. Cabezas (01 Dic 76)
Nació en Palpalá, Provincia de Jujuy el 1 de setiembre de 1944. Ingresó al Ejército el 1 de marzo de 1963; cursó la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral, de donde egresó como Cabo del Arma de Infantería el diciembre de 1964. Estaba casado y era padre de 2 hijos. Con el Grado de Sargento 1ro. se encontraba prestando servicios en el Destacamento de Inteligencia 121, de la Provincia de Santa Fe, que fuese último destino.
El Sargento 1ro. Cabezas integraba una patrulla que seguía de cerca a un grupo subversivo en el centro de la Ciudad. En ese cometido detuvieron un colectivo de la línea 3, y lo abordaron en al esquina de 25 de Mayo y Lisandro de la Torre para su control. En esas circunstancias una terrorista al ser descubierta disparó y arrojó una granada sorpresivamente sobre la Patrulla, que inmediatamente contestó el fuego.
En la acción pierde la vida el Sargento 1ro. Cabezas, el conductor del vehículo Arnaldo Martinazzo y Roberto Herrera, y un señor jubilado. También fue abatida la terrorista de apellido Ponti, y el resto logró escapar. Se conoció posteriormente que los subversivos pertenecían a la organización denominada Montoneros
575. Oficial Inspector de la Policía Prov. Bs. As. Mariano E. Sibuet (03 Dic 76)
Había egresado de la escuela Juan Vucetich en junio de 1962. Tenía 39 años y su esposa se encontraba embarazada.
El día 6 de diciembre se conoció por la prensa que el 3 de diciembre había perdido la vida el Oficial Inspector Sibuet, durante una acción de búsqueda en un refugio de Montoneros ubicado en las calles 139 y 526. Durante la acción además de fallecer el oficial Inspector Sibuet, también fue abatida una pareja y además resultaron heridos dos civiles que se encontraban en las inmediaciones.
576. Juan E. Barrios (06 Dic 76)
El 6 de diciembre un suboficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encontraba prestando servicios en el Banco Provincia de Buenos Aires, Sucursal Monte Chingolo, cuando desde un coche dos subversivos, uno hombre y otro mujer le dispararon con una pistola ametralladora, falleciendo el Cabo 1ro. Posteriormente los delincuentes descienden del rodado y rocían el cadáver con nafta.
A raíz de los primeros disparos del subversivo, muere el niño de tres años Juan Eduardo Barrios que se encontraba circunstancialmente en el lugar.
577. Suboficial Principal del Ejército Carlos Honorato Gil (09 Dic 76)
Nació en la localidad de Balde, Provincia de San Luis, el 22 de diciembre de 1928. Ingresó al Ejército en el Comando de la 2da. División en San Luis como voluntario el 17 de abril de 1950. Ascendió a Cabo el 31 de diciembre de 1950 en el Escalafón de Dibujante. Su último destino fue el Comando de Artillería del Ejército.
El 9 de diciembre de 1976, como en otras oportunidades, había ascendido al colectivo para dirigirse a su casa. Al llegar a la esquina de Rocha y Patricios, en el barrio de Barracas, fue sorpresivamente tomado por tres subversivos que viajaban en el trasporte. Estos desenfundaron sus armas y amenazaron al reducido pasaje. El Suboficial Principal Carlos Honorato Gil pretendió detenerlos pero fue inmovilizado. Luego lo obligaron a descender a todo el pasaje menos al suboficial. El asesinato no se hizo esperar, fue muerto a quemarropa con numerosos impactos en el cuerpo. Los terroristas subversivos descendieron del colectivo y huyeron en un automóvil que los esperaba en un lugar convenido.
El órgano de propaganda interno de los subversivos Evita Montonera Nro 15 de febrero de 1977 da cuenta del asesinato. También el llamado Parte de Guerra Montonero se adjudica el crimen a la acción decidida del suboficial de impedir la difusión de panfletos.
578. Coronel Alberto E. Mutto (15 Dic 76)
Nació el 24 de octubre de 1914 en San Miguel, provincia de Buenos Aires. Ingresó al Colegio Militar de la Nación y egresó como Subteniente del Arma de Artillería en diciembre de 1935. Tenía el título de Oficial de Estado Mayor. Pasó a retiro en abril de 1958 pero reincorporado en junio de 1960 nombrado Secretario de los Tribunales de Honor en el período 1960-1964. Posteriormente pasó a desempeñarse en la Subsecretaría de Planeamiento. Estaba casado y tenía 2 hijos.
Falleció el 15 de diciembre de 1976 en el sangriento atentado terrorista del microcine de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa.
Detalle del atentado a la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa
El día 15 de diciembre de 1976 se realizó una reunión de trabajo junto personal de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y casi medio centenar de funcionarios. La cita era en la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa ubicada en la calle Bartolomé Mitre a la altura del 1400 de la capital Federal. Eran aproximadamente las 19.15 horas cuando en el microcine, en que encontraban oficiales de las Fuerzas Armadas, funcionarios civiles, diplomáticos y personal del Ministerio de Defensa, se produjo una tremenda explosión producto de una importante carga explosiva. El lugar quedó completamente destrozado, que originó la voladura total del cielorraso, fracturas de losa y vigas del piso, un principio de incendio y perforación del piso con orificio de salida a Planta Baja. El atentado causó en total 14 muertos y más de 30 heridos de diversa gravedad.
La bomba fue puesta por un agente de la misma Subsecretaría, de más de 10 años de antigüedad, que se había enrolado en las organizaciones subversivas. Se trataba del asesor sociólogo José Luis Dios. El atentado se lo adjudicó el pelotón de combate "Norma Arrostito" de la organización subversiva Montoneros, mediante un panfleto que fuera distribuido en distintos medios.
579. Mayor del Ejército Leonidas C. Zield (15 Dic 76)
Nació en Buenos Aires el 5 de diciembre de 1927. En marzo de 1945 ingresó al Colegio Militar de la Nación de donde egresó de Subteniente del Arma de Comunicaciones. Su último destino en actividad fue el Comando de Institutos Militares en 1969. Posteriormente se incorporó al Ministerio de Defensa Falleció el 15 de diciembre de 1976 en el sangriento atentado terrorista del microcine, de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa.
580. Capitán de Corbeta Oscar Poggi (15 Dic 76)
Nació el 24 de noviembre de 1924 en la Capital Federal. Egresó de la Escuela Naval Militar en 1948. Como Infante de Marina prestó servicios en numerosos destinos, de los cuales cabe mencionar el Estado Mayor General y la Escuela de Guerra Naval. Aprobó numerosos cursos en Institutos Militares y en la Universidad Católica Argentina. Estaba casado y tenía dos hijos.
Falleció el 15 de diciembre de 1976 en el sangriento atentado terrorista del microcine de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa.
581. Capitán de Corbeta Julio E. Esquivel (15 Dic 76)
Había nacido el 11 de julio de 1925, en la localidad de General Paz, provincia de Corrientes. Ingresó a la Armada como cadete del Cuerpo de Intendencia y de allí egresó como Guardiamarina en 1947. En 1961 ascendió a Capitán de Corbeta y en marzo de 1968 pasó a situación de retiro. Prestó servicios entre otros destinos en el Comando General de Infantería de Marina, Grupo Naval Antártico y en la Dirección General de Personal. Era de estado civil soltero.
Falleció el 15 de diciembre de 1976 en el sangriento atentado terrorista del microcine de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa.
582. Vicecomodoro (R) Reynaldo Gouarderes (15 Dic 76)
Nació el 4 de abril de 1930. Ingresó como cadete de la Escuela de Aviación Militar el 5 de marzo de 1947. Egresó como Alférez de Aeronáutica el 9 de diciembre de 1950. Su último destino fue el Comando de Regiones Aéreas. Estaba casado y era padre de 5 hijos.
Falleció el 15 de diciembre de 1976 como consecuencia del sangriento atentado terrorista en el microcine de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa.
583. Mayor de la Fuerza Aérea Alberto B. Luchéis (15 Dic 76)
Ingresó como cadete en la Escuela de Aviación Militar el 4 de marzo de 1954. En diciembre de 1958 recibió su despacho de Alférez y el 30 de enero de 1959 obtuvo el título de Aviador Militar. En 1972 alcanza la jerarquía de Mayor, después de haber realizado el curso Básico de la Escuela de Comando y Estado Mayor de la Fuerza Aérea, donde obtuvo el premio Comandante General de la Fuerza Aérea por haber alcanzado el segundo orden de mérito general. Estaba casado y tenía 2 hijos.
Falleció el 15 de diciembre de 1976 como consecuencia del sangriento atentado terrorista en el microcine de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa.
584. Primer Alférez (R) de Gendarmería Nacional Augusto Páez Torres (15 Dic 76)
Había ingresado a la Escuela de Oficiales en 1947, cumpliendo con las exigencias de sus cursos y egresando con el grado de Alférez. Tuvo numerosos destinos en el interior del país. Fue promovido a Primer Alférez el 31 de octubre de 1950 y pasó a situación de retiro el 16 de octubre de 1968. Había ingresado al Escalafón del Personal Civil del Ministerio de Defensa.
Falleció el 15 de diciembre de 1976 como consecuencia del sangriento atentado terrorista en el micro cine, de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa, en momentos que estaba efectuando una exposición, donde se encontraban oficiales de las Fuerzas Armadas, funcionarios civiles y personal del Ministerio de Defensa.
585. Sra. Januaría M.C. de Amorín Cardozo (15 Dic 76)
586. Sr. César E. Alvoni (15 Dic 76)
587. Sr. Ministerio de Defensa Luis A. Macagno (15 Dic 76)
588. Sr. Ministerio de Defensa Osvaldo Tabares (15 Dic 76)
589. Sr. Ministerio de Defensa Enrique Peme (15 Dic 76)
Los mencionados -con excepción de Luis Macagno que era asesor económico del Ministerio de Planeamiento- eran empleados del Ministerio de Defensa y fallecieron como consecuencia del atentado explosivo en el microcine de la Subsecretaría de Planeamiento.
590. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Emilio Ramón Muñoz (22 Dic 76)
Había ingresado a la policía provincial el 2 de noviembre de 1973. Era padre de tres hijos.
El día 22 de diciembre de 1976, siendo las 9 horas, el Cabo Muñoz, participaba con otros efectivos de un control de vehículos y de documentos personales en la calle Machado y Salta, de Haedo. En esas circunstancias un terrorista subversivo reaccionó con su arma al verse al descubierto y disparó contra el Cabo Muñoz quien pierde la vida, y se da a la fuga de inmediato. El terrorista es interceptado poco después.
591. Coronel Francisco Bonifacio Castellano (25 Dic 76)
Nació en Bahía Blanca el 22 de noviembre de 1925 e ingresó al Colegio Militar de la Nación el 1 de marzo de 1947. Prestó servicios en la Inspección Regional Cuyo, y en la Escuela de Ingenieros. Ingresó como alumno en la Escuela Superior Técnica del Ejército y obtuvo el título de Oficial Ingeniero Militar. Como Ingeniero Militar en materiales de guerra, fue nombrado -su último destino- Jefe del Batallón de Arsenales 601 Esteban de Luca, con asiento en Boulogne, Prov. de Buenos Aires. Estaba casado y era padre de 2 hijos.
El 29 de diciembre de 1976 el Coronel Castellanos dejó su domicilio particular para dirigirse al Batallón de Arsenales. Cuando todavía no eran las 7 de la mañana, su vehículo se había desplazado pocos metros desde su partida en Agüero y Haedo, de Florida, Vicente López, cuando desde otro automóvil que se desplazaba confundido con el tránsito le abrieron fuego quitándole la vida. Después recibió un ametrallamiento final desde los costados de su coche. Los disparos también hirieron gravemente al acompañante del Coronel, el soldado Alberto Gutiérrez.
592. Coronel Andrés Fernández Cendoya (27 Dic 76)
Nació en Bartolomé Mitre, Provincia de Buenos Aires el 28 de diciembre de 1921. Ingresó al Colegio Militar de la Nación en febrero de 1938, y egresó como Subteniente del Arma de Artillería en diciembre de 1941. Diplomado como Oficial de Estado Mayor en la Escuela Superior de Guerra. Como Oficial Superior fue designado Agregado Militar en la República de Francia, 2do. Comandante de Brigada de Infantería 9 y Subjefe III - Operaciones del Estado Mayor del Ejército. Estaba casado y tenía 2 hijos. Ya en retiro se incorporó a la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa.
Resultó con heridas de extrema gravedad el 15 de diciembre de 1976 como consecuencia del sangriento atentado terrorista en el microcine, de dicha Subsecretaría y falleció el 27 de diciembre de 1976.
593. Soldado del Ejército Guillermo F. Dimitri (04 Ene 77)
Pertenecía a la clase 1955. Fue incorporado en marzo de 1976, a la Compañía de Comunicaciones 10 con asiento en Arana, Provincia de Buenos Aires.
El día 4 de enero de 1977, la Compañía de Comunicaciones 10 realizaba un control de tránsito próximo a la Fábrica Chrysler, en San Justo, Provincia de Bs. As. El soldado Dimitri, que se encontraba más alejado del grupo recibió heridas mortales de numerosos disparos que le efectuaron desde un vehículo que se desplazaba a gran velocidad.
El vehículo utilizado por los terroristas fue hallado más tarde en la calle Brandsen y Oro de la misma localidad. En su interior se encontró propaganda comunista subversiva de la organización Montoneros y de la llamada CGT en la resistencia.
594. Agente de la Policía Federal Miguel A. Alarcón (19 Ene 77)
Ingresó a la Policía Federal Argentina en el año 1973. Revistaba en la División Custodias y Servicios Especiales, tenía 24 años de edad y era soltero.
El día 19 de enero de 1977, en oportunidad de desplazarse en un colectivo de la línea 278, en Adrogué, Provincia de Buenos Aires, de civil y en uso de franco, fue asesinado con un tiro en la cabeza, por un hombre que subió al citado colectivo y se dirigió a él sin cruzar palabra, mientras un cómplice mantenía apuntando al chofer. Antes de descender lo remató con dos disparos. Le fue robada el arma reglamentaria y se atribuyó el atentado la organización subversiva terrorista Montoneros.
595. Sargento (R) Policía Federal Martín A. Novau (19 Ene 77)
Ingresó a la PFA en el año 1951. Al ser asesinado contaba con 45 años de edad. Era casado y tenía dos hijas.
Fue asesinado el 19 de marzo de 1977 mientras se encontraba realizando mantenimiento de un vehículo de la Superintendencia de Investigaciones Criminales, en una estación de servicio, ubicada en la calle Juan B. Alberdi y Mariano Acosta de la Capital Federal. Fue ametrallado por ocupantes de un automóvil que se da a la fuga. Gravemente herido es llevado al Hospital Churruca, donde posteriormente fallece.
Se atribuyó este asesinato a la organización terrorista Montoneros.
596. Cabo 1ro de la Policía Prov. Bs. As. Eduardo Schowindt (25 ene 77)
Ingresó a la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Era casado y tenía 4 hijos. Era oriundo de la Provincia de Entre Ríos.
El día 25 de enero de 1977, estando uniformado y esperando un colectivo en la intersección de las calles 36 y 28 de la Ciudad de La Plata, dos hombres en motocicleta lo asesinaron y le robaron el arma reglamentaria.
El atentado fue atribuido a la organización subversiva terrorista montoneros.
597. Agente de la Policía Prov. Sta. Fe Miguel A. Bracamonte (25 Ene 77)
Fue asesinado el día 25 de enero de 1977. Fue ultimado por una pareja que con el pretexto de ir al baño, ingresó al Club Nueva Era, de la Ciudad de Rosario, ubicado calle por medio con la Comisaría, colocando en la pared del frente, un explosivo tipo vietnamita (con bollillas de acero).
En el atentado además del Agente Bracamonte, muere una señorita de 15 años que pasaba por el lugar.
598. Comisario de la Policía Prov. Bs. As. Carlos A. Benítez (28 Ene 77)
Nació en Buenos Aires, el 22 de noviembre de 1930. Ingresó a la Escuela de Policía "Juan Vucetich", el 1 de marzo de 1950, egresando como Oficial Subayudante en 1952. Era casado y tenía una hija de 13 años. Realizó cursos de capacitación en la Escuela Superior de Policía, siendo promovido el 1 de marzo de 1975 al grado de Comisario.
Su fallecimiento fue producido por la colocación de una bomba de alto poder que destruyó totalmente las instalaciones de la Comisaría 2da. de Ciudadela (Juan B. Justo y 9 de Julio, Partido de 3 de febrero) el 28 de enero de 1977, en la que se desempeñaba como Jefe. La autora del atentado fue Juana Silvia Charur, argentina de 22 años, soltera y estudiante. Dejó el artefacto explosivo en el despacho del causante. Colaboraba con la Cooperadora Policial, y con el pretexto de firmar una documentación, concurrió a la comisaría. Fallecieron además del comisario, el Agente Landeria y el Subcomisario Bonnani.
599. Agente de la Policía Prov. Bs. As. César Landeria (28 Ene 77)
Nació en El Dorado, Provincia de Misiones, el 21 de abril de 1952. Ingresó a la Comisaría de Ciudadela como agente el 16 de marzo de 1976.
Fue asesinado en el atentado a la Comisaría de Ciudadela relatado anteriormente.
600. Subcomisario de la Policía Prov. Bs. As. Ricardo L. Bonnani (29 Ene 77)
En el atentado a la Comisaría de Ciudadela quedó gravemente herido, con pérdida de masa encefálica, falleciendo en el Hospital Churruca al día siguiente del atentado, el 29 de enero de 1977.
601. Sr. Pedro A. Lombardero (10 Feb 77)
Se desempeñaba como Gerente de Relaciones Industriales de la Empresa Metalúrgica TAMET S.A. de la Ciudad de Avellaneda, a la que había ingresado hacía 30 años. Tenía 49 años, estaba casado y tenía 2 hijos de 14 y 10 años de edad.
El 10 de febrero de 1977, a las 7.30 horas, se dirigía en automóvil desde su domicilio de la calle Francia al 3700 de Florida, a su lugar de trabajo. Durante el trayecto fue interceptado por dos vehículos con varios individuos en su interior, los que descendieron y se dirigieron rápidamente hacia Lombardero para dispararle con armas de fuego a quemarropa. Vecinos del lugar lo socorrieron, mientras los agresores huían. La victima fue trasladada al Hospital de Vicente López, donde se comprobó que tenía seis impactos que le habían producido la muerte.
El ERP, en su publicación clandestina Estrella Roja del 77 se adjudicó el asesinato pretendiendo justificar el asesinato por, entre otras cosas, ser el responsable del despido de 26 compañeros de la Empresa Metalúrgica
602. Cabo de la Policía Prov. Sta. Fe Roque A. Farías (11 Feb 77)
Revistaba en la Brigada de Explosivos de la Unidad Regional II, con asiento en la Ciudad de Rosario.
Falleció el 10 de febrero de 1977, al desactivar un artefacto explosivo preparado como mina trampa, abandonado sobre una Motoneta ubicada en la calle Montevideo al 6400 de la citada Ciudad. En el intento de desactivarla que efectuaba personal de la brigada de Explosivos de la Unidad Regional II la misma detonó. Como consecuencia de las graves heridas recibidas fallece en el acto el Cabo Primero Farías y al día siguiente, el Oficial Ayudante Ernesto Olivera.
La organización subversiva Montoneros, autora de los homicidios, se adjudicó en la publicación Evita Montonera la colocación de la mina trampa.
603. Oficial Ayudante de la Policía Prov. Sta. Fe Ernesto Olivera (11 Feb 77)
En el momento de su muerte revistaba en la Brigada de explosivos de la Unidad Regional II de Rosario.
Falleció el 11 de febrero de 1977, en las circunstancias relatadas en el caso anterior, a raíz de las graves heridas recibidas al detonar la mina trampa.
604. Cabo Primero del Ejército Argentino Osvaldo R. Ríos (15 Feb 77)
Nació en la localidad de Luján de Cuyo en la Provincia de Mendoza, el 23 de febrero de 1952. Ingresó al Ejército para cursar la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral el 6 de marzo de 1972, de donde egresó como Cabo del Arma de Infantería. Revistó en el Regimiento 3 de Infantería con asiento en La Tablada, donde ascendió a Cabo Primero. Estaba casado y tenía un hijo.
Debido a informaciones obtenidas por vecinos de Ezpeleta, partido de Quilmes, se supo que mientras fuerzas legales realizaban un allanamiento en un domicilio, las mismas fueron recibidas con disparos de armas de fuego y granadas de mano del interior de la vivienda. Del resultado de esta agresión quedó gravemente herido el Cabo Primero Ríos, que trasladado de urgencia al Hospital Fiorito, falleció esa noche.
Los subversivos que participaron del encuentro armado pertenecían a la organización subversiva Montoneros y sufrieron dos bajas.
605. Oficial Inspector de la Policía Federal Carlos J. Reynoso (15 Feb 77)
Ingresó a la PFA en el año 1967. Al ser asesinado contaba con 27 años de edad. Era casado y tenía 2 hijos.
El 15 de febrero de 1977, un móvil policial es atacado con granadas por sujetos que se desplazaban en un vehículo, hiriendo a cuatro policías, no obstante pueden dar la alarma. Otros móviles policiales inician la búsqueda del vehículo e inician la persecución, hasta que se refugian en una vivienda en cercanías de Álvarez Thomas y Juramento. Se produce un tiroteo y el oficial Inspector Reynoso es abatido al ingresar a la vivienda, luego de forzar la entrada. En el enfrentamiento fueron abatidos dos delincuentes subversivos y heridos otros dos, todos pertenecientes a la organización terrorista ERP.
606. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Rodolfo Horacio Lescano (13 Mar 77)
Fue asesinado el 13 de marzo de 1977 por un grupo terrorista que le robó su arma reglamentaria. El cabo Rodolfo Horacio Lescano el 13 de diciembre de 1977 fue condecorado post mortem con la medalla al valor heroico.
La organización Montoneros se atribuyó el asesinato al publicar en la edición de setiembre de 1977 de la revista Evita Montonera lo siguiente "18/3/77: Ajusticiamiento en Morón del cabo de policía de la provincia de Buenos Aires Lescano"
607. Guardiamarina Eduardo R. Demarco (18 Mar 77)
Nació el 11 de marzo de 1955. Ingresó a la Armada Argentina el 29 de enero de 1973 como Cadete de la Escuela Naval Militar. Egresó como Guardiamarina de Infantería de Marina el 30 de diciembre de 1976. Prestó servicios en el Batallón de Artillería de Campaña Nro. 1. Era soltero y ascendió post mortem a Teniente de Corbeta
Fue muerto el 18 de marzo de 1977, en un atentado terrorista de la organización subversiva Montoneros.
608. Cabo 1ro del Ejército Juan C. Costilla Ortiz (05 Abr 77)
Nació en Lules, Provincia de Tucumán, el 19 de agosto de 1951. Ingresó al Ejército cuando se incorporó como soldado conscripto de la clase 1951 al Regimiento 19 de Infantería, que tenía su asiento en la Ciudad de Tucumán. En febrero de 1972, por sus aptitudes militares, es incorporado a 2do. año de la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral, de la cual egresa como Cabo del Arma de Infantería en diciembre de ese mismo año. En febrero de 1973 fue destinado al Regimiento 5 de Infantería, unidad con asiento en Paso de los Libres.
Murió en un encuentro con subversivos terroristas el 5 de abril de 1977.
609. Agente de la Policía Federal Argentina Raúl Oscar González (18 Abr 77)
Revistaba en la Subjefatura de la Policía Federal Argentina.
Fue asesinado el 18 de abril de 1977, al ser ametrallado desde un automóvil que era ocupado por tres individuos, en momentos que se desplazaba en un vehículo en compañía de un cabo, en la localidad de Lanús, Provincia de Buenos Aires. El ataque provocó la muerte inmediata del Agente González y heridas al cabo que lo acompañaba. Los asesinos se dieron a la fuga, previo despojo de las armas reglamentarias, documentación policial y chapas identificatorias.
En los alrededores fueron hallados panfletos de la organización subversiva Montoneros.
610. Subcomisario de la Policía Prov. Sta. Fe Osvaldo O. Monserrat (18 Abr 77)
Revistaba en la Sección Octava de la Policía de la Provincia de Santa Fe.
Falleció el 18 de abril de 1977, en la Ciudad de Santa Fe, en un sanatorio particular, como consecuencia de las heridas recibidas en un enfrentamiento ocurrido con elementos subversivos el día 24 de marzo de 1977.
611. Sr. Néstor Osvaldo Esnaola (20 Abr 77)
El señor Néstor Osvaldo Esnaola se desempeñaba como empleado civil del Ejército. Tenía 36 años y estaba casado. Su esposa estaba embarazada de siete meses. Era padre de 2 hijos pequeños.
El día 20 de abril de 1977 participó de un procedimiento antisubversivo cuya finalidad era detener a un miembro de la organización Montoneros, dentro del interior de una confitería, sita en las calles Varela y Bilbao de la Capital Federal. Ubicado el sujeto que intentó huir, Esnaola lo abraza para impedir su fuga, pero el terrorista alcanza a sacar un arma y le dispara.
Trasladado al Hospital Piñero, fallece a consecuencias de las heridas recibidas
612. Teniente de Fragata Santiago Barattero (22 Abr 77)
Nació el día 26 de diciembre del año 1951, en San Vicente, Provincia de Santa Fe. Era soltero. Ingresó a la Armada Argentina el 1 de marzo de 1970, como Cadete de la Escuela Naval Militar, de donde egresó el 30 de diciembre de 1973, con el grado de Guardiamarina. En 1975 obtuvo el título de Aviador Naval. Sus principales destinos fueron la Fragata Libertad y la Escuela de Aviación Militar entre otros. Navegó en 1975 y 1976 en el Portaaviones 25 de Mayo.
Murió en un atentado terrorista, el 22 de abril de 1977.
613. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. José Páez Aguilar (30 Abr 77)
El Sargento Páez Aguilar al ser asesinado contaba con 53 años de edad.
Fue ultimado el día 30 de abril de 1977, en la intersección de las calles Rivadavia y Chile de la Ciudad de la Plata, por varios terroristas que viajaban en un automóvil y se dieron a la fuga.
614. Cabo Primero de la Policía Federal Alberto Lossasso (09 May 77)
Fue asesinado el 9 de mayo de 1977 en Avellaneda, contaba con 25 años de edad y era soltero. Merced a una denuncia anónima, su cadáver fue encontrado en jurisdicción de la Comisaría 5ta. de Avellaneda, habiéndole sido sustraída el arma reglamentaria y su credencial.
En el lugar del crimen se halló gran cantidad de cápsulas servidas y libelos de propaganda de la organización subversiva Montoneros.
615. Ingeniero Aníbal M. Batista (19 May 77)
Tenía 54 años, había nacido en Rosario y a los 20 años ingresó en la Empresa Celulosa Argentina como dibujante proyectista. Posteriormente se graduó de Ingeniero Electricista, siendo becado por EE.UU. para realizar cursos de perfeccionamiento. En 1970 ocupó la Gerencia Técnica y en 1975 fue elegido miembro del Directorio de la Empresa y luego como último cargo fue Director Suplente.
Fue secuestrado por una organización terrorista que lo mantenía cautivo. Al ser descubierta la vivienda situada en Avenida Del Trabajo al 1300 de la Capital Federal, y rodeada la manzana por fuerzas legales, el día 19 de mayo de 1977 siendo las 4.30 horas lo asesinaron. Al verse descubiertos los terroristas ocupantes del inmueble, se produce un prolongado intercambio de disparos que finalizó cuando los terroristas fueron abatidos y como era común, en operativos fracasados, la organización responsable no difundió el hecho, por tanto no se obtuvieron antecedentes que expresaran su autoría.
616. Sr. Héctor Hugo Mamanna (20 May 77)
El señor Héctor Hugo Mamanna era el Gerente Técnico de la Empresa Metalúrgica Daneri. Tenía 47 años, era casado y padre de 3 hijos.
A las 8.20 horas del día 20 de mayo llega con su vehículo a la playa de estacionamiento situada frente a la Empresa, en la avenida Godoy al 5600 de Rosario, Provincia de Santa Fe. Cuando se disponía a dejar el auto estacionado, una pareja de jóvenes que se hallaba en un refugio para peatones, ubicado a pocos metros, se acercó y disparó con armas de fuego, falleciendo instantáneamente. Consumada la agresión los terroristas subieron a un automóvil y partieron por un camino de tierra. Según testigos la mujer disparó con una pistola y el hombre con otro tipo de arma automática.
Los asesinos pertenecían a la organización terrorista Montoneros.
617. Oficial Inspector (R) de la Policía Federal Oscar Pascual Díaz (23 May 77)
El día 23 de mayo de 1977, fue atacado por un grupo de individuos al arribar a su domicilio, en la calle Mozart al 2400 de Villa Soldati. Fallece como consecuencia de las múltiples heridas de bala recibidas.
618. Sargento de la Policía Federal Doroteo Rojo (24 May 77)
El Sargento Doroteo Rojo, ingresó a la Policía Federal Argentina el 1 de agosto del año 1963, era casado, tenía dos hijos y al momento de ser asesinado tenía 47 años.
El 24 de mayo de 1977, en oportunidad en que se desplazaban en un vehículo particular junto al Sargento Primero Juan Carlos Pereyra, advierten que eran seguidos por dos automóviles con varios sujetos en su interior. Al llegar a la intersección de las calles Crámer y Dean Funes de Bernal, Provincia de Buenos Aires, aproximadamente a las 23.30 horas, detienen el vehículo y uno de ellos descendió del mismo con la intención de identificar a los sospechosos, oportunidad en que fueron atacados con armas de fuego ocasionándole la muerte a ambos. Los asesinos, antes de darse a la fuga, los despojaron de sus armas reglamentarias.
619. Sargento Primero de la Policía Federal Juan Carlos Pereira (24 May 77)
Ingresó a la Policía Federal Argentina el 3 de octubre de 1960, tenía 44 años al ser asesinado. Estaba casado y tenía 3 hijos.
Fallece el 24 de mayo de 1977 junto al Sargento Doroteo Rojo, como se comentó en el apartado anterior.
620. Coronel Ángel A. Sureda (31 May 77)
Nació en Río Gallegos, Provincia de Santa Cruz, el 4 de setiembre de 1923. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 1º de febrero de 1943, y egresó como subteniente del Arma de Artillería el 14 de diciembre de 1945.
Ingresó a la Escuela Superior Técnica de donde egresó con el título de Oficial Ingeniero Militar. En 1962 como Teniente Coronel fue destinado al Comando en Jefe del Ejército- Subjefatura IV Logística. Asciende a Coronel el 31 de diciembre de 1969 y prestó servicio en el Instituto Superior de Enseñanza, y entre otros destinos en el Comando de Arsenales. En 1972 es destinado al Comando en Jefe del Ejército y el 1º de febrero de 1973 pasó a situación de retiro. Estaba casado y era padre de 2 hijos.
El coronel Sureda fue asesinado en inmediaciones de su domicilio en Témperley el 31 de mayo de 1977. El hecho se produce al salir de su domicilio caminando, para dirigirse a la estación del ferrocarril, cuando dos terroristas que descienden de un automóvil estacionado próximo a una esquina, disparan sus armas contra el Coronel. Murió instantáneamente por los disparos recibidos, tras lo cual los asesinos huyen, apoyados por un segundo vehículo.
La organización Montoneros se adjudicó el asesinato, mencionando el hecho en la publicación clandestina Evita Montonera, Nro. 18, de setiembre-octubre de 1977. El 23 de diciembre de 1977, el diario La Prensa, publicó que los autores del asesinato del Coronel Sureda habían sido abatidos.
621. Soldado Conscripto de la Armada Argentina Miguel A. Vidal (09 Jun 77)
Su muerte se produce el 9 de junio de 1977 durante un procedimiento efectuado por fuerzas legales, en una en una finca de la Ciudad de La Plata, donde se descubrió un depósito de explosivos.
622. Comandante Principal (R) de Gendarmería Julio M. Reese (14 Jun 77)
Ingresó a la Gendarmería Nacional, en calidad de Primer Alférez Farmacéutico "en Comisión", el 31 de diciembre de 1954. En 1958 fue promovido al grado de Segundo Comandante. El 1970 alcanzó la jerarquía de Comandante Principal. Prestó servicios en el Centro Asistencial de Gendarmería entre otros destinos y a fines de 1975 pasó a situación de retiro voluntario. Desde entonces, en su condición de profesional, se ocupaba de administrar una farmacia en la localidad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires.
El 14 de junio de 1977, siendo las 19.55 horas, al responder a un pedido de medicamentos por la puerta de turno de atención al público, fue requerido por su nombre por dos individuos y al contestar afirmativamente, fue asesinado con cuatro disparos de arma de fuego. Los autores se fugaron de inmediato.
El hecho fue reivindicado por la organización subversiva terrorista Montoneros en la revista Evita montonera el 14 de junio de 1977.
623. Mayor del Ejército Romeo Antonio Servidio (24 Jun 77)
Nació en San Isidro el 12 de junio de 1927. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 15 de marzo de 1946 y egresó como Subteniente del Ama de Artillería en diciembre de 1949. Cursó estudios en la Escuela de Informaciones y a su egreso fue destinado al Estado Mayor General del Ejército Jefatura II Inteligencia. En el año 1968 pasó a retiro con el grado de Mayor. Desempeñó funciones en el Ministerio del Interior hasta su asesinato. Estaba casado y tenía 3 hijos.
El 24 de junio de 1977, poco antes de las siete de la tarde, el Mayor Servidio salió caminado de su domicilio en Castelar, para esperar a su hija en una parada de colectivos en la que èsgta descendía cuando regresaba del colegio. Cuando retornaba con su hija, fue asesinado por disparos de pistola ametralladora, perdiendo la vida inmediatamente, también hirieron a la niña que logró escapar y refugiarse en una casa de la vecindad. El grupo terrorista había aparecido sorpresivamente desde una casa desocupada. Sus integrantes huyeron después del crimen, valiéndose de apoyos que lo aguardaban.
La llamada columna oeste de la organización Montoneros se adjudicó el asesinato empleando la palabra ajusticiado. El parte de este crimen se incluyó en la revista Evita Montonera, Nro. 18 de setiembre/octubre de 1977, Pag. 17.
624. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. Lucio Pedro Álvarez (29 Jun 77)
Nació en la provincia de Tucumán. Ingresó a la Policía de la Provincia de Buenos Aires en setiembre de 1968. Tenía 33 años al momento de ser asesinado. Estaba casado y tenía 2 hijos de 11 y 9 años.
Revistaba en la Comisaría 2da. de Vicente López, cuando el 29 de junio de 1977, transitaba por la Avenida Agüero al 1200, oportunidad que fue agredido por dos sujetos que se desplazaban en motocicleta, provocándole la muerte. Luego de proceder al robo del arma reglamentaria, los sujetos se dieron a la fuga.
La organización subversiva terrorista Montoneros se adjudicó el asesinato mediante un Parte de Guerra.
625. Agente de la Policía Prov. Bs. As. Miguel A. Jarmoszyec (07 Jul 77)
Ingresó a la Policía el 24 de febrero de 1977. Estaba casado y era padre de 2 hijos. Tenía 30 años al ser asesinado.
El 7 de julio de 1977 en Ranelagh, Provincia de Buenos Aires, cumpliendo una actividad en la vía pública, en compañía de otro agente, fueron atacados con disparos de armas de fuego por cuatro o cinco sujetos que se desplazaban en un automóvil, dándose a la fuga, luego de robarles el armamento reglamentario y arrojar panfletos de la organización subversiva terrorista Montoneros. El Agente Jarmoszyec fallece inmediatamente, quedando el otro agente herido de gravedad.
626. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Cipriano Heraldo Oliva (19 Jul 77)
627. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Ismael Santillán (19 Jul 77)
Siendo aproximadamente las 23.50 horas del día 19 de julio de 1977, en la intersección de las calles Alem y Larroque, de Banfield, Provincia de Buenos Aires, dos autos patrullas de la policía fueron atacados a tiros por varios individuos que ocupaban otros dos vehículos, dándose posteriormente a la fuga. El Cabo Oliva falleció en el acto, resultando con graves heridas el Cabo Primero Santillán, quien falleció con posterioridad, resultando con heridas menores otro agente.
628. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Francisco Olivera (29 Jul 77)
A las 2.30 horas del día 29 de julio de 1977, un grupo de seis individuos intentan copar las instalaciones de Radio Universidad, situada en las calles 66 y 170 del Barrio Los Hornos de La Plata. Movilizados en dos camionetas abren fuego con armas de diverso calibre contra la Guardia Policial. Esta repele el ataque, generándose un violento tiroteo que culmina con la fuga de los atacantes sin que pudieran lograr su objetivo. Durante el enfrentamiento es herido de gravedad el Cabo Primero Olivera, que pese a ser atendido de inmediato en un centro asistencial de la zona, fallece con posterioridad.
629. Comisario Mayor (R) de la Policía Prov. Bs. As. Daniel A. Juárez (20 Ago 77)
El día 20 de agosto de 1977, el Comisario Mayor (R) Juárez se encontraba cumpliendo funciones de seguridad en un comercio de la localidad de Berazategui, Provincia de Buenos Aires. Siendo aproximadamente las 22 horas, ingresan sorpresivamente al comercio tres sujetos armados con pistola ametralladora, quienes inmediatamente se enfrentan con el Comisario Mayor, produciéndose un intenso intercambio de disparos ocasionándole su muerte. Cometido el homicidio, los atacantes se dan a la fuga en un vehículo que los esperaba en las inmediaciones. Antes de hacerlo despojaron del arma que portaba al Comisario Mayor.
630. Agente de la Policía Federal Argentina Sergio Sanabria (21 Jul 77)
Prestaba servicios en la Comisaría 24ª.
Encontrándose el día 21 de julio de 1977 aproximadamente a las 22.30 horas en el interior del automóvil en compañía de su esposa, fue atacado con armas de fuego por seis individuos, sin mediar palabra. Como resultado de la agresión el Agente Sanabria fallece en el acto, siendo su esposa internada en el Hospital de Quilmes con graves heridas. Los agresores huyeron a la carrera, ascendiendo a un vehículo que los aguardaba, dándose a la fuga.
631. Teniente 1ro. Jorge Annaratone (24 Jul 77)
Nació en Buenos Aires el 28 de marzo de 1951. Cursó estudios terciarios en la Universidad de Buenos Aires donde obtuvo el título de Odontólogo.
Durante 1976, después de cumplir con el Servicio Militar Obligatorio, se incorporó al Ejército, realizó los cursos correspondientes en la Escuela de los Servicios para Apoyo de Combate General Lemos, y egresó en diciembre del mismo año, con el grado de Teniente Primero. En 1977 pasó a revistar en Comisión en el Hospital Militar Central. Era hijo único y soltero.
Pasada la medianoche del 19 de junio de 1977, cinco subversivos irrumpieron en su domicilio de Leandro N. Alem al 2400 de Munro, donde vivía con sus padres. Como el Oficial no había llegado de la casa de su novia, los terroristas cortaron las líneas telefónicas y se ubicaron en la puerta de entrada y en los techos de la vivienda, mientras sus padres eran retenidos en otra dependencia. Al aparecer el teniente primero Annaratone, sus padres lo vieron con vida por última vez. Fue encontrado asesinado el 21 de agosto en un camino secundario de Los Cardales, próximo a Capilla del Señor. Luego se supo que fue muerto en el lugar, apoyado contra la puerta de su automóvil y presentaba 16 impactos.
Se difundió la noticia más tarde del asesinato, y el hecho se lo adjudicó la banda de delincuentes subversivos autodenominada Montoneros (La Prensa, 22 de agosto de 1977).
632. Soldado del Ejército Argentino Luis Barbusano (06 Set 77)
Pertenecía a la clase 1957. Fue incorporado en el Batallón de Comunicaciones 601 con asiento en City Bell y destinado a la Compañía B. Por sus condiciones ascendió a Soldado Dragoneante.
El 6 de setiembre de 1977, la Compañía había recibido la misión de hacer un cerco a unas viviendas sospechosas de ser frecuentadas por integrantes de la organización Montoneros. El Dragoneante Barbusano fue asignado a la 1ra. Sección frente al complejo de viviendas de la calle 148 entre 27 y 28 de Villa España. Como resultó real la existencia de subversivos se produce un intenso tiroteo con terroristas que intentan romper el cerco, mientras otros pretendían fugar a pie. En ese momento, el dragoneante abandona la cubierta y se desplaza para bloquear la fuga haciendo fuego, lo que logró, aunque lamentablemente recibió dos disparos que acabaron con su vida.
En esta operación se logró secuestrar gran cantidad de revólveres, pistolas, granadas de guerra, así como panfletos y documentos del Registro Nacional de las Personas del Partido de Berazategui. Por su valentía y decisión se le otorgó la Medalla al Muerto en Combate. Una calle del Batallón de Comunicaciones 601 lleva el nombre de Dragoneante Barbusano.
633. Sr. Rodolfo Harche (20 Set 77)
El señor Rodolfo Harcher tenía 62 años y se desempeñaba como Subdirector de la Fábrica Algodonera Lavallol.
En horas de la mañana del 27 de setiembre, al salir de su domicilio sito en Témperley, Provincia de Buenos Aires, el industrial aludido fue atacado con armas de fuego por dos jóvenes que se desplazaban en motocicleta, y quienes luego de impactarlo en la cabeza con varios disparos, fugaron en el mismo medio.
En la revista Evita Montonera Nro. 20 de enero de 1978, la organización se adjudicó el asesinato
634. Sargento de la Policía Prov. Bs. As. Rodolfo Potter (20 Oct 77)
Ingresó a la Policía de la Provincia de Buenos Aires el 5 de julio de 1965. En 1975 fue ascendido al grado de Sargento, que ostentaba al momento de su muerte. Era casado y tenía 2 hijos. Revistaba en la Comisaría de Banfield, perteneciente a la Seccional 2da. de Lomas de Zamora.
El día 20 de octubre de 1977, hallándose de custodia en el Juzgado Penal de Lomas de Zamora, siendo las 9.15 horas, dos terroristas pertenecientes a montoneros que se desplazaban en motocicleta, le efectúan disparos de armas de fuego. Como consecuencia del mismo resulta asesinado el Sargento Potter y otro sargento que lo acompañaba en al misión de custodia, así como también el Intendente del Juzgado gravemente herido
635. Sr. Ricardo Salar (23 Oct 77)
El señor Salar se desempeñaba como Jefe de Control de Calidad de la Fábrica Losadur S.A.I.C., que desde el 10 de octubre arrastraba un conflicto gremial, a raíz de que el 80% de sus obreros habían iniciado un trabajo a desgano, requiriendo un aumento de sueldos. Como consecuencia actuó -según la ley- el Delegado del Ministerio de Trabajo, intimando a los rebeldes a trabajar en forma normal, pero como desobedecieron la intención de la Empresa, la misma despidió a 750 obreros.
El 23 de octubre a las 22 horas, en pleno conflicto y cuando transitaba con un amigo por la vía pública en la localidad de Boulogne Sur Mer, Provincia de Buenos Aires, fue agredido a balazos por tres individuos que le dispararon sin mediar palabra, provocándole la muerte.
636. Suboficial Mayor de la Armada Martín Unterstein (24 Oct 77)
El Suboficial Mayor pertenecía al Escalafón de Mar. Fueron sus destinos el Torpedero Santa Cruz, el Crucero La Argentina, la Base Naval de Río Santiago y la Subsecretaría de Marina. Se encontraba en situación de retiro. Estaba casado y tenía un hijo.
Fue muerto el 24 de octubre del año 1977 por elementos de la organización Montoneros.
637. Licenciado Raúl Castro Olivera (25 Oct 77)
El licenciado Castro Olivera había nacido en la Ciudad de Bahía Blanca el 8 de julio de 1937, egresando de la Universidad Católica Argentina como licenciado en Sociología. Se desempeñaba como asesor en la Secretaría General de la Presidencia en el momento de su muerte. Fue, además poeta, pintor y autor de varios libros. Tenía 40 años y era padre de 6 hijos.
El 25 de octubre de 1977 a las 23.00 horas en un coche Fiat 600, fue descubierto el cadáver de la víctima. El vehiculo estaba abandonado en la esquina de las calles Kay y Nother de Adrogué, Provincia de Buenos Aires. En proximidades del lugar se hallaron gran cantidad de libelos de una organización terrorista que los medios de comunicación de la época no identificaron.
638. Mayor (R) de la Fuerza Aérea Rodolfo Matti (26 Oct 77)
Ingresó a la Fuerza Aérea el 4 de enero de 1943 y revistó en el Cuadro de Suboficiales hasta el 15 de junio de 1953, en que pasó a la Escuela de Aviación Militar. En diciembre de ese año fue promovido al grado de Alférez, y se le otorgó el título de Técnico Militar en Aeronáutica. Alcanzó el grado de Teniente en 1955 y en 1967 aprobó el Curso Básico de la Escuela de Comando y Estado Mayor. Ese mismo año fue ascendido al grado de Mayor. El 16 de octubre de 1973 pasó a retiro, a su solicitud. Estaba casado y tenía 3 hijos. Al momento de su asesinato se desempeñaba como Director del Sistema de Comunicaciones de la Municipalidad de Buenos Aires.
El 26 de octubre de 1977, el Mayor (R) Rodolfo Matti, alrededor de las 8 horas, salía de su domicilio, en Balcarce al 200 de la localidad de Quilmes, Provincia de Buenos Aires, para dirigirse al lugar donde estaba estacionado su automóvil. En esas circunstancias, tres individuos que caminaban detrás, le efectuaron varios disparos e inmediatamente huyeron en su vehículo. Fue conducido al Hospital de Quilmes donde falleció cuando se le practicaban las primeras curaciones.
639. Suboficial Segundo de la Armada Marcelino Benítez (07 Nov 77)
El Suboficial Segundo de la Armada Argentina Marcelino Benítez estaba casado y no tenía hijos.
El 7 de noviembre de 1977 por la mañana fue asesinado, en momentos que salía de su domicilio en la localidad de Banfield, Provincia de Buenos Aires, por tres delincuentes subversivos, dos hombres y una mujer.
640. Sargento (R) Víctor Amado Policía Prov. Bs. As. Víctor Amado (07 Nov 77)
El Sargento (R) Víctor Amado tenía 55 años de edad el día de su muerte. El día 7 de noviembre del año 1977, siendo las 7.30, hombres que vestían ropa de trabajo de Obras Sanitarias de la Nación estacionan una furgoneta con las siglas OSN, en la puerta del domicilio particular del director de Relaciones Industriales de Chrysler, señor Eduardo E. Beach, que habitaba con su esposa e hijo.
Los operarios tienden un cable y se alejan del lugar cerca de 200 metros sin despertar sospechas del Sargento Amado que se desempeñaba como custodio en la vivienda del ejecutivo de Chrysler. En ese momento proceden a detonar la carga explosiva del vehículo que habían dejado estacionado frente a la vivienda del seños Beach.
Como consecuencia del atentado fallece en el acto el Sargento (R) Amado y una empleada doméstica. El señor Beach no se encontraba en la vivienda y su señora e hijo salvaron su vida por encontrarse en la planta alta de la vivienda. Una mujer que pasaba por el lugar fallece y resultó con heridas de gravedad una pareja que se encontraba en las inmediaciones.
641. Sr. Francis Schwer (20 Nov 77)
Se desempeñaba como gerente de relaciones industriales de YPF, donde había ingresado 40 años antes.
A las 7.30 horas del 20 de noviembre el señor Scwer salió de su domicilio, en la calle Solís 483 de Temperley, dirigiéndose al vehículo que lo esperaba para trasladarlo a la sede central de YPF. En esa oportunidad pasó un automóvil Citroen con tres extremistas, que le dispararon con armas automáticas causándole la muerte de inmediato.
La revista Evita Montonera Nro 20, de enero de 1978, publicó el asesinato, adjudicándoselo a la organización terrorista subversiva Montoneros.
642. Cabo 1ro de la Armada Argentina Jorge Díaz (22 Nov 77)
Fue muerto por elementos de la Organización Montoneros, el 22 de noviembre de 1977, en un atentado terrorista.
643. Ayte de 3ra del Servicio Penitenciario Federal Egidio A. Ponce (23 Nov 77)
Nació en Posadas, Provincia de Misiones, el 1º de setiembre de 1948. Ingresó al Servicio Penitenciario el 1º de diciembre de 1969. Estaba casado y tenía 2 hijos varones. El último destino del Ayudante de Tercera del Servicio Penitenciario Federal Egidio A. Ponce fue la Dirección General Administración.
Falleció el 23 de noviembre de 1977, víctima del accionar de subversivos.
644. Subayudante del Servicio Penitenciario Federal Daniel E. Argüello (02 Dic 77)
Nació en la Ciudad de Corrientes, Provincia de Corrientes, el 11 de junio de 1945. Se incorpora al Servicio Penitenciario Federal el 1º de marzo de 1976. Estaba casado y tenía 6 hijos. Su último destino fue la Dirección de Trabajo y Producción.
El 2 de diciembre de 1977, el Subayudante del Servicio Penitenciario Federal Daniel E. Argüello, junto al Ayudante de Tercera Juan C. Norgeot cumplían funciones de custodia en horas francas a ejecutivos de la firma Chrysler, en Banfield, Provincia de Buenos Aires. En circunstancias en que circulaban con un vehículo particular por la calle Arenales, al llegar a la intersección de la calle Gallo, sorpresivamente y desde distintas direcciones fueron atacados por un grupo subversivo. El subayudante Argüello y el ayudante 3ra. Norgeot perdieron la vida en el momento del ataque.
645. Ayte de 3ra del Servicio Penitenciario Federal Juan C. Norgeot (02 Dic 77)
Nació en la localidad de San Juan, Departamento Pilcomayo, Provincia de Formosa, el 1º de noviembre de 1935. Ingresó al Servicio Penitenciario Federal el 11 de diciembre de 1959. Estaba casado y tenía 2 hijas.
El Ayudante de 3ra Juan C. Norgeot, falleció el 2 de diciembre, víctima del accionar terrorista, conjuntamente con el Subayudante Argüello, en el hecho relatado en el apartado anterior.
646. Cabo Primero de la Policía Prov. Bs. As. Herculano Ojeda (06 Dic 77)
El Cabo Primero Ojeda, el 6 de diciembre de 1977, siendo las 12 horas, se encontraba prestando un servicio en el Banco de la Provincia de Buenos Aires, Sucursal Monte Chingolo (calles Caaguazú y Corvalán). Desde un vehículo en el que se desplazaban dos individuos, uno masculino y uno femenino, le dispararon con pistola ametralladora provocándole la muerte. Luego y antes de darse a la fuga, la mujer descendió del auto y previo rociar su cuerpo inerte con nafta, le prendió fuego, provocándole quemaduras en todo el cuerpo.
A poco más de una semana del hecho, los dos subversivos autores del atentado, fueron ultimados al resistirse a su detención.
647. Cabo de la Policía Prov. Bs. As. José Ernesto Martínez (07 Dic 77)
El Cabo José Ernesto Martínez, revistaba en el Cuerpo de Caballería de La Plata. El 7 de diciembre de 1977 siendo las 7 horas, se encontraba de uniforme aguardando un ómnibus en el cruce de Ruta 2 y la calle Pizzurno, oportunidad en que es baleado por los ocupantes de un vehículo. Fue alcanzado por seis impactos y falleció de inmediato. Los terroristas se dieron a la fuga.
648. Dr. Doctor Nicolás A. Moreno (12 Dic 77)
El Doctor Nicolás A. Moreno, de 33 años de edad, se desempeñaba como secretario del juzgado de Instrucción de la 9na. Nominación de la Ciudad de Córdoba.
El 12 de diciembre de 1977, aproximadamente a las 6.50 horas, la víctima salió de su casa en la calle Entre Ríos al 500, zona céntrica de la Ciudad de Córdoba, para dirigirse a sus ocupaciones. En esa circunstancia, cuatro individuos jóvenes de ambos sexos que se encontraban en un vehículo lo atacaron con armas de fuego, ocasionándole la muerte en forma instantánea.
No se obtuvieron antecedentes sobre la identificación de la organización subversiva terrorista que efectuó el asesinato.
649. Sr. André Gasparoux (16 Dic 77)
Se desempeñaba como Director de los Servicios Técnicos de la Planta de Fabricación de Automotores de la firma Safrar Peugeot. Era de nacionalidad francesa y de 55 años de edad, estaba casado y tenía 1 hijo. Hacía solo dos años que residía en el país.
El 16 de diciembre de 1977, a las 7 horas, se desplazaba en vehículo a solo dos cuadras de su domicilio, ubicado en Ranelagh, zona residencial en el sur del Gran Buenos Aires, cuando fue interceptado por una camioneta y un auto, en los que viajaban 8 individuos jóvenes, entre ellos 2 mujeres, quienes hicieron numerosos disparos que le causaron la muerte en forma instantánea y heridas de gravedad a su custodio, un Cabo de la Policía Provincial, quien alcanzó a repeler el ataque e hiriendo a uno o más atacantes.
Posteriormente se supo que la organización subversiva terrorista Montoneros fue la autora del hecho criminal.
650. Coronel Numa O. Triaca (25 Dic 77)
Nació en Pigué, Provincia de Buenos Aires el 19 de julio de 1924. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 12 de marzo de 1945 y egresó el 18 de diciembre de 1947 como Subteniente del Arma de Infantería. Realizó numerosos cursos de perfeccionamiento en comunicaciones, computación y tropas mecanizadas para oficiales de mantenimiento, entre otros. Alcanzó el grado de Coronel el 31 de diciembre de 1975 y permaneció con destino en Campo de Mayo hasta el 6 de enero de 1977, en que pasó a situación de retiro. Estaba casado y tenía 4 hijos.
El 19 de diciembre de 1977, el Coronel Triaca regresaba a su domicilio, en Alberdi al 2400 de Olivos, Provincia de Buenos Aires, acompañado de uno de sus hijos. Abierto el portón del garaje y cuando su hijo ya había entrado en la vivienda, se produce el ataque que hiere gravemente al Coronel. Pese a empuñar el arma y accionarla, los tres disparos recibidos le ocasionarán la muerte unos días después. Los tres atacantes, amparados por la sorpresa y la oscuridad logran huir.
Fue trasladado al hospital de Vicente López de inmediato de producido el hecho y más tarde al Hospital Militar Central, donde el 25 de diciembre de 1977 fallece.
651. Sr. Daniel José Ibáñez (30 Dic 77)
El 30 de diciembre de 1977, aproximadamente, tres individuos entran por la fuerza en la casa Nro. 96 de Villa Argentina en Quilmes Oeste, con armas largas, aparentemente en busca de un empleado de la sección envases de la Planta Rigolleau, de apellido Slordi. Al no encontrarlo y al entrar un cuarto hombre de la calle diciendo que "tenían un auto del Ejército en la calle" se retiran, según consta en la declaración policial de la señora Slordi que se encontraba en la vivienda.
Simultáneamente, afuera de la casa, un vecino, Daniel José Ibáñez, que llegaba con su esposa en auto había sido detenido por dos sujetos armados que simulaban un control policial. Al identificarse Ibáñez como empleado civil del Ejército, lo hacen bajar del auto para constatar si portaban armas. Luego de entrar uno de ellos a la casa de la señora Slordi (se supone es el que avisa que "tenían un auto del Ejército en la calle"), salen todos de inmediato de la misma, separan a ambos cónyuges y les ordenan poner las manos sobre el vehículo. A continuación los subversivos terroristas, dispararon sus armas contra Ibáñez, produciéndole la muerte de inmediato. Tenía 15 disparos en la cabeza, cuello y tórax. La víctima tenía 26 años y su esposa que estaba embarazada 25, resulta ilesa. Tenían una hija de un año y dos meses.
No se obtuvieron datos sobre la organización subversiva que cometió el asesinato.
652. Agente de la Policía Prov. de Bs. As. Francisco A. Quintana (04 Ene 78)
Revistaba en la Unidad Regional de Lanús; casado, padre de 2 hijos de un año y medio. Tenía 24 años de edad.
Falleció el 4 de enero de 1978 en Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires al intentar desactivar una bomba hallada en una galería comercial ubicada en la intersección de la Av. Meeks con Colombres. Recibió graves heridas que le provocaron su muerte cuando era trasladado en helicóptero al Hospital Churruca. Un oficial que lo acompañaba para intentar desactivar la bomba, resultó gravemente herido por la explosión.
La organización terrorista montoneros se adjudicó el asesinato, en la edición de Evita Montonera correspondiente a abril-mayo de 1978.
653. Oficial Inspector de la Policía Prov. de Bs.As. Adalberto Generosa (11 Ene 78)
Nació en Capital Federal el 20 de noviembre de 1948. Era soltero. Egresó de la Escuela de la Policía "Juan Vucetich" el 1º de abril de 1969. Ascendió al grado de Oficial Inspector el 1º de enero de 1977. En el momento de su muerte revistaba en la Dirección General de Investigaciones de la Policía Provincial.
El Oficial Inspector Adalberto Generosa y el Cabo Primero Pedro Víctor Bidegain, fueron asesinados en la madrugada del 11 de enero de 1978, en la calle Paz al 750 de Villa Galicia, Lomas de Zamora, cuando se encontraban en actividades investigativas propias de sus funciones, al ser sorprendidos por sujetos que les dispararon. Fallecen ambos en el acto.
654. Cabo Primero de la Policía Prov. de Bs. As. Pedro V. Bidegain (11 Ene 78)
Nació en Gualeguay, Provincia de Entre Ríos, el 9 de junio de 1944; era casado y tenía un hijo de cinco años de edad. Ingresó a la Policía Provincial el 6 de junio de 1968. Su legajo registra reiteradas felicitaciones por actos destacados del servicio. En el momento del deceso revistaba en la Dirección de Investigaciones de la Policía Provincia.
Fue asesinado el 11 de enero de 1978 cundo fue sorprendido junto al Oficial Inspector Generosa, por sujetos que le dispararon, como se indicó en el apartados precedente.
655. Adjutor Ppal del Serv. Penitenciario Federal Alberto Buzarquiz (19 Ene 78)
Nació en la Capital federal el 23 de marzo de 1957. Ingresó al Servicio Penitenciario el 1º de marzo de 1977. Su último destino fue el Instituto Correccional de Mujeres - Unidad 3.
Su muerte se produjo a las 6 horas del 19 de enero de 1978, cuando se dirigía desde su domicilio particular, en la localidad de Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires, a prestar servicio en la unidad 3. Al llegar a la intersección de las calles Virgilio y Munday, se produjo un ataque extremista que puso fin a su vida.
En la revista Evita Montonera de marzo-abril de 1978, en Crónica de la Resistencia se difunde: que el oficial Alberto Buzarquiz, quien cumplía servicios en el Instituto Correccional de Mujeres, fue ajusticiado en Lomas de Zamora.
656. Subcomisario de la Policía Federal Carlos W. Carballo (05 Abr 78)
El día 5 de abril de 1978, en un atentado explosivo en la Comisaría de la Policía Federal Argentina ubicada en Nazca 4250, de Villa Pueyrredón, pierde la vida el titular de la misma, Subcomisario Carballo y un civil que se encontraba en el lugar.
La organización subversiva Montoneros de adjudica el atentado, y lo publica en la revista Evita Montonera correspondiente a ese período, en la pag. 14.
657. Dr. Miguel Tobías Padilla (14 Abr 78)
El Doctor Miguel Tobías Padilla se desempeñaba como Subsecretario de Coordinación del Ministerio de Economía de la Nación. Había nacido el 19 de enero de 1941, y era padre de 2 hijos. Tenía título de escribano y abogado y estaba empleado como asesor de gabinete del Ministro de Economía Martínez de Hoz.
Alrededor de las 10 horas del día 14 de abril de 1977, salió de su casa en la calle Muratore al 600 de la localidad de Lomas de San Isidro, para dirigirse a su trabajo sin custodia, en un auto conducido por su chofer, hasta el Ministerio de Economía.
Aproximadamente a dos cuadras fue interceptado por un auto, del que se bajaron dos individuos. Al percatarse el conductor, intentó dar marcha atrás, pero uno de los terroristas rompió los vidrios y le apoyó un arma en su cabeza ordenándole que no se moviera. A continuación escuchó 4 disparos hechos a corta distancia contra el funcionario, luego de lo cual huyeron. Fue llevado en su mismo auto por un vecino a un sanatorio cercano, aunque en el viaje dejo de existir.
La organización subversiva Montoneros, en su órgano de difusión y propaganda, la revista Evita Montonera Nro 21 de abril / mayo, se adjudica el asesinato
658. Paula Lambruschini (01 Ago 78)
659. Señora Margot O`Barrio de Vila (01 Ago 78)
El Vicealmirante Armando Lambruschini, residía con su familia en la vivienda de la calle Pacheco de Melo al 1900. En la madrugada del 1º de agosto de 1978, una poderosa explosión conmovió un sector del barrio norte de Buenos Aires, causando dos muertos, diez heridos y cuantiosos daños materiales. Entre los muertos estaba la señorita Paula Lambruschini, de 15 años de edad, hija del Almirante.
La otra víctima, la señora O`Barrio de Vila, tenía 82 años y vivía con su esposo en el edificio donde se puso el explosivo. Otras 10 personas tuvieron heridas de distinta consideración.
Se atribuyó el atentado el Ejército Montonero en una proclama difundida como Parte de Guerra del 1º de agosto de 1978.
660. Dr. Horacio Agulla Granillo (28 ago 78)
El Periodista Horacio Agulla Granillo nació el 10 de octubre de 1929 en la Ciudad de Córdoba y luego de estudiar en la misma, se graduó de abogado. Se desempeñaba como Director del Semanario político Confirmado al momento de su muerte. Entre 1958 y 1962 fue legislador provincial y en ese último año fue designado interventor en la Provincia de Santa Cruz, donde redactó un anteproyecto de Constitución. En 1971 propició la formación de un Movimiento Federalista. Fue editor de la revista Temas Militares y director de la revista Confirmado y miembro director de la Editorial Codex S.A.
El 28 de agosto de 1978 estaba estacionando su vehículo frente al Nro. 1367 de la calle Posadas de la Capital Federal, donde iba a cenar a la casa de unos amigos, cuando es atacado a tiros por un individuo que se bajó de un vehículo de alquiler. Quedó muerto en el interior de su auto.
661. Oficial Inspector de la Policía Federal Roberto Borgarello (15 Set 78)
Revistaba en la Brigada de Explosivos de la Policía Federal Argentina.
El día 15 de setiembre de 1978, siendo aproximadamente las 19 horas, una dotación de la Brigada de Explosivos a Cargo del Oficial Inspector Borgarello, concurrió a la calle Heredia al 1500, donde se encontraba estacionado un automóvil cuya permanencia en el lugar había resultado sospechosa. Al inspeccionar el interior del mismo, detonó una poderosa carga explosiva que provocó la muerte inmediata de Borgarello y heridas a un suboficial que estaba junto a él.
662. Periodista señor Rubén Valdez (12 Abr 79)
El periodista señor Rubén Valdez había nacido en Salta, tenía 37 años, estaba casado y tenía un hijo de cuatro años. En el año 1971, presidió el Instituto de Intercambio Cultural y había recibido una distinción, por su labor, de la Policía Federal Argentina. Había trabajado en el Canal 11 de Televisión y luego pasó al 13, en que dirigía el programa La vuelta al Mundo.
El 12 de abril de 1979, a las 12 horas al salir del Canal 13, después de haber grabado su programa, ascendió a su vehículo y se dirigió a su casa, cuando al detener su vehículo debido a un semáforo rojo, ubicado en la avenida 9 de Julio y San Juan de Capital Federal, fue atacado con disparos de armas de fuego por una cantidad de individuos no determinada, que le provocaron la muerte en forma inmediata. Se constató posteriormente que tenía seis impactos en su cuerpo y cabeza. Se supone que los autores usaron armas con silenciador y no llamaron la atención, pudiendo fugar más fácilmente en una zona céntrica muy transitada.
663. Agente de la Policía de la Prov. de Bs. As. Julio C. Moreno (27 Set 79)
664. Cabo de la Policía de la Prov. de Bs. As. Julio Cardacci (27 Set 79)
Fueron asesinados el 27 de setiembre de 1979, en Olivos, Provincia de Buenos Aires, en el copamiento del domicilio del Secretario de Programación y Coordinación Económica del Ministerio de economía, Dr. Guillermo Walter Klein, cuando un grupo numeroso de la organización subversiva terrorista Montoneros, al mando del cabecilla Yaguer, asaltó la casa a primera hora de la mañana del día 27 de setiembre, en oportunidad en que la familia se estaba desayunando. En la acción el Agente Moreno y el Cabo Cardacci que estaban de custodias, son capturados vivos e inmediatamente ultimados. Posteriormente la casa fue volada con la familia adentro. Milagrosamente la familia del Dr. Klein, su esposa y cuatro hijos, logran salvarse y solo sufren lesiones menores.
A los pocos días el grupo de la organización subversiva terrorista Montoneros, excepto Yaguer, es interceptado por las FF.AA, muriendo casi todos en un enfrentamiento.
665. Dr. Francisco Soldatti (03 Nov 79)
666. Cabo Primero de la Policía Federal Ricardo M. Duran (03 Nov 79)
El Dr. Soldatti había nacido en Buenos Aires el 1º de mayo de 1908, era viudo y tenía 4 hijos, uno de los cuales se desempeñaba como Director del Banco Central de la República Argentina. A los 25 años había empezado su labor empresaria como Secretario del Directorio de la Droguería Suizo-Argentina. Luego fundó la actual química Lepetit S.A. En 1940 había sido designado Director de una Compañía de Electricidad -CIADE- hasta 1966, en que fue adquirida por el Estado para ser administrada por SEGBA.
Alrededor de las 10.30 horas del 3 de noviembre de 1977, había salido de su domicilio en su automóvil conducido por el Cabo. 1ro de la PFA Ricardo Durán, quien además se desempeñaba de custodio. Al transitar por la calle Arenales para doblar por la Avenida 9 de Julio, en pleno centro porteño, su vehículo fue interceptado por una camioneta que lo colisionó produciendo su detención.
De inmediato descendieron de ella varios individuos de ambos sexos, los que se dirigieron hacia el auto del Dr. Soldatti y le dispararon con lanzagranadas, cuya carga al ingresar al interior del vehículo explotó y produjo además un incendio que abrasó a los dos ocupantes que fallecen inmediatamente. Un agente y un patrullero próximo intervinieron de inmediato matando a dos guerrilleros e hiriendo a otro.
El atentado fue planificado y ejecutado por integrantes de la organización terrorista Montoneros.
667. Mayor del Ejército Horacio Fernández Cutiellos (h) (23 Ene 89)
Nació el 27 de setiembre de 1951, en la Provincia de Corrientes. Ingresó al Colegio Militar de la Nación el 1º de marzo de 1968, y egresó como Subteniente del Arma de Infantería. En 1976 cursó estudios en la Escuela Superior de Guerra y egresó como Oficial de Estado Mayor. Además tenía la capacidad de Paracaidista Militar. Estaba casado y era padre de 4 hijos. Fue ascendido post mortem al grado de Teniente Coronel.
Participó del ataque y copamiento del Regimiento de Infantería Mecanizado 3 General Belgrano y del Escuadrón de Caballería Blindado 1, con asiento en La Tablada, cuyo desarrollo fue el siguiente:
El ataque a los cuarteles a La Tablada se produce el 23 de enero de 1989, a las 6.30 horas. Un grupo de 50/60 personas que incluía a algunas mujeres, irrumpió en los cuarteles de La Tablada, tras derribar el portón, utilizando un vehículo repartidor de bebidas robado minutos antes. En dicha operación inicial muere el soldado Taddía que se encontraba en dependencias de la Guardia. Otro grupo mientras tanto empezó a realizar tareas de hostigamiento y apoyo desde afuera del Cuartel.
Las acciones posteriores eran, además de apoderarse de la Guardia, del resto de las instalaciones con la finalidad de sustraer armamento.
Toman el edificio de la Plana Mayor, donde asesinan 2do. Jefe de Regimiento 3 Mayor Fernández Cutiellos. La Unidad es reducida un breve lapso por el factor sorpresa y capacidad de fuego.
La Policía de la Provincia de Buenos Aires de inmediato concretó un cerco. Además se iban sumándole el personal de regreso de franco que procedió al empleo por la parte de atrás, de algunos vehículos blindados.
La operación fue planeada por Enrique Gorriarán Merlo, lo que fue determinado por la documentación hallada. El grupo subversivo del Movimiento Todos por la Patria -MTP- tenía el propósito que dar un golpe de estado, ya que se comprobó particularmente en Rosario y Córdoba que existían grupos similares.
Bajo un Comando Unificado en la persona del General Alfredo Arrillaga y con autorización del Sr. Presidente de la Nación Dr. Raúl Alfonsín, se llevó a efectos la recuperación de los cuarteles. A las 10.30 horas del día 24 de enero de 1989, terminaban las acciones militares con la rendición de 14 detenidos.
AdemTeniente Coronel Fernanadezndez Cutiellos (h), falleció el siguiente Personal Militar y Policial de la provincia de Buenos Aires:
668. Teniente Ricardo A. Rolón (23 Ene 89)
669. Sargento Ayudante Ricardo R. Esquivel (23 Ene 89)
670. Cabo Primero José G. Albornoz (23 Ene 89)
671. Soldado Roberto Tadeo Taddía (23 Ene 89)
672. Soldado Julio D. Grillo (23 Ene 89)
673. Soldado Leonardo H. Díaz (23 Ene 89)
674. Soldado Héctor Cardozo (23 Ene 89)
675. Sargento de la Policía de la Prov. de Bs. As. José M. Soria (23 Ene 89)
676. Crio. Insp. de la Policía Prov. de Bs. As. Emilio García García (02 Feb 89)
677. Sargento del Ejército Argentino Ramón W. Orué (02 Feb 89)
A continuación se indican los antecedentes militares y policiales de cada uno y su participación en el Ataque a los Cuarteles de la Tablada
El Teniente del Ejército Argentino Ricardo A. Rolón nació en la Ciudad de Buenos Aires el 11 de diciembre de 1963. Ingresó al Colegio Militar de la Nación en 1982, y egresó como Subteniente del Arma de Infantería el 13 de diciembre de 1965. Realizó el Curso de Comandos obteniendo esa especialidad. Su último destino fue la Compañía Comando 601 con asiento en Campo de Mayo.
Durante la noche del 23 al 24 de enero de 1977, aprovechando la oscuridad, el Teniente Rolón conjuntamente con personal de su compañía, utilizando un vehículo blindado, logran acercarse al Casino de Suboficiales, último reducto de los terroristas. Logran acceder al primer piso y al tratar de irrumpir en el dispositivo de los subversivos es descubierto y abatido por un nutrido fuego de armas portátiles. Su cuerpo gravemente herido es recuperado por el personal que lo acompañaba y evacuado al Hospital Militar Central, donde fallece. Fue ascendido post mortem al grado de a Teniente 1ro. Era de estado civil soltero.
Sargento Ayudante del Ejército Argentino Ricardo R. Esquivel. Había nacido en la Ciudad de Rosario. Su último destino fue el Colegio Militar de la Nación.
El Sargento Ayudante Ricardo R. Esquivel participaba en la acción de recuperar una Compañía en poder de los subversivos. Ante la imposibilidad de que una ambulancia que transportaba dos heridos pudiese cruzar la zona en la cual se estaba combatiendo, el citado suboficial se hizo cargo de dicho traslado al puesto de socorro que se había organizado, circunstancia en que recibe un disparo que le ocasiona la muerte. Fue ascendido post mortem al grado de Suboficial Principal. Estaba casado y tenía un hijo.
El Cabo Primero del Ejército Argentino José G. Albornoz nació en Capital Federal y falleció cuando solo contaba con 24 años de edad. Egresó como Cabo del Arma de Infantería y fue destinado al RI 8 con asiento en Comodoro Rivadavia. Posteriormente es destinado al Regimiento Mecanizado 3, lugar donde murió combatiendo al grupo subversivo del MTP que copó la Unidad.
Al iniciarse el ataque a la Guardia de prevención, ya en poder de subversivos, con la finalidad de rescatarla, el Cabo 1ro Albornoz, con el personal de la guardia que tenía para resguardar el polvorín, se adelanta con su fracción, siendo sorprendo por el fuego de los terroristas que le producen la muerte. Ante esta situación los soldados se repliegan hacia las caballerizas y parque de automotores, para evitar que el mismo sea tomado por los terroristas, oportunidad en que es alcanzado por el fuego enemigo el Soldado Julio D. Grillo, produciéndole la muerte.
El Soldado del Ejército Argentino Roberto T. Taddía pertenecía al Regimiento y al producirse el ingreso de los atacantes por la Guardia de Prevención mediante el empleo de varios vehículos, se encontraba barriendo las inmediaciones de dicha dependencia. Fue asesinado mientras tenía una escoba en la mano. Fue el primer muerto en la Tablada.
Soldado del Ejército Argentino Julio D. Grillo. Revistaba en el RI Mec 3. Formaba parte de la patrulla del Cabo 1ro Albornoz, que con la guardia del polvorín se adelanta para tratar de evitar que el parque automotor, donde estaban los vehículos blindados, cayeran en poder de los atacantes. Como se explicó, recibió un impacto de bala efectuado por estos, lo cual le produjo la muerte.
Soldado del Ejército Argentino Leonardo H. Díaz. Pertenecía al RI Mec 3. Se desempeñaba como centinela apostado y defendió su puesto hasta ser abatido por el grupo terrorista.
Soldado del Ejército Argentino Héctor Cardozo. Revistaba en el RI Mec 3. Mientras permanecía como rehén en el Casino de Suboficiales tomado por los elementos subversivos, el fuego de artillería de propia tropa produjo el derrumbe de una pared que lo aplastó y le produjo la muerte. En esa circunstancia el soldado Cardozo estaba socorriendo a otro soldado que se encontraba herido y que no podía desplazarse por la unidad dada la confusión reinante. Posteriormente el cuerpo del soldado Cardozo fue utilizado como escudo por los subversivos que aún permanecían en el Casino.
El Sargento José Manuel Soria falleció el día 23 de enero de 1989, como consecuencia del ataque y copamiento del RI Mec 3 de La Tablada, llevado a cabo por el Movimiento Todos por la Patria, planeado y comandado desde afuera de las instalaciones por Enrique Gorriarán Merlo.
El Comisario Inspector Emilio García García, ingresó a la Escuela Juan Vucetich en 1964. Sus últimos cargos fueron como Segundo Jefe de la Brigada de Investigaciones de San Martín y el de Jefe del Comando Radioeléctrico de La Matanza, cargo que desempeñaba al momento de caer en el cumplimiento del deber.
El primer contingente de efectivos que entró en combate para la recuperación de los Cuarteles de La Tablada el 23 de enero de 1989, estuvo constituido por efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que con rapidez y eficacia establecieron un cerco que imposibilitó la evasión del personal subversivo terrorista. En los primeros intercambios de disparos fue herido de muerte el Sargento Manuel Soria, que junto con El Comisario Inspector García García..
Sargento del Ejército Argentino Ramón W. Orué. Nació en Formosa. Tenía la especialidad de Comando y al producirse el hecho de La Tablada revistaba en la Compañía de Comandos 601 con asiento en Campo de Mayo. Era casado y no tenía hijos.
El Sargento Orué participó en la recuperación de los Cuarteles de La Tablada y formaba parte del cerco instalado en la noche del 23 al 24 de enero de 1989 alrededor del Casino de Suboficiales, donde aún permanecía un importante grupo terrorista tratando de resistir el ataque contra la propia tropa. Dos subversivos tratan de huir del lugar, el Sargento advierte la maniobra y se produce un intercambio de disparos. Los dos terroristas son abatidos y es herido de gravedad. Se lo trasladó al Hospital Militar Central. Luego de varios días de sufrimiento, el Sargento Orué fallece el 2 de febrero de 1989.
(1) Este listado es parcial, no incluyendo a una gran cantidad de supuestas víctimas de las que no se cuenta por el momento con datos suficientes.
(1) Diario Clarín, 5 de julio de l998
(2) Masetti, Jorge. El furor y el delirio. Itinerario de un hijo de la Revolución Cubana. Barcelona, Tusquets editores, p.129
(3) Tratado extensamente en Acuña, Carlos Manuel. Por amor al odio. La tragedia de la subversión en la Argentina. Tomo I, 3 ed. Buenos Aires, Ediciones del Pórtico, 2003
(4) Ambos intervinieron en el secuestro y asesinato del ex presidente Pedro Eugenio Aramburu


DE NUESTRO BLOGS:
"NOTICIAS DE LA GUERRA, que aun continúa"...Cámara de Diputados de la Nación PROYECTO DE LEY Texto facilitado por los firmantes del proyecto..."LA LISTA INCOMPLETA de GINZBURG, NORA RAQUEL "...Nº de Expediente 0413-D-2008...Trámite Parlamentario 005 (07/03/2008)...ESTO INTENTO SER UN 07/03/2008...ACASO NO ES UN RECONOCIMIENTO POLÍTICO ?...ACASO NO MERECE SER REACTIVADO ?...ACASO NO MERECE SER RASTREADO E INVESTIGADO ?...SACADO A LA LUZ EN LOS MEDIOS ?...ACASO NO DEJAREMOS DE GIMOTEAR SIEMPRE DETRÁS DE LAS PAREDES ? ...ACASO NO ES HORA DE HACER TRONAR EL ESCARMIENTO¡¡¡¡¡
República Indefensa N°15 – Nora Ginzburg: “Los Pañuelos es el símbolo de los que ensangrentaron la Patria”
ALEJ / 12 julio, 2014,13

SHARE :




ALEJ
11 de julio 2014
Canal TLV1 – “Toda la verdad, primero”
www.canaltlv1.com y www.youtube.com/user/canaltlv1
Suscribite en Youtube: http://www.youtube.com/user/CanalTLV1/about

República Indefensa N°15 – Nora Ginzburg: “Los Pañuelos es el símbolo de los que ensangrentaron la Patria”
Emilio Nani, Guillermo Campos y Jorge Mones Ruiz entrevistan a la diputada M/C, Dra. Nora Ginzburg, quien se refiere al escandaloso proyecto de la Cámara de Diputados de establecer “Los Pañuelos Blancos de la Madres de Plaza de Mayo” como emblema nacional.
Refiere además su experiencia en el recinto del Congreso Nacional en defensa de la Fuerzas Armadas y su oposición a la persecución sistemática contra sus integrantes por el tema de los derechos humanos.



https://www.youtube.com/watch?v=l1uN2e3NuTE



TAGS: Dra. Nora Ginzburg

Comentado, titulado y publicado por Miguel....

1 comentario:

  1. En efecto, faltan algunos pero sobran otros. Faltan el agente Segundo C. Barrionuevo; Luis Horacio Tedhy y Miguel Angel Zarza.
    Juan Carlos Marini, y Juan Domingo Vera. (Evita Monto N1, pp 45 y El Caudillo N49).
    Pero, no hallo a Isaac Yorky ni en la Evita M. ni en El Caudillo, ni en la web. ¿Alguien podrá aportarme algo de él? Es para un libro. Gracias

    ResponderEliminar